La virtopsia: adquisición de imágenes post mortem en radiología forense

Resumen:

Inicialmente, el proyecto de investigación sobre virtopsia fue visto por muchos como una traición, a las actividades tradicionales y clásicas de la medicina forense (inspección externa y / o autopsia), pero en realidad las investigaciones radiológicas, incluyendo TC y RM, representan la evolución de la centenaria tradición de la técnica de la autopsia, la introducción de nuevas ideas y elementos adicionales en el campo de la investigación forense.

Dentro de los 5 casos estudiados en la TC ha permitido definir con certeza la causa y medio de la muerte.

Sandra Patricia Pazmiño Moscoso. Licenciada en Radiología, Docente, Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador, Ecuador.

Palabras clave: autopsia, virtual, autopsia, Tomografía Computarizada, Resonancia Magnética, Medicina Forense

Introducción:

La Virtopsia no sólo es el punto de encuentro entre dos disciplinas médicas, para el diagnóstico radiológico y la medicina forense, sino también la evolución y tal vez una revolución en la medicina forense.

La autopsia virtual, en la actualidad sigue siendo probada, es en el campo de la medicina la oportunidad de interacción entre el radiodiagnóstico más estrictamente clínico, TAC, RMN y medicina forence, que consisten esencialmente en las investigaciones de radiográfica básica, autopsia y las investigaciones histológicas. 1

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

El término «Virtopsia» fue acuñado por el profesor Richard Dirnhofer, director del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Berna. Es una fusión de las palabras ‘virtuales’ y ‘autopsia’.

El origen etimológico de la palabra «autopsia» se remonta a la antigua Grecia, cuando el historiador Herodoto, el acuñado como una combinación de automóviles (auto) y opsomei (voy a ver), y luego «ver con sus propios ojos.» Así Herodoto describió su método historiográfico sobre la base de querer ver directamente, los hechos y los lugares.

Sólo más tarde el término «autopsia» fue utilizado en medicina como «la visión y el conocimiento directo de los hechos», para llamar a la investigación sobre el cadáver, una vez para determinar la causa y forma de muerte.

El término «virtual», sin embargo, aparece por primera vez en el siglo IXX, pero no como lo opuesto a lo «real», sino como sinónimo de fuerza y excelencia, que deriva de la «virtus», luego se convirtió en una expresión de cualidades potenciales no expresadas, representaría algo así como lo hipotéticamente posible y admisible.

Por el término «virtopsia» se suprime autos, en un intento de eliminar la subjetividad de marcos interpretativos anatomopatológicamente depende del operador y proporcionar un atributo objetividad. El término virtual en la palabra «virtopsia» implica no solamente un mundo virtual forense, que liquida la realidad, sino que define un potencial mejor y técnica para la adquisición de los hallazgos forenses, enriqueciendo el carácter de objetividad.

Antecedentes:

La Virtopsia nació a mediados de los años 90, como un proyecto de investigación del Prof. Richard Dirnhofer, Director del Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Berna, Suiza; llevado a cabo en estrecha colaboración con el Instituto de Radiología de la Universidad de Berna, dirigido por el Prof. Peter Vock y luego Gerhart Schroth.

publica-articulo-revista-ocronos

Durante esos años, se pidió una segunda revisión de un juicio de alto perfil en Suiza y entre otras cosas, la determinación del arma del crimen.

En particular, se había pedido a los médicos legales que establecieran, si se tratara de una llave de trinquete/tuercas, podría ser el arma que ha causado dos lesiones específicas, óseas y cutáneas, a la víctima. 2

En este caso, que había sucedido varios años antes, la atribución de la llave de trinquete/tuercas como arma, tenía que basarse en la visualización de las fotografías de las lesiones de la piel. Una porción del cráneo de la víctima con una fractura importante que parecía reproducir su forma todavía se conserva.

El problema de establecer una relación entre la forma de una herida en la superficie del cuerpo de la víctima y de un instrumento sospechoso, fue el impulso para un nuevo proyecto de investigación.

Para esto sirvió modelos anatómicos, que reproducen la superficie corporal y una pregunta adicional era entender cómo las imágenes se podrían reproducir en 3D de forma no invasiva.

Discutiendo este caso, el Dr. Walter Bruschweiler, director del Departamento de Biología de la Policía Científica de Zurich y el Prof. Dirnhofer, tuvo la idea de utilizar el método de la fotogrametría para demostrar la asignación de la prueba.

