Úlceras cura húmeda o terapia presión negativa: revisión bibliográfica

Autora: Iris Aparicio Miñana 1

Coautoras: Raquel Soria Lara 2, Ana Sánchez Molina 3, Paula Villar Moreno 4, Marta Borque Almajano 5.

  1. Diplomada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Soria, Universidad de Valladolid.
  2. Diplomada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Soria, Universidad de Valladolid.
  3. Graduada en Enfermería, Universidad de Jaén.
  4. Graduada en Enfermería, EUE La Paz, Universidad autónoma de Madrid.
  5. Graduada en Enfermería, Dr. Sala de Pablo, Soria, Universidad de Valladolid.

RESUMEN

En la actualidad existen diversos métodos para realizar las curas de úlceras venosas. Generalmente se realizan mediante curas húmedas pero a veces existe un enlentecimiento del proceso de cicatrización. Esto lleva a buscar tratamientos alternativos como la terapia de presión negativa. El objetivo de este artículo es valorar si es mejor el uso de terapia presión negativa frente a las curas húmedas.

Palabras clave: úlcera, terapia de vacío terapia de presión negativa.

ABSTRACT

Currently there are several methods to perform cures for venous ulcers. They are usually performed by wet cures but sometimes there is a slowing of the healing process. This leads to seeking alternative treatments such as positive pressure therapy. The objective of this article is to assess whether the use of positive pressure therapy against wet cures is better.

Keywords: ulcer, vacuum assisted therapy, negative pressure therapy.

INTRODUCCIÓN

Según la National Pressure Ulcer Advisory Panel (NPUAP) una úlcera por presión es “una lesión localizada en la piel y/o en el tejido subyacente, por lo general sobre una prominencia ósea, como resultado de una presión, o presión en combinación con cizallamiento”

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

El sistema de clasificación internacional de las UPP de la NPUAP junto con la European Pressure Ulcer Advisory Panel (EPUAP) consta de 4 categorías o estadío:

1.- Categoría/ Estadio I: Zona de la piel intacta con eritema que no se blanquea al presionar. Puede indicar riesgo de desarrollar una UPP.

2.- Categoría/ Estadio II: Se observa una pérdida de espesor de la dermis de manera parcial. El lecho de la herida presenta un color entre rosado y rojizo sin esfacelo.

3.- Categoría/ Estadio III: Pérdida completa del grosor del tejido. No están expuestos los huesos, tendones o músculos aunque sí puede estarlo la grasa subcutánea. Puede constar de esfacelo.

4.- Categoría/ Estadio IV: Pérdida total del espesor del tejido con hueso, tendón o músculo expuestos. Pueden aparecer esfacelos e incluso cavitaciones y tunelizaciones. 1

El tratamiento de las heridas crónicas, y en especial de las úlceras por presión y úlceras vasculares en las piernas, tanto venosas como arteriales, constituye uno de los más complejos e importantes problemas asistenciales actuales tanto en el ámbito hospitalario como en la asistencia primaria, dada su prevalencia, refractariedad e impacto sobre la salud y la calidad de vida de los pacientes. Además, supone en la actualidad uno de los capítulos más importantes del saber hacer de los profesionales sanitarios, y en especial de los profesionales de enfermería. 2

Generalmente se realizan curas húmedas creando un ambiente óptimo para favorecer la curación mediante un proceso fisiológico pero una opción cada vez más utilizada para el tratamiento de las úlceras en las que existe un enlentecimiento o estancamiento en el proceso de cicatrización es la terapia de presión negativa. 3

publica-articulo-revista-ocronos

La cura húmeda mantiene un ambiente húmedo y caliente, ideal para cicatrizar. La herida ha  de estar húmeda, y la piel perilesional, seca. Algunas de las propiedades de la cura en ambiente húmedo son 4:

  • Aumento del aporte de oxígeno y nutrientes a través de la angiogénesis.
  • Acidificación del pH de la zona, creando un ambiente bacteriostático que disminuye el riesgo de infección.
  • Facilidad para la migración celular.
  • Control del exudado sin perjuicio a la piel sana.
  • Reducción de los tiempos de cicatrización.
  • Reducen el dolor. Renovaciones fáciles y espaciadas 4

La terapia de vacío se compone de una esponja de poliuretano porosa que se conecta a una bomba de vacío y se fija con un apósito adhesivo alrededor de la herida. Cada año salen mejores materiales y se han introducido esponjas con plata para un mejor control de la carga bacteriana de las heridas tratadas. La bomba de vacío controla la aplicación de presión negativa que se repartirá de manera uniforme gracias a la esponja. 3

