Usos de la vía de administración subcutánea

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 1–Enero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº1: 110

Autor principal (primer firmante): Miriam Martín García

Fecha recepción: 13 de diciembre, 2022

Fecha aceptación: 10 de enero, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(1) 110

Autores:

  1. Miriam Martín García (principal)
  2. Frago Quintana, José Miguel
  3. Martínez Longás, Ángel José
  4. Escartín del Río, Lucía
  5. Galve Marqués, Paula
  6. Galloso Rojo, Iván

Categoría Profesional: Enfermería

Resumen

Los cuidados paliativos y las enfermedades crónicas y degenerativas van en aumento dado que vivimos en poblaciones cada vez más envejecidas. El uso de la vía subcutánea es un gran desconocido que tiene en estos campos su principal área de acción. Con el objetivo de conocer sus principales ventajas y desventajas se realizó una revisión bibliográfica en diferentes bases de datos en la que se hallaron numerosas ventajas como por ejemplo la comodidad para el paciente, el escaso potencial de complicaciones y el ahorro que supone para el sistema sanitario frente a otras vías de administración como por ejemplo la parenteral.

publica-TFG-libro-ISBN

A pesar de todas estas ventajas existe un gran desconocimiento de esta técnica por parte de los profesionales y su uso se ve muy limitado a los campos antes nombrados pero con la elaboración de guías basadas en la evidencia y la debida formación su uso podría verse extendido a otros ámbitos, beneficiando tanto a los pacientes, como a los familiares y ahorrando costes al sistema sanitario.

Abstract

Chronic and degenerative diseases and the need of palliative care are growing due to the fact that we live in older and older populations. The use of the subcutaneous administration is not very well known but has on these areas its biggest role. With the purpose of getting to know the main advantages and disadvantages of the subcutaneous administration a bibliographic review was carried out in different data bases. Numerous advantages were found out such as patient comfort, little potential for complications and saving for the health system, compared with other technics (e.g parenteral administration). Nonetheless, this technique is not very much extended along side healthcare professionals and its use is still limited to the above stated fields. Adequate training and elaboration of evidence-based clinical guides, could extend the use of subcutaneous administration, resulting in benefits for patients, professionals and saving costs to the health system.

Palabras clave

Cuidados paliativos, vía subcutánea, ventajas, desventajas

Introducción

La vía llamada subcutánea consiste en la administración de diferentes fármacos o fluidos en la tercera capa de la piel, también llamada hipodermis o tejido subcutáneo. Esta capa hace de reserva energética, aislante térmico y sirve de protección frente a traumatismos. (1)(2)

Sus principales características son su gran irrigación, por lo cual el fármaco pasa al torrente sanguíneo eliminando el primer paso del metabolismo hepático, así como los escasos receptores del dolor que posee. (1)(3)

Otras de las ventajas serían la rapidez de absorción, por lo que el tejido no tarda en recuperar su forma (permitiendo administrar volúmenes considerables) y también la facilidad de acceso frente a otras vías de administración parenteral. (2)(3)

La forma en que se administra puede ser por inyección directa o a través de un catéter llamado “palomilla” y esta puede ser en bolo o en perfusión continua, acerca de esto último si consiste en hidratación puede hallarse denominado en otras guías o textos como “hipodermoclisis”.(2)

Para entender por qué el uso de esta vía no está muy extendido y es un gran desconocido todavía en muchos ámbitos de la medicina deberemos indagar un poco en su historia.

El primer registro de utilización se remonta hasta 1913 en el tratamiento de la diarrea infantil.

Se utilizó en años posteriores, pero en la década de los 50 se dejó de lado su uso debido a una serie de muertes. Muertes que tiempo después de descubrió fueron fruto de un mal uso (1) por “la administración de fluidos inapropiados (sin electrolitos e hipertónicos), velocidades de infusión altas y volúmenes elevados de fluidos” (2)

Su uso quedó olvidado hasta 1970, año en el cual se empezó a usar para analgesia en pacientes terminales con morfina. En esa misma década y en el Hospital Infantil de Boston se demostró una eficacia similar a la vía intravenosa con la ventaja de poder tratar de talasemia a los niños en su domicilio.

Desde este momento se empezaron a fabricar prototipos de artefactos para infusiones de medicamentos y ya en los años 80 se retomó su uso completamente, aunque eso sí, relegado solo al ámbito de la geriatría y de los cuidados del final de vida. (2)

A día de hoy su uso no ha avanzado mucho, pues pese a los buenos resultados que parece presentar en el campo de los cuidados paliativos su uso poco se ha extendido más allá de sus fronteras. (3)

Objetivos (general y específicos)

Realizar una actualización acerca de las ventajas y desventajas de la vía de administración subcutánea

Métodos

Para la realización de este trabajo se realizó una revisión bibliográfica en diferentes webs y bases de datos científicas.

