Trombosis venosa yugular asociada a catéter. Caso clínico

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 3–Marzo 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº3: 243

Autor principal (primer firmante): Juan José Guachamin Avalos

Fecha recepción: 6 de marzo, 2023 

Fecha aceptación: 18 de marzo, 2023 

Ref.: Ocronos. 2023;6(3) 243

  • Juan José Guachamin Avalos.1 https://orcid.org/0000-0002-9915-7811
  • Julieta del Carmen Hidalgo Morales 2 https://orcid.org/0009-0003-2382-3464
  • Yadira Mercedes Nuñez Lopez 3 https://orcid.org/0000-0003-2981-393X
  1. Medico en centro de especialidades médicas » Vitalmedic»
  2. Medico en funciones hospitalarias
  3. Medico Universidad Central del Ecuador

Resumen

Las complicaciones trombóticas asociadas con el uso de catéteres son comunes y dan como resultado síntomas angustiantes para el paciente, así como disfunción del catéter, y aumenta el riesgo de infecciones, además de estenosis venosa central prolongada y un costo de atención significativo. 

Los factores de riesgo para la trombosis relacionada con el catéter incluyen el uso de catéteres de mayor tamaño, de múltiples lúmenes y colocados en la periferia en pacientes con cáncer que reciben quimioterapia. 

El trombo sintomático relacionado con el catéter se trata con un anticoagulante, generalmente sin retirar el catéter. La intensidad y duración de la anticoagulación depende de la extensión de la formación de trombos, el riesgo de sangrado y la necesidad del uso del catéter.

Presentamos el caso de una paciente adulta mayor con antecedente de cáncer de mama y colon izquierdo, quien posterior a colocación de catéter central en posición subclavia derecha comenzó con cuadro de adinamia y edema facial, tras varios estudios auxiliarles de imagen se corrobora trombo a nivel de la vena yugular derecha y de la vena subclavia ipsilateral. Al momento en tratamiento anticoagulante con antagonista de la vitamina K.

Si bien existe escasa información de casos comunicados, varios estudios informaron las causas más comunes: malignidad (32,5%), catéteres venosos (22,5%) y condiciones antitrombóticas (8,1%). Las manifestaciones clínicas asociadas son, en orden de frecuencia, fiebre, leucocitosis, dolor cervical en el área de la trombosis, una masa palpable en el cuello y signo del cordón.

La ecografía Doppler y la Tomografía con contraste son pruebas de elección para confirmar el diagnóstico. El tratamiento es la anticoagulación.

Presentación de caso

Femenina de 58 años, nacida en Cotopaxi- Ecuador, comerciante, con antecedentes de doble primario: cáncer de mama derecha ya mastectomizada en el 2020, cáncer de colon izquierdo en tratamiento actual con Quimioterapia esquema Folfox iv ciclo 8 + cetuximab ciclo 6, con respuesta favorable, acude a la emergencia de nuestra casa de salud con clínica de 48 horas de evolución de edema facial predominio derecho, asocia a astenia y adinamia, además de cianosis central, refiere aparición de síntomas secundario a colocación de catéter permanente derecho.

Al examen físico: signos vitales en límite superior de la normalidad, paciente consciente en las tres esferas, eutrófica, a nivel facial derecho se evidencia edema importante, además de ingurgitación yugular externa. En hemitórax derecho es visible catéter (CVC) permanente con cambio de coloración, aparenta edema. Bajo estos hallazgos se solicita ultrasonido de cuello foto 1.

1-trombosis-venosa-yugular-asociada-cateter-caso-clinico
2-ultrasonido-doppler-trombosis-venosa-yugular-asociada-cateter.jpg

Foto 1: Ultrasonido Doppler: se evidencia a nivel de la vena yugular y subclavia derecha lesión hipoecogénica ocupando la luz en un 80%, condicionando agrandamiento de las mismas, además no son compresibles, así mismo no presentan captación de flujo al color Doppler, diagnostico ecográfico positivo para trombosis de la yugular y subclavia derecha.

Bajo estos hallazgos se decide realización de Angiotomografía en búsqueda de extensión del trombo, al mismo tiempo se inició tratamiento con heparina de bajo peso molecular, y de la mano revisión del catéter implantado.

La Tomografía contrastada confirma el diagnóstico ecográfico antes descrito, sin evidenciar otros sitios de trombosis. Foto 2.

3-tomografia-trombosis-venosa-yugular-asociada-cateter.jpg
4-tomografia-contraste-trombosis-venosa-yugular-asociada-cateter.jpg

Foto 2. Tomografía con contraste a nivel cervical informa, persistencia de trombosis de la vena yugular externa derecha y de la vena subclavia ipsilateral.

Con el diagnóstico de trombosis se continuó con el protocolo de anticoagulación inicialmente se le administro enoxaparina a dosis terapéutica de 60 mg subcutánea cada 12 horas y posteriormente con warfarina a dosis inicial de 2.5 mg hasta alcanzar los 5 mg según controles de INR.

Paciente con respuesta clínica favorable, actualmente continúa con anticoagulación formal supervisadas por consulta externa.

Discusión

Se ha visto según la literatura, que la trombosis venosa de miembros inferiores es más común, actualmente existen estudios nuevos donde la trombosis venosa de miembros superiores está en aumento con 5% de los casos. Hasta ahora la principal causa es un catéter venoso central, con una asociación cercana al 75% de los casos. Tal como se demuestra en el caso clínico expuesto.

