La transformación digital del sistema sanitario: la revolución del bigdata, todo por mejorar la calidad asistencial

AUTORES: Paula Menéndez García, Inés Molina Cuevas, Mª Tamara de Pedro Alonso, Mª Alegría Montes Rodríguez, Sergio Naredo Gutiérrez.

El Sistema Sanitario ha experimentado una gran transformación, debido a la implantación de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y al uso generalizado de internet.

Hace aproximadamente una década, se puso en marcha la digitalización de la historia clínica electrónica, desde entonces, el Sistema Sanitario viene almacenando enormes cantidades de datos relativos al ámbito de la salud. El reto actual consiste en ser capaces de analizar y gestionar con los medios disponibles todos esos datos para que aporten utilidad al sistema, surge así el paradigma del Big Data.

¿Qué es el Big Data?

El término “Big Data” es un anglicismo cuya traducción literal al español es: Big (gran, grande) Data (dato, información), lo que viene a ser “gran volumen de datos”. En realidad no existe ninguna palabra en español que corresponda con dicha terminología. Para hacernos una idea, el Big Data representa un conjunto de datos, que por su gran tamaño, no pueden ser gestionados por bases de datos convencionales, datos estructurados, y no estructurados, que son extraídos y analizados con el fin de obtener información que no es evidente a simple vista, y que nos proporciona una valiosa ayuda en la toma de decisiones.

¿Qué entendemos por dato e información?

Un dato puede ser cuantitativo o cualitativo, es decir una cantidad o cualidad (un número, una cuantía, letras o palabras), en cambio, la información analiza dicho dato en su contexto y le da sentido. Si obtenemos un dato numérico, por ejemplo “60”, al contrario de la información, este dato no nos aporta nada por sí solo, pero con el tratamiento y contextualización adecuado, esta cifra podría indicar la edad de un paciente o de un trabajador, el precio de una consulta médica, un dato relativo a la nómina de un trabajador, el número de pulsaciones de un paciente en un momento concreto, etc.

Datos estructurados y no estructurados

  1. Un dato estructurado es un archivo de tipo texto constituido por  información ordenada y organizada, en filas y columnas perfectamente identificadas con títulos, tal y como encontramos en la mayoría de Bases de Datos (BD) convencionales, como por ejemplo: nombre, apellidos, DNI, fecha de nacimiento, edad, sexo…, datos que pueden ser almacenados, consultados y modificados, en forma de tabla y que además pueden ser procesados fácilmente.
  2. Un dato no estructurado, es todo lo contrario a lo anterior, son datos cuyo manejo está más limitado. Por lo general son datos binarios sin estructura interna, que no aportan utilidad hasta ser identificados y ordenados de forma correcta. Una vez ordenados pueden ser categorizados para realizar búsquedas con el fin de obtener información.

Por poner un ejemplo, los datos no estructurados pueden ser imágenes como radiografías, archivos de Excel, Word, pdf, archivos de video y audio, datos biométricos,  información sobre nuestra actividad en redes sociales (Facebook, twitter,…), mensajes de correo electrónico que pese a que son muy difíciles de analizar, con la clasificación adecuada de los mismos pueden aportar información muy relevante para el desarrollo de nuestra actividad. A todo lo anterior se suma que cada día disponemos de más dispositivos conectados a internet, como nuestro teléfono móvil que proporciona información sobre nuestro posicionamiento, preferencias, hábitos… Todo esto justifica la importancia del uso de los datos no estructurados.

El paradigma del Big Data

El Big Data se caracteriza por su gran rapidez para procesar y analizar datos en tiempo real, datos que han crecido de manera exponencial desde el uso generalizado del Smartphone y las redes sociales, sensores fitness, fotos, videos, blogs, páginas webs y otras fuentes generadoras de datos.

