Úlceras por presión: prevención, tratamiento y cuidados

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 10–Octubre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº10: 157

Autor principal (primer firmante): Tatiana Tremps Bellido

Fecha recepción: 14 de septiembre, 2023

Fecha aceptación: 11 de octubre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(10) 157

Autores:

  1. Tatiana Tremps Bellido (TCAE)
  2. Ana María López Martínez (TCAE)
  3. Marta Susana López Martínez (TCAE)
  4. Diego Jiménez Díez (TCAE)
  5. Raquel Tejedor López (TCAE)
  6. Laura Castro Murillo (TCAE)

Introducción

Las úlceras por presión, también conocidas como úlceras de decúbito o escaras, son una preocupante complicación que puede afectar a personas con movilidad limitada o que pasan largos periodos en la misma posición.

Estas heridas pueden causar un dolor significativo, prolongar la estancia hospitalaria y aumentar el costo del cuidado de la salud.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

En este artículo, exploraremos a fondo las úlceras por presión, desde sus causas y factores de riesgo hasta la prevención, tratamiento y cuidados necesarios.

Objetivo

El objetivo principal de este artículo es proporcionar información completa y actualizada sobre las úlceras por presión, con un enfoque en su prevención, tratamiento y cuidados de enfermería.

Al final de la lectura, los lectores deben tener una comprensión sólida de este problema de salud, así como de las estrategias para prevenirlo y tratarlo de manera efectiva.

Factores de riesgo y causas de las úlceras por presión

Las úlceras por presión se desarrollan debido a la presión prolongada en áreas específicas del cuerpo, lo que interrumpe el flujo sanguíneo y causa daño en la piel y el tejido subyacente. Los factores de riesgo incluyen:

  • Inmovilidad: Pacientes que no pueden cambiar de posición por sí mismos, como aquellos postrados en cama o en silla de ruedas, están en mayor riesgo.

  • Edad avanzada: La piel de las personas mayores es más frágil y susceptible a daños.

  • Falta de sensibilidad: Las personas con neuropatía o lesiones de la médula espinal pueden no sentir el dolor o la incomodidad que indica la necesidad de cambiar de posición.

  • Humedad: La piel húmeda es más susceptible a daños, por lo que la incontinencia urinaria o fecal aumenta el riesgo.

  • Mala nutrición: Una dieta deficiente en nutrientes esenciales puede debilitar la piel y retrasar la cicatrización.

  • Fricción y cizallamiento: El roce continuo de la piel contra superficies duras o el deslizamiento de la piel en la cama pueden causar daño adicional.

Prevención de úlceras por presión

La prevención es clave en la lucha contra las úlceras por presión. Aquí hay algunas estrategias importantes:

  • Cambios de posición regulares: Asegurar que los pacientes inmovilizados cambien de posición con frecuencia.

  • Colchones y almohadillas especiales: Utilizar colchones de presión alterna y almohadillas para reducir la presión en áreas críticas.

  • Buena nutrición e hidratación: Asegurar que los pacientes reciban una dieta equilibrada y suficiente líquido para mantener la salud de la piel.

  • Cuidado de la piel: Mantener la piel limpia y seca, aplicar cremas o ungüentos protectoras y realizar masajes suaves.

  • Manejo de la incontinencia: Cambiar pañales y almohadillas con regularidad para mantener la piel seca.

  • Educación del paciente y cuidadores: Enseñar a los pacientes y sus cuidadores sobre la importancia de la prevención y el autocuidado.

Evaluación y clasificación de las úlceras por presión

Las úlceras por presión se evalúan y clasifican en diferentes etapas según su gravedad. El sistema de clasificación más comúnmente utilizado es el Sistema de Staging de NPUAP (National Pressure Ulcer Advisory Panel), que consta de las siguientes etapas:

  • Etapa 1: Enrojecimiento de la piel que no desaparece al presionar, indicando daño en la epidermis.

  • Etapa 2: Pérdida parcial de la epidermis y posiblemente de la dermis, creando una úlcera superficial.

  • Etapa 3: Pérdida completa de la epidermis y dermis, exponiendo el tejido subyacente.

  • Etapa 4: Úlcera profunda que afecta los tejidos subyacentes, como músculos, tendones o huesos.

  • Lesión sin etapa: Se utiliza para describir una lesión en la que no se puede determinar la etapa debido a la presencia de tejido necrótico o esfacelos.