A continuación, encargaron, Marcel Braun, un oficial de policía técnica, un experto en el campo del método de la fotogrametría, que se utiliza para los relieves de accidentes, para «mover» la técnica fotogramétrica de la macro área de la reconstrucción de accidentes a la microárea de lesión «moldear» o «patrón «.

Con una transferencia de fondos desde Berna a policía de Zurich, Braun ha recibido todo el equipamiento necesario para llevar a cabo su tarea.

En los años siguientes, la visualización 3D de las lesiones en el molde y la posible documentación 3D de análisis, que se utiliza para incluir o excluir posibles armas, el proceso forense, se convirtió en el punto de apoyo de los estudios del Instituto de Medicina Legal de Berna y nació una empresa conjunta entre la policía de Zurich, y esta institución.

Se utilizaron cámaras inicialmente normales, para la documentación fotogramétrica y se han utilizado películas y proyectores especiales con esgrafiado, que fueron desarrollados por Braun.

Los primeros ensayos se realizaron de cabezas de cerdo y las lesiones se documentaron utilizando técnicas y reconstrucciones manualmente. Los métodos probados, fueron llevados al servicio forense.

El Instituto de Medicina Legal de equipo de Berna dirigido por Prof.Dirnhofer, investigando el caso de una herida de bala en la cabeza, tenía la oportunidad de comparar las imágenes de tomografía computarizada (TC) con los hallazgos descubiertos en la autopsia.

Los investigadores vieron que toda la evidencia recogida en examen post-mortem, también podría ser encontrado a través de las imágenes radiológicas: introversión de márgenes en el orificio de entrada de la bala, la aparición en forma de embudo del proyectil, el cruce a través del hueso, el canal que crea la bala a través del cerebro, los fragmentos de hueso, el aire y el orificio de salida con la extroversión de los márgenes y el diámetro más grande.

Sorprendido por la cantidad de datos obtenidos por tomografía computarizada, comenzaron a pensar en la restauración de una idea que nació con la TC o la obtención de imágenes post mortem.

En 1895 Wilhelm Conrad Roentgen (1845-1923) mostró al mundo la primera imagen de rayos X: el esqueleto de la mano de su esposa. En el mismo año, una radiografía fue tomada como prueba en los tribunales para demostrar la presencia de una bala en la pierna de una persona. Así radiología siempre ha sido utilizada en la medicina forense.

El grupo de investigación sobre Virtopsia convirtió el uso de la TC y la RM, llevándolos en el campo de la medicina forense. Después del Instituto de Medicina Legal de Berna, otras instituciones de todo el mundo han abrazado el proyecto sobre Virtopsia.

Con los años hubo un gran desarrollo de las técnicas radiológicas utilizadas en la radiología clásica-médico legal, la virtopsia ha aprovechado las nuevas tecnologías en constante evolución:

–           Tomografía Computarizada

–           Resonancia Magnética (RM)

–           Micro-CT

–           Micro-RM

–           Espectroscopía de RMN

–           La biopsia percutánea guiada por imagen

–           La angiografía post-mortem

Con los años la virtopsia por lo tanto, ha adquirido una dimensión internacional, con colaboradores de todo el mundo, incluyendo varias disciplinas médicas.

Por lo tanto, las divisiones entre los especialistas deben ser anuladas y el objetivo logrado con el uso compartido máximo de conocimientos y resultados, ya que la máxima colaboración interdisciplinaria es una clave esencial para el éxito de un proyecto de investigación de manera innovadora y en constante evolución.

Indicaciones:

En general las indicaciones para la realización de la autopsia virtual incluyen:

–           Casos en los que la autopsia no es estrictamente necesaria (la dinámica de la muerte ya es suficientemente clara).

–           Los casos en los que la autopsia no ha sido fácil (carbonizados, gran trauma, los niños, el acceso es áreas anatómicas difíciles).

–           Casos en los que no se requiera la autopsia.

Entre las ventajas de Virtopsia:

–           Mini-invasivo (que evita la destrucción y desfiguración del cuerpo).

–           El estrés psicológico para los miembros de la familia.

–           Velocidad de ejecución.

–           Bajo costo.

–           Permite una autopsia mejor dirigida.

–           Permite una mejor conservación de los resultados del examen post-mortem (revalorizado en cualquier momento, incluso después de muchos años).