Conjuntamente de estas asociaciones, se han reportado otros factores de riesgo para el desarrollo de trombosis yugular, entre ellos se puede nombrar: patología hereditaria de la coagulación, como la deficiencia del factor V de Leiden siendo la más frecuente, seguido de la mutación de la protrombina G20210A.

Entre los factores adquiridos tenemos la edad, con dos grupos etarios: niñez y adultos mayores. Se sabe que a mayor edad mayor el riesgo de trombosis asociada con los catéteres, como lo fue nuestro caso.

En cuanto al tratamiento un análisis de Cochrane publicado en el 2021 demostró que existe bajo beneficio la administración profiláctica de heparina y antagonistas de la vitamina K para la prevención de la mortalidad en los pacientes con trombosis sintomática; sin embargo, prescribir solo antagonistas de la vitamina K tienen resultados significativamente buenos para la trombosis sintomática.

Los pacientes son tratados con un curso corto de análogos, seguido por antagonistas de la vitamina K durante tres a seis meses.

Este es un caso poco común, por lo que su exposición puede ayudar a mejorar la cifra de casos diagnosticados y tratados.

Bibliografía

  1. Marie I, Levesque H, Cailleux N, Primard E, et al. Upper extremity deep venous thrombosis. A report of 49 cases. Rev Med Interne 2014;19:399-408.
  2. Marinella MA, Kathula SK, Markert RJ, Ohio D. Spectrum of upper extremity deep venous thrombosis in a community teaching hospital. Heart Lung 2021;29:113-7.
  3. Van Rooden CJ, Tesselaar ET, Osanto S, Rosendaal FR, Huisman MV. Deep vein thrombosis associated with central venous catheters a review. J Thromb Haemost 2015;3:2409-2419.
  4. Garcia-Frade LF, Mas AP. Trombosis venosa yugular interna espontánea. Comunicación de un caso y revisión de la bibliografía. Med Int Méx 2015;21:477-480.
  5. Shaham D, Sklair-Levy M, et al. Lemierre’s syndrome presenting as multiple lung abscesses. Clin Imaging 2022;24:197-9.
  6. Rocha L, Nuñez C, Suazol C, González M. Tromboflebitis séptica de la vena yugular interna o síndrome de Lemierre. Rev Chilena Cirugía 2019;62:439-440.
  7. Tait C, Baglin T, Watson H, Laffan M, et al. Guidelines on the investigation and management of venous thrombosis at unusual sites. BJH 2021;159:28-38.
  8. Keeling D, Baglin T, Tait C, Watson H et al. Guidelines on oral anticoagulation with warfarin. Fourth edition. BJH 2021;154:311-324
  9. Laguía M, Lahoz T, Martínez J, Valero J, et al. Síndrome de Lemierre: tromboflebitis séptica de la yugular interna secundaria a amigdalitis aguda. Acta Otorrinolaringol Esp 2021;52(2):163-6.
  10. Goldenberg NA, Knapp-Clevenger R, Hays T, Manco-Johnson MJ. Lemierre’s and Lemierre’s-like syndromes in children: survival and thromboembolic outcomes. Pediatrics 2015;116(4):e543-8.
  11. Aliyu SH, Yong PF, Newport MJ, Zhang H, et al. Molecular diagnosis of Fusobacterium necropHorum infection (Lemierre’s syndrome). Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2015;24(3):226-9.
  12. Sánchez Acedo C, Martos Díaz PL, Muñoz Guerra MF, Naval Gías L, et al. Trombosis de la vena yugular interna y mediastinitis aguda necrosante descendente debido a una faringoamigdalitis aguda. Rev Esp Cir Oral Maxilofac 2019;32(3):119-22.   
  13. Kuppalli K, Livorsi D, Talati NJ, Osborn M. Lemierre’s syndrome due to Fusobacterium necropHorum. Lancet Infect Dis 2022;12(10):808-15. 
  14. O’Dwyer DN, Ryan S, O’Keefe T, Lyons J, et al. Lemierre’s syndrome. Ir J Med Sci 2021;180(2):565-7.  
  15. Brook I. Anaerobic infections in children. En: Curtis N, Finn A, Pollard AJ, eds. Hot topics in infection and immunity in children VII. New York: Springer; 2021.Págs.117-52. 
  16. Hagelskjar Kristensen L, Prag J. Lemierre’s syndrome and other disseminated Fusobacterium necropHorum infections in Denmark: a prospective epidemiological and clinical survey. Eur J Clin Microbiol Infect Dis 2018;27(9):779-89. 
  17. Derber CJ, Troy SB. Head and neck emergencies: bacterial meningitis, encepHalitis, brain abscess, upper airway obstruction and jugular septic thrombopHlebitis. Med Clin N Am 2022;96(6):1107-26.
  18. Li HY, Grubb M, Panda M, Jones R. A sore throat – potentially life-threateningfl J Gen Intern Med 2019;24(7):872-5. 
  19. Dool H, Soetekouw R, van Zanten M, Grooters E. Lemierre’s syndrome: three cases and a review. Eur Arch Otorhinolaryngol 2015;262(8):651-4.