La unidad de quemados: un refugio de esperanza en medio del dolor

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 7–Julio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 7: 185

Autor principal (primer firmante): Elena Estopiñá Ortega

Fecha recepción: 06/06/2024

Fecha aceptación: 03/07/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(7): 185

Autores:

Elena Estopiñá Otega (CELADORA)

Alicia Val López (TCAE)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Francisco Javier Barrera Carballo (CELADOR)

Noemí Pérez Sobrecasas (TCAE)

Irene Loire Abete (GRUPO GESTIÓN DE LA FUNCIÓN ADMINISTRATIVA)

Patricia Solanas Amador (TCAE)

Categoría: CELADORA

PALABRA CLAVE: UNIDAD DE QUEMADOS / QUEMADURAS / GRAVES

Introducción

En el corazón de un hospital, donde la fragilidad de la vida se hace palpable, se encuentra un espacio dedicado a la recuperación de aquellos que han sufrido una de las lesiones más dolorosas y traumáticas: la Unidad de Quemados. Este refugio de esperanza, lejos de ser un lugar lúgubre, es un bastión de ciencia, tecnología y compasión, donde un equipo multidisciplinario lucha incansablemente por salvar vidas y reconstruir los cuerpos y espíritus de los pacientes.

publica-articulo-revista-ocronos

La Unidad de Quemados es un mundo aparte dentro del hospital. Un espacio diseñado y equipado para brindar la atención especializada que requieren los pacientes con quemaduras, desde el control del dolor y la prevención de infecciones hasta la reconstrucción quirúrgica y la rehabilitación integral.

Tecnologías utilizadas en la UQ

Las Unidades de Quemados (UQ) son unidades especializadas en el tratamiento de pacientes con quemaduras graves. Estas unidades disponen de una amplia gama de tecnologías para el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los pacientes quemados.

Algunas de las tecnologías más utilizadas en las UQ son:

  • Camas de terapia fluida: Permiten mantener a los pacientes en un ambiente controlado de humedad y temperatura, lo que favorece la cicatrización de las quemaduras.
  • Tanques de inmersión: Se utilizan para limpiar las quemaduras y eliminar las bacterias.

También pueden utilizarse para proporcionar analgesia a los pacientes.

  • Apósitos avanzados: Existen una gran variedad de apósitos avanzados que se utilizan para tratar las quemaduras. Estos apósitos pueden ayudar a controlar la infección, promover la cicatrización y reducir el dolor.
  • Terapia de oxígeno hiperbárico: Consiste en administrar oxígeno puro a los pacientes a una presión superior a la atmosférica. Esta terapia puede ayudar a mejorar la cicatrización de las quemaduras y reducir el riesgo de infección.
  • Cirugía reconstructiva: Se utiliza para reparar los tejidos dañados por las quemaduras. Esta cirugía puede incluir injertos de piel, la transferencia de tejido y la reconstrucción de estructuras faciales.
  • Terapia física y ocupacional: Ayuda a los pacientes quemados a recuperar su movilidad y funcionalidad.

Las tecnologías utilizadas en las Unidades de Quemados están en constante evolución. Los investigadores están desarrollando nuevas tecnologías para mejorar el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de los pacientes quemados. Estas nuevas tecnologías tienen el potencial de mejorar la calidad de vida de los pacientes quemados y reducir su mortalidad.

Equipo multidisciplinario

Detrás de cada paciente quemado hay un equipo multidisciplinario de profesionales dedicados a su recuperación. Médicos especialistas en quemaduras, enfermeras con formación específica, fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas y trabajadores sociales trabajan en estrecha colaboración para abordar las complejas necesidades de estos pacientes.

El trabajo en la Unidad de Quemados es exigente y emocionalmente agotador. Requiere de profesionales con gran capacidad técnica, compasión y resiliencia. La dedicación y el compromiso de este equipo son dignos de nuestra más profunda admiración y agradecimiento.

Tratamiento

Las quemaduras son lesiones complejas que requieren un tratamiento integral y especializado. La gravedad de la quemadura depende de diversos factores, como la profundidad, la extensión y la localización de la lesión. Las quemaduras graves pueden provocar shock, fallo multiorgánico y, en casos extremos, la muerte.

El tratamiento en la Unidad de Quemados se adapta a las necesidades específicas de cada paciente. Incluye:

  • Control del dolor: El dolor intenso es una característica común de las quemaduras, por lo que el control del dolor es una prioridad absoluta. Se utilizan diversos métodos, como analgésicos, opioides y técnicas de analgesia regional.
  • Prevención de infecciones: Las quemaduras crean un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias y hongos, por lo que la prevención de infecciones es crucial. Se utilizan antibióticos tópicos y sistémicos, así como técnicas de limpieza y asepsia estrictas.
  • Tratamiento de las heridas: El tratamiento de las heridas quemadas es un proceso complejo que requiere desbridamiento quirúrgico, injertos de piel y técnicas de cura avanzadas.
  • Rehabilitación integral: La rehabilitación es una parte fundamental del proceso de recuperación. Incluye fisioterapia para recuperar la movilidad, terapia ocupacional para retomar las actividades de la vida diaria y apoyo psicológico para afrontar el trauma emocional.

Espacio de curación y esperanza

La Unidad de Quemados no solo es un lugar para tratar lesiones físicas, sino también para brindar apoyo emocional y psicológico a los pacientes y sus familias. El trauma de las quemaduras puede dejar profundas cicatrices emocionales, por lo que la atención psicológica es esencial para ayudar a los pacientes a procesar su experiencia y seguir adelante con sus vidas.

La labor de la Unidad de Quemados va más allá de la curación física. El equipo también se dedica a la investigación de nuevas técnicas de tratamiento y prevención de quemaduras, así como a la educación de la comunidad para reducir la incidencia de este tipo de lesiones.

Conclusión

La Unidad de Quemados es un refugio de esperanza para aquellos que han sufrido la tragedia de las quemaduras. Un lugar donde la ciencia, la tecnología y la compasión se unen para salvar vidas, reconstruir cuerpos y sanar espíritus. El trabajo incansable del equipo multidisciplinario de la Unidad de Quemados es un faro de luz en medio del dolor, un símbolo de la capacidad humana para superar las adversidades y reconstruir la vida a partir de las cenizas.

Bibliografía

  1. https://scielo.isciii.es/scielo.php?scri pt=sci_arttext&pid=S0376-7892202000020 0012
  2. https://xxicoruna.sergas.gal/Paxi nas/web.aspx?tipo=paxtab&idLista=4&idC ontido=1 044&migtab=452%3B1042%3B1044&idioma=es
  3. https://hospitecnia.com/servicios-hospi talarios/servicio-de-quemados/