Trastorno de ansiedad generalizada. Revisión bibliográfica

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 3–Marzo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº3: 3

Autor principal (primer firmante): Alessandra Cruz Velazco

Fecha recepción: 2 de Febrero, 2021

Fecha aceptación: 27 de Febrero, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(3): 3

Autora: Alessandra Cruz Velazco*

Coautores: Erick Francisco Domínguez García*, Julio Alejandro Martínez Sánchez* María del Rosario Carazo Vargas* Mariela Hernández López*, Ingrid Guadalupe Reynoso Trujeque.

*Médicos Residentes de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social

Introducción

La ansiedad se considera actualmente una de las enfermedades del trastorno afectivo con más auge, esto debido a la situación por la pandemia por COVID-19, la cual ha desatado una mayor demanda en la atención psicológica de la población, esto causado a su vez por el sufrimiento, negativismo, incertidumbre y preocupación, repercutiendo a su vez en las actividades de la vida diaria, por lo que se crean pensamientos distorsionados sobre el futuro de la situación 1.

Su base se determina por factores genéticos, psicológicos y sociales, por lo que para realizar un diagnóstico integral deben evaluarse estas áreas 2.

Definición

La ansiedad es una respuesta a la anticipación de un daño o una adversidad futura que se acompaña de sentimientos desagradables y negativos, al igual que síntomas somáticos. Se considera una respuesta normal en situaciones de la vida diaria que causan estrés, sin embargo, esta respuesta puede llegar a ser irracional, ya sea por ausencia de estímulos o una respuesta excesiva a estos, lo que ocasiona disfuncionalidad y disconfort en el paciente 3.

Dentro de los trastornos del espectro afectivo se encuentra el trastorno de ansiedad por separación, mutismo selectivo, fobias específicas, fobia social, trastorno de pánico, agorafobia, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad inducido por sustancias y trastorno de ansiedad debido a otra afección médica 4.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se definirá como una sensación de ansiedad no placentera, difusa, acompañada de molestias físicas como opresión retroesternal, taquicardia, sudoración, náuseas, diarrea, mareos 4,5.

Los pacientes con trastorno de ansiedad generalizada presentan alteraciones en su funcionalidad a nivel ocupacional, ya que manifiestan frecuentemente quejas cognitivas y falta de confianza 6.

Frecuentemente estas enfermedades del trastorno afectivo se relacionan con las siguientes entidades: fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, migraña, síndrome de colon irritable y el trastorno disfórico premenstrual 6.

Prevalencia

La prevalencia anual del trastorno de ansiedad generalizada en Estados Unidos es del 2.9% entre los adultos en la comunidad. La prevalencia anual del trastorno en otros países varia del 0.4 al 3.6%4.

En México la prevalencia del trastorno de ansiedad generalizada en la población general es del 3% y en la consulta de atención primaria es del 5 a 7%11.

Estudios han descrito que las mujeres presentan el doble de probabilidad que los hombres de experimentar un trastorno de ansiedad generalizada (TAG), mientras que el riesgo de por vida es del 9%4.

La mayor prevalencia del diagnóstico se da en la edad media de la vida aproximadamente a los 30 años, con disminución en las edades más avanzadas. El inicio más precoz de los síntomas que cumplen los criterios del TAG se asocia a una comorbilidad y a un mayor deterioro. La aparición de una enfermedad física crónica, la seguridad, las caídas, el deterioro cognitivo, son un tema de preocupación excesiva en los ancianos 4.

Dentro de los factores de riesgo para presentar trastorno de ansiedad generalizada (TAG), se encuentran los temperamentales, ambientales, genéticos y fisiológicos 5.

Dentro de los factores temperamentales destaca la inhibición afectiva, el neuroticismo y tendencia a la evitación del daño. En los factores ambientales tienden a ser personas que se encuentran en soledad y cuentan con escaso contacto social, generando estrés psicosocial que ocasiona cambios a nivel de los receptores de glucocorticoides, disfunción del eje hipotálamo-hipofiso-adrenal y aumento en la liberación de citocinas 7.

