Violencia de género en el barrio Isimbo Nº1 del cantón Latacunga

Violence of generate in the neighbothood Isimbo Nº1 of canton Latacunga

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 1– Enero 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº1:97

Autor principal (primer firmante): Erika Jaqueline Pilatasig Molina

Fecha recepción: 19 de enero, 2021

Fecha aceptación: 23 de enero, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(1):97

Primer Autor 1: Erika Jaqueline Pilatasig Molina, Estudiante de la Carrera de Enfermería de la Universidad Técnica de Ambato.

Segundo Autor 2: Lic. Mg. Willian E. Moyano Calero, Docente de la Carrera de Enfermería de la Universidad Técnica de Ambato

publica-TFG-libro-ISBN

Resumen

Según la organización mundial de la salud, la violencia de género es reconocida a nivel mundial como un problema de salud. Este problema surge desde la existencia de la humanidad: la mujer era considerada propiedad de su pareja. Por lo tanto, estaba destinada exclusivamente a los quehaceres domésticos y a la crianza de sus hijos, dejando de lado sus prioridades y necesidades.

Objetivos Específicos: establecer los tipos de violencia más usados por sus parejas, comprender el criterio de las mujeres sobre el maltrato y precisar las causas por las que, en ocasiones, a pesar de ser maltratadas, siguen unidas a sus parejas.

Métodos: La presente investigación es de enfoque cualitativo, con la participación de 12 mujeres. A todas ellas se les aplicó una entrevista semiestructurada.

Resultados: Los tipos de violencia más frecuentes que se manifiestan dentro de los hogares de las mujeres participantes son: física, psicológica, sexual y económica. Existe un criterio general como malo, sobre lo que es el maltrato, y las causas por los cuales siguen con sus parejas son: por no desunir a los hijos de sus padres, por tradición y por el que dirá la gente.

Conclusiones: En esta localidad, las costumbres y tradiciones siguen bien arraigadas, llevando a las mujeres a mantenerse a dependencia del hombre, incluso, en ciertos casos justificando el proceder de sus parejas.

Palabras clave: mujer, violencia, problema, agresión, derechos.

Abstract

According to the world health organization, gender violence is recognized worldwide as a health problem, this problem arises from the existence of humanity, the woman was considered the property of her partner, therefore, they were intended exclusively for housework and raising their children, putting aside their priorities and needs.

Specific Objectives: to establish the types of violence most used by their partners, to understand the criteria of women regarding abuse and to specify the causes why those who, despite being mistreated, remain attached to their partners.

Methods: The present investigation is of qualitative approach, with the participation of 12 women, all of them were applied a semi-structured interview.

Results:The most frequent types of violence that are manifested within the homes of the participating women are: physical, psychological, sexual and economic, there is a general criterion as bad, about what abuse is and the causes for which they continue with their partners are: for not separating the children from their parents, by tradition and by what people will say

Conclusions: In this locality, customs and traditions remain well rooted, leading women to remain dependent on men, even in certain cases justifying the behavior of their partners.

Keywords: woman, violence, problem, aggression, rights.

Introducción

La violencia hacia la mujer, también llamada de género en las relaciones interpersonales y de pareja hacen referencia a todo acto de violencia que pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual y psicológico hacia la mujer inclusive a las amenazas o todo acto de coacción, o privación arbitraria de la libertad tanto que se produce en la vía pública como en la privada por parte de la pareja de la misma (1).

“El maltrato hacia la mujer ha sido expuesto a lo largo de la historia de los seres humanos. Partimos de una situación crítica al otro lado del mundo, no obstante, también se presentan estos hallazgos, especialmente en los países subdesarrollados y en vías de desarrollo como los pertenecientes a África y Latinoamérica” (2).

A nivel mundial “según la organización mundial de la salud son diez países que figuran altos porcentajes de maltrato a la mujer: Belice, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú” (2). Las mujeres agredidas generalmente no desean abandonar a quienes las hacen sufrir, ven esta situación como algo natural o porque necesitan de la persona económicamente o para no sentirse sola sin el apoyo de un hombre en su hogar.