–           Se permite un flujo más fácil de la información (segunda opinión de especialistas en todo el mundo).

–           Edición de imágenes 3D.

–          En un tribunal que se pueden mostrar fácilmente las imágenes clave y hay una mejor comprensión de los detalles importantes, gracias a las reconstrucciones 3D de post-procesamiento.

En un proceso legal, el método por el cual se prueban los hechos es crucial.

La transmisión de imágenes en la pantalla en la corte permite una mejor comprensión y valoración de la prueba en cuestión, se puede mostrar todo el cuerpo y, por ejemplo, los escenarios alternativos propuestos por la acusación, se pueden probar o refutar por estas nuevas tecnologías.

Puede obtener rápidamente una segunda opinión de los expertos, y también se pueden consultar expertos internacionales, que liberan su experiencia telemática, dada la facilidad del flujo de información.

Si en el curso de la investigación, nuevos detalles salen a la luz, se puede incorporar conservado imágenes de todo el cuerpo y no sólo imágenes fotográficas de los aspectos considerados inicialmente como detalles importantes.

Por tanto, podemos suponer que la virtopsia, no sólo mejora el conocimiento científico, sino que también tiene importancia legal, social, cultural, con beneficios que van mucho más allá de la mejora de diagnóstico.

Los campos de aplicación de la radiología a la medicina forense son numerosos, y su potencial es amplio y variado, en particular, se ha utilizado:

Radiología convencional (Rx):

–           Edad del esqueleto

–           La identificación de género

–           Características morfoestructurales

–           Cuerpos extraños

–           Los resultados traumáticos

Radiología forense:

–           Diagnóstico

–           Reconstrucción evento

–           La identificación radiológica

–           Los casos de ahogamiento

–           Casos carbonizados

–           Accidentes de tránsito

–           Traumatismo mayor por precipitación

–           Traumatismo importante de los accidentes y la inversión

–           Masacre de masas: terremotos, inundaciones, explosiones entre otros

–           Síndrome del niño maltratado

–           Asfixia (ahorcamiento, estrangulamiento y asfixia)

–           Heridas de bala (reconstrucciones dinámicas, la trayectoria de la bala)

–           Heridas de arma blanca

–           Embolia gaseosa (buzos)

–           Muerte súbita

–           Documentación de las lesiones óseas y viscerales en la base del determinismo de la muerte.

–           Descartar la presencia de gases, líquidos y sedimentos

–           Búsqueda de objetos extraños, balas, hueso y fragmentos de metal

Las diferencias entre el ante-mortem de imágenes y post-mortem

Al principio, nadie sabía el aspecto Rx (no patológico, normal) de los órganos internos en lo no vivo, con descomposición, la formación de gas, livideces y el cambio en la temperatura del cuerpo.

A través de los años se han realizado muchos estudios, para distinguir lo que era un hallazgo normal en el cuerpo, por lo que no lo era.

La diferencia entre la formación de imágenes en la vida y de formación de imágenes post-mortem es a menudo no reconocido, como por ejemplo, en la detección de hemorragia craneal; la falta de medio de contraste hace que sea difícil para la detección de una laceración aórtica, aunque esta falta, puede ser compensada a través de un análisis combinado, CT y MR juntos. 3

Muchos hallazgos radiológicos post-mortem son perfectamente normales, como de los gases de putrefacción o burbujas internas livor mortis, son completamente nuevos para los ojos del radiólogo.

Otros aspectos tales como el edema cerebral, hiperdensidad la intrahepática sinusal y gas sagital, son bien conocidos por el radiólogo, pero pueden tener significado totalmente diferente después de la muerte: gas intravenoso, también puede ser una causa de la muerte, pero en el cuerpo está presente como una consecuencia normal de una trauma abierto o descomposición.

En comparación con las imágenes clínicas en la vida, en una formación de imágenes post-mortem un gran problema es la falta de medio de contraste por vía intravenosa después de que un paro circulatorio, por lo que el análisis de las lesiones del parénquima y vasculares es mucho más difícil, menos sensibles y menos específico. 4

La formación de imágenes en la vida y post mortem por lo tanto, difieren tan ampliamente entre ellos. En la imagen post mortem hay que tener en cuenta todos esos cambios bastante normales, que se producen después de la muerte, son señales que no deben confundirlas con signos patológicos para documentar.

