Variz vulvar atípica: reporte de un caso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 7–Julio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº7: 236

Autor principal (primer firmante): Claudia Pilar Clemente Tomás

Fecha recepción: 27 de junio, 2023

Fecha aceptación: 24 de julio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(7) 236

Claudia Pilar Clemente Tomás 1, Marta Isabel Giménez Campos 1, Laura Moreno Sanz 2.

  1. Facultativo Especialista en Obstetricia y Ginecología. Hospital General Obispo Polanco, Teruel, España.
  2. Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Hospital General Obispo Polanco, Teruel, España.

Resumen

Paciente mujer de 30 años que consulta por notar una tumoración a nivel vulvar, que empeora con la bipedestación.

En la exploración se evidencian múltiples pápulas agrupadas en patrón de racimo de uvas, localizadas a nivel del tercio inferior del labio mayor izquierdo, sugestivas de lesión vascular tipo variz.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Se le pauta tratamiento con diosmina oral diaria y pomada de pentosano polisulfato sódico a demanda, con la práctica desaparición de la lesión a los 3 meses de inicio del tratamiento.

Palabras clave: variz; vulva; diosmina; pentosano polisulfato sódico.

Abstract

A 30-year-old female patient consulted for noticing a vulvar tumour, which worsened when standing upright.

Examination revealed multiple papules grouped in a grape cluster pattern, located on the lower third of the left labium majus, suggestive of a vascular lesion of the varicose vein type.

The patient was treated with daily oral diosmin and pentosan polysulphate sodium ointment on demand, with the lesion practically disappearing 3 months after starting treatment.

Keywords: varicose vein; vulva; oral diosmin; pentosan polysulphate sodium ointment.

Desarrollo del caso

Mujer de 30 años, que es remitida por su médico de atención primaria a la consulta de Ginecología por notarse un bulto a nivel vulvar, que le empeora con la bipedestación, presentando sensación de pesadez, dolor y prurito a final del día, desde hace 5 meses.

publica-articulo-revista-ocronos

La paciente comenta que durante sus gestaciones había presentado un cuadro similar, pero de sintomatología más leve, sin haber sido diagnosticada ni tratada por ello.

Como antecedentes de interés padece hipertensión arterial, en tratamiento con manidipino hidrocloruro y enalapril. Además del tratamiento hipotensor, la paciente toma desogestrel oral, como método anticonceptivo. Revisando su historial médico, se constata una citología normal, con VPH negativo, en mayo de 2022.

Ante el cuadro clínico actual, su médico de atención primaria le solicita serologías de VIH, hepatitis B y C, sífilis y herpes, que son negativas.

En la exploración realizada en la consulta de Ginecología se evidencian a nivel del tercio inferior del labio mayor izquierdo múltiples pápulas púrpuras, agrupadas en patrón de racimo de uvas, sugestivas de lesión vascular compatible con variz vulvar atípica (Figura 1).

No se observa ningún otro tipo de lesión a nivel genital ni adenopatías inguinales. Sin embrago, la paciente sí que presenta a nivel anal hemorroides externas de 3er grado, sin signos de trombosis.

Estos hallazgos compatibles con insuficiencia venosa crónica apoyan el diagnóstico de sospecha de la lesión por la que consulta la paciente, descartando con gran probabilidad la posibilidad de que se trate de una lesión por herpes genital o de condilomas acuminados.

Ante este cuadro clínico, se le recomienda a la paciente el uso de medias de compresión en el trabajo, ya que, al dedicarse a la hostelería, debe estar muchas horas en bipedestación, y se le pauta tratamiento con diosmina oral de 15 mg cada 12 h de forma diaria, y administración local en la variz vulvar de pomada de pentosano polisulfato sódico a demanda, cuando la paciente padezca mayor sintomatología debido por ejemplo a estar sometida a un mayor periodo de bipedestación.

Al mes del inicio del tratamiento se realiza una visita de control, en la que la paciente refiere clara mejoría de la clínica, tanto a nivel de la variz vulvar como a nivel hemorroidal, pero con persistencia de ambas lesiones en la exploración.

Sin embrago, en la visita de control realizada a los tres meses del inicio del tratamiento, la lesión varicosa prácticamente ha desaparecido, y las hemorroides han pasado a ser de 1er grado. Ante tal mejoría, se mantienen las medidas físicas recomendadas, pero se espacia la pauta de diosmina oral a días alternos.

Conclusiones

Las varices vulvares son una de las manifestaciones de la insuficiencia venosa crónica. Su prevalencia se estima del 4% entre las mujeres 1, aumentando hasta el 7% en las gestantes 2, debido al aumento de la presión intraabdominal que dificulta el drenaje venoso por el crecimiento uterino acorde al crecimiento fetal.

Generalmente las varices vulvares son asintomáticas, pero en algunos de los casos las pacientes pueden presentar síntomas del tipo sensación de pesadez, presión e incluso dolor 1.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, presentándose como pliegues azulados-púrpuras, fluctuantes a la palpación 3. Si al tacto están indurados o producen intenso dolor, se debe sospechar trombosis de dichas lesiones.

Debe realizarse una exploración física cuidadosa para hacer el diagnóstico diferencial con malformaciones arteriovenosas, hematomas, quistes de la glándula de Bartholino o incluso lesiones herpéticas o condilomas, cuando se presentan como pápulas agrupadas como en el caso clínico descrito.

El manejo debe intentar ser conservador en las pacientes con lesiones leves, basándose en las medidas físicas, y pudiendo recurrir en aquellos casos con lesiones moderadas o pacientes muy sintomáticas la administración de diosmina o flavonoides semisintéticos, con mejoría habitual de la clínica a los 2-3 meses de su administración 4.

Bibliografía

  1. Hobbs JT. The pelvic congestion syndrome. Br J Hosp Med. 1990;43:200-6.
  2. Lakshmi A, Marsh P, Holdstock J, Harrison C, Hussain F, López A. Pelvic vein embolisation in the management of varicose veins. Cardiovasc Intervent Radiol. 2008;31:1159-64.
  3. Veltman LL, Ostergard DR. Thrombosis of vulvar varicosities during pregnancy. Obstet Gynecol. 1972;39:55-6.
  4. Gearhart PA, Levin PJ, Schimpf MO. Expanding on earlier findings A vulvar varicosity grew larger with each pregnancy. Am J Obstet Gynecol. 2011;204:89, e1-2.

Figura 1. Múltiples pápulas púrpuras agrupadas en patrón de racimo de uvas sugestivas de variz vulvar atípica (círculo amarillo), localizadas en tercio inferior de labio mayor izquierdo.

Ver imagen en: https://revistamedica.com/variz-vulvar-atipica-reporte-de-un-caso/