Según la organización mundial de la salud, 1 de cada 3 mujeres son víctimas de violencia física o sexual a manos de su cónyuge (3). En Bolivia existe grandes porcentajes de denuncias de violencia de pareja, según la organización mundial de la salud, sobre la violencia hacia la mujer en América Latina y el Caribe ocupa el primer lugar en violencia física y en segundo lugar en violencia sexual

“Un estudio realizado en Ecuador establece que cada 6 de 10 mujeres han sido víctimas de algún tipo de violencia, existen diversos factores que ubican a las mujeres en mayor condición de vulnerabilidad, aquellas que son miembros de hogares de bajos recursos económicos “(4). Según esta investigación, son familias disfuncionales, con un nivel bajo de educación, como consecuencia, sus hijos quedarán desprotegidos junto a un padre o familiares que no le brinden el cariño suficiente a un pequeño huérfano. Por lo tanto, se pone de manifiesto lo anteriormente mencionado sobre la violencia de género, que en comunidades, países y regiones es evitable y se puede prevenir este problema social (5).

“Uno de los principales motivos, surgen a partir del machismo de una sociedad que conserva una ideología Arcaica, en el cual el hombre ejecuta un rol importante en un grupo, familia, población, etc. Surgiendo una desigualdad de género entre hombres y mujeres que promueve la discriminación”. A pesar de esto, no ha sido un obstáculo para que las mujeres puedan progresar y desarrollarse dentro de una sociedad predominante por hombres (2).

Se considera como violencia; discusiones, agresiones físicas, herir, matar, acosar; existe manifestaciones como amenazas, uso de la fuerza, abuso del poder, desigualdades en las decisiones y conflictos (6).Los agresores figuran un perfil bajo, carecen de autoestima, muestran dependencia afectiva de amor, nerviosismo, inseguridad (7). La violencia está constituida por conductas de agresión: física, psicológica (verbal o no verbal), económica e incluso sexual dirigidas a sus esposas. Aunque no se excluye casos de retaliación “hijos que sufrieron maltrato durante su infancia y cuando ellos crezcan maltratan a sus cónyuges e incluso a sus propios padres” (8).

Violencia física

Esta se refiere a empujones, mordiscos, patadas, causadas por algún objeto u arma (9)

Violencia psicológica

Generan miedo, por medio de insultos, humillaciones, amenazas, desprecio hacia la propia mujer (9).

Violencia sexual

Consiste en actos de orden sexual, como tener relaciones sexuales sin su consentimiento (10).

Violencia obstétrica

Involucra a la violación de los derechos humanos y reproductivos de la mujer (11).

Violencia Económica

El agresor realiza un control de los gastos de su pareja e incluso movimientos financieros (12).

Ciclos de violencia

Fase de acumulación

Conocida también como la etapa de construcción de la tensión, la victima recibe agresiones leves que se tornan frecuentes y el agresor toma responsabilidad de sus actos violentos (2).

Fase de agresión

Existe el uso de la fuerza, la victima busca encontrar soluciones en el ámbito sexual, psicológico con el objetivo de prevenir golpes por parte de su agresor (2).

Fase de conciliación

Se torna un falso arrepentimiento en la que la mujer cree que la situación está controlada (2).

Con la finalidad de crear una sociedad igualitaria, en Ecuador, fue creada la constitución en el 2008, en donde el gobierno puso en marcha “el plan nacional de buen vivir, teniendo como objetivo sancionar a las personas que vulneren los derechos de las mujeres, pretendiendo la equidad social y territorial” (13). De igual manera, “La ley las ampara, protege, les proporciona atención médica, ayuda psicológica “orientación en los diferentes ámbitos legales y financieros” (14).

Por consiguiente, por medio de este trabajo de investigación, se buscará recabar información para poner de manifiesto al público en general sobre el maltrato de que son objeto muchas mujeres del barrio Isimbo del cantón Latacunga, para que, por medio de las vivencias de las participantes concienticen tanto los esposos como esposas, que todos tenemos el mismo derecho de condiciones, que en la actualidad no se trata de quien manda en la casa, sino, el trato entre pareja debe ser con respeto mutuo y trabajo en equipo para el bienestar del hogar.

