Uso seguro de medicamentos de alto riesgo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 7–Julio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº7: 231

Autor principal (primer firmante): Alicia García Berna

Fecha recepción: 27 de junio, 2023

Fecha aceptación: 24 de julio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(7) 231

  • Alicia García Berna. Lic. Bioquímica y Técnico farmacia Hospitalaria. Servicio Aragonés de Salud.

Resumen

Los medicamentos de alto riesgo son aquellos capaces de producir daños graves y/o mortales al utilizarse de forma errónea en su administración.

Por ello son objeto prioritario de campañas de concienciación y establecimiento de nuevos sistemas de seguimiento que permitan aumentar la seguridad en su uso y evitar errores asociados.

Palabras clave: medicamento, alto riesgo, farmacia, recomendaciones.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

Los medicamentos de alto riesgo son grupos farmacológicos o medicamentos que tienen una probabilidad mayor de causar daños graves o mortales si existe error en su utilización.

De producirse un error las consecuencias son más graves, no significa que sean más frecuentes los errores por ello 1.

El concepto de medicamento de alto riesgo fue introducido por el Institute for Safe Medication Practices (ISMP) en 1998, en un análisis de 161 hospitales determinó un aumento de la incidencia de errores de medicación relacionados con un acotado grupo de medicamentos.

ISMP instó a la elaboración de listas en los centros sanitarios y sociosanitarios de medicamentos de alto riesgo y a tomar actuaciones para prevenir errores mejorando la seguridad de paciente 2.

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas han promovido la implantación de prácticas seguras con los medicamentos de alto riesgo, en el marco de la “Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud (2015-2020)”.

El Ministerio de Sanidad acaba de publicar en 2023 una guía reciente sobre recomendaciones y prácticas seguras 3.

En la necesidad de mejorar en la seguridad de la utilización de estos medicamentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incidido en su “Plan de Acción Global para la Seguridad del Paciente 2021-2030”.

publica-articulo-revista-ocronos

Medicamentos considerados de alto riesgo

El ISMP ha elaborado y actualizado una a lista de medicamentos de alto riesgo (Tabla 1) en concordancia con la lista propuesta por la OMS elaborada por la New South Wales Clinical Excellence Commission australiana, denominada “A PINCH” 4.

Existen listas más específicas que incluyen poblaciones de pacientes crónicos (lista MARC) o pediátricos que sufren errores más frecuentemente.

En general existe un consenso mínimo de grupos farmacológicos de medicamentos que se consideran de alto riesgo en todos los casos se incluyen anticoagulantes, opioides, insulinas, y potasio y otros electrolitos.

Tabla 1. Lista ISMP medicamentos de alto riesgo de uso hospitalario.

Grupos terapéuticos

  • Agentes inotrópicos IV (ej. digoxina, milrinona)
  • Agonistas adrenérgicos IV (ej. Dopamina, epinefrina, fenilefrina, noradrenalina)
  • Anestésicos generales inhalados e IV (ej. ketamina, propofol)
  • Antagonistas adrenérgicos IV (ej. esmolol, labetalol, metoprolol)
  • Antiagregantes plaquetarios IV (ej. abciximab, eptifibatida, tirofibán)
  • Antiarrítmicos IV (ej. amiodarona, lidocaína)
  • Anticoagulantes orales (ej. acenocumarol, apixabán, dabigatrán, rivaroxabán)
  • Antidiabéticos orales sulfonilureas (ej. glibenclamida)
  • Bloqueantes neuromusculares (ej. suxametonio, rocuronio)
  • Citostáticos, parenterales y orales
  • Heparina y otros anticoagulantes parenterales (ej., antitrombina III, heparina sódica, enoxaparina, fondaparinux)
  • Inhibidores directos de la trombina (ej. argatrobán, bivalirudina)
  • Insulinas IV y subcutáneas
  • Medicamentos para sedación moderada IV (ej. midazolam, dexmedetomidina)
  • Medicamentos orales para sedación moderada en niños (ej. hidrato de cloral, midazolam)
  • Medicamentos que tienen presentación convencional y en liposomas (ej. anfotericina B)
  • Medicamentos que se administran por vía epidural o intratecal (ej. levobupivacaína, ropivacaína).
  • Nutrición parenteral
  • Opioides IV, transdérmicos y orales (todas las presentaciones)
  • Soluciones cardioplégicas
  • Soluciones de glucosa hipertónica (≥ 20%)
  • Soluciones para diálisis (peritoneal y hemodiálisis)
  • Trombolíticos (ej. alteplasa, tenecteplasa)

Medicamentos específicos

  • Agua estéril para inyección, inhalación e irrigación en envases de volumen ≥ 100 mL (excluyendo botellas)
  • Cloruro potásico IV (solución concentrada)
  • Cloruro sódico hipertónico (> 0,9%)
  • EPINEFrina IM, SC
  • Epoprostenol IV
  • Fosfato potásico IV
  • Metotrexato oral (uso no oncológico)
  • Nitroprusiato sódico IV
  • Oxitocina IV
  • Sulfato de magnesio IV
  • Tintura de opio
  • Vasopresina IV

IV: intravenoso, IM: intramuscular, SC: subcutáneo

Adaptada de Ministerio de Sanidad, 2023 3.