Esto no ha hecho más que empezar, nos encontramos en el inicio del Big Data, cada año el volumen de datos irá en aumento y con ello las medidas de información, por decirlo de alguna manera, estamos familiarizados a trabajar con medidas como el Gigabyte, Megabyte, Terabyte, pero en un futuro hablaremos de unidades como el Yottabyte  o Brontobyte, unidades que equivaldrían a digitalizar todo el universo.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Actualmente, el ámbito sanitario dispone de una acumulación masiva de datos, tanto estructurados como no estructurados, que al combinarlos en tiempo real, hace imposible que puedan ser gestionados por sistemas gestores tradicionales de bases de datos, surge así el concepto del Big Data en la gestión de la información, que se sustenta en el paradigma de las 3 “V”, volumen, variedad y velocidad.

  • Volumen: El gran volumen de datos digitales existente en la actualidad, más de un petabyte (1015 bytes), hace necesario el uso de nuevas herramientas para almacenar y recuperar la información.
  • Variedad: Se refiere a la utilización de datos procedentes de distintas fuentes de información independientes como: sensores, redes sociales, audio, vídeo, texto, también datos del Sistema Nacional de Salud (SNS), investigaciones científicas, estudios sobre el estilo de vida de la población, etc. Estos datos pueden ser clasificados como anónimos, datos personales sensibles, metadatos… Esta diversidad de datos, hace imposible que las bases de datos convencionales puedan relacionarlos entre sí para obtener utilidad.
  • Velocidad: Hoy en día, la rapidez con la que se generan los datos, hace necesario el uso de nuevas herramientas como “la nube”, que almacena gran cantidad de datos, a los que accedemos remota e instantáneamente.  La velocidad es un parámetro fundamental, ya que los datos se incrementan de forma exponencial.

Algunos autores hablan de la existencia de una cuarta “v”, que correspondería a la veracidad de los datos, y es que es muy importante que estos sean veraces y confiables, de ello depende que los resultados que obtengamos sean verídicos y útiles a la hora de aportar utilidad en la toma de decisiones.

Campos de aplicación del Big Data en la Sanidad

Se estima que en el futuro el Big Data tenga un gran impacto en el sector sanitario, y que sus aplicaciones sean utilizadas en todas las áreas del sector, desde el área médico-asistencial (genómica, investigación clínica, epidemiología, farmacología, monitorización, seguimiento de enfermos crónicos, …), hasta áreas de gestión y administración de centros, como la operativa clínica, esto es, el conjunto de decisiones operativas, y estratégicas de planificación y gestión de los recursos disponibles cuyo fin es maximizar la calidad y eficiencia del sistema sanitario.

Los Sistemas de Salud deben evaluar y elegir el modo de optimizar los ingresos y costes para alcanzar la calidad asistencial, es en este ámbito de la gestión dónde el Big Data puede ser de valiosa ayuda a la hora de reducir costes, identificar problemas  de ineficiencia y malgasto de los recursos, detección de fraude, mejora de la gestión financiera, reclamaciones, planificación de los recursos,…, y en definitiva optimizar la eficacia del sistema sanitario en su conjunto.

Tipos de análisis

El Big Data marca el comienzo de una nueva era en la prestación de servicios sanitarios, tanto a nivel individual (mediante la prestación de servicios personalizados en tiempo real de diagnóstico y tratamiento) como para poblaciones de pacientes en su conjunto. Mediante los siguientes tipos de análisis:

  • Modelos predictivos: Que analizan y evalúan los datos con el fin de obtener la probabilidad con la que un paciente o trabajador presentaría un determinado comportamiento en el futuro. Por ejemplo: modelos predictivos epidemiológicos, cardiovasculares, de listas de espera en función de la época del año, de detección de fraude, absentismo laboral,…
  • Modelos descriptivos: Son los que describen las relaciones entre los datos, para así, poder categorizar a las personas en grupos, al contrario de los modelos predictivos, estos identifican distintas relaciones entre los individuos y no solamente el de un único trabajador o usuario.
  • Modelos de decisión: Describen la relación existente entre los componentes de una decisión, entre los que se incluyen los resultados de modelos predictivos y la decisión a tomar, con el fin de pronosticar los resultados.