Mientras que los factores genéticos y fisiológicos se refieren a las alteraciones genéticas que interfieren en la regulación de neurotransmisores 4, 7.

Criterios diagnósticos

  1. Ansiedad y preocupación excesiva (anticipación aprehensiva), que se produce durante mas días de los que ha estado ausente durante un mínimo de seis meses, en relación con diversos sucesos o actividades (laboral o escolar) 4, 5.
  2. Al individuo le es difícil controlar la preocupación 4, 5.
  3. La ansiedad y la preocupación se asocian a tres (o más) de los seis síntomas siguientes (y al menos algunos síntomas han estado presentes durante más días de los que han estado ausentes durante los últimos seis meses) 4, 5.
  4. La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  5. La alteración no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia ni a otra afección médica 4, 5.
  6. La alteración no se explica mejor por otro trastorno mental (por ej. Ansiedad o preocupación de tener ataques de pánico, valoración negativa en el trastorno de ansiedad social, contaminación u otras obsesiones del trastorno obsesivo compulsivo, separación de las figuras de apego en el trastorno d ansiedad por separación, recuerdo de sucesos traumáticos en el trastorno de estrés postraumático, aumento de peso en la anorexia nerviosa, dolencias físicas en el trastorno de síntomas somáticos, percepción de imperfecciones en el trastorno dismórfico corporal, tener una enfermedad grave en el trastorno de ansiedad por enfermedad o el contenido de creencias delirantes en la esquizofrenia o trastorno delirante)4, 5.

Diagnóstico

La característica esencial del TAG es una ansiedad y preocupación exagerada (anticipación aprensiva) acerca de una serie de acontecimientos o actividades. La intensidad, la duración o la frecuencia de la ansiedad y la preocupación es desproporcionada a la probabilidad o al impacto real del suceso anticipado. Al individuo le resulta difícil controlar la preocupación, y manifiestan malestar subjetivo debido al deterioro de las áreas sociales y ocupacionales 4, 5.

Los adultos con trastorno de ansiedad generalizada se preocupan todos los días acerca de circunstancias rutinarias de la vida, tales como responsabilidades en el trabajo, la salud y las finanzas, la salud de los miembros de la familia, la desgracia de sus hijos o asuntos de menor importancia. Los niños con trastorno de ansiedad generalizada tienen a preocuparse en exceso por su competencia y la calidad de su desempeño 4.

Durante el curso del trastorno, el centro de las preocupaciones puede trasladarse de un objeto o de una situación a otra 4.

Se han realizado estudios que sugieren que las personas con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) presentan un déficit de atención selectiva, ya que existe la tendencia de fijar su atención en estímulos de tipo emocional o de amenaza. Se ha demostrado que estos pacientes son más receptivos a las señales sociales negativas, reconociendo un estado de preocupación sobre los razonamientos negativos 5.

Instrumentos de diagnóstico

Para identificar la severidad de los síntomas de ansiedad se utiliza actualmente el Inventario de ansiedad de Beck, que permite evaluar la severidad de los síntomas antes y después del tratamiento, obteniendo una valoración integral del paciente, siendo el punto de corte para ansiedad de 21 puntos o más 4.

Se deben solicitar exámenes de laboratorio para descartar condiciones clínicas asociadas a TAG, entre estos: biometría hemática, niveles séricos de vitamina B12, folatos, electrocardiograma, pruebas de función tiroidea y glucosa 4.

Tratamiento no farmacológico

La psicoterapia se considera el recurso de primera elección, incluso llegando a sustituir el uso de fármacos en los casos donde el paciente se reúsa a usarlos 4.

Dentro de la psicoterapia incluye entrenamiento en relajación, el cual consiste en de reequilibrar el sistema nervioso proporcionando estados de bienestar, calma y tranquilidad que facilita el afrontamiento de situaciones estresantes de la vida cotidiana y situaciones que generan estrés y ansiedad 8.

También se emplea la terapia cognitivo conductual, la cual funciona como un método directivo, donde participan en forma activa el paciente y el terapeuta, comprometiéndose a cumplir tareas fuera de la sesión, con una duración aproximada de 12 semanas 4.

