Traqueotomía: complicaciones y cuidados enfermeros

traqueotomia-complicaciones-cuidados-enfermeros

Resumen

La traqueotomía es una técnica utilizada desde la antigüedad, ya en escritos egipcios del año 1550 a. C. aparece, como en el papiro de Ebers. Se trata de una técnica para comunicar a la tráquea con el exterior mediante un corte en ésta.

Una de las situaciones más habituales para su realización es en pacientes que necesitan una intubación prolongada o en patologías pulmonares o neurológicas, entre otras.

Autores

María del Rocío Rubio Gómez. Graduada en Enfermería.

Alexa Rojas Álvarez. Graduada en Enfermería.

Desde la realización de la traqueotomía hasta la decanulación se requiere el trabajo de un equipo multidisciplinar compuesto de cirujanos, médicos, enfermeros, logopedas y fisioterapeutas.

Existen diversas complicaciones en el paciente con traqueotomía como infección, broncoaspiración, traqueítis, fístulas traqueoesofágicas… Por ello, para reducir la incidencia de estas complicaciones y otorgar al paciente una máxima seguridad en los cuidados, los enfermeros deben seguir una serie de recomendaciones a la hora de trabajar con un paciente traqueostomizado. Entre estos cuidados se pueden citar: realizar cualquier manipulación de la cánula con un campo estéril, vigilar la presión del balón, verificar la posición de la cama cuando el paciente vaya a comer o usar una sonda nasogástrica con el menor diámetro posible.

Los objetivo de este trabajo son averiguar las complicaciones que pueden darse en un paciente con traqueotomía y enumerar las recomendaciones que debe cumplir el personal de enfermería para llevar a cabo un cuidado óptimo de la traqueotomía, para ello se efectuó una revisión bibliográfica de los últimos cuatro años en las principales bases de datos de ciencias de la salud.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Palabras clave: traqueotomía, complicaciones, cuidados, Enfermería.

Introducción

La traqueotomía se trata de un procedimiento que consiste en realizar una apertura en la tráquea para comunicarla con el exterior. Esta técnica ha ido aumentando principalmente a un incremento en la asistencia a pacientes que requieren una intubación prolongada como en los pacientes críticos de las unidades de cuidados intensivos (UCI). Además, la traqueotomía llevada a cabo mediante técnica percutánea también ha influido en el auge de la realización de dicho procedimiento.

Las situaciones más habituales para su realización son en las patologías pulmonares, neurológicas, cirugía de cuello y cabeza y en la citada anteriormente, por intubación prolongada.

Si se atiende al contexto histórico se encuentra que la traqueotomía es una técnica quirúrgica muy antigua. En el año 3600 a. C. existen representaciones egipcias donde se observa un paciente y a un cirujano manipulando un cuchillo en una operación de garganta. Años después, en 1550 a. C. se describió una incisión de tráquea en el papiro de Ebers. Los hindúes también relataron entre 1700 y 1100 a. C. un método en el cual se introducía un tubo de aire a través de un corte en los cartílagos cervicales debido a un bloqueo que impedía al paciente respirar con normalidad. En los años consecutivos aparecen diversos escritos con técnicas semejantes, incluso Homero narra como en el siglo VIII a. C. se podía salvar la vida de una persona que estaba asfixiándose mediante un corte en su tráquea. Pero no es hasta 1546 cuando Antonio Musa Brassavola publicó una traqueotomía exitosa en un caso documentado. La estandarización de la técnica junto a sus indicaciones fue llevado a cabo años después por Chevalier Jackson, en 1909, quien demostró que las complicaciones al realizar una traqueotomía podían reducirse hasta el 2% si se identificaban ciertos puntos anatómicos cuidadosamente. Gracias a él, la técnica fue destacada por los médicos, ya que hasta entonces suscitaba diversos interrogantes. El impacto fue considerable, llegando incluso los soldados japoneses en la Segunda Guerra Mundial a llevar su propio kit médico para realizarlas en caso necesario.

Con el paso de los años la técnica ha ido actualizándose. Mediante diversos estudios se puede valorar dicha evolución, llegando hasta el siglo XXI donde se observa cómo los diferentes dispositivos para la realización de una traqueotomía son más modernos, existiendo incluso métodos para crear el estoma traqueal y al mismo tiempo introducir el tubo de la traqueotomía.

Desde la realización de una traqueotomía hasta el alta del paciente o la decanulación es necesario un equipo multidisciplinar compuesto por cirujanos, enfermeros, fisioterapeutas y logopedas. Este equipo evalúa tanto los cuidados de la cánula, la aspiración de secreciones, la utilización de una cánula con válvula fonatoria hasta la emisión del habla.

Existen diversas complicaciones que pueden surgir debido habitualmente por un mal seguimiento del paciente con traqueotomía, por ello la evidencia científica enfermera se ha convertido en un punto clave para incentivar la seguridad del paciente en esta situación.

publica-articulo-revista-ocronos

Objetivos

Principal:

Averiguar las complicaciones que pueden darse en un paciente con traqueotomía.

Secundario:

Enumerar las recomendaciones que debe cumplir el personal de enfermería para llevar a cabo un cuidado óptimo de la traqueotomía.

