Trastornos de personalidad: características y tratamiento

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 50

Autor principal (primer firmante): Beatriz Pablo Navarro

Fecha recepción: 11 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 4 de Mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 50

Autores:

  • Beatriz Pablo Navarro (autora principal): Enfermera en Hospital Materno Infantil Miguel Servet Zaragoza. Máster en Gerontología Social por la Universidad de Zaragoza.
  • Sara Andrés Rueda: Enfermera en Centro de Salud Parque Goya Zaragoza. Máster en iniciación a la investigación en ciencias de la Enfermería por la Universidad de Zaragoza.
  • Eliana Barrientos Jaramillo: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza. Máster en Salud Pública por la Universidad de Zaragoza.
  • Gema Bermúdez Moreno: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza. Máster Oficial en Gerontología social. Longevidad, salud, calidad por la Universidad de Jaén. Máster en farmacoterapia para Enfermería Universidad de Valencia.
  • Bárbara Hernández Artal: Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza.
  • Hernando Antonio Guarin Duque: Enfermero en Hospital Universitario Miguel Servet Zaragoza. Máster en Salud Pública por la Universidad de Zaragoza.

Resumen

Introducción: Los trastornos de personalidad suponen un reto para la medicina y son complejos de definir, aunque se entienden como patrones de conducta arraigados manifestados mediante respuestas inflexibles.

Objetivo: El objetivo principal es realizar una revisión bibliográfica sobre los trastornos de personalidad, sus características y su tratamiento.

Metodología: Tras buscar las palabras clave en los descriptores de ciencias de la salud, se ha realizado una búsqueda bibliográfica en la biblioteca de la Universidad de Zaragoza.

Resultados: No es posible identificar los agentes causales, aunque existen características etiológicas comunes. Las personas con este tipo de trastornos suelen presentar rasgos típicos. Para su tratamiento es necesario una combinación de psicofármacos y psicoterapia, y en él la familia juega un papel fundamental.

Discusión-conclusiones: Es importante que los profesionales de la salud tengan las herramientas para un adecuado tratamiento de las personas con trastornos de personalidad.

Palabras clave: trastornos mentales, trastornos de la personalidad, psiquiatría, salud mental

Introducción

Debido a su complejidad y difícil acceso terapéutico, los trastornos de personalidad han suscitado gran interés en el mundo de la psiquiatría en los últimos años, suponiendo un gran reto para médicos e investigadores 1.

La personalidad es un concepto abstracto, complejo de definir, que se define como la organización de los procesos psicológicos que intervienen en la adaptación del individuo a las circunstancias. Abarca pensamientos, actitudes, comportamientos, percepciones y formas de respuesta a las demandas externas. Todo ello le confiere una identidad, reconocible para sí mismo y para los demás. Aunque proporciona estabilidad, la personalidad es dinámica y se modifica de manera continuada 2.

Según la OMS, los trastornos de personalidad engloban patrones de conducta arraigados y duraderos que se manifiestan mediante respuestas inflexibles ante situaciones personales y sociales. Representan desviaciones de la forma en que el individuo promedio de una cultura dada, percibe, siente, piensa y se relaciona con los demás, produciendo efectos adversos sobre el individuo y/o la sociedad 3.

Los rasgos de la personalidad alterada deben haber estado presentes desde la adolescencia y no como una consecuencia de los cambios de personalidad de corta duración asociados a otras enfermedades.

Con gran frecuencia muchos de los pacientes no piden ayuda, y esto se relaciona con que son egosintónicos, es decir, coherentes consigo mismos. Perciben su forma de ver la realidad como la adecuada, siendo los demás los que están equivocados. No sufren por su trastorno, si sufren es por la inadaptación que les supone, sin cuestionarse que pueda ser por su personalidad desviada 2.

Objetivo

  • Realizar una revisión bibliográfica sobre los trastornos de personalidad, sus características y su tratamiento.

Metodología

Para la revisión bibliográfica se ha realizado en primer lugar una búsqueda de las palabras clave en el descriptor de ciencias de la salud (DeCS). A continuación, se ha llevado a cabo una búsqueda de información en los distintos libros de la Universidad de Zaragoza relacionados con el tema.

Resultados

Los trastornos de la personalidad, frecuentemente se presentan asociados a enfermedades psiquiátricas, aunque no haya una relación específica entre ellas, salvo el consumo de alcohol que se asocia generalmente con el trastorno antisocial. Dependiendo del tipo, se presenta una severidad, una magnitud de los síntomas y una respuesta negativa al tratamiento 2.

Las personas con este tipo de trastornos tienen muchas características comunes que comprenden:

  • Conductas inflexibles de inadaptación social.
  • Egocentrismo.
  • Conducta manipuladora y explotadora.
  • Incapacidad para tolerar un estrés leve, provocando un aumento en la incapacidad para afrontar la ansiedad o la depresión.
  • Falta de responsabilidad de su conducta, culpando a los demás de sus propios problemas.
  • Dificultad para enfrentarse a la realidad, debido a una comprensión distorsionada o superficial de sí mismo y de las percepciones de los demás.
  • Vulnerabilidad frente a otros trastornos mentales, como tendencias obsesivo-compulsivas y crisis de pánico 4.

