Traslado de un paciente a realizar una prueba. Medidas especiales con el coronavirus

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 8– Diciembre 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº8:258

Autor principal (primer firmante): Guadalupe Noriega Díaz

Fecha recepción: 17 de diciembre, 2020

Fecha aceptación: 23 de diciembre, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(8):258

Autores: Guadalupe Noriega Díaz y Juan Jesús Crespo García

Categoría profesional: celador

Resumen

Lo más importante al trabajar con un paciente positivo confirmado o sospechoso en coronavirus es vestirse con el EPI antes de entrar en contacto con él y desvestirse, o sea, quitarnos el EPI siguiendo una secuencia determinada, en la que entre cada paso hay que hacer la higiene de manos.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Después de usar una sala o habitación, por uno de estos pacientes, la sala será desinfectada por el equipo de limpieza antes de un nuevo uso.

Palabras clave: Enfermo abrigado, traslado sin perder tiempo, EPI, higiene de manos, coordinación entre profesionales sanitarios, vestirse, desvestirse, desinfección.

Conclusiones

Hay que ser muy meticuloso y precavido al trabajar con pacientes sospechosos o contagiados de coronavirus, para no contagiarte tú, ni contagiar a tus compañeros u otros pacientes. Llevar puesto siempre el EPI, y al quitarlo, hacer la higiene de manos entre cada paso, y seguir el orden establecido.

El traslado puede realizarse en distintos medios, como pueden ser la cama, la camilla, la silla de ruedas. Los celadores se encargan del traslado de los pacientes de una unidad a otra dentro del centro de salud o del hospital, ya sea mediante los distintos medios como la silla de ruedas o la camilla, o por su propio pie, si el paciente está apto para ello.

Durante el traslado, los celadores encargados de llevar al paciente a la unidad requerida también se harán cargo de llevar consigo los objetos personales del paciente, así como su historia clínica y las analíticas o solicitudes de pruebas en el caso de que sea necesario.

Hay casos en los que el traslado se hará acompañados de un auxiliar de Enfermería o algún diplomado de Enfermería.

El celador se asegurará de que la zona de destino esté preparada para recibir al paciente, y si en el traslado se utiliza algún elemento como puede ser la silla de ruedas, será responsable de que sea devuelta a su origen.

publica-articulo-revista-ocronos

Normas a realizar durante el traslado

  • mantendremos al enfermo abrigado y evitaremos corrientes de aire. No nos demoraremos en el tiempo.
  • estaremos junto al enfermo en todo momento, sin abandonarlo.
  • llevaremos al enfermo de cara al lugar hacia el que nos dirigimos, lo llevaremos con los pies hacia delante y la cabeza por detrás.
  • los traslados deben realizarse sin perder tiempo, de forma que su duración sea la más corta posible, no se debe correr, pero sí habrá que ir lo más rápido posible.
  • en los casos en los que el traslado se realice junto a algún aparato, tendremos que estar atentos a que siga funcionando durante todo el tiempo del traslado.
  • siempre que durante el traslado hagamos alguna detención, mantendremos el freno de la silla de ruedas, camilla o elemento que estemos utilizando.
  • siempre que sea posible, el traslado del enfermo se realizará en su propia cama, salvo que vaya a ser sometido a una intervención quirúrgica, para lo cual se llevará en la camilla hasta el quirófano.

Paciente con coronavirus o sospechoso 

En caso de llevar a un paciente con coronavirus a realizar una prueba, o simplemente asearlo, hemos de utilizar el equipo recomendado para prevención de infección de microorganismos transmitidos por gotas y por contacto.

El EPI consta de: dos batas, dos mascarillas (FPP2, y mascarilla quirúrgica), protector ocular (gafas o pantalla), guantes (dos guantes en cada mano), gorro y calzas.

Tanto el celador, como el auxiliar de Enfermería, enfermero, médico, técnico de rayos, etc…han de utilizar prácticas de trabajo seguras para protegerse y limitar la propagación de la contaminación. Mantener las manos alejadas de la cara, limitar el contacto con las superficies, cambiar los guantes si se rompen o están demasiado contaminados y realizar la higiene de manos.

El celador y los demás profesionales se quitan el EPI, salvo la mascarilla FPP2 antes de salir de la habitación o consulta donde tenemos aislado al paciente y lo desechamos en el contenedor correspondiente. Después de salir de la habitación/consulta, etc…y cerrar la puerta, retiramos la mascarilla FPP2, y la desechamos en el contenedor. Inmediatamente tenemos que hacer la higiene de manos.

Secuencia Retirada EPI

  • Primer guante sucio
  • Higiene de manos
  • Calzas
  • Higiene de manos
  • Segundo guante sucio
  • Higiene de manos
  • Gorro
  • Higiene de manos
  • Pantalla o gafas
  • Higiene de manos
  • Bata
  • Higiene de manos
  • Mascarilla quirúrgica
  • Higiene de manos
  • Segundos guantes
  • Higiene de manos

El celador estará en coordinación con todo el resto del personal sanitario para que cada vez que se les lleve a un paciente con coronavirus para hacerle una prueba, ellos también estén vestidos con el EPI, y estén esperando a un paciente posible o positivo. Así, por ejemplo, hasta que no nos avisen en rayos de que ya podemos llevarlo, no lo haremos, esperaremos a que se vistan y a tener la sala despejada.

Bibliografía

  1. Auxiliar de Enfermería, Evangelina Pérez de la Plaza y Ana Mª Fernández Espinosa, Mc Graw Hill Education.
  2. Manual de Celadores, Academia Tamargo SL