Las bases de datos fueron: PubMed, Scielo y Google académico

Resultados

Entre las ventajas que presenta esta vía de administración se encuentran:

  • La posibilidad de manejo domiciliario, evitando ingresos hospitalarios, fomentando la movilidad del paciente, su autonomía e incluso el manejo por parte de cuidadores y familiares con previo entrenamiento dada la facilidad de su uso. (4)
  • Dada la escasa inervación de la zona y el reducido calibre de los catéteres lo convierten en una alternativa poco dolorosa a otros accesos parenterales, además de presentar menos complicaciones y riesgos que como por ejemplo la vía intravenosa. (4) (5)
  • El coste del material es barato y dado que se evitan ingresos y complicaciones permite un gran ahorro de costes sanitarios. (4) (5)
  • Hay estudios que han hallado que el uso de hidratación subcutánea sería como mínimo igual de satisfactoria que la vía intravenosa e incluso superior en ciertos casos (en pediatría y geriatría).
  • En cuento a otro tipo de fármacos los ideales son los hidrosolubles “con pH neutro, baja viscosidad y bajo peso molecular” (5)
  • Por lo general la vía intravenosa tiene una absorción más rápida pero los niveles plasmáticos que se alcanzan son parecidos (5)
  • Otra de las ventajas de esta técnica en pacientes geriátricos es que frente a otras vías como la intravenosa y dado que se puede colocar en zonas poco accesibles para el paciente resulta en menos extracciones del catéter y también los pacientes desarrollarían menos agitación que con la vía intravenosa. (5)

En cuanto a las posibles desventajas:

  • No está indicado su uso en situaciones emergentes como shock hipovolémico o deshidratación severa. El volumen administrado no puede superar los 3L al día. (4)
  • Diversas mezclas pueden ser incompatibles entre sí y limitar su uso. (4)
  • Se pueden producir reacciones en el punto de inserción. (4)
  • Si el paciente no presenta suficiente tejido subcutáneo por una situación de caquexia la vía no sería efectiva. O si se encuentra en anasarca.
  • Además de otras situaciones que limitarían su uso como “alteraciones en la coagulación, shock, hipoperfusión periférica…”. (4)

Conclusiones

Como hemos visto la vía subcutánea tiene en el ámbito de los cuidados paliativos su uso por excelencia. “Un 50-70% de los enfermos paliativos van a precisar el uso de la vía subcutánea a lo largo de la evolución de su enfermedad, y este porcentaje aumenta en situación de agonía” (3)

Es este campo, el de los cuidados paliativos, un campo que se encuentra en continua expansión ya que vivimos en poblaciones cada vez más envejecidas y con cada vez más enfermos crónicos (3)

A pesar de todas las ventajas comentadas anteriormente como su seguridad, biodisponibilidad, sencillez de su uso tanto por profesionales como por familiares (en cuidados extrahospitalarios), la escasas complicaciones, la comodidad para el paciente, el coste-beneficio sigue existiendo poco conocimiento de la misma por parte de los profesionales, por lo que se debería divulgar su uso por medio de la elaboración de guías y promoviendo formación en los equipos multidisciplinares. (3) (4) (6)

Por otro lado, la limitación de esta vía en el ámbito antes comentado podría estar privándonos de una herramienta que podría ser extendida a otras especialidades médicas como por ejemplo para la Atención Primaria y para el tratamiento de patologías agudas así como crónicas, beneficiando a un mayor número de población y también al sistema sanitario. (3) (6)

Bibliografía

  1. Laura Moral Rubio. Utilización de la vía subcutánea en el ámbito domiciliario en personas que se encuentran en el final de la vida: revisión narrativa estructurada. Biblioteca Lascasas. Cuidados de salud en Iberoamérica, 2018; v14: e11753
  2. Auria G, Cabrero AS, Narvión A, Ortega V, Puértolas Y. Guía de práctica clínica para el manejo de la vía subcutánea. Servicio Aragonés de Salud. 2020. ISBN: 978-84-09-28581-5
  3. Álvarez Colorado M, Amoedo Albero MC, Cano Tébar AM, Gandía Herrero M, García Verde I, Gil López J, et al. Guía de recomendaciones prácticas. Uso de la vía subcutánea. Martínez Cruz MB. Coordinadora. Madrid: 2021. IM&C.
  4. Rial Carrillo Inés, Martínez-Santos Alba-Elena, Rodríguez-González Raquel. Características del empleo de la vía subcutánea para la administración de medicamentos en pacientes en cuidados paliativos. Index Enferm [Internet]. 2020 Jun; 29(1-2): 37-41.
  5. Broadhurst D, Cooke M, Sriram D, Gray B. Subcutaneous hydration and medications infusions (effectiveness, safety, acceptability): A systematic review of systematic reviews. PLoS ONE. 2020. 15(8): e0237572
  6. Bartz L, Klein C, MD, Seifert A, Herget I, Ostgathe C et al. Subcutaneous Administration of Drugs in Palliative Care: Results of a Systematic Observational Study. Journal of Pain and Symtom Management. Octubre 2014. Vol 48. No 4.