Úlceras por presión y la importancia de prevenirlas

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 115

Autor principal (primer firmante): Dinca Faniesa Catín Medina

Fecha recepción: 14/01/2024

Fecha aceptación: 10/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 115

Autores:

Dinca Faniesa Catín Medina TCAE C.R.P Nuestra Señora del Pilar

María Teresa Martin Arranz TCAE Centro de Mayores Romareda

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Nixa Ivania Espinoza Moreno TCAE Centro de Mayores Romareda

Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre TCAE Hospital Clínico Lozano Blesa

Claudia Yarlene Rodríguez Moreno TCAE Hospital Miguel Servet

Rossana Pinto Villavicencio TCAE Hospital Miguel Servet

Resumen

Las úlceras por presión, también conocidas como úlceras por decúbito o escaras, son lesiones en la piel y tejidos subyacentes causadas por la presión constante sobre una determinada área del cuerpo.

Estas lesiones suelen ocurrir en personas que tienen dificultades para cambiar de posición, como aquellas que están postradas en cama durante períodos prolongados o que tienen movilidad limitada.

Palabras clave:

publica-articulo-revista-ocronos

Heridas, ulceras por presión, prevención, piel.

Introducción

Las úlceras por presión, también conocidas como úlceras por decúbito o escaras, son lesiones en la piel y tejidos subyacentes causadas por la presión constante sobre una determinada área del cuerpo. Estas lesiones suelen ocurrir en personas que tienen dificultades para cambiar de posición, como aquellas que están postradas en cama durante períodos prolongados o que tienen movilidad limitada.

Las úlceras por presión se desarrollan cuando la presión continua interrumpe el flujo sanguíneo en una determinada área del cuerpo, lo que lleva a la muerte del tejido y, finalmente, a la formación de una úlcera. Además de la presión, otros factores como la fricción, la humedad y la falta de movilidad también pueden contribuir al desarrollo de estas lesiones.

Las áreas del cuerpo más propensas a desarrollar úlceras por presión son aquellas donde los huesos están más cerca de la superficie de la piel, como los talones, los codos, los omóplatos y la región sacra.

Estructura de la piel

Para entender un poco mejor las UPP debemos tener unos conocimientos básicos acerca de las estructuras de la piel. La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y desempeña diversas funciones importantes, como protección contra agentes externos, regulación de la temperatura corporal, síntesis de vitamina D y percepción sensorial.

La estructura de la piel se compone de tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

Epidermis

Capa más externa de la piel.

  • No contiene vasos sanguíneos, por lo que las células de la epidermis obtienen nutrientes y oxígeno por difusión desde los vasos sanguíneos de la capa siguiente, la dermis.

Dermis

Debajo de la epidermis y es más gruesa.

  • Contiene vasos sanguíneos, folículos pilosos, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.
  • La dermis proporciona soporte estructural y elasticidad a la piel debido a las fibras de colágeno y elastina presentes en esta capa.

Hipodermis (tejido subcutáneo)

Capa más profunda de la piel, situada debajo de la dermis.

  • Consiste principalmente en tejido adiposo que actúa como aislante térmico y reserva de energía.
  • Contiene vasos sanguíneos y nervios que conectan con la dermis.

Prevención

La prevención de úlceras por presión es esencial, especialmente en personas que tienen dificultades para cambiar de posición o que pasan largos períodos en cama o en silla de ruedas. Aquí hay algunas medidas y consejos para prevenir úlceras por presión:

Cambios de posición regular

  • Utiliza almohadas y cojines para reducir la presión sobre la úlcera y facilitar la curación.
  • Cambia regularmente la posición del paciente según las recomendaciones del equipo de atención médica, fomenta cambios de posición cada 2 horas si es posible

Cuidado de la piel

  • Mantén la piel limpia y seca.
  • Usa cremas o lociones para mantener la piel bien hidratada.
  • Evita la exposición prolongada a la humedad.

Superficies de apoyo adecuadas

  • Utiliza colchones y almohadas diseñados para prevenir la formación de úlceras por presión.
  • Emplea sillas y cojines especiales si es necesario.

Monitoreo regular

  • Inspecciona la piel regularmente en busca de signos de enrojecimiento, calor o dolor.
  • Realiza un seguimiento de las áreas de alto riesgo, como talones, codos, omóplatos y región sacra.

Buena nutrición

  • Mantén una dieta equilibrada con suficientes proteínas, vitaminas y minerales para favorecer la salud de la piel.

Manejo del dolor

  • Controla el dolor de manera adecuada para evitar que la persona evite cambios de posición debido a la incomodidad.

Movilización y ejercicios

  • Fomenta ejercicios suaves y movilización dentro de las capacidades del individuo para mejorar la circulación sanguínea.

Educación del paciente y cuidadores

  • Informa a la persona y a los cuidadores sobre la importancia de la prevención.
  • Proporciona información sobre los signos de úlceras por presión y cuándo buscar atención médica.

Colaboración interdisciplinaria

  • Trabaja con un equipo de atención médica que incluya enfermeros, fisioterapeutas, nutricionistas y otros profesionales según sea necesario.

Adaptaciones en el entorno

  • Asegúrate de que el entorno esté diseñado para facilitar el movimiento y la prevención de la presión excesiva en determinadas áreas.

El tratamiento de las úlceras por presión implica cuidados locales, manejo del dolor, control de infecciones y, en algunos casos, intervenciones quirúrgicas para eliminar tejido dañado. El cuidado de úlceras por presión es un proceso crucial para promover la curación y prevenir complicaciones.

Conclusión

Es fundamental que las personas en riesgo de desarrollar úlceras por presión reciban una atención adecuada y preventiva para evitar complicaciones. Si sospechas que alguien puede tener una úlcera por presión, es importante buscar atención médica para su evaluación y tratamiento.

Así pues, será de vital importancia personalizar las estrategias de prevención según las necesidades y condiciones específicas de cada individuo. La colaboración con profesionales de la salud es crucial para implementar un plan de prevención efectivo.

Bibliografía

  1. Escaras (úlceras por presión) [Internet]. Mayoclinic.org. 2023 [citado el 8 de enero de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-c onditions/bed-sores/symptoms-causes/sy c-20355893
  2. Bosch Á. Úlceras por presión. Prevención, tratamiento y consejos desde la farmacia. Offarm [Internet]. 2004 [citado el 8 de enero de 2024];23(3):130–4. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offar m-4-artículo-ulceras-por-presion-preve ncion-tratamiento-13059416
  3. Dalmau J, Vila A, Peramiquel L, Puig L. Úlceras por presión. Farm Prof (Internet) [Internet]. 2004 [citado el 8 de enero de 2024];18(4):43–52. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farma cia-profesional-3-artículo-ulceras-por -presion-13061375