Metodología

Se realizó una revisión bibliográfica en Google académico y en las siguientes bases de datos: Medline, Lilacs, Cochrane, Cuiden y Web Of Science. Los términos empleados han sido: traqueotomía, complicaciones, cuidados y enfermería, combinándolos con el operador booleano AND y OR.

Se consultaron un total de 12 artículos en castellano, de los cuáles se seleccionaron siete, comprendidos entre los años 2014- 2018.

Resultados

Complicaciones en un paciente con traqueotomía

Entre las complicaciones que pueden aparecer en un paciente con traqueotomía se encuentran las siguientes:

  • Traqueítis, ocurre si se aspira con demasiada frecuencia al paciente ya que la cánula estimula a la tráquea y aparecerá una tos áspera y seca con posible hemorragia. Se recomienda antes de realizar la aspiración, administrar entre 3 y 5 ml de mucolítico para lograr una ascensión de las secreciones y reducir con ello el número de las aspiraciones.
  • Creación de queloides en la zona externa de la traqueotomía y granulomas en las cuerdas vocales.
  • Infección de la herida, para reducir su incidencia es necesario en todos los procedimientos establecer un campo estéril así como revisar el estado del estoma en cada turno.
  • Broncoaspiración, suele darse debido a una insuficiente presión del neumotaponamiento cuando el paciente inicia la deglución.
  • Fístula traqueoesofágica, es originada por una necrosis en la zona posterior de la tráquea, suele ser debido a una inapropiada posición del tubo traqueal o a una presión del balón excesiva. Además, esta complicación puede ser incrementada en pacientes alimentados por sonda ya que ésta ejerce también una presión adicional sobre el esófago.
  • Hemorragias regionales o locales.
  • Fístula traqueoinnominada, esta complicación se produce cuando la cánula se encuentra demasiado baja en la tráquea y deteriora a la arteria innominada. Suele ocurrir por una presión elevada del balón o por una hiperextensión del cuello.

Recomendaciones generales en el cuidado enfermero de la traqueotomía

El personal de enfermería para incentivar la seguridad en el paciente con traqueotomía es necesario que siga una serie de recomendaciones, se citan a continuación:

  • Sujetar con los dedos la zona pivotante de la cánula en todas las maniobras para evitar el desplazamiento de ésta.
  • Comprobar que el balón posee una presión adecuada antes de que el paciente comience a comer y mantenerle en posición Fowler durante la ingesta.
  • Si el paciente se encuentra conectado a un respirador se debe humidificar el aire inspirado con el objetivo de hacer más fluidas las secreciones.
  • En casos que el paciente se alimente mediante sonda nasogástrica se recomienda una vez por turno o siempre que se vaya a administrar medicación, la comprobación de que la sonda se encuentra en su posición adecuada.
  • La higiene bucal se debe realizar cada 8 horas.
  • Para casos de urgencia es recomendable tener siempre cerca del paciente una cánula del número que use el paciente y otra de número menor.
  • Comprobar que en pacientes conectados a respirador el balón está óptimamente hinchado y la cánula posee un tamaño adecuado para él, ya que si no pueden originarse enfisemas.
  • Se debe evitar cualquier movimiento innecesario de la cánula y una excesiva presión del balón. Éste debe tener la mínima presión necesaria para evitar la fuga de aire alrededor suyo, entre 15 y 22 mmHg.
  • Las sondas de alimentación deben ser del diámetro más fino aceptable.
  • Para asegurar que la conexión en T y las tubuladuras no tiran de la cánula se debe proceder a su comprobación.
  • Registrar todos los procedimientos realizados así como la respuesta del paciente.

Referencias

  • Dávila Abanto, M. M., Zambrano Carrera de Portal, Jeanne Estela, & Zevallos Romero, M. E. (2017). Conocimiento del familiar acompañante sobre el cuidado del paciente con traqueotomía en el servicio de neurocirugía 13B del hospital Edgardo rebagliati martins, 2017.
  • Díaz, D. M. P., Elhendi Halawa, D., Muñoz, V., & García, C. (2015). Repaso al manejo de la traqueotomía.Manual De Cuidados,
  • Fernández-García, C., Alonso-Rodríguez, A., Wensell-Fernández, A., Martinez-Camblor, P., Suárez-Mier, M., Fernández, J. A.,. . . Ballester, N. C. (2016). Ensayo clínico aleatorizado para la comparación de dos métodos de cura de traqueotomía en una unidad de cuidados intensivos.Enfermería Intensiva, 27(1), 4-12.
  • Jasso-Ramírez, E., García-Enríquez, B., & López-Carrillo, M. L. (2015). Complicaciones transquirúrgicas y postquirúrgicas entre traqueotomías percutáneas versus abiertas en pacientes del centro médico Toluca, ISSEMyM. experiencia a 10 años. Paper presented at theAnales De Otorrinolaringología, 60(2) 82-88.
  • Martínez, L., & Mora, N. (2017). Cuidados de vías aéreas artificiales en pacientes con traqueotomía.Revista Unida Científica, 1(2)
  • Onaindía, J., Zornoza, G., & Voltas, J. (2017). Traqueotomía: Indicaciones, técnica y resultados.Revista De Medicina De La Universidad De Navarra, 13(1), 35.
  • Orejas, B., & Ignacio, J. (2014). Consenso clínico en relación a los cuidados de la traqueotomía.