Una interrupción en el curso normal del desarrollo psicológico y emocional o el no alcanzar las metas establecidas por la persona pueden contribuir al desarrollo de los trastornos de la personalidad 5. Los acontecimientos y secuencias que dan por resultado patologías de la personalidad son complejos y difíciles de aclarar 6. Todavía no es posible identificar con certeza los agentes causales de estos trastornos, pero habitualmente se hable de unos factores que pueden formar parte de su etiología 7:

  • Factores genéticos: se han descubierto vínculos familiares entre algunos de los trastornos de la personalidad y algunos trastornos mentales, por lo que hace pensar en una base genética 6.
  • Factores psicológicos: predisponentes de la infancia y la adolescencia (déficit de atención y trastornos de conducta, problemas de identidad, enfermedades crónicas y ansiedad de separación).
  • Factores de maduración: para algunos autores tiene que ver con un retraso en la maduración de la personalidad del individuo.
  • Factores sociales: educación, modelos paternos y entorno familiar y social.
  • Factores biológicos: son los más investigados en la actualidad e incluyen hipótesis sobre anomalías en el electroencefalograma (EEG) y en la fisiología de determinados neurotransmisores 7.

Respecto a su tratamiento, la farmacoterapia no se emplea exclusivamente para tratar los trastornos de la personalidad, sino que se utiliza como tratamiento complementario a psicoterapia, psicoeducación y apoyo familiar.

Así pues, los métodos de tratamiento se centran en la reestructuración de la personalidad, ayudándoles a completar las etapas y tareas del desarrollo y a fijar límites frente a la conducta de inadaptación. Un punto clave en el tratamiento de estos trastornos es evitar el tratamiento dividido mediante una atención integrada y coordinada.

Este tipo de pacientes necesitan una comprensión, generalmente compleja, de las actitudes y creencias fundamentales que sostienen. La psicoterapia cognitiva y conductual se centra en situaciones que provocan angustia, así como experiencias negativas de la infancia. La psicoterapia de grupo se emplea para hacer ver al paciente que no es único y para buscar métodos de respuesta alternativos al estrés. También se emplea la psicoterapia de orientación hacia la realidad y el psicoanálisis intensivo, para aprender a pensar sobre sí mismos de manera más realista y funcional.

La familia es importante en el tratamiento de pacientes con trastorno de límite. Investigaciones han demostrado que el ambiente familiar y su participación pueden afectar a los resultados esperados en varias situaciones. Una preocupación exagerada familiar se ha relacionado con resultados esperados positivos, pues los pacientes interpretan el sufrimiento de la familia como una forma de cuidados.

Aunque los pacientes niegan, con frecuencia, la responsabilidad de sus acciones y tienen tendencia a aislarse, después de estabilizar los síntomas clínicos, se le estimula a participar en grupos educativos. Se puede aportar información sobre técnicas de afrontamiento positivo, mejorar las habilidades interpersonales, o discutir sobre temas laborales y de seguimiento de medicación 4.

Discusión-conclusiones

Debido a la alta prevalencia de las enfermedades mentales, es importante que todos los profesionales de la salud tengan las herramientas necesarias para desenvolverse ante este tipo de pacientes.

Concretamente, Enfermería desarrolla un papel clave en la psicoterapia y además debe conocer los psicofármacos y su método de administración. En el caso de los trastornos de personalidad, es importante que se acompañe al paciente en el proceso de mejora, así como servir de apoyo a la familia que juega un papel fundamental.

Bibliografía

  1. Bobes García, J. Enfermería psiquiátrica. Vol. 1. 1ª ed. España: Síntesis; 1994.
  2. Megías-Lizancos, F y Serrano Parra, M.D. Enfermería en psiquiatría y salud mental. Vol.1. 1º ed. España: DAE; 2009.
  3. Gomez Restrepo. Diagnóstico y tratamiento en niños, adolescentes y adultos. Vol. 1. 3ª ed. España: Panamericana; 2008.
  4. Rebraka Shives, L. Enfermería psiquiátrica y de salud mental: conceptos básicos. Vol 1. 1ª ed. España: Mc Graw-Hill; 2007.
  5. Material de apoyo sobre trastornos de la personalidad dados por la profesora Marisa Mata.
  6. O’Brien, Kennedy, Ballard. Enfermería psiquiátrica. Vol 1. 1ª ed. España: McGraw-Hill; 2000.
  7. Granada López. Manual de Enfermería psiquiátrica. Vol 1. 1ª ed. España: Glosa; 2010.
Salir de la versión móvil