Metodología

La presente investigación es de enfoque cualitativa, con la participación de 12 mujeres pertenecientes al barrio Isimbo Nº1, quienes cuentan las experiencias de vivencias con sus parejas En primera instancia, se basó en la identificación de una fémina que sufría de maltrato por parte de su pareja, y por su intermedio se logró la identificación de 11 mujeres más que presentaban este mismo problema. A todas ellas se les aplicó una entrevista semiestructurada, conformada por preguntas sociodemográficas y preguntas abiertas, las cuales nos ayudaron a recabar información sobre datos personales de las investigadas y los posibles tipos de maltrato de los que son objeto las mujeres de este barrio, además de recabar información sobre el criterio personal por parte de las mujeres sobre el maltrato hacia las mujeres y los motivos por los cuales siguen con sus parejas.

Los Criterios de inclusión se basaron en la narración de cada mujer, con amplios criterios y consientes que han sido maltratadas por sus parejas, por lo que se recolectó información a mujeres hasta los 55 años, contribuyendo con información de gran ayuda. En cuanto a los criterios de exclusión, no se les tomó en cuenta a mujeres menores de edad, por cuanto, no contaban con el permiso de una persona mayor de edad a su cargo.

Resultados

El análisis de esta investigación se realizó en base a las respuestas de la entrevista semiestructurada aplicada a las 12 mujeres de 17 a 55 años de edad, procedentes del barrio Isimbo Nº1, que dio como resultado a los 3 objetivos específicos planteados en este trabajo.

Tipos de violencia usados por las parejas

Como resultado a la pregunta sobre el tipo de violencia que sufrían, las entrevistadas contestaron de la siguiente manera:

Aylin, “mediante, golpes, patadas e insultos”.

Bertha, “Psicológicamente que a diario me maltrata verbalmente con palabras fuertes e hirientes que solo busca bajar mi autoestima”.

Camila, “Mi pareja me obligaba a tener relaciones sexuales sin mi consentimiento, el me violaba cuando yo me resistía, ahí me golpeaba con puñetes y sobre todo me gritaba “.

Diana, “Ya no existe comprensión en las decisiones del hogar, él se sentía superior a mi porque yo no trabajaba, él me daba dinero y también me controlaba mis gastos, lo poco que trabajaba él me quitaba todo.

Esther, “Palabras fuertes y por celos por el mínimo motivo que le daba me daba golpes en cualquier parte del cuerpo “.

Fabiola, “Es a diario el maltrato psicológico no me pega físicamente, pero las palabras duelen más que los golpes, me grita a cada momento nada le parece bien, en las cosas que yo realizo”

Gabriela, “Lo hacía con malas palabras por ejemplo eres una inútil una cualquiera no sirves para nada pasas solo en la casa no me atiendes como se debe y a parte que no haces nada no tienes limpia la casa y cuando bebía alcohol me pegaba apunte puñetes en la cara o si no me quería ahorcar “.

Hilda, “Mi esposo me pegaba estando en estado etílico y también por el mínimo motivo me obligaba a que me inyecte cada mes para no tener hijos y él no me preguntaba si me dolía o no si quería o no inyectarme. el me manejaba como un títere alguna cosa que me resistía me pegaba en delante de cualquier persona. así sea en la calle y por vergüenza yo accedía a cualquiera de sus peticiones porque también si les avisaba a mis familiares él se hacia la víctima y yo quedaba como la mala “.

Irma, “Me pegaba a diario, me separe y me pidió perdón y volví a regresar por un tiempo, él era bueno, amable, amoroso y más que todo regrese por mis hijos para que no se queden sin padre, pero luego volvió a pegarme les ponía en mi contra a mis hijos para que me odien, lo único que hacía yo es tenerle todo limpio, la comida a tiempo, pero él no valoraba las cosas que yo hacía”.

Jazu, “Yo ni cuenta me daba de un rato menos pensado me golpeaba, era un traicionero que también me culpaba que el dinero no alcanzaba”.

Kerly, “Mi marido me pegaba solo cuando estaba borracho de ahí no lo hacía si me hablaba porque yo mismo tenía la culpa, pero con el tiempo y el pasar de los años ha ido cambiado un poco no completo, pero poco”.