Otra terapia empleada es la Mindfulness, la cual es definida por Jon Kabat-Zinn como “el estado de conciencia que emerge a través de prestar atención en el momento presente, de forma intencional y sin juzgar, a la experiencia que se despliega momento a momento”. Este tratamiento genera un aumento de la atención y mayor adaptación para responder a los procesos mentales que ocasionan malestar emocional, negación y desadaptación 9.

Tratamiento Farmacológico

El tratamiento puede ser a base de ansiolíticos, antidepresivos (Inhibidores selectivos de recaptura de serotonina).

Por lo general se usan benzodiacepinas, ya que la respuesta es más rápida que con los antidepresivos, pero no se considera el tratamiento más adecuado, ya que solo se indican en casos donde los síntomas son severos y se deben retirar de forma gradual 4.

Los antidepresivos se utilizan cuando a la ansiedad se le añaden síntomas depresivos, teniendo un periodo de respuesta de 4 a 12 semanas, siendo considerados los fármacos de primera elección, describiéndose a continuación 10:

  • Escitalopram en dosis de 5 mg/día
  • Citalopram 10 mg/día con incremento dosis respuesta.
  • Paroxetina 10 mg/día con incremento dosis repuesta.
  • Sertralina 25 mg/día con incremento dosis respuesta 5.

Otros fármacos recomendados en el TAG pueden ser

  • Pregabalina: neuromodulador con funciones antiepilépticas, analgésicas y ansiolíticas.
  • Gabapentina: análogo del GABA, forma parte de los antipsicóticos de segunda generación, se utiliza en dosis baja para tratar los síntomas de ansiedad.
  • Bloqueadores beta: los antagonistas betaadrenérgicos, proporcionan una adecuada respuesta ansiolítica, ya que no causan sedación y son útiles en la taquicardia 10.

Bibliografía

  1. Moreno-Proaño G. Pensamientos distorsionados y ansiedad generalizada en COVID-19. CienciAmérica. 2020;9 (2):251–6.
  2. Schnaas F. Avances en el diagnóstico y tratamiento de la ansiedad y la depresión. Neurol Neurocir y Psiquiatr. 2017;45(1):22–5.
  3. Carvajal-lohr A, Flores-ramos M, Montejo SIM, Vidal CGM. Los trastornos de ansiedad durante la transición a la menopausia. Perinatol Reprod Hum [Internet]. 2016;30(1):39–45.
  4. López Ibor Aliño VM. DSM-V-TR : manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales [Internet]. Vol. 1, American Psychiatric Association. 2013. 1000 p.
  5. CENETEC. Trastorno De Ansiedad Generalizada en el Adulto Mayor. Diagnóstico Y Trat Del Trastor Ansiedad Gen. 2011;IMSS-499-1:1–57.
  6. Langarita-Llorente R, Gracia-García P. Neuropsicología del trastorno de ansiedad generalizada: revisión sistemática. Rev Neurol. 2019;69(2):59–67.
  7. Arango-Dávila CA, Rincón-Hoyos HG. Trastorno depresivo, trastorno de ansiedad y dolor crónico: múltiples manifestaciones de un núcleo fisiopatológico y clínico común. Rev Colomb Psiquiat [Internet]. 2016;1–10.
  8. López Melendro AI, Sanchez Martinez C, Pedrero Pérez EJ. Entrenamiento en Relajación Creativa Grupal : Estrategia eficiente de reducción del estrés. Eureka. 2020;17(2):233–52.
  9. Hodann-Caudevilla RM, Serrano-Pintado I. Revisión sistemática de la eficacia de los tratamientos basados en mindfulness para los trastornos de ansiedad. Ansiedad y Estrés [Internet]. 2016;22(1):39–45..04.001
  10. Montalvo Bermeo GE. Abordaje integral de los trastornos de ansiedad generalizada y crisis de pánico en atención primaria de salud [Internet]. Repositorio Universidad.
  11. ANMM B de la. El trastorno de ansiedad generalizada. Rev la Fac Med la UNAM. 2013;56(4):53–5.
Salir de la versión móvil