Los Perfiles Profesionales

La irrupción del Big Data en el sector sanitario supondrá una transformación importante en lo que se refiere a la forma de trabajar de todos los profesionales del sector. Los profesionales deberán recibir una formación adecuada que les permita adaptarse a los nuevos cambios.

Debido a la automatización de las tareas, algunos perfiles profesionales podrán ver afectadas sus funciones a medio y largo plazo, por lo que será necesario redefinir o reorientar buena parte de ellas, los subgrupos C1 y C2 administrativos y auxiliares administrativos tendrán un alto riesgo de sufrir en un futuro esta automatización.

publica-articulo-revista-ocronos

Estas pérdidas de empleo se compensarán con la creación de nuevos perfiles profesionales, perfiles muy concretos capaces de analizar, procesar y transformar la información en recomendaciones que ayuden a la alta dirección en la toma de decisiones, tanto clínicas como de investigación y gestión sanitaria, estos nuevos profesionales deberán tener conocimientos del sector, pues serán mucho más que analistas de datos, son los llamados científicos de datos. Pero para que el Big Data tenga la repercusión necesaria, deberá estar muy presente en la alta dirección, pues son ellos quienes deben conocer los beneficios que aporta y como deben incorporarlo en la toma de decisiones.

Gestión de la seguridad y de la privacidad

Es fundamental garantizar el cumplimiento de todas las obligaciones en materia de protección de datos en lo que se refiere a seguridad, acceso y tratamiento  de los datos. Los gobiernos y organismos internacionales deben velar por la creación de un entorno jurídico seguro, donde el uso del Big Data aporte más beneficios que inconvenientes.

CONCLUSIÓN

Las TIC hacen posible que el entorno sanitario evolucione imparablemente. El futuro del sector sanitario, sin duda, estará marcado por el uso del Big Data, dada su capacidad  para analizar cantidades masivas de datos, mediante procesos de extracción continuos, donde los nuevos datos se insertan y procesan de forma sistemática, con el fin de descubrir indicios que no pensábamos que estaban relacionados, pero que sí lo están y responder preguntas que hasta ahora no tenían respuesta.

El uso de estos datos, deberá estar sujeta a la normativa específica en materia de protección de datos. El Big Data,  provocará una verdadera revolución, pero si no logramos aprovechar las ventajas que nos ofrece, la implementación de las TIC habrá fracasado.

big-data

BIBLIOGRAFÍA

http://scielo.isciii.es /scielo.php? script=sci_arttext &pid=S1130-6 3432015000200001

https://ws168. juntadeandalucia.es /iaap/revista/ 2018/10/21/ big-data-en-la-administracion-publica/

http://www.elderecho. com.ar/includes/ pdf/diarios/ 2017/11/ 24112017.pdf

http://www.ajs.es /revista-derecho-y-salud /big-data-o-la-acumulacion-masiva-de-datos-sanitarios-derechos-en-riesgo-en-el-marco-de-la-sociedad-d#

https://smarterworkspaces. kyocera.es/blog/ diferencia-datos-estructurados-no-estructurados/

https://www.phmk.es/ big-data-sanitario/

http://poyatosdiaz.com/ index.php/big-data-y-el- sector-de-la-salud-el-futuro-de-la-sanidad

https://www.semg.es /images/ documentos/ 2018/monografico _TICS.pdf

https://www.ontsi.red.es/ ontsi/sites/ontsi/ files/Informe%20Big %20Data%20en%20 Salud%20Digital.pdf

https://andresmacario.com /el-futuro-de-la-salud -esta-en-los-datos-infografia/

https://www.iberdrola.com/ innovacion/ que-es-para-que-sirve-big-data