Vía subcutánea en cuidados paliativos. Efectividad y calidad de vida

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 329

Autor principal (primer firmante): Luis Carlos Royo Sierra

Fecha recepción: 10/06/2024

Fecha aceptación: 06/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 329

Autores:

  1. Luis Carlos Royo Sierra. Enfermero en Medicina Interna del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Wendy Yadira Pinango Pilla. Enfermera en Consultas Externa del Hospital Clínico de Zaragoza.
  3. María Gandara Martín. Enfermera en Medicina Interna del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
  4. Marta García Corona. Enfermera en Medicina Interna del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.
  5. Alicia Fayed Coca. Enfermera en Medicina Interna del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. Inés Abad Lausín. Enfermera en Hospital de Día del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

Resumen

La administración de medicamentos por vía subcutánea es una opción efectiva en cuidados paliativos para mejorar la calidad de vida de los pacientes cuando las vías oral e intravenosa no son viables. Este método permite una absorción constante y eficiente de fármacos, facilitando el manejo de síntomas como dolor, disnea y náuseas. La vía subcutánea ofrece beneficios como menor agresividad, posibilidad de administración domiciliaria y menores efectos secundarios. Sin embargo, requiere una adecuada formación de cuidadores y personal de salud para manejar posibles complicaciones.

Por lo tanto, estamos ante una valiosa herramienta que mejora los cuidados en pacientes al final de la vida y un apoyo efectivo para sus cuidadores.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Palabras clave:

“vía subcutánea”, “cuidados paliativos”, “efectividad”.

Introducción

Los Cuidados Paliativos están presentes en más del 3% de la población mundial. A menudo, la administración de fármacos por vía oral e intravenosa se vuelve difícil o casi imposible, por lo que se recurre a la vía subcutánea para un correcto control de síntomas y mejorar la calidad de vida. Este método permite una absorción constante y eficiente de fármacos, facilitando el manejo de síntomas como dolor, disnea, náuseas y agitación, comunes en los cuidados paliativos (1-3).

Los cuidados paliativos buscan mejorar la calidad de vida, enfocándose en el alivio del sufrimiento y en el apoyo integral al paciente y su familia (4). La utilización de la vía subcutánea frente a la intravenosa, cuando no se dispone de la vía oral, presenta una serie de beneficios como la baja agresividad, la posibilidad de administración en domicilio y bajos efectos secundarios, lo que permite la continuidad del tratamiento una vez el paciente es dado de alta hospitalaria (5).

Objetivo

Realizar una revisión sobre la efectividad y utilidad de la administración de medicamentos por vía subcutánea en cuidados paliativos y cómo influye en la calidad de vida.

Desarrollo

La vía subcutánea es una vía parenteral que permite la administración de fluidos (fármacos e hidratación) en el tejido celular subcutáneo. La alta vascularización en la última capa del tejido subcutáneo favorece el paso de fármacos al torrente sanguíneo, evitando el metabolismo del primer paso hepático y proporcionando una alta biodisponibilidad (1,2)

Existen diferentes tipos de catéteres para la administración de medicamentos por vía subcutánea (2,6):

publica-articulo-revista-ocronos

Agujas de acero con alas y tubuladuras de plástico: Denominadas palomillas o mariposas metálicas, con calibres entre 19G y 25G, recomendándose las de 23G a 25G.

Palomillas fabricadas en poliuretano con aguja guía de acero inoxidable: Varían desde 18G hasta 24G, siendo más recomendadas las de 20G a 24G.

Catéteres periféricos cortos con cánula y aguja guía: Usados habitualmente en canalización endovenosa, con calibres de 14G a 24G.

Las regiones anatómicas más recomendadas para la inserción incluyen (2,6):

  • Región infraclavicular.
  • Abdomen (evitando la zona periumbilical), preferentemente para hidratación.
  • Tercio medio de la cara externa del brazo.
  • Tercio medio de la cara anterolateral del muslo.
  • Zona escapular.