Las livideces son visibles no sólo externamente sino también internamente, en la tomografía computarizada de tórax podemos ver el patrón de vidrio deslustrado en los lóbulos inferiores. La pared aórtica es a menudo hiperdensa debido a contracción de la pared y la pérdida luminal de presión.

Las burbujas de gas post-mortem son muy comunes debido a la embolia de gas masivo como resultado de un mayor trauma abierto, la respiración artificial o la descomposición inicial, putrefacción, en particular, produce embolia sistémica. 5

Es difícil, por ejemplo, el diagnóstico de muerte por accidente cerebrovascular a TC post mortem cuando el paciente muere inmediatamente, ya que el tejido cerebral no tiene el tiempo para desarrollar los signos clásicos de un derrame cerebral, por lo que no se puede diferenciar las señales que aparecen regularmente en cadáver. Sin embargo, incluso la histología es capaz de detectar un hiperagudo accidente cerebrovascular o infarto agudo de miocardio.

Una gran formación de imágenes ventaja post-mortem, es la ausencia de datos de los artefactos de movimiento, de los actos respiratorios, por la peristalsis intestinal, y de la bomba cardiaca, así como el problema de la anulación de la exposición a los rayos x, sin limitación obvia.

De hecho, el defecto de la falta de medio de contraste se compensa en parte por la excelente calidad de las imágenes, en la ausencia de movimientos cardiacos y respiratorios.

Aquí hay algunos estudios sobre las diferencias entre el pre-imagen y post mortem:

Los signos de muerte no específica

–           La pérdida de la diferenciación córtico-medular.

–           Hiperdensidad el seno sagital y venas cerebrales.

–           Livor mortis interna: pulmón (opacidad de vidrio esmerilado).

–           Las burbujas de gas.

Signos específicos post mortem

–           Hemorragia intracraneal

No hay prácticamente ninguna diferencia en el diagnóstico por imagen de la hemorragia intracraneal entre los vivos y el cuerpo muerto. La sangre aparece hiperdenso en la TC y aumenta la hiperdensidad con el aumento de la coagulación y por lo tanto es bien detectable como hemorragia epidural, subdural o subaracnoidea en radiología clínica y en imágenes post-mortem.

–           Las heridas cortantes y heridas de bala

Es muy fácil determinar el orificio de entrada y salida de una bala en el cráneo, tanto ante y post mortem. En ambos casos detectamos fragmentos de hueso a lo largo de la trayectoria, de manera distal a la perforación ósea.

(sigue en página 2)

[nextpage]

–           Infarto cerebral

Los signos de infarto en los vivos se hacen visibles en la TC después de dos horas. hiperdensidad de los vasos indica una trombosis arterial, mientras que la región infartada aparece hipodensa, en un momento posterior.

Cuando un paciente muere inmediatamente después, el tejido cerebral no tiene tiempo para hincharse más de lo que ocurre normalmente en el proceso de la muerte (por cualquier causa).

Se puede detectar áreas hipodensas asimétricas, sólo si el paciente ha sobrevivido durante unas pocas horas después del accidente cerebrovascular. La RM es más sensible en el diagnóstico de accidente cerebrovascular, al menos en el sistema vivo se detecta incluso después de 30 minutos.

–           Estrangulamiento y asfixia

Médicos forenses a menudo son llamados para examinar a la que es víctima de estrangulamiento o asfixia. El examen clínico solo, no está anulando el virtual, el examen CT es de gran ayuda en la detección de hemorragia cutánea, subcutánea, visualizar músculo (a menudo implica el esternocleidomastoideo), lesiones y deformación de los cartílagos laríngeos, edema linfático y hemorragia. Además, el TC post-mortem, tiene una sensibilidad más alta, en la detección de la fractura del hueso hioides, en comparación con la autopsia clásica. 6

–           Hiperdensidad de la pared aórtica

Muchos post-mortem TC muestran una hipodensidad de la pared aórtica y se habla de «desaparición», debido a la contracción de la pared, la pérdida de presión intraluminal y la sedimentación de la sangre fuera de la luz aórtica. La hiperdensidad más localizada en la pared aórtica, puede ser causada por la aterosclerosis, muy común, también ayuda a localizar la aorta después de la ruptura en el mediastino.