Lorena,” Lo único que hacía era culparme que el dinero no alcanza, se quejaba que no tiene dinero, pero a los ojos de otras personas me trataba bien, pero cuando llegaba a la casa seguía siendo grosero, si algo no hacía bien me daba cachetadas, empujones o me lanzaba con las ollas, cucharas, me rompía mis perfumes y mi ropa”.

Sin importar la edad, el estado civil, profesión, nivel de estudios ni tiempo de convivencia de las mujeres, todas sufren de algún tipo de violencia por parte de sus parejas, pudiendo establecer entre los más comunes 4 tipos de violencia: 5 de ellas sufrían de violencia física, 4, sufrían de violencia psicológico, 1 fémina sufría de violencia sexual y 2 de violencia económica.

Criterio sobre el maltrato contra la mujer

Como respuesta a la pregunta sobre la opinión que tenían con respecto al maltrato hacia la mujer, estos fueron sus criterios:

Aylin, “Es algo negativo porque produce tristeza y lo que pasara con el futuro de sus hijos, tal vez ellas tengan la misma historia” ·

Bertha, “Los malos sentimientos de los hombres por hacer daño a las mujeres, por la falta de compresión y celos”.

Camila, “Está muy mal no debería darse porque es una discriminación hacia las mujeres ya que ellas se sienten mal al ser maltratadas por hombres machistas sin corazón”.

Diana, “Es un autoritarismo que quieren imponer los hombres para que las mujeres no tengan derecho a opinar, están idealizados en las épocas antiguas en donde las mujeres eran esclavas del hombre, se encargaba de realizar los quehaceres domésticos”.

Esther, “Como una falta de respeto hacia la mujer porque no ha existido amor propio “.

Fabiola, “Deberían los hombres respetar a las mujeres y no discriminarlas, eso se llama machismo que incluso llegaría a un femicidio”.

Gabriela, “Es muy malo por falta de comunicación, existe una discriminación hacia el sexo femenino, en donde se supone que somos un país sin equidad de género, todos tenemos derechos por igualdad y la vieja realidad que los esposos les cohíben las cosas rutinarias de una mujer”.

Hilda, “Es una manera tan poco desfavorable que se comete hacia la mujer, un machismo que a lo largo de las décadas no se ha podido frenar, por la violación de los derechos hacia la mujer y también porque ellas mismo se dejan maltratar en ocasiones “.

Irma, “Eso es un delito porque se discrimina a la mujer, se violan sus derechos”.

Jazu, “No debería existir porque todos somos iguales no hay discriminación ante los ojos de Dios.

Kerly, “Es una falta de respeto porque no hay comunicación en ambas partes.

Lorena, “Existe maltrato ya que niñas de 13 años ya son madres y por miedo a las represalias de sus padres y por la sociedad se unan a sus parejas las cuales no hay disfrutado de su juventud y no saben todavía lo que es un hogar y todas las responsabilidades que existe se produce el maltrato y por las malas amistades”.

Según las opiniones vertidas por las entrevistadas, existe un concepto generalizado como “malo”, sobre lo que es la violencia contra la mujer.

Causas por la que las mujeres maltratadas siguen unidas a sus parejas

Con respecto a la pregunta sobre las causas por las cuales las mujeres maltratadas siguen con sus parejas, estas son sus respuestas:

Aylin, “A pesar de todo sigo con él por amor, pero lo malo es que el me pega “.

Bertha, “A veces pienso que solo por obligación nada más, no porque sienta amor o algo así ya a veces ni sé que es ese sentimiento que algún día nos unió, por los golpes y maltratos, se acabó todos los sentimientos que sentía hacia él “.

Camila, “Sigo en el por mis hijos ya me da vergüenza, ya son años que estamos casados y mis hijos ya están grandes tengo la esperanza que algún día cambie y ya no me siga maltratando”.

Diana, “Seguimos juntos porque la gente habla mucho y no se preocupan por su propia vida, ven la vida ajena para criticar, pero cada uno está por su lado“.

