El trabajo administrativo en un hospital de campaña. El HC-144 de Asturias

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 218

Autor principal (primer firmante): Margarita Pedrayes González

Fecha recepción: 30 de agosto, 2022

Fecha aceptación: 22 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 218

Autoras: Margarita Pedrayes González (Auxiliar Administrativo de Hospital Cabueñes y del HC-144), Estefanía Secades Castaño (Auxiliar Administrativo Hospital Cabueñes)

Introducción

La pandemia del virus COVID 19 ha servido para poner a prueba los sistemas sanitarios públicos de todo el mundo. La capacidad de respuesta que tienen dichos servicios en cuanto a medios físicos y personales es un indicativo claro de la fortaleza de dichos sistemas. La mayoría de ellos han demostrado carencias y han llegado al borde del colapso en los picos más altos de contagios.

La falta de UCIs y de personal especializado fueron uno de los lastres más perjudiciales para la población, pues eso supuso la desasistencia de muchos de los contagiados, que llegaron a fallecer sin poder ser ingresados en un hospital, caso de las residencias de ancianos madrileñas. Además, la atención a los enfermos por COVID supuso dejar otras patologías sin ser atendidas, anulaciones en intervenciones quirúrgicas y consultas de especialistas con el consiguiente retraso en el diagnóstico y tratamiento de otras enfermedades.

publica-TFG-libro-ISBN

En la mayoría de los países desarrollados que tuvieron medios para intentar paliar las carencias de los sistemas, se instalaron hospitales de campaña en diversos lugares, desde pabellones deportivos hasta recintos para otros eventos.

Un hospital de campaña es un centro hospitalario temporal que se instala generalmente por una causa de emergencia. Hasta ahora los hospitales de este tipo habían sido creados por causas de guerras o catástrofes naturales como terremotos o tormentas. Por ello eran de carácter regional o nacional. Nunca había sido necesario levantar tantos hospitales de campaña a causa de una pandemia que sacude todo el planeta.

Aunque el funcionamiento de un recinto hospitalario de este tipo pueda parecen igual a un hospital permanente, hay varias diferencias sustanciales. Si nos vamos a la pandemia que nos ocupa, los hospitales de campaña se levantaron para tratar pacientes infectados por COVID. O sea, los pacientes son de una sola especialidad para una sola enfermedad. Aquí no hay plantas según patologías. Todos los pacientes tienen lo mismo, en diferente grado. También son hospitales que carecen de muchos de los recursos de un hospital normal. No tienen UCIs, no hay muchos de los aparatos de radiodiagnóstico como Resonancias magnéticas o escáneres, no hay cocinas ni lavandería, etc.

Un hospital de campaña de COVID, es básicamente, un lugar donde poder atender a los enfermos por el virus que están menos graves y no necesitan UCI y poder dejar libres las camas de hospitales fijos que son tan necesarias para los que tienen peor pronóstico. Fue la forma más rápida de poder descongestionar los centros públicos que estaban al borde del colapso y no disponían de suficientes camas para atender a todos los enfermos. Los servicios necesarios para que funcione, como cocina, lencería, etc son externos, bien del hospital de referencia de la zona o bien de servicios contratados a empresas.

1-HC-144-recinto-ferial-luis-adaro-gijon
2-covid-19-HC-144-recinto-ferial-luis-adaro-gijon

Imágenes del HC-144 abierto en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón. Foto de Marga Pedrayes.

Método

El HC-144, hospital de campaña instalado en el recinto ferial Luis Adaro de Gijón con capacidad para 144 pacientes, de ahí su nombre, se instaló en abril de 2020, 2 semanas después del decreto del estado de alarma en el país. En esa primera ola de contagios no hizo falta su uso, afortunadamente, pues la incidencia de la enfermedad en la región fue más baja que en el resto del país y aunque el sistema sanitario asturiano se vio saturado unas semanas, el pico fue bajando hasta tener los brotes controlados en el mes de mayo y dejar libre de COVID al territorio llegado el fin del estado de alarma, en el mes de junio, fecha en la que se desmontó su estructura.

3-covid-19-habitacion-HC-144-recinto-ferial-luis-adaro-gijon

Habitación del HC-144. Foto de Marga Pedrayes

Pero el continuo ascenso a medida que transcurría el verano y el comienzo del otoño, hizo necesario que volviera a instalarse a primeros de noviembre de 2020 y, esta vez, si hubo que recurrir a él. Los primeros ingresos se efectuaron el 12 de noviembre. Y en un mes llegó a albergar a 58 pacientes. Número que fue bajando tras los cierres perimetrales, toques de queda, etc que se instauraron. Pero tras el levantamiento del cierre de la hostelería durante un mes, y las fiestas de Navidad, el COVID volvió a alzarse vencedor y la tercera ola fue más rápida y con más contagios, llegando a estar el 144 con una ocupación del 50% de su capacidad total en el mes de enero albergando a 72 pacientes. En ese punto álgido la estadística sobre la edad de los enfermos era:

32 tenían más de 90 años

30 eran octogenarios

6 eran septuagenarios

2 tenían entre 60 y 70 años.