–           Aorta Desaparecida 7

En el vasos sangrantes colapso fatal, es un fenómeno más evidente en los grandes vasos, tales como la aorta, y también en las arterias pulmonares, la vena cava, las cámaras del corazón, que a menudo se encogen. En menor medida, este signo es visible incluso en las muertes no causadas por hemorragia y se debe a la pérdida de acción de la bomba cardíaca.

–           Ruptura aórtica 7

La rotura traumática de aorta es más detectable por CT con medio de contraste en el ser vivo. En el TC post mortem sin medio de contraste, a menudo no es posible ver ruptura aórtica. Pero CT y MRI juntos, pueden detectar rotura de la aorta con una sensibilidad que oscila entre 75 a 100%.

–           Traumatismo torácico

El neumotórax, laceración pulmonar, neumomediastino, la fractura del esternón, las costillas o las vértebras, son igualmente bien reconocidos tanto el TC en el ser vivo como en el cadáver, incluso sin medio de contraste, la atelectasia es más fácil de reconocer después de la administración del medio de contraste.

–           Embolia pulmonar

Sin el medio de contraste, el diagnóstico de la embolia pulmonar es prácticamente imposible, especialmente en el campo de la radiología forense. En la TC post mortem, podemos encontrar algunos signos indirectos de la embolia pulmonar, como la dilatación del corazón derecho, corazón pulmonar agudo, pero no son signos específicos.

–           Ahogo

Formación de imágenes post-mortem generalmente pueden detectar líquido o espuma en las vías respiratorias. El 60% de los casos de ahogamiento muestran un patrón de mosaico de parénquima pulmonar en regiones hipoperfundidas pulmonares o hiperperfundidas, la reabsorción de agua de los pulmones resulta hipodensidades en sangre, con signos de hemodilución e insuficiencia cardíaca. La ingesta de agua salada conduce a edema pulmonar, la distensión del estómago y el duodeno.

–           Trauma abdominal

La sensibilidad y especificidad de las lesiones a los órganos abdominales es compleja de formación de imágenes post-mortem, debido a la falta de medio de contraste. En radiología clínica la sensibilidad de la TC para ruptura hepática es de 90% después de la administración del medio de contraste, mientras que en el TC post-mortem, sin contraste es sólo el 50%, el CT y MRI alcanzan juntos una mayor sensibilidad, pero siempre por debajo de 90%. El diagnóstico laceración esplénica también es más difícil.

Perspectivas a futuro

La documentación digital se conserva a través de PACS = archivo de imágenes y sistema de comunicación, sistema de almacenamiento y transmisión de imágenes de diagnóstico digital, los sistemas PACS más avanzados también permiten el procesamiento de imágenes, y la reconstrucción 3D.

En España, en el Hospital Universitario San Carlos, de Madrid, se están realizando estudios sobre el uso de la ecografía en el cadáver, en un proyecto de investigación que se llama «ECOPSY». Se estudiaron 130 cadáveres, que se ha llevado a cabo una eliminación ecológica impulsada de todos los órganos, antes de la autopsia. Está indicada en casos de enfermedades altamente contagiosas que ponen en peligro la salud o en bebés, en especial para el estudio de los tejidos blandos, en particular, el tejido cerebral y músculo-esquelético.

La angiografía post-mortem

El principal problema de virtopsia resultó ser la ausencia del medio de contraste, que implica una dificultad considerable en el estudio del sistema cardio-vascular, a pesar de la autopsia, el estudio de los vasos puede ser difícil y largo.

Un estudio post mortem de contraste puede ser muy valioso. En Suiza estos días se lleva a cabo, si es necesario, la angiografía post-mortem.

Este método ha sido desarrollado para reproducir la acción de la bomba de cardio-circulatorio, a través de una máquina corazón-pulmón modificado, que permite una presión de perfusión controlada. Se utiliza un fluido de perfusión que reemplaza la sangre y un medio de contraste compatible con el líquido inyectado.

Soluciones oleosas de color se utilizan con el colorante rojo Sudán, que tienen la capacidad de no extenderse fuera de los vasos en el tejido circundante. Las soluciones oleosas son etiquetadas con contraste soluble en grasa, «Lipiodol Ultrafluid».

Inicialmente estan dos canalizaciones: una arteria, con el fin de introducir la solución y una vena como vía de salida, y luego conectado a la máquina de corazón-pulmón modificado. Por lo tanto, se establece mecanismo circulación y poco después, el líquido aceitoso aparece en la cánula venosa junto con el resto del cadáver y pequeños coágulos de sangre.