Esther, “Nos distanciamos y siento que ya cambio y sigo con él por mis hijos, ellos son los únicos afectados, aunque a veces pienso, ¿dónde quedo yo?, uno de estos días me va a matar de tanto golpe, ahí peor mis hijos quedaran huérfanos de madre”.

Fabiola, “Yo sigo con él por obligación, por quedar bien con mi familia y no ser la oveja negra de la familia que no tiene esposo “.

Gabriela, “Estamos juntos por mis hijos, ellos me pidieron que le disculpe y que ellos me van a defender de cualquier agresión de su padre “.

Hilda, “Yo ya me separé, ya lo decidí muy bien por el bienestar de mis hijos y del mío, es mejor que cada uno tome caminos diferentes”.

Irma, “Estoy por mis hijos y le guardo venganza porque me sigue maltratando y también mi familia me trata mal, porque sería una mujer sin pareja, sin frutos ni beneficios”.

Jazu, “Pienso, que dirá mi familia y amigos si me separo”.

Kerly, “Yo sigo con mi pareja por amor, a pesar de que el me maltrata y también es por costumbre y algo rutinario estar con él a mi lado, a veces me pega y a veces me trata bien. Tengo miedo de que dirá la gente, si me separo habrá muchas habladurías “.

Lorena, “Que no quiero estar sola y es por obligación como antiguamente decían solo con un hombre para toda la vida y siento que no voy a encontrar ningún hombre que me acepte con hijos de otra pareja y siento que ya ha cambiado y ya no me pega como antes “.

Se puede precisar 4 causas principales por las que las mujeres maltratadas siguen con sus parejas: 2 de ellas, todavía tienen la esperanza de que sus parejas cambien y siguen unidas por amor, 3 por obligación o tradición, al pensar que el matrimonio es para siempre, 4 de ellas siguen con sus parejas por sus hijos, 2 por temor al qué dirán la gente, y solo una de ellas ha tomado la firme decisión de separarse.

Discusión

La presente investigación relata la problemática que existe por la violencia de género por las discrepancias, que se disputan entre quien lleva la autoridad en el hogar. En Ecuador en los últimos cinco años se han aumentado denuncias y casos de violencia hacia la mujer por múltiples factores que han llevado a que se produzca su muerte, convirtiéndose en un femicidio.

Según este estudio realizado se logró encontrar que la mayoría de las mujeres son víctimas de violencia física y psicológica, dando como resultado una baja autoestima en no poder tener decisiones propias y se sostiene que sus parejas las golpean por su baja estabilidad económica, además, las hacen culpables de que el dinero no alcance e incluso han sido obligadas a tener relaciones sexuales sin su consentimientos, en otros casos ellas han sido obligadas a casarse con sus cónyuges por obligación o por la presión de sus padres, es decir, que no lo hacen por verdadero amor, están atadas a hombres machistas que solo buscan la esclavitud de una mujer para sentirse satisfechos y según su ideología sentirse más hombres, su egoísmo impide que las mujeres puedan superarse y sean mujeres exitosas.

En estos casos, los golpes es algo rutinario, básicamente la mujer está atada a sus parejas con la ideología que no tendrán otras oportunidades con otras personas, pero hay leyes que las ampara y pueden denunciar todos estos actos que han sufrido a lo largo de sus vidas con sus parejas.

La sociedad mexicana nos indica que no existe superioridad de los hombres, ellos no comparten la ideología machista hacia las mujeres, por lo que descartan esta problemática social. Por consiguiente, lo ven innecesario realizar campañas de prevención o reparación de daño por la violencia hacia las mujeres que sufren a lo largo de su vida cotidiana” (15). De la misma forma se encontró respuesta en referencia que los hombres son menos conflictivos y son discriminados por sus esposas. Son ideologías que no concuerdan con esta investigación, ya que, en el barrio Isimbo N°1 si existen maltrato hacia la mujer a diario por diferentes motivos, hacen que las mujeres bajen su estado anímico e involucren al resto del núcleo familiar.

