Estrés laboral. Prevenir antes que curar

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 271.3

Autor principal (primer firmante): Ana Belén Calviño Ania

Fecha recepción: 13 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 25 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 271.3

Autores

  1. Ana Belén Calviño Ania. Auxiliar administrativo SESPA.
  2. Beatriz Iglesias Gutiérrez. Técnico superior en imagen para el diagnóstico.

Introducción

El mundo laboral está experimentando grandes cambios, que son causa de la aparición de una serie de condiciones que conducen a riesgos que afectan al bienestar de una persona (José María Peiró, 2005).

Según la OMS, el estrés laboral es la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y aptitudes, y que ponen a prueba la capacidad para afrontar la situación. Se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que estos trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que estos trabajan (OMS).

publica-TFG-libro-ISBN

Para McGrath (1970) el estrés es un importante desequilibrio percibido entre la demanda y la capacidad bajo condiciones en las que el fracaso en la solución de la situación tiene importantes consecuencias percibidas.

En lo que se refiere al personal eventual sanitario o no sanitario, las situaciones con las que se enfrenta en el desarrollo de sus tareas hacen que viva momentos de riesgo para la salud mental y física. Entre las causas que originan dicha tensión se encuentran:

  • La escasez de personal lo que genera más carga de trabajo, al final se sufre presión ya que el trabajo tiene que salir de todos modos. En el caso del personal eventual tenemos a veces la sensación de entorpecer más que ayudar.
  • El poco reconocimiento por parte de empresa o incluso de compañeros fijos o veteranos.
  • El constante cambio de centro y puesto de trabajo al que se ve sometido el personal eventual hace que se cometan errores que acaban repercutiendo en el paciente.
  • La incertidumbre laboral, la duda de cuándo volverá a trabajar por cuanto tiempo la hará y cuál será su destino, genera también estrés.

Principales causas que producen estrés laboral:

  • Mal ambiente en el trabajo.
  • Sentirse solo en el trabajo o no mantener ninguna relación social en este.
  • Falta de control en el propio trabajo.
  • Sobrecarga de tareas o llevarse el trabajo a casa, no poder desconectar.
  • Tareas difusas y objetivos poco definidos.
  • Poco refuerzo por parte de compañeros o superiores.
  • Ambiente muy competitivo.
  • Desarrollar un trabajo demasiado difícil o sin la formación necesaria.
  • Continuas quejar o amenazas por parte de compañeros o jefes.

Fases del estrés laboral para que no llegue a convertirse en enfermedad:

  1. Fase de alarma o aviso.
  2. Fase de resistencia: el sujeto se enfrenta y:
    • Resuelve
    • No resuelve
  3. Fase de agotamiento o fatiga, ansiedad o depresión.

Una de cada cuatro bajas que existen en España es por estrés, es decir un 25%, es un problema que afecta al 54% de la población activa.

Objetivos

Dar a conocer el síndrome del trabajador quemado como tal antes de que se convierta en enfermedad mediante la revisión bibliográfica.

Intentar conseguir dar con un diagnóstico y tratamiento precoz nos ayudaría a enfrentar dicha patología.

Metodología

Se han revisado informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Se han recabado datos y cifras en medios digitales relacionados con el tema.

Bibliografía

  1. Estrés laboral según la OMS.
  2. La organización del trabajo y el estrés. Estrategias sistemáticas de problemas para empleadores, personal directivo y representantes sindicales. OMS
  3. Definiciones del estrés laboral. Psicologíaymente.com
  4. Empresas humanas y saludables. Fundación Más humano.
  5. El estrés. Seguridadlaboral.es
  6. Salud mental en el lugar de trabajo. OMS.