 La clasificación adecuada es crucial para guiar el tratamiento y evaluar la efectividad de las intervenciones.

publica-articulo-revista-ocronos

Tratamiento de las úlceras por presión

El tratamiento de las úlceras por presión depende de la etapa de la lesión y puede incluir:

  • Alivio de la presión: La primera prioridad es eliminar la presión sobre la úlcera mediante cambios frecuentes de posición y el uso de dispositivos de alivio de presión.

  • Limpieza y desbridamiento: Se retira el tejido muerto o dañado para facilitar la cicatrización.

  • Cuidado de heridas: Se aplican apósitos adecuados y se gestionan infecciones si están presentes.

  • Control de dolor: Se administra medicación para el dolor según sea necesario.

  • Cirugía: En casos graves, puede ser necesario realizar cirugía para eliminar tejido necrótico o reparar áreas dañadas.

  • Terapia nutricional: Se mejora la nutrición del paciente para favorecer la cicatrización.

Cuidados de Enfermería para pacientes con úlceras por presión

Los cuidados de enfermería desempeñan un papel crucial en el manejo de las úlceras por presión. Algunas medidas importantes incluyen:

  • Evaluación continua: Supervisar y evaluar regularmente el estado de la úlcera y el progreso de la cicatrización.

  • Limpieza adecuada: Lavar la úlcera con soluciones apropiadas y cuidado para no dañar la piel circundante.

  • Aplicación de apósitos: Utilizar apósitos que promuevan la cicatrización y minimicen la fricción.

  • Control de infecciones: Administrar antibióticos si hay signos de infección.

  • Educación del paciente: Enseñar a los pacientes y sus familias sobre el autocuidado y la prevención de úlceras por presión en el futuro.

  • Apoyo emocional: Proporcionar apoyo emocional a los pacientes, ya que las úlceras por presión pueden ser dolorosas y debilitantes.

Discusión y resultados

La prevención, tratamiento y cuidado de las úlceras por presión son esenciales para mejorar la calidad de vida de los pacientes y reducir la carga económica en el sistema de atención médica.

Los esfuerzos para prevenir estas úlceras han demostrado ser eficaces en reducir su incidencia, especialmente en entornos de atención a largo plazo.

La clasificación adecuada de las úlceras por presión es fundamental para su manejo efectivo. Los profesionales de la salud deben ser entrenados para identificar y tratar estas lesiones de manera adecuada y oportuna.

En términos de tratamiento, los avances en el cuidado de heridas y la terapia nutricional han mejorado las tasas de cicatrización de úlceras por presión.

Sin embargo, la colaboración interdisciplinaria entre médicos, enfermeros, terapeutas ocupacionales y otros profesionales de la salud sigue siendo crucial.

Conclusión

Las úlceras por presión son una complicación grave que afecta a individuos con movilidad limitada, personas mayores y pacientes críticos. La prevención es la estrategia más eficaz para abordar este problema de salud.

La identificación temprana, el tratamiento adecuado y los cuidados de enfermería competentes son esenciales para reducir el impacto de las úlceras por presión en la vida de los pacientes.

La educación y la concienciación sobre la importancia de la prevención son fundamentales tanto para el personal de salud como para los pacientes y sus familias.

El trabajo conjunto de médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud es esencial para proporcionar el mejor cuidado posible a quienes padecen úlceras por presión.

Bibliografía

  1. National Pressure Ulcer Advisory Panel (NPUAP). (2016). Pressure Injury Stages. https://www.npuap.org/wp-content/uploads /2012/03/NEW-2016-NPUAP-Pressure-Injury- Stages.pdf
  2. European Pressure Ulcer Advisory Panel (EPUAP), National Pressure Injury Advisory Panel (NPIAP), & Pan Pacific Pressure Injury Alliance (PPPIA). (2019). Prevention and Treatment of Pressure Ulcers/Injuries: Clinical Practice Guide line. https://www.internationalguideline.com/s tatic/pdfs/Quick_Reference_Guide-10Mar 2019.pdf
  3. Black, J. M., & Baharestani, M. M. (2010). Management of pressure ulcers: an overview of the 2010 National Pressure Ulcer Advisory Panel (NPUAP) guideline. Ostomy Wound Management, 56(11), 10-25.
  4. Kottner, J., Cuddigan, J., Carville, K., Balzer, K., Berlowitz, D., Law, S.,… & European Pressure
  5. Ulcer Advisory Panel. (2019). Prevention and treatment of pressure ulcers/injuries: the protocol for the second update of the international clinical practice guideline 2019. https://www.jwocn.org/article/S0889-1575 (19)31409-4/fulltext