En una investigación realizada con 27 mujeres, por la Universidad de Cuenca-Ecuador en el 2018, sobre los factores socioculturales que influyen en las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, encontraron que independientemente de la edad, raza, estado civil, credo religioso, nivel socioeconómico, nivel de educación, lugar de residencia rural o urbano; todas ellas dijeron haber sufrido de algún tipo de violencia: física, psicológica, sexual o económica por parte de sus parejas. En concordancia con este estudio encontramos similitudes con este trabajo de investigación realizado en el barrio Isimbo N°1 del cantón Latacunga, en donde se pone de manifiesto que aún en la actualidad siguen bien arraigadas las costumbres y tradiciones ecuatorianas, de que, si se casa es para siempre y por tal motivo asumen como algo normal y hasta justifican el proceder de sus parejas.

Por otra parte, “las agresiones se transforman en fases como, distorsiones cognitivas (celos patológicos, minimización de la responsabilidad), control emocional (impulsividad, agresiones), tipos de abuso (emocional, sexual, aislamiento, manipulación hacia sus hijos), realizan un reconocimiento en ambas parejas para buscar soluciones como por ejemplos, terapia de familia, para resolver conflictos, promoción del respeto, ayudar en la comunicación de pareja se logra una mejoría significativa”(16).

Conclusiones

Las mujeres participantes del barrio Isimbo Nº1, continúan con sus parejas por no separar a sus hijos de sus padres, a pesar de sufrir maltrato, además sienten obligación de seguir con sus parejas por tradiciones antiguas que permanecen en el lugar, como dice el dicho “si te casas es para siempre “, llevando a las mujeres a estar junto a su pareja sin sentir amor, quedándose a sufrir golpes y agresiones físicas, verbales, económicas, psicológicas e incluso sexuales.

Por lo tanto, existe miedo en las mujeres sobre las consecuencias que se producirá si abandonan a su pareja, el que diría la sociedad y la falta de apoyo familiar es otra causa por la que siguen con sus parejas. Por todas estas razones, algunas féminas son empujadas a tomar malas decisiones que las puede llevar incluso hacia la muerte.

