Parkinson y Terapia Ocupacional

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 5 – Septiembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº5:646

Autor principal (primer firmante): Rocío Quesada Riesgo

Fecha recepción: 14 de septiembre, 2020

Fecha aceptación: 18 de septiembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(5):646

Autoras: Rocío Quesada Riesgo, Myriam Marcos Fernández

Categoría profesional: Terapeuta Ocupacional

Introducción

El Parkinson es una alteración degenerativa, lenta y progresiva del sistema nervioso central, que causa una pérdida de neuronas de la sustancia negra y de otros ganglios basales, lo que produce una pérdida en la trasmisión de la dopamina. 1

publica-TFG-libro-ISBN

El Parkinson la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, después del Alzheimer. 2

Esta enfermedad supone un impacto muy importante en la calidad de vida de los pacientes además de en los cuidadores desde su diagnóstico 2, por lo que la terapia ocupacional juega un papel fundamental en el proceso de rehabilitación de dichos pacientes.

Algunos signos y síntomas de la enfermedad de Parkinson son:

  • Bradicinesia 1
  • Acinesia e hipocinesia 3
  • Rigidez 1
  • Temblor en reposo 1
  • Trastorno de la marcha 3
  • Trastorno de la postura 3

Otros síntomas pueden ser: 1

  • Acatisia
  • Demencia
  • Depresión
  • Discinesia 4
  • Hipomimia 4
  • Dificultad para tragar 4
  • Fatiga 4
  • Pérdida de energía 4
  • Hipotensión ortostática 4

Los grados de afectación de la enfermedad del párkinson según Hoehn y Yahr son: 3

–         Estadio 0: ausencia de signos patológicos

–         Estadio 1: los síntomas afectan solo a un lado del cuerpo

–         Estadio 2: afectación de ambos lados del cuerpo sin trastorno del equilibrio

–         Estadio 3: alteración bilateral leve o moderada con cierta inestabilidad postural. El paciente es físicamente independiente.

–         Estadio 4. Incapacidad grave. El paciente es capaz de caminar o de permanecer de pie si ayuda. Necesita ayuda o supervisión para las ABVD.

–         Estadio 5: el paciente necesita ayuda para todo. Permanece en la cama o sentado.

Intervención desde la Terapia Ocupacional

La intervención del Terapeuta Ocupacional abarca el proceso de evaluación, formulación de objetivos (individualizados para cada paciente, teniendo en cuenta los objetivos del propio paciente), intervención y reevaluación.

EVALUACIÓN. 1

  • Escala de valoración del grado de afectación de la enfermedad de PARKINSON DE Hoehn y Yahr: con ella se valora el estadío de la enfermedad.
  • Escala de puntuación unificada de la enfermedad de Parkinson (United Parkinson’s Disease Rating Scale, UPDRS): con esta escala valoramos el estado metal, comportamiento, estado de ánimo, actividades de la vida diaria, síntomas motores y posibles complicaciones.
  • Escala de Berg evalúa el equilibrio estático y dinámico
  • FIM: evalúa 18 ítems divididos en seis categorías: cuidado personal, control de esfínteres, movilidad, locomoción, comunicación y cognición social en relación con las actividades de la vida diaria básicas e instrumentales.
  • MOCA escala de evaluación cognitiva, que evalúa la función ejecutiva y visoespacial, la identificación, memoria, atención, lenguaje, abstracción, recuerdo y orientación.
  • Escala de depresión geriátrica GDS
  • Test de Minnesota, mide la destreza manual, siguiendo cinco modalidades de ejecución: colocación, rotación, desplazamiento, rotación y colocación con una y dos manos.
  • Escala Oxford: para valorar la función muscular de cada miembro.
  • Goniómetro para medir el arco articular de cada una de las articulaciones.
  • Test para la detección de riesgos en el Hogar (Polonio 2002) para valorar los posibles riesgos y poder adaptar el domicilio, lo más acorde a cada paciente.

Objetivos de la Terapia Ocupacional

  • Reeducar al usuario en las actividades de la vida diaria (AVD), siempre teniendo en cuenta, cuales son aquellas actividades primordiales para el usuario, con el fin de mantener su independencia.
  • Disminuir las complicaciones y fomentar que el paciente realice las actividades de la vida diaria (AVD) de la forma más autónoma posible.
  • Mantener el arco articular y prevenir contracturas musculares 5
  • Mejorar y/o mantener las habilidades cognitivas (atención, memoria, orientación)  4
  • Mantener o mejorar la coordinación-bimanual
  • Eliminar las barreras arquitectónicas dentro del hogar y el entono
  • Adaptar el entorno
  • Mejorar y/o mantener las destrezas y habilidades manuales
  • Mantener roles laborales y familiares, y las actividades de ocio y del hogar
  • Mantener y mejorar las transferencias y la movilidad

Intervención

Intervención en las Actividades de la Vida Diaria.

Actividad del vestido: 4

  • Preparar previamente toda la ropa que va a ponerse
  • Colocar la ropa en el orden en que va a ponérsela
  • Vestirse sentado en una silla estable, con el fin de no perder el equilibrio
  • Siempre comenzar a vestirse por el lado más afecto
  • Repetir en voz alta los pasos mientras se va poniendo la ropa
  • Se recomienda usar zapatos sin cordones o bien usar cordones elásticos
  • Para ponerse lo calcetines o medias, se debe de apoyar el pie en una banqueta baja o utilizar un pone medias.

