Las úlceras por presión y los cuidados del profesional de Enfermería

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 9–Septiembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº9: 282

Autor principal (primer firmante): Naima Mohamed Mimon

Fecha recepción: 28 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 25 de septiembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(9) 282

Autores: Naima Mohamed Mimon, Hayat Mohamed Abdel-Lah, Nadia Taali Kaink, Kemsa Mohamed Mohamed, Monica Sanchez Laiseca, María del Mar Pérez López.

Introducción

Una úlcera por presión es una lesión de origen isquémico, localizada en la piel y tejidos subyacentes, privando a la piel de su sustancia y producida por la presión o fricción prolongada entre dos superficies duras, una perteneciente al otro paciente y su exterior.

El objetivo principal de este trabajo fue realizar una revisión bibliográfica de los diversos tratamientos a realizar desde la Enfermería. Por ello, llevar una atención global al paciente desde la prevención hasta los diferentes tipos de tratamiento, con el fin de mejorar el proceso de cicatrización y así evitar los efectos secundarios que estos pueden ocasionar a los pacientes con úlceras por presión.

Para hacer una buena prevención y un buen tratamiento, es necesario conocer el riesgo del paciente de desarrollar úlceras por presión y cómo abordar y manejar diferentes métodos de tratamiento para reducir el tiempo de curación y mejorar la calidad de vida. del paciente.

En vista de lo anterior, se realizó una revisión bibliográfica sobre los diferentes tratamientos utilizados en los diferentes tipos de úlceras por presión en base a la evidencia científica más reciente publicada.

Palabras clave: Úlceras por presión, Profesional de Enfermería, piel, paciente, cuidados.

Objetivos

Es explicar un poco lo que son y lo que conllevan los pacientes que sufren úlceras por presión y explicar la actuación del profesional de Enfermería ante estas.

Metodología

Para la elaboración de esta revista se ha llevado a cabo una recopilación de información y datos en las distintas revistas científicas y bibliográficas encontradas en internet, así como la búsqueda exhaustiva de información encontrada en las distintas páginas webs relacionados con el tema en cuestión.

Resultados

Una vez que un paciente presenta una úlcera por presión (UPP), se debe evaluar para determinar el mejor tratamiento según el estadio de la lesión, la presencia o ausencia de infección o invasión. Para realizar un buen tratamiento, es necesario reducir el riesgo de infección y promover la cicatrización de heridas mediante un buen lavado de manos, seguido de la limpieza de la úlcera, antes de la clasificación. La limpieza de la herida se debe realizar con suero fisiológico y empleando la mínima fuerza mecánica necesaria para no lesionar los tejidos sanos, una vez limpia se debe secar la zona de la herida, por

lo que no se recomienda el uso sistemático del sistema de antisépticos tópicos. productos citotóxicos para nuevos tejidos.

Es importante evaluar continuamente la úlcera y verificar si el tratamiento está funcionando, además de evaluar las condiciones preexistentes que pueden estar ralentizando su progresión. Según la evidencia científica, el tipo de tratamiento más adecuado para las úlceras por presión es el denominado «tratamiento húmedo» porque mantiene un ambiente óptimo para la cicatrización y reduce el tiempo de cicatrización, ya que aumenta el aporte de oxígeno y nutrientes, reduce el riesgo de infección, manejar secreciones, etc. La selección del apósito adecuado debe considerar la ubicación, gravedad, exudación e infección de la úlcera, así como la presencia del túnel, el estado de la piel circundante, el estado general del paciente y la frecuencia de la capacidad del apósito.

Discusión – conclusión

Por lo tanto, se necesita investigación continua para ampliar el conocimiento, actualizar los datos y mejorar la elección de los métodos de tratamiento y prevención de las úlceras por presión para minimizar sus consecuencias a nivel social y de salud. Entre los puntos fuertes de esta revisión se encuentran la capacidad de aplicar estas técnicas en la práctica clínica diaria y posiblemente incluso el desarrollo de guías de práctica clínica. En cuanto a las limitaciones, se necesitan más estudios para estandarizar el uso de nuevas técnicas y tratamientos, para su uso futuro en la práctica clínica.

Bibliografía

  1. https://www.cun.es/ enfermedades-tratamientos/cuidados-cas
  2. https://www.cun.es/ enfermedades-tratamientos/cuidados-cas
  3. https://www.infogerontologia. com/documents/pgi/ descarga_protocolos/ulceras_presion.df
  4. https://scielo.isciii.es/scielo. php?script=sci_arttext&pid= S1134-928X2009000300007
Salir de la versión móvil