Vacunación en menores extranjeros

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 218

Autor principal (primer firmante): Francisco Javier de Ojanguren Madarieta

Fecha recepción: 2 de Mayo, 2021

Fecha aceptación: 27 de Mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 218

Autor:

Francisco Javier de Ojanguren Madarieta. Licenciado en Farmacia

Introducción y primer contacto

La vacunación de menores extranjeros llegados a nuestro país, bien como refugiados, inmigrantes o adoptados, es un derecho fundamental a la salud, que poseen independientemente de su estatus legal.

El primer contacto con el ámbito sanitario local se suele producir en los servicios de atención primaria, donde se realiza un estudio de sus determinantes de salud y vulnerabilidades, entre las que habitualmente se encuentra el estado de vacunación.

Esta primera aproximación debe realizarse, a ser posible, en un idioma común, aunque no sea el habitual de la persona extranjera. Pero si no es posible se recurrirá a un intérprete para consignar con la mayor fidelidad posible los datos que aporta el paciente o sus progenitores si los hubiere. En este caso es importante resaltar que el intérprete no debe incluir elementos de opinión o creencias, sino trasladar fielmente lo expresado por el paciente al equipo sanitario.

Fases de procedimiento

El procedimiento consta de tres fases

  • Evaluación de la documentación aportada
  • Adecuar la situación vacunal a la de las personas de la misma edad residentes en la Comunidad Autónoma en la que va a fijar su residencia.
  • Diseñar un calendario vacunal personalizado que nos permita lograr la adecuación.

Lo primero que debemos hacer es solicitar a la familia o responsables toda la documentación obrante en su poder para poder para determinar la validez de las vacunas previamente administradas.

Sólo se consideran administradas las vacunas que consten en la documentación y no las que sean referidas oralmente o por referencia a vacunaciones generales en el país de origen.

Es frecuente encontrar cartillas vacunales en otros idiomas e incluso en otros alfabetos que dificultan su comprensión. Tenemos tablas de equivalencia en la página web de la OMS para ver la composición de las vacunas por sus siglas.

En principio consideraremos fiables los documentos aportados, especialmente si provienen de América Latina, India o Vietnam, pero nos pueden surgir dudas en algunos casos.

En los documentos procedentes de China, en los casos de niños adoptados procedentes de orfanatos, debemos prestar atención a las fechas de vacunación. Cuando se nos presente una cartilla de vacunación en la que los intervalos sean perfectos, en las que figuran como fechas de vacunación días festivos, o la administración se ha efectuado siempre el mismo día del mes, podemos sospechar que se ha efectuado un relleno no acorde a la realidad y deberíamos considerar el documento como no fiable.

En caso de duda también se pueden solicitar pruebas serológicas, pero en algunos casos son complejas de realizar y se precisan técnicas no habituales.

Una vez elaborada la tabla de vacunas recibidas, haremos un diseño de administraciones para adecuar la situación a la que debiera ser en su Comunidad Autónoma de residencia, pero hay algunos puntos que deberemos tener en cuenta o que nos pueden llevar a confusión.

Vacuna frente a Hepatitis A

No figura en los calendarios autonómicos excepto en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, por su proximidad con Marruecos. Aunque no es obligatoria, los niños procedentes de zonas endémicas, pueden viajar a sus zonas de origen de vacaciones o visita, así como recibir en su domicilio a familiares o conocidos que pudieran ser portadores del VHA, por lo que es conveniente administrarles la vacuna.

Vacuna frente al Sarampión Monovalente

Presentación no existente en España. Es frecuente la administración temprana antes del año de vida en las zonas con alta tasa de enfermedad. No se considera esta inmunización dada la interferencia de los anticuerpos maternos. Además, en España de administra junto a la Rubéola y Parotiditis en la presentación de Triple Vírica (TV ò SRP).

Vacuna frente a la poliomielitis

En los países menos desarrollados se utiliza la vacuna oral de virus atenuados y no la de virus inactivados utilizada en España. Se consideran como válidas y se contabilizan como administradas. Se administra una dosis de VPI, excepto en los niños procedentes de zonas en las que existe circulación del virus salvaje, que actualmente se circunscribe a Afganistán y Pakistán, en este caso se administran tres dosis de VPI.

Vacuna Pentavalente Sudamericana

Es la vacuna que más errores genera a la hora de diseñar el calendario. Está compuesta por antígenos de DTP-VHB-Hib, y se suele confundir con la Pentavalente española que se ha administrado hasta hace poco en nuestro país. La diferencia radica en que no presenta VPI, ya que la vacunación antipoliomielítica se realiza vía oral y la española sí la presentaba, pues contenía DTP-VPI-Hib, y sí presenta Vacuna frente a la HB.

Deberemos buscar si se efectuó inmunización VPO, en cuyo caso actuaremos como se ha indicado en el párrafo anterior, pero no revacunaremos frente a la Hepatitis B más que las dosis de ajuste al calendario autonómico.

Es importante destacar que el calendario a diseñar consiste en retomar las inmunizaciones desde el punto en que quedaron. Dosis puesta dosis que cuenta, y no iniciarlo desde el principio.

Se tiene en cuenta las vacunas en las que se ha respetado el intervalo mínimo entre dosis, si éste no se ha respetado, se considerará no válida.

Una vez elaborado el cuadro de vacunas y dosis válidas, utilizaremos el cuadro de adaptación elaborado en cada comunidad autónoma para la adecuación, teniendo en cuenta que algunas vacunas pueden no estar indicadas a partir de una edad determinada a no ser que se pertenezca a alguno de los grupos de riesgo.

Como ejemplo se incluye el de la Comunidad Autónoma del País Vasco

vacunacion-menores-extranjeros

En la columna de las edades vamos descendiendo para observar las vacunas que deberían administrarse y restamos las que consideramos válidamente administradas para esa edad.

Se debe intentar administrar en cada visita el mayor número posible de vacunas, dandopriori dad a las que protejan de enfermedades graves o fácilmente transmisibles.

Una vez finalizado el calendario acelerado, incluiremos al menor en el calendario autonómico que le corresponda siguiendo en adelante la pauta común.

Bibliografía

  1. Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones. Calendario acelerado de vacunaciones. Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, julio 2019.
  2. Manual de Vacunaciones del Departamento de Salud del Gobierno Vasco. Junio 2020
  3. Vacunación de los niños inmigrantes: ¿Cómo acuden a nuestras consultas? R. Gutiérrez Hernando, M.J. Álvarez Pasquín, M.A. Sesmero Lillo y S. Martín Martín. Póster en el II Congreso de la Asociación Española de Vacunología.