Actividad del aseo: 4

  • Para realizar las actividades de lavado de manos, dientes, cara, sentarse en un taburete frente al lavabo, esto disminuirá la fatiga y el paciente se sentirá más seguro
    • Para afeitarse es recomendable utilizar una máquina eléctrica
    • Para cepillarse los dientes se recomienda cepillo eléctrico
  • Actividades de baño
    • Para secarse es recomendable la utilización de albornoz
    • En el suelo de la bañera se recomienda colocar cinta antideslizante o alfombrilla antideslizante reducir las caídas.
    • Utilización de asiento de ducha
    • Recomendable ducha en vez de bañera
    • Utilización de esponja de mango largo

Uso del WC

  • Es recomendable la colocación de un asidero móvil para facilitarle sentarse y levantarse.
  • Para levantarse del WC debe de colocarse en el borde del WC y colocar los pies un poco más atrás de sus caderas, para facilitar la bipedestación. También es posible la utilización de un alza de WC.

Actividad de alimentación: 4

  • Apoyar los brazos encima de la mesa, sentarse con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo
  • Usar cubiertos ligeros con mango ancho
  • Usar vasos con asas para facilitar el agarre
  • Utilizar mantel antideslizantes
  • Colocar mínimo peso en el cubierto o en la muñeca con el fin de disminuir el temblor.

Movilidad funcional

  • Se trabajarán ejercicios de disociación de cinturas con el fin de mejorar el braceo y equilibrio durante la marcha.
  • Se realizarán ejercicios de entrenamiento de la marcha, superando obstáculos sin alteración del patrón de la marcha.

Trasferencias

  • Según las necesidades del usuario, la trasferencia puede ser asistida o semiasistida. No siempre la ayuda será la misma, siempre que el paciente lo haga con la menos ayuda posible que necesite.

Actividades con propósito

  • Equilibrio
  • Destreza manipulativa
  • Ejercicios cognitivos
  • Coordinación
  • Fuerza

Se trabajarán los cambios posturales, giros en cama, sedestación, etc.

Por otro lado, se realizarán ejercicios con el fin de disminuir la rigidez de las articulaciones y evitar contracturas, también ejercicios para trabajar, la coordinación bimanual, motricidad fina y gruesa, fuerza y equilibrio

Asesoramiento de Productos de Apoyo

  • Para alimentarse: se podrán utilizar cubiertos engrosados y con peso con el fin de disminuir el temblor, correas elásticas con el fin de poder sujetar con mayor facilidad el cubierto. También se pueden utilizar platos con reborde para evitar el desbordamiento de los alimentos. Pajitas para beber, vasos con doble agarradera y tapa, vaso nosey, alfombrillas antideslizantes para evitar que el plato se mueva.
  • En el vestido es recomendable la utilización de ropa holgada para que sea más sencillo poder vestirse y desvestirse de forma autónoma, pantalones de goma para evitar tener que abrochar botones, abrochabotones para las camisas, calzamedias, calzador de mango largo para el calzado.
  • En el aseo y ducha: esponja de mango largo, cepillos de dientes eléctricos, dispensadores de jabón, peines de mango largo, etc.
  • Para la movilidad: bastón, andador o silla de ruedas según la necesidad del usuario

Asesoramiento de Adaptación del Domicilio

Las adaptaciones del hogar tienen un doble objetivo. Por un lado, facilitar que la persona con párkinson desempeñe las tareas del día a día con la mayor autonomía y, por otro lado, que las lleve a cabo con la mayor seguridad posible; evitando caídas y otros posibles accidentes en el hogar. Pueden realizarse en diferentes lugares de la casa como:

  • La iluminación evitando contrastes de luz
  • El baño cambio de ducha por bañera, colocación de asiento de ducha, agarraderas en ducha, agarradera móvil para el apoyo a la hora de sentarse y levantarse de WC, tiras antideslizantes en el suelo de la ducha, dispensadores de jabones, grifos con sensores
  • El dormitorio: somier y colchón a una altura adecuada al paciente, mantener la zona despejada de obstáculos, agarraderas para facilitar la movilidad, colchón antiescaras
  • El salón: sillón geriátrico para que el paciente pueda sentarse y levantarse de forma autónoma.
  • La cocina: armarios a la altura adecuada para que el usuario alcance sin necesidad de utilizar escalera o peldaño, los utensilios más utilizados deben de estar a primera vista a su alcance.
  • En el suelo evitar obstáculos, retirar alfombras, cables donde se pueda tropezar, los suelos deben de ser antideslizantes o utilizar productos antideslizantes para limpiarlos.

Bibliografía

  1. MOLINA, Pilar Durante; TARRÉS, Pilar Pedro. Terapia Ocupacional en Geriatría. Principios y Práctica. Elsevier España, 2010.
  2. RAMOSA, Rocío García; VALDÉSA, Eva López; BALLESTEROS, Loreto; JESÚS, Silvia de; MIRC, Pablo. Informe de la Fundación del Cerebro sobre el Impacto Social de la Enfermedad de Parkinson en España, 2013.
  3. LÓPEZ, Begoña Polonio; MOLINA, Pilar Durante. Terapia Ocupacional en Geriatría: 15 casos prácticos. Editorial Médica Panamericana, 2001.
  4. ALCAINE, Sheila; CASANOVAS, Mercé; HOLTOHEFER, Alefria; PETIT, Cristina. Ejercicios Físicos de Habla y Voz para Afectados de Párkinson, 2009.