Después de 2-5 minutos de circulación se inyecta Lipiodol Ultrafluid, y las imágenes se pueden detectar, a través de rx-tradicional o CT, distanciando la captura de imágenes de unos pocos minutos el uno del otro.

Materiales y Métodos

Del período octubre 2014 – enero 2015 del “Forensic Department of Los Angeles County” fueron recopilados 62 casos relacionados con la actividad forense; la oficina forense del Condado de Los Ángeles está obligada, de conformidad con las leyes estatales, a hacer averiguaciones y determinar las circunstancias, manera y causa de todas las muertes que sean, o parezcan ser, repentinas, violentas, inusuales o muertes en las que el difunto no había sido visto por un médico 20 días antes de su fallecimiento. 8

De estos, los casos que se pueden clasificar como trascendentales fue identificada la muestra de 5, con edades de entre 16 a 69 años, en los cuales se realizó un estudio observacional.

Estos casos por lo general requieren la realización de la actividad médico-legal que, en un principio, la intención de determinar la causa de la muerte, también de la reconstrucción racional de la lesión causa traumática, puede derivar información útil para comprender el modo de aparición del accidente.

En los pacientes quienes murieron en circunstancias no bien especificado, se llevó a cabo un barrido de TC desde el cráneo a los pies y se analizaron las imágenes de CT obtenidos con el fin de evaluar cualquier lesión aguda o anterior de los segmentos del esqueleto, pero también para el posible reconocimiento y localización de cuerpos extraños y hacer una primera evaluación de los órganos internos, así como para detectar cualquier signo vitale en el momento del trauma. 9

Los métodos de investigación radiológicos como la tomografía computarizada, resonancia magnética, son un papel predominante en la escena médica y gran evolución, con el desarrollo de nuevas técnicas y una resolución más alta.

En cuanto a la tomografía computarizada, se utiliza la TC helicoidal Toshiba Aquilion de 16 detectores coronas, se establece con la adquisición de protocolo definido, con el fin de realizar reconstrucciones multiplanares y 3D.

Análisis y MPR y VR reconstrucciones a través de software dedicado (Advantage Window 4.4 Sistema General Electric Medical; Toshiba Medical System Vitrea Advanced Imaging).

Parámetros TC TÉCNICA

Colimación: 16×1 mm

Espesor de corte: 1 mm

Incremento Recontrucción: 1mm

Voltaje del tubo: 120 kVp

Corriente del tubo: 250 mAs

Pitch Factor: 0.938

Kernel: STD 18B

El trabajo de post-procesamiento, reelaboración 3D, la workstation, proporciona material práctico y fácilmente reproducible. En esta fase, el contraste de las imágenes se puede aumentar, se pueden realizar mediciones de distancias, superficies y volúmenes y programas de software avanzadas ayudar en el análisis de los pequeños detalles.

Caso N°. 1

No hubo lesiones externas obvias que pudieran causar la causa de la muerte en el evento, por lo que gracias al uso combinado de la TC y la técnica autopsia es era posible establecer si el joven encontrado sin vida en la acera había sido investido de pie o acostado.

La piel, dada su extensión y localización superficial, a menudo muestra los principales signos de trauma contusivo, con lesiones que van desde excoriaciones superficiales y hematomas en tejidos subcutáneos.

Ver: Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense, al final del artículo

Figura 1: lesión en el lado derecho. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

En el caso de las compresiones en la caja torácica, como en este caso, se observan fracturas costales desplazadas, hematomas, contusiones, desgarros pulmonares, neumotórax y enfisema subcutáneo (signo indicativo del hecho que el trauma ocurrió cuando aún estaba vivo).

También es posible observar fenómenos de laceración pulmonar después del trauma cerrado, que a menudo está asociado con hematomas.

Estos hallazgos en el tórax fueron bien definidos por la TC y confirmados en la autopsia.

Ver: Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense, al final del artículo

Figura: Reconstrucción de VR de la caja torácica, detalle del esqueleto costal: múltiples fracturas costales ligeramente desplazadas al nivel postero-lateral.

Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 3: Contusión y laceración pulmonar; reconstrucción MPR coronal de la caja torácica: contusiones pulmonares y laceraciones bilaterales, hematoma, neumotórax, enfisema subcutáneo.

Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Caso N°2

Peatón que sufrió un trauma aplastante, como resultado de un embestimiento por un vehículo, fue aplastado contra otro automóvil estacionado, el examen de la autopsia no fue solicitado por las autoridades competentes y solo el examen CT que ha permitido identificar una causa específica de muerte. Esto muestra cómo la Virtopsia puede en algunos casos permitir no realizar un examen de autopsia y con seguridad razonable deducir la causa de la muerte. La enorme fuerza contusiva sufrida, causó la laceración del corazón, de los grandes vasos, y pulmones.

Figura 4: Hemotórax bilateral. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 5: Reconstrucción MPR coronal de tórax: ruptura del corazón derecho. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Ver: Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense, al final del artículo

Caso N°3

Motociclista investido por vehículo, se mostró como el TC post-mortem y la autopsia son exámenes complementarios, ya que por un lado tenemos lesiones que son detectadas y confirmadas por ambas pruebas, por otro lado tenemos lesiones que llaman la atención, solo de uno u otro examen.

En TC postmortem se detectó una inhomogeneidad estructural importante del bazo, debido a fracturas y áreas hiperdensas en el riñón izquierdo, con irregularidades del perfil, atribuible a fenómenos de hematoma subcapsular polar lacerante e inferior, elementos confirmados por la investigación.

Figura 6: Reconstrucción MPR coronal de tórax y abdomen: abundante hemorragia bilateral, irregularidad del perfil e inhomogeneidad estructural del riñón, en particular a nivel del anillo cortical. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 7: Lesión en riñón. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 8: Exploración axial a nivel de tráquea: hemotórax masivo a la derecha. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 9: Fractura-luxación atlantooccipital, con avulsión del odontoides. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 10: Fractura multifragmentaria superior de L1. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Caso N°4

Ciclista embestido, el examen TC post mortem resultó útil como guía para el examen necroscópico, para resaltar la fractura de la escápula.

Ver: Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense, al final del artículo:

Figura 11: Reconstrucción MPR sagital mostrando fractura de la escápula. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 12: Región de contusión en la superficie lateral del tronco, a la derecha. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 13: Reconstrucción de VR del esqueleto: fracturas costales, en la clavícula derecha. Pelvis íntegra.

Fuente: Forensic Department of Los Angeles County.

Figura 14: Exploración axial a nivel de los ápices pulmonares: fracturas desplazadas de los omoplatos, compresión de la caja costal. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 15: Exploración axial a nivel del tórax: hemotorax, enfisema subcutáneo, fracturas costales. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 16: Reconstrucción MPR coronal del tórax: neumotórax y enfisema subcutáneo, hemotórax. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 17: Pulmones con laceración de fragmento del lóbulo inferior. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Caso N°5

Hombre de 44 años que se encontró sin vida al pie de un edificio de 8 m, las imágenes TC de fracturas craneales, perfectamente confirmada en el examen (autopsia), lo que indica un patrón perjudicial de caída y no un trauma de cuerpo contundente proporcionó una prueba importante sobre la dinámica del accidente.

Gracias a las imágenes de TC con reconstrucción 3D fue posible evaluar la imagen pélvica a la perfección, sin más investigaciones, por esta razón en la autopsia esta área no ha sido evaluada.

Ver: Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense, al final del artículo

Figura 18: Imágenes autopticas y reconstruccin de VR del cráneo: fracturas del cráneo

Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 19: Reconstrucciones VR de las estructuras esqueléticas de la cintura pélvica: múltiples fracturas desplazadas de la pelvis. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 20: Reconstrucción MPR coronal de la pared torácica posterior: múltiples fracturas de costillas y desplazamientos de los omoplatos bilateralmente. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 21: Exploraciones axiales realizadas en la pelvis: fracturas de las crestas ilíacas con signos de enfisema subcutáneo y neumoperitoneo. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Figura 22: Reconstrucción VR de la cintura escapular derecha. Fuente: Forensic Department of Los Angeles County

Discusión

Dentro de los casos estudiados la TC ha permitido definir con certeza la causa y medio de la muerte.

El virtopsia tanto, es de suma importancia para determinar la causa de la muerte, donde el examen post-mortem no se completa y sólo se lleva a cabo el examen externo, por razones económicas o incluso en caso de masacre en masa, terremotos, tsunamis, etc.