Bibliografía

  1. Vela M de JP. Pareja y el clima social familiar en adolescentes María de Jesús Pacheco Vela * Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú INTRODUCCIÓN La violencia es definida según la Organización Mundial de la Salud (2002), como el uso deliberado de la fuerza f. 2015 [citado 05 de noviembre de 2020];1(1):29–44. Disponible en: file:///C:/Users/PC/ Downloads/Actitud _hacia_la_violencia_ contra_la_mujer_ en_ la_r.pdf
  2. Caiza Josselyn. Femicidio en la Ciudad de Guayaquil. SHELL.J. 2020 [citado 16 de enero de 2021] ;(1):55.Disponible en: http://areneacientic.com/ index. php/revista/article/view/15/31
  3. Requena Gonzáles S. Una mirada a la situación de la violencia contra la mujer en Bolivia – A view to the situation of violence against women in Bolivia. Rev Investig Psicol [Internet]. 2017[citado 16 de enero 2021];(17):117–34. Disponible en: http://www.scielo.org.bo/ scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S2223- 3032201700 0100008&lang=pt% 0A http://www.scielo.org.bo/pdf/ rip/n17/n17_a0 8.pdf
  4. llescas Zhicay MM, Tapia Segarra JI, Flores Lazo ET. Factores socioculturales que influyen en mujeres víctimas de violencia intrafamiliar. Kill Soc [Internet]. 21 de septiembre de 2018 [citado 20 octubre 2020];2(3):187–96. Disponible en: http://killkana.ucacue.edu.ec/ index.php/killkana_social/article/view/348
  5. García-Moreno DC. Estimaciones mundiales y regionales de la violencia contra la mujer: prevalencia y efectos de la violencia conyugal y de la violencia sexual no conyugal en la salud. Organ Mund la Salud [Internet]. 2013;2. Disponible en: http://apps.who.int/ iris/bitstream/10665/85243/ 1/WHO_RHR_HRP_ 13.06_spa.p df
  6. Santiago MA, Peregrín FMM, Gonçalves HS. Jardín de historias: Releer la violencia hacia la mujer en una favela carioca Marisa Antunes Santiago. AIBR Rev Antropol Iberoam. 2017[citado 16 de enero 2021];12(1):77–102.
  7. Chávez Inrtiago M, Juarez Mendez A. Violencia de Género en Ecuador. Rev Publicando [Internet]. 2016 [citado 27 octubre 2020];3(8):104–15. Disponible en: file:///C:/Users/PC/Downloads/ Dialnet-Violencia DeGenero EnEcuador-5833409 (1).pdf
  8. Callau Dalmau P. Anales de derecho. An Derecho [Internet]. 2016 [citado 16 de enero 2021];27:210–40. Disponible en: http://revistas.um.es/ analesderecho/article/ view/118031
  9. Torres López NDM, Díaz-López MP. Género en el discurso: discriminación. Maltrato a la mujer. Int J Dev Educ Psychol Rev INFAD Psicol [Internet]. 2017 Nov 19[citado 16 de enero 2021];4(1):267. Disponible en: http://www.infad.eu/ RevistaINFAD/OJS/index. php/IJODAEP/article/ view/1056
  10. Attribution-noncommercial- noderivatives CC, License I, By-nc-nd CC, Colegio E. Colegio de Mexico Chapter Title: FRECUENCIA Y DIMENSIONES DE LA VIOLENCIA EMOCIONAL CONTRA LA MUJER POR PARTE DEL COMPAÑERO ÍNTIMO Chapter Author (s): Consuelo Cervantes Muñoz , Luciana Ramos Lira and María Teresa Saltijeral Book Title: Violencia cont. 2004; Disponible en: https:// www.jstor.org/ stable/pdf/j.ctv5137 92.11.pdf
  11. Instituto Nacional de Estadísticas y censos (INEC). Encuesta nacional de relaciones familiares y violencia de genero contra las mujeres – EMVIGMU. Inec [Internet]. 2019 [citado 27 octubre 2020];2–77. Disponible en: https://www.ecuadorencifras. gob.ec/documentos/ web- inec/ Estadisticas_Sociales/ Violencia_de_ genero_2019/Principales resultados ENVIGMU 2019.pdf
  12. VILLAMIL AMA. La violencia económica y/o patrimonial como variante de violencia familiar hacia la mujer en Colombia. J Chem Inf Model [Internet]. 2020 [citado 03 diciembre 2020];21(1):1–9. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j. tmaid.2020.101607%0A https://doi.org/10.1016/ j.ijsu.20 20.02.034%0A https://onlinelibrary. wiley.com/ doi/abs/10.1111/cjag.12228%0A ht tps://doi.org/10.1016/ j.ssci.2020. 104773%0A https://doi.org/10.1016/ j.jinf.2020.0 4.011% 0Ahttps://doi.o
  13. Mas Camacho MR, Acebo del Valle GM, Gaibor González MI, Chávez Chacán PJ, Núñez Aguiar F del R, González Nájera LM, et al. Violencia intrafamiliar y su repercusión en menores de la provincia de Bolívar, Ecuador. Rev Colomb Psiquiatr [Internet]. enero de 2020 [citado 15 de octubre de 2020];49(1):23–8. Disponible en: https://linkinghub.elsevier. com/retrieve/pii/S00347 45018300490
  14. Fernández-González L, Calvete E, Orue I. Mujeres víctimas de violencia de género en centros de acogida: características sociodemográficas y del maltrato. Psychosoc Interv [Internet]. 2017 [citado 06 noviembre 2020];26(1):9–17. Disponible en: http://dx.doi.org/ 10.1016/j.psi.2016.10.001
  15. Sandoval FAGF. Machismo y violencia de género en la impartición de justicia para adolescentes. [Internet] 2018 [citado 18 diciembre de 2020]; Disponible en: http://ru.iiec.unam. mx/5238/1/2-044-Sandoval-Reyes-Garcia.pdf
  16. Salas Cubillos N, García Charry VC, Zapata Losada LV, Díaz Usme OS. Intervenciones en violencia de género en pareja: Articulo de Revisión de la Literatura. Rev Cuid [Internet]. 2020 Aug 31[citado 16 de enero 2021];11(3). Disponible en: https://revistacuidarte.udes. edu.co/index.php/cuidarte/ article/view/980
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.