Zika, Dengue y Chikungunya/ Enfermedades transmitidas por mosquitos en aumento

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 387

Autor principal (primer firmante): Narjiss Ferrer Sahli

Fecha recepción: 29/01/2024

Fecha aceptación: 25/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 387

Autores:

Narjiss Ferrer Sahli

Alejandra De la Torre Herrería

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Daniel Peña Vicastillo

Ana Cristina Pueyo Solsona

Belén de Miguel Castón

Erica Marín Rayego

Palabras clave:

Zika, Dengue, Chikungunya, enfermedades transmitidas por mosquitos, salud pública, prevención y control.

Resumen

Este artículo examina el creciente problema de las enfermedades transmitidas por mosquitos, con un enfoque en Zika, Dengue y Chikungunya.

publica-articulo-revista-ocronos

Se discute la epidemiología, los síntomas, la prevención y el control de estas enfermedades, así como sus impactos en la salud pública a nivel mundial.

El estudio destaca la importancia de las estrategias de control de vectores y la necesidad de una mayor investigación para comprender mejor y manejar estas enfermedades emergentes.

Abstract

This article examines the escalating issue of mosquito-borne diseases, focusing on Zika, Dengue, and Chikungunya.

It discusses the epidemiology, symptoms, prevention, and control of these diseases, as well as their impacts on global public health.

The study underscores the importance of vector control strategies and the need for increased research to better understand and manage these emerging diseases.

Introducción

La incidencia y distribución geográfica de enfermedades transmitidas por mosquitos como Zika, Dengue y Chikungunya han aumentado significativamente, convirtiéndose en preocupaciones de salud pública a nivel mundial.

Estas enfermedades son causadas por virus transmitidos a través de la picadura de mosquitos infectados, principalmente del género Aedes.

Este artículo proporciona una visión detallada de la epidemiología, los síntomas clínicos, la prevención y el control de estas enfermedades, subrayando los retos y las estrategias en la gestión de la salud pública.

Zika

Identificado en Uganda en 1947, el virus del Zika se propagó a nivel mundial, especialmente en las Américas a partir de 2015.

La mayoría de las infecciones por Zika son asintomáticas o resultan en síntomas leves como fiebre, erupción cutánea y conjuntivitis, pero las complicaciones neurológicas como la microcefalia en recién nacidos y el síndrome de Guillain- Barré en adultos presentan riesgos significativos.

Además de la transmisión por mosquitos, se han documentado casos de transmisión sexual y transplacentaria del virus Zika, lo que complica aún más su control.

Dengue

El dengue, con sus cuatro serotipos virales distintos, es una de las enfermedades transmitidas por mosquitos de más rápida expansión en el mundo.

La infección puede variar desde una enfermedad febril leve hasta formas graves, como el dengue hemorrágico y el síndrome de choque por dengue.

La globalización y el cambio climático han contribuido a la expansión geográfica de los vectores de dengue, Aedes aegypti y Aedes albopictus, aumentando el riesgo de epidemias en zonas previamente no afectadas.

La vacunación contra el dengue presenta desafíos únicos, ya que la inmunidad a un serotipo no confiere protección a largo plazo contra los otros, y en algunos casos, puede aumentar el riesgo de enfermedad grave.

Chikungunya

El virus Chikungunya, caracterizado por fiebre y dolor articular severo, se ha expandido rápidamente desde su aparición en África y Asia a nuevos territorios, incluyendo Europa y las Américas.

Aunque la enfermedad suele ser autolimitada, el dolor articular puede volverse crónico, afectando significativamente la calidad de vida de los pacientes.

La prevención y el control de Chikungunya se centran en la eliminación de criaderos de mosquitos y la protección personal contra las picaduras de mosquitos.

Epidemiología

La epidemiología de Zika, Dengue y Chikungunya ha cambiado drásticamente en las últimas décadas. Estas enfermedades están fuertemente influenciadas por factores como los patrones de movilidad humana, el cambio climático y la urbanización, que afectan la distribución y densidad de los mosquitos vectores.

Zika se ha expandido más allá de África y Asia, con brotes significativos en las Américas y otras regiones.

Dengue es ahora endémico en más de 100 países, con cerca de la mitad de la población mundial en riesgo.

Chikungunya ha visto una expansión similar, con brotes recientes en regiones que anteriormente no habían sido afectadas.

Síntomas clínicos

Los síntomas de estas enfermedades pueden ser similares, pero tienen características distintivas.

  • Zika generalmente causa síntomas leves, pero está asociado con complicaciones graves como microcefalia en recién nacidos y síndrome de Guillain-Barré.
  • Dengue puede variar desde una enfermedad leve similar a la gripe hasta formas más severas, incluyendo fiebre hemorrágica y shock.
  • Chikungunya se caracteriza por fiebre alta y dolor articular debilitante, que puede persistir durante meses o incluso años.

Prevención y control

La prevención y el control de estas enfermedades son desafiantes pero cruciales.

Incluyen:

  • Control de vectores: La eliminación de los criaderos de mosquitos y el uso de insecticidas son estrategias clave.
  • Vigilancia epidemiológica: La monitorización de brotes y la implementación de alertas tempranas son esenciales para la respuesta rápida.
  • Educación y concienciación pública: Informar al público sobre la prevención de picaduras y la eliminación de criaderos de mosquitos es vital.
  • Investigación y desarrollo: El desarrollo de vacunas y tratamientos eficaces es un área de investigación activa. La vacuna contra el dengue ya está disponible en algunos países, aunque su uso es complejo.

Retos en la gestión de la Salud Pública

Los retos incluyen la necesidad de:

  • Integración de estrategias de control: Coordinar el control de vectores con la atención clínica y la respuesta de emergencia.
  • Respuesta global coordinada: Colaboración internacional para compartir recursos, conocimientos y estrategias.
  • Adaptación al cambio climático: Modificar las estrategias de control y prevención en respuesta a los cambios ambientales.

Conclusión

Zika, Dengue y Chikungunya son ejemplos destacados de enfermedades transmitidas por mosquitos que representan desafíos significativos para la salud pública.

Su control y manejo requieren un enfoque integrado que incluya la vigilancia epidemiológica, la mejora de las medidas de control de vectores, la investigación y el desarrollo de vacunas y tratamientos, y la educación del público.

La cooperación internacional y la acción coordinada son fundamentales para mitigar el impacto de estas enfermedades y proteger la salud global.

Bibliografía

  1. Baud D, Gubler DJ, Schaub B, et al. An update on Zika virus infection. Lancet. 2017;390(10107):2099-2109.
  2. Gubler DJ. Dengue, Urbanization and Globalization: The Unholy Trinity of the 21st Century. Trop Med Health. 2011;39(4 Suppl):3-11.
  3. Powers AM, Logue CH. Changing patterns of chikungunya virus: re-emergence of a zoonotic arbovirus. J Gen Virol. 2007;88(Pt 9):2363-2377.
  4. Weaver SC, Lecuit M. Chikungunya virus and the global spread of a mosquito-borne disease. N Engl J Med. 2015;372(13):1231-1239.
  5. Bhatt S, Gething PW, Brady OJ, et al. The global distribution and burden of dengue. Nature. 2013;496(7446):504-507.
  6. Paixão ES, Teixeira MG, Rodrigues LC. Zika, Chikungunya and Dengue: the causes and threats of new and reemerging arboviral diseases. BMJ Glob Health. 2018;3(Suppl 1):e000530.