En la TC se visualizaron las fracturas vertebrales, de los huesos de los hombros o la pelvis que podrían haberse pasado por alto en la autopsia, ya menudo mal áreas exploradas. El TC ha proporcionado una guía para la búsqueda de la autopsia de estos elementos en la fractura y, en particular, en 1 caso entre éstos, la evidencia adicional de una fractura escapular podría cambiar la orientación de la investigación judicial.

Así pues, el virtopsia representa una alternativa o una prueba adicional para la exploración de áreas de autopsia difícil acceso, tanto para la piedad (cara y cuello), ambos complejos (pelvis).

Conclusión

En casi todos los casos fue posible identificar, cuantificar y localizar el enfisema subcutáneo mediante tomografía computarizada, identificado sólo como sensación palpable de chisporroteo signo «en la nieve fresca,» un signo de vitalidad en el momento del trauma. 10

Representa un fortalecimiento y la mejora de la calidad de las actividades habituales de la necropsia médico-legal, cuando se lleva a cabo antes de la investigación forense que puede orientar el examen, lo que permite la autopsia dirigida y reducir el tiempo requerido para la autopsia tradicional, siendo el médico legal informado previamente de los hallazgos más importantes.

También tiene la ventaja indudable de tener una documentación radiológica completa del cuerpo, desde el cráneo hasta el pie, en una sola exploración, tal documentación es permanente y también en caso de ser evaluados en un momento posterior, incluso después de que el cuerpo es se ha enterrado o incinerado.

La documentación que viene de formación de imágenes de grabación y radiología archivado tiene alta resolución y representación del cadáver cuando estuvo en una fase anterior a la manipulación autopsia inevitable.

Los datos proporcionados por virtopsia son objetivos e independiente del operador, a diferencia de la autopsia encuesta tradicional, que presenta la subjetividad de los personajes, así como de la falta de reproducibilidad.

También permite un flujo más rápido y más fácil de información entre colegas, lo que permite, según sea necesario y en cualquier momento, solicitar una segunda opinión de expertos y especialistas de lugar distante donde se lleva a cabo la autopsia (Esto se conoce teleradiopathology y teleforensic).

Con la grabación y archivo de los datos de la autopsia virtual se pueden crear bases de datos que proporcionen un importante sustrato para la enseñanza, la formación y actualización a través del estudio de las imágenes post mortem asi como podemos adquirir nuevos conocimientos.

En los casos examinados la virtopsia demostró ser una herramienta útil en la delineación de la pauta general en detrimento de las víctimas de traumatismos importantes de los accidentes de tránsito, accidentes comunes, así como para la dinámica de la reconstrucción trauma, proporcionando así un dictamen médico-legal como un valor añadido.

Conflicto de Intereses

Ninguno

Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense.pdf

Anexos – La virtopsia. Adquisición de imágenes post mortem en radiología forense

Referencias

  1. Dirnhofer R., Jackowski c., Vock P., et al. Virtopsia: mínimamente invasiva, guiada Imaging- Virtual Autopsy; Radiographics; 2006.
  2. Fornaro S. La relevancia de un enfoque multidisciplinario hacia la identificación de restos de esqueletos: un informe de caso. Academia Americana de Ciencias Forenses reunión científica anual de Orlando, FL. 2015.
  3. Ludwig j. Los métodos actuales de las prácticas de la autopsia. Segunda edición. empresa WB Saunders. Filadelfia, Londres, Toronto; 1979.
  4. Kelly J., Raptopoulos V., A. Davidoff, et al. El valor sin contraste CT en trauma abdominal cerrado. AM J Roentgenol. 1989.
  5. MJ Thali, Dirnhofer R., Peter Vock. El enfoque virtopsia: escaneo óptico y radiológico 3D y la reconstrucción en la medicina forense.
  6. Meriot P., F. Veillon, Garcia JF, Nonent M., et al. CT apariciones de huesecillos lesione. Radiographics; 2000.
  7. Paul M., B. Guidi taponamiento cardíaco Fatal Siguiendo autoinfligidas aguja intracardíaca en el duodécimo intento. American Journal of Cardiology; 2016.
  8. https://www.uclahealth.org/palliative-care/Workfiles/Coroner-Information-Spanish.pdf
  9. Shkrum M., D. Ramsay, Patología Forense de Trauma; 2006.
  10. Teresinski G., R. Madro articulaciones se lesionan – parámetros de reconstrucción de accidentes de peatones. Forensic Science International