El uso de contrastes y fluoroscopia en las exploraciones radiológicas del sistema genitourinario

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 252

Autor principal (primer firmante): Ester Sánchez Navarro

Fecha recepción: 15/12/2023

Fecha aceptación: 12/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 252

Autores:

  1. Ester Sánchez Navarro
  2. Miguel Ángel Muñoz Borja
  3. Julia Pueyo Pelleja
  4. Lidia Pulido Ferrer
  5. Marta Mondaray Alonso
  6. Vanesa Saenz Casamian

Categoría: TSID

Resumen

La fluoroscopia es una técnica que se basa en la emisión de rayos X y permite el estudio dinámico de las estructuras anatómicas en tiempo real.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Los medios de contraste son sustancias que poseen diferentes propiedades físico-químicas. Se administran con fines diagnósticos y son introducidos en el organismo para visualizar mejor los fluidos, los órganos y algunos procesos funcionales.

Palabras clave:

Medios de contraste, fluoroscopia y radiación

Desarrollo del tema

Fluoroscopia

La fluoroscopia tiene un emisor de rayos X que atraviesa la estructura del cuerpo a estudiar. La radiación resultante de la interacción con la estructura corporal es detectada por un receptor y, transformada para que sea comprensible en una señal de televisión analógica (intensificador convencional) o digital (detector de panel plano). 1

Las imágenes obtenidas con la fluoroscopia pueden grabarse y reproducirse.

La fluoroscopia se usa en diferentes estudios: vasculares, no vasculares (intervencionismo renal), genitales (histerosalpingografía) y urinarios (urografía intravenosa, cistouretrografía retrógrada, etc).

El miliamperaje usado en fluoroscopia es menor que el que se usa en una radiografía, normalmente es inferior a 5 mA, pero el paciente recibe una dosis mayor que en una radiografía ya que el tiempo de exposición es mayor. Los equipos actuales avisan con un pitido a los 5 minutos de exposición. 1

publica-articulo-revista-ocronos

La fluoroscopia tiene tres fases principales: 1

  • La generación de rayos X.
  • La interacción radiación-materia.
  • La detección gráfica de dicha interacción y su manipulación.

La fluoroscopia consta de: 1

  • Tubo de rayos X: componente principal del sistema. Está formado por un cátodo (negativo) y un ánodo (positivo) en un tubo de vidrio en vacío.
  • Imagen radiológica: la transmisión de los fotones de rayos X a través del órgano diana es diferente según la densidad de sus tejidos.
  • Receptor y monitores para fluoroscopia: el receptor (intensificador de imagen analógico o detector de panel plano digital) es un fotocátodo que recibe el gradiente de radiación X en función de las características del órgano diana.
  • Después de recibir ese gradiente de señal, se construye una imagen que se puede visualizar en un monitor de televisión.
  • Mesa radiográfica: lugar donde se coloca el paciente. Debe ser resistente para soportar pesos superiores a 200 kg y radiotransparente. Normalmente, las mesas permiten movimientos basculantes y en traslación longitudinal y lateral.

Medios de contraste

Las características de un medio de contraste ideal son:

  • Que no sea tóxico.
  • Que pueda ser administrado con seguridad y con buena tolerancia.
  • Contraste adecuado del órgano o región.
  • Que permanezca el tiempo suficiente para que se pueda llevar a cabo la exploración.
  • Que no se degrade en el organismo.
  • Que se elimine lo más rápido posible.

Los estudios radiológicos del aparato urinario utilizan contrastes yodados porque atenúan más los rayos X que los tejidos blandos. Así pues, se ven radiopacos o blancos (contrastes positivos).