1 de 50-60 años

1 de 40-50

En momentos puntuales estuvieron ingresados varios centenarios y durante los meses de funcionamiento del hospital alrededor del 50€ de los pacientes fueron mayores de 90 años, provenientes de los grandes brotes habidos en las residencias de ancianos.

 Gracias a que a finales de diciembre de 2020 ya se había comenzado la vacunación a los primeros ciudadanos, los ancianos, ese pico de ocupación solo duró unos días y durante febrero las altas se fueron sucediendo hasta lograr el cierre del hospital de campaña 144 el 5 de marzo.

El trabajo del administrativo en un servicio de Admisión de ingresos de un hospital fijo, es hacer los ingresos de los pacientes a través de dos cauces diferentes, o a través de las urgencias o ingresos programados de quienes están en lista de espera para intervención quirúrgica. Pero en un hospital de campaña, al carecer de otros servicios administrativos como el de Atención al Usuario, secretaría de planta o de Farmacia, Almacén, etc el administrativo no estuvo limitado solo a la labor de tramitar los ingresos, además realizó labores complementarias a ésta que abarcarían varios servicios en un hospital fijo.

Resultados

Una labor fundamental en el caso de la pandemia de COVID, fue el de atender a los familiares de los pacientes que llamaban para saber de los ingresados. Debido a las restricciones de visitas en los hospitales del sistema de salud público, los familiares quedaban dependiendo de la información telefónica que los médicos les aportaran en determinados días, con la consiguiente preocupación en muchos casos, cuando pasaban varios días y no sabían en qué estado de gravedad se encontraban sus familiares. Coger los avisos para trasmitirlos a los sanitarios a fin de que estos informaran a los familiares además de atender a dichos familiares con empatía y un trato adecuado que disminuyera la angustia y la preocupación por el estado de los enfermos era una tarea más propia del servicio de atención al usuario de urgencias que del servicio de Admisión de ingresos.

También recibir a las visitas y ayudarles a poner el Epi cuando venían a ver al enfermo, pues el 144 permitió visitas a los más graves con el fin de que los familiares pudieran despedirse, incluso muchas veces recomendadas por los sanitarios si advertían que era positivo anímicamente para el enfermo el recibir a un familiar. El HC-144 fue de los pocos hospitales, quizás el único, que permitió la asistencia en ocasiones puntuales a los enfermos incluso aunque no estuvieran en situación de pre-éxitus.

La entrada de las visitas debía ser con Epi y las debidas normas de precaución, en la sala que se dispuso para ese fin. Además de la presencia del médico que informaba a los familiares y les indicaba como debían ponerse el Epi y donde se realizaría la visita, los administrativos recibían a los familiares y les ayudaban a la colocación correcta de los EPI para evitar el riesgo de contagio durante la visita al enfermo.

 Otra tarea de la que se ocuparon los administrativos fue la de recepcionar enseres como ropa, revistas, lectura e incluso cartas motivadoras para los enfermos que los familiares entregaban al personal de seguridad a la entrada del hospital y que se pasaban dentro a través del servicio administrativo. Un trabajo más acorde con el de un auxiliar de Enfermería y celador que el puramente administrativo.

Además de las funciones administrativas realizadas por el servicio de Admisión del HC-144 también se efectuaron otras de apoyo al servicio de cocina, como la realización de plantillas para el control de los menús de los pacientes, ya que el movimiento de altas y bajas era diario y las comidas, desayunos y cenas había que solicitarlas al Hospital de Cabueñes para que enviaran los menús correspondientes por furgoneta. El control de las comidas facilitaba al servicio de cocina del HC-144 que estaba compuesto por dos personas encargadas de preparar las bandejas con los menús enviados por el Hospital de Cabueñes tanto para los enfermos como para los trabajadores sanitarios del hospital de campaña.

La custodia de las llaves del departamento de farmacia durante las horas de su jornada laboral o entregarles la medicación solicitada por Enfermería a través de la ventanilla de farmacia para que los sanitarios no salieran del espacio marcado como zona roja para buscarla (evitando así que tuvieran que quitar y poner el EPI continuamente) fueron otras de las labores variadas que se llevaron a cabo por el equipo administrativo, compuesto por dos personas y que cubrió en esos cuatro meses de funcionamiento del HC-144 un horario laboral de 7 días a la semana, doce horas diarias, efectuando excesos de jornada al igual que los sanitarios lo hacían en los hospitales fijos públicos, en un esfuerzo común que supuso para todos los trabajadores del sector sanitario la pandemia del COVID.

Bibliografía

  1. Requisitos clave que debe cumplir un hospital de campaña. https://ifses.es.
  2. «Asturias intenta aliviar la presión asistencial de Cabueñes con un hospital de campaña». https://www.diariomedico.com/ medicina/profesion/asturias-intenta-aliviar- la-presion-asistencial-de-cabuenes-con-un -hospital-de-campana.html
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.