Existen diferentes métodos de administración a través de la vía subcutánea (6):

  • Bolus: Administración en un horario establecido mediante punción directa con aguja y jeringuilla, o a través de palomilla si se precisa repetir dosis. El volumen máximo debe ser de 2- 3 ml, sin diluir el fármaco. Posteriormente, se limpia el sistema con 0.5 ml de suero fisiológico.
  • Infusión continua: Administración a través de un sistema de perfusión que libera el fármaco de forma continua. Puede hacerse con bomba elastomérica, microgotero, gravedad o bombas eléctricas, permitiendo la mezcla de fármacos. La infusión continua mantiene niveles plasmáticos constantes durante la administración.

Indicaciones y contraindicaciones

La vía subcutánea es adecuada para pacientes con dificultad para ingerir fármacos por alteraciones digestivas, neurológicas o con dificultad para accesos venosos, deshidratación leve o moderada, necesidad de control de síntomas sin posibilidad de uso de vía oral, en situación paliativa o de agonía, y en uso domiciliario (2,6-8).

No es adecuada en casos de: Anasarca. situaciones de shock, coagulopatías graves, infecciones repetitivas en el punto de inserción, negativa del paciente. paciente caquéctico con tejido subcutáneo abdominal de menos de 1 cm, mala adaptación del paciente, claudicación familiar o situación social no adecuada. Además, pueden aparecer alteraciones locales como celulitis, endurecimiento o ulceración de la zona (2,6-8).

Conclusiones

La administración de medicamentos por vía subcutánea en pacientes paliativos ofrece una opción efectiva y práctica para el control de síntomas críticos como el dolor y las náuseas, mejorando la calidad de vida del paciente en el hogar y reduciendo la necesidad de hospitalización frecuente. Su efectividad se basa en su capacidad para proporcionar una absorción gradual y constante de medicamentos, asegurando un control continuo de los síntomas.

Es crucial abordar los desafíos asociados, como la necesidad de educación y capacitación adecuadas para los cuidadores y el personal de salud, así como la atención a posibles complicaciones locales. La administración subcutánea de medicamentos es una herramienta valiosa en los cuidados paliativos, con el potencial de mejorar significativamente la experiencia de los pacientes al final de la vida y proporcionar un apoyo efectivo para sus cuidadores.

Bibliografía

  1. Lichter I, Hunt E. Subcutaneous Drug Administration in Palliative Care: A Review. Palliative Medicine. 2021;35(4):471-483.
  2. Facultad de Ciencias de la Salud “Dr. Luis Edmundo Vásquez”. Guía de uso del Catéter Subcutáneo en Cuidados Paliativos”. [Internet]. 2016. [citado 5 Abril de 2024]. Disponible: https://cuidadospaliativos.org/uploads/2 018/2/Guia_de_uso_del_Cateter_Subcutan eo_ en_Cuidados%20Paliativos.pdf
  3. Romero A, Lázaro C, López-Casero N, Del Valle R, Callado D, Arriba JJ. Cuidados paliativos en Atención Primaria: Abordaje del delirium y manejo de la vía subcutánea. Rev Clín Med Fam 2021;14(1): 18-25
  4. Murray S, Grant E, Ahmedzai S. Efficacy of Subcutaneous Medications in Palliative Care: Current Evidence. Journal of Palliative Medicine. 2023;26(1):33-42.
  5. Campbell M, Foley K, Evers M. Home-based Palliative Care Using Subcutaneous Routes: Patient and Family Perspectives. Journal of Palliative Care. 2022;38(2):97-106.
  6. Auria G, Cabrero AI, Narvión A, Ortega V, Puértolas Y. Guía de práctica clínica para el manejo de la vía subcutánea.[Internet].2020. Disponible: https://portal.guiasalud.es/wp- content/uploads/2021/04/gpc_606_via_subc utanea_compl_rev.pdf
  7. Rosenberg J, Reidel D. The Role of Subcutaneous Routes in Palliative Care. Journal of Pain and Symptom Management. 2022;64(5):523-532.
  8. Matoses C, Rodríguez F.J, Sanz G, Murcia A, Morante M, Navarro A. Administración de medicamentos por vía subcutánea en cuidados paliativos. Farm Hosp. 2015;39(2):71- 79.