Hay varios tipos de contrastes: 1

  • Contrastes yodados:
  • La viscosidad o densidad de los contrastes influye en la velocidad de inyección del contraste. Cuanto mayor sea la viscosidad, menor será la velocidad.
  • Contrastes yodados hidrosolubles:
  • Menos viscosos.
  • Rápida distribución y eliminación renal (si se administran por vía intravenosa).
  • Nula o mínima absorción digestiva (si se administran por vía oral).
  • Contrastes yodados liposolubles:
  • Reabsorción lenta.
  • Están en desuso.
  • Posibilidad de embolias.
  • Contrastes yodados iónicos:
  • Poseen partículas cargadas eléctricamente.
  • Presentan mayor cantidad de reacciones adversas.
  • Son más baratos y se siguen usando en exploraciones en las que no alcanza el torrente sanguíneo (orales o intracavitarios).
  • Contrastes yodados no iónicos:
  • No se disocian en iones.
  • Presentan más ventajas que los iónicos:
  • Dan menos reacciones alérgicas.
  • Menor osmolaridad.
  • Mayor índice de eficacia.
  • La osmolaridad va en función de las partículas disueltas en una solución, por lo tanto, es mayor en los contrastes iónicos que en los no iónicos.
  • Cuanto mayor sea la osmolaridad de un contraste mayor será la cantidad de reacciones adversas que provoque.
  • Cuanto más similar sea la osmolaridad del contraste administrado por vía intravascular a la de la sangre, mejor tolerado será ese contraste.
  • Contrastes yodados isoosmolares:
  • Son los últimos contrastes desarrollados.
  • Tienen una osmolaridad muy similar a la del plasma sanguíneo.
  • Provocan un menor número de efectos adversos.
  • Contrastes yodados hiperosmolares:
  • Son los contrastes más antiguos.
  • Contrastes yodados hipoosmolares

El contraste yodado administrado por vía intravenosa puede provocar reacciones adversas tales como:

  • Leves: náuseas, vómitos, calor, rubor, cefalea, palidez, prurito, alteración del gusto, escalofríos, temblores, erupción cutánea, rinorrea y edema periorbitario.
  • Moderadas: hipotensión, broncoespasmo y grados más avanzados de síntomas leves.
  • Severas: acentuación de los síntomas anteriores, convulsiones, angioedema, edema laríngeo, arritmia cardiaca y colapso cardiorrespiratorio.

Las reacciones pueden aparecer de forma inmediata, dentro de las primeras horas y entre la primera hora y un mes después de ser administrado.

Cuando se produce una reacción adversa, se debe registrar en la historia clínica del paciente: tipo de reacción, el contraste administrado y las medidas que se han empleado para tratarlo.

  • Nefropatía por contraste: 2
  • Es una complicación del uso de contrastes yodados.
  • Se produce una insuficiencia renal aguda.
  • La diabetes es el factor de riesgo más importante. A los diabéticos se les deberá hacer nefro-protección (hidratación con solución fisiológica isotónica 12 horas antes y 12 horas después de la administración del contraste).
  • Precauciones y recomendaciones para el uso de contrastes yodados intravenosos: 3
  • Pacientes diabéticos que toman metmorfina.
  • Pacientes con hipertiroidismo: es recomendable valorar los niveles de hormonas tiroideas y tratar a los pacientes con fármacos antitiroideos antes de realizar el estudio.
  • Pacientes embarazadas: normalmente se evita en estos casos.
  • Ayuno de 4 horas como mínimo para evitar la broncoaspiración.
  • Firma del consentimiento informado por el paciente o representante legal.

Hay tres vías de administración de contrastes yodados: 4

  • Contraste yodado intravenoso.
  • Cistografía o cistouretrografía retrógrada: contraste yodado hidrosoluble diluido en una solución salina al 30% administrado a través de una sonda.
  • Histerosalpingografía: contraste yodado administrado por vía vaginal a través de una cánula o sonda.

Conclusiones

Como se ha podido observar en el desarrollo de este artículo, el hecho de que existan diferentes medios de contraste a la hora de realizar los estudios radiológicos es importante para poder diagnosticar las diferentes patologías.

Cada uno presenta unas características diferentes, así como unas reacciones adversas distintas. Según el tipo de paciente que tengamos, se usarán unos u otros en función del estudio radiológico y su objetivo.

Bibliografía

  1. Montero Reyes, Juan; Prieto Falcón, Mª Carmen; De Araujo Martins-Romeo, Daniela (s.f.). Técnicas de radiología especial. Síntesis.
  2. efsalud.com. (s.f.). Obtenido de https://efesalud.com
  3. htmedica. (s.f.). Obtenido de https://htmedica.com
  4. radiodiagnosticando. (s.f.). Obtenido de www.radiodiagnosticando.com