Principales estrategias para mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo

Una vez definida la lista de medicamentos de alto riesgo que puede tener matices según el centro sanitario, se debe planificar y establecer una serie de prácticas seguras que minimicen los posibles eventos adversos en todos los puntos de circulación del medicamento como son: almacenamiento, prescripción, dispensación, preparación, administración, seguimiento, educación al paciente y transición asistencial.

Algunas de las estrategias consisten en simplificar y estandarizar los procedimientos o automatizarlos. A continuación, se citan varias de ellas 3:

  • Forcing functions. Impide que el procedimiento se lleva acabo de cualquier otra forma para que no haya posibilidad de que se produzca error (diseño llave-cerradura).

  • Límite de acceso o uso. Restringir en determinadas áreas o condiciones el uso de determinados medicamentos de alto riesgo. Por ejemplo, el cloruro potásico IV.]

  • Información accesible informatizada. Permite alertar al profesional sanitario de forma inmediata sobre errores en la prescripción, interacciones medicamentosas, duplicidades, dosis…

  • Estandarización. Disminuye los errores reduciendo la complejidad de los procesos y su variabilidad. Estandarizando las concentraciones de uso intravenosos de medicamentos de alto riesgo se consigue reducir errores de administración y preparación 5.

  • Simplificar. Reducir el número de opciones disponibles de un medicamento en el centro o la técnica de administración.

  • Doble chequeo independiente. Una persona realice la comprobación del trabajo de otra de forma que haya menos probabilidad de error por dos personas diferentes. Se recomienda aplicar en determinados procedimientos como puede ser en pacientes pediátricos o vulnerables ya que consume tiempo en exceso 6.

    Los sistemas de verificación automatizados como los lectores de códigos son un buen ejemplo de doble comprobación.

  • Centralizar procesos. Aquellos con mayor probabilidad de error, en los que es necesaria la mezcla de medicamentos intravenosa por un especialista y en condiciones determinadas.

  • Normas, directrices y protocolos. Permiten a los profesionales sanitarios realizar de forma segura procedimientos a los que no están habituados. En este caso las listas de medicamentos de alto riesgo, dosificaciones y técnicas de administración son una buena estrategia.

  • Formación continua y educación sanitaria. La formación del personal sanitario en el uso de los medicamentos de alto riesgo, promoviendo actividades y proactividad en los procedimientos. Es fundamental la educación e información del paciente y de la persona cuidadora o cuidador ya que mejora la seguridad del uso de estos medicamentos.

Conclusiones

Mejorar el uso de los medicamentos de alto riesgo es un objetivo a nivel internacional. Para ello, se hace uso de las recomendaciones establecidas en las guías y de las estrategias que cada centro sanitario y sociosanitario establece de acuerdo con sus características.

Es importante implementar herramientas que permitan reducir los errores y eventos adversos en su uso. Es necesario involucrar al personal sanitario y al paciente en su correcta utilización y concienciar en el uso de los medicamentos de alto riesgo y sus implicaciones.

Bibliografía

  1. Cohen MR. Medication errors. Nursing [Internet]. 2023;53(6):64. Available from: http://dx.doi.org/10.1097/01.NURSE.00009 27484.55458.d2
  2. Settings in AC. ISSMP list of high-alert medications [Internet]. Ismp.org. Available from: https://www.ismp.org/sites/default/files /attachments/2018-08/highAlert2018-Acu te-Final.pdf
  3. Ministerio de Sanidad. Uso Seguro de medicamentos de alto riesgo. Gob.es. Available from: https://seguridaddelpaciente.sanidad.gob .es/practicasSeguras/usoSeguroMedicame ntos/docs/Recomendaciones__para_el_Uso _Seguro_Medicamentos_Alto_Riesgo-_2023
  4. A pinch [Internet]. Gov.au. Available from: https://www.cec.health.nsw.gov.au/keep-p atients-safe/medication-safety/high-ri sk-medicines/A-PINCH
  5. Institute for Safe Medication Practices. Lack of standard dosing methods contributes to i.v. infusion errors. Alta RN. 2008;64(4):10.
  6. Booth JP, Kennerly-Shah JM, Hartman AD. Description of the role of pharmacist independent double checks during cognitive order verification of outpatient parenteral anti-cancer therapy. J Oncol Pharm Pract [Internet]. 2022;28(2):381–6. Available from: http://dx.doi.org/10.1177/10781552219943 19