El sistema VAC se compone por un apósito, estéril y cerrado con propiedades que garantizan que la cicatrización sea en un estado húmedo. También se ha confirmado que existen diversos mecanismos que ayudan a la cicatrización. Entre ellos figuran los siguientes 4:

  • Aumento del flujo sanguíneo local.
  • Reducción del edema.
  • Estimulación de la formación de tejido de granulación.
  • Estimulación de la proliferación celular.
  • Eliminación de inhibidores solubles de la cicatrización de la herida.
  • Reducción de la carga bacteriana.
  • Acercamiento de los bordes de la herida entre sí. 4

La terapia de vacío ha mejorado notablemente el tratamiento de las heridas complejas. Actualmente su uso está ampliamente extendido como terapia adyuvante tras el desbridamiento inicial de dichas heridas. 3

Diversos estudios han demostrado que la aplicación de la terapia de vacío disminuye el tiempo de resolución de las heridas complejas de forma más rápida que las curas húmedas. Esto se consigue porque es capaz de crear un lecho húmedo, acelerando el crecimiento del tejido de granulación a la par que reduce el edema. La producción de matriz extracelular se refleja en la formación de tejido de granulación durante la fase proliferativa de la cicatrización. 3

OBJETIVOS

General

Analizar la información sobre la eficacia de las curas húmedas tradicionales frente a terapia de presión negativa

Específicos

  • Identificar las ulceras según estadio.
  • Averiguar los beneficios de cura húmeda tradicional y terapia presión negativa.

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una búsqueda bibliográfica en bases de datos tanto nacionales como internacionales, en el mes de febrero 2020. Las bases de datos utilizadas han sido: Cochrane, PubMed, Medline y Google Académico.

Idioma de publicación: solo se analizaron los artículos en castellano o inglés, excluyendo todos aquellos presentados en cualquier otro idioma.

Fecha de publicación: Se admitieron todos los resultados desde el año 2000 hasta la actualidad.

RESULTADOS

Tras la revisión bibliográfica podemos determinar que los resultados de los artículos difieren entre sí en algunas características de la terapia de vacío pero en ellos aparecen las primeras referencias de que existe un mayor beneficio clínico frente a la cura húmeda tradicional.

Sin embargo la terapia de vacío no debe sustituir a métodos básicos como pueden ser la limpieza, el desbridamiento, el tratamiento con antibióticos, el alivio de la presión en la zona de la herida o asegurar el buen aporte sanguíneo de la misma.

Se puede concluir que efectividad de la terapia de vacío es al menos igual, y en algunas ocasiones superior, a las estrategias terapéuticas convencionales.

CONCLUSIONES

La terapia de vacío se ha convertido en los últimos años en una útil alternativa terapéutica para el tratamiento de ulceras. Es un método no invasivo que consigue mediante presiones controladas favorecer la cicatrización. Supone un tratamiento más cómodo y a su vez los pacientes tienen un mejor control del dolor e incluso disminuye el número de posibles intervenciones quirúrgicas.

La terapia de vacío debería utilizarse siempre en los casos de ulceras crónicas que no responden al tratamiento convencional.

Para poder determinar una conclusión se necesitan más investigaciones para poder concluir que terapia es mejor ya que hay que valorarlo desde todos los aspectos tanto terapéuticos como económicos.

BIBLIOGRAFÍA

1: National Pressure Ulcer Advisory Panel, European Pressure Ulcer Advisory Panel and Pan Pacific Pressure Injury Alliance. Prevention and Treatment of Pressure Ulcers: Quick Reference Guide. Emily Haesler (Ed.). Cambridge Media: Perth, Australia; 2014.

2: Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS) Instituto de Salud Carlos III – Ministerio de Sanidad y Consumo «Efectividad de los Apósitos Especiales en el Tratamiento de las Úlceras por Presión y Vasculares» Madrid: AETS – Instituto de Salud Carlos III, Noviembre de 2001

3: Gutiérrez Iglesias A, Bayón Yusta JC, Quesada Ramos C, Berenguer Rodríguez J J Mateos del Pino M, Galnares Cordero L. Análisis coste efectividad de la terapia tópica de presión negativa para el tratamiento de las úlceras venosas de pierna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco; 2015. Informes de Evaluación de Tecnologías Sanitarias: OSTEBA.

4: Barón Burgos M, Benítez Ramírez M, Caparrós Cervantes A, Escarvajal López E, Martín Espinosa T, Montoro Robles I. Guía para la Prevención y Manejo de las UPP y Heridas Crónicas. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Madrid; 2015