Labor del Trabajador Social en la Unidad de Insuficiencia Cardiaca

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 101

Autor principal (primer firmante): Daniel Rubiño Alonso

Fecha recepción: 22 de Abril, 2021

Fecha aceptación: 11 de Mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 101

Autores:

  • Daniel Rubiño Alonso (Trabajador Social)
  • Alfredo Hernández Caballero (Médico)

Los autores declaran no tener ningún conflicto de interés

Palabras clave: Insuficiencia cardiaca, trabajador social.

Resumen

El equipo profesional que conforma las unidades de insuficiencia cardíaca a menudo se enfrenta al desafío de manejar diversas patologías que requieren múltiples medicamentos, así como cambios en el estilo de vida en un grupo de pacientes mayores con amplia comorbilidad.

En los últimos años se ha resaltado la importancia de la necesidad de un enfoque multidisciplinario para diagnosticar, revisar cuidadosamente y prescribir un tratamiento de manera óptima, y ​​educar y aconsejar a los pacientes y sus familias sobre el uso de medicamentos y los cambios en el estilo de vida. Diversas publicaciones refieren que uno de los principales elementos para el éxito de los programas de insuficiencia cardiaca son una adecuada adherencia del paciente a los tratamientos con evidencia que mejoran el pronóstico, un abordaje multidisciplinar (psicólogos, rehabilitadores, nutricionistas…) y cambios en el estilo de vida.

El enfoque multidisciplinar se puede interpretar de formas diferentes. En algunos estudios se incluye al especialista médico (cardiólogo, internista) y a la enfermera especialista de insuficiencia cardiaca. En otros estudios, un enfoque multidisciplinario “verdadero” incluye una amplia red de profesionales (cardiólogo, enfermera y profesionales de apoyo como dietistas, fisioterapeutas y / o trabajadores sociales)1. Sin embargo, en otros centros estos contactos son menos formales y, a veces, difíciles de organizar (y financiar).

Material y métodos

Para la elaboración del presente trabajo, se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y se han consultado artículos en las principales bases de datos: PubMed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos con contenidos relacionados con el tema de estudio.

En una encuesta sobre el manejo de la insuficiencia cardiaca en los Países Bajos realizada en 2003, se encontró que el 60% de los hospitales contaban con un programa específico para el manejo de la insuficiencia cardiaca, aunque la inclusión de profesionales difería entre unos y otros. Así el 100% de las consultas incluían un cardiólogo, el 81% Enfermería, 60% nutricionistas, sin embargo, otros profesionales como el trabajador social (30%, psicólogo 17% o rehabilitadores 5%) tenían una menor representación 2.

Hallamos en la bibliografía diversos estudios que abordan los efectos de la atención multidisciplinaria en la insuficiencia cardiaca en la que participan principalmente un cardiólogo y una enfermera especializada 3,4,5. Pero existen pocos estudios que evalúen el efecto de equipos más amplios que incluyan entre otros al trabajador social. Rich et al 6 describieron los efectos beneficiosos que una intervención multidisciplinar (que incluyo cardiólogo, nutricionista, enfermera y trabajador social) obtuvo sobre la disminución de reingresos hospitalarios, aumento de calidad de vida y reducción de costos en pacientes con insuficiencia cardiaca crónica.

Capomolla et al.7 demostraron que un equipo formado por cardiólogo, enfermera, fisioterapeutas, nutricionistas y un trabajador social reducía significativamente la mortalidad y morbilidad de los pacientes con insuficiencia cardiaca al año.

Entre las labores del trabajador social en este contexto destaca, conocer la situación de los enfermos y sus familiares, asesorar y dar acompañamiento. Identificar problemas socioeconómicos en los pacientes, detectar posibles problemas sociales de los pacientes con visitas recurrentes a urgencias. Orientar a familiares sobre trámites para solicitar recursos, donación de órganos. Coordinar los servicios sociales entre la atención hospitalaria y la atención primaria. Asesorar a las familias sobre reeducación e incorporación a la vida diaria evitando así sobrecarga en los cuidadores principales (8,9,10).

Conclusiones

En relación a la bibliografía consultada, la presencia del trabajador social como parte del equipo de atención al paciente con insuficiencia cardiaca parece influir en los resultados de estos pacientes. Por lo que deberían tenerse en cuenta estos aspectos en la conformación de las unidades de insuficiencia cardiaca.

Bibliografía

  1. Albert N. Young J.B. Heart failure disease management: a team approach. Clevel. Clin. J. Med. 2001
  2. Jaarsma T. Tan B. Bos R.J. van Veldhuisen D.J. Heart failure Clinics in the Netherlands in 2003 Eur. J. Cardiovasc. Nurs. 2004
  3. EkmanI.Andersson B.Ehnfors M.Matejka G. Persson B.Fagerberg B.  Feasibility of a nurse-monitored, outpatient program for elderly patients with moderate to severe, chronic heart failure Eur. Heart J. 1998
  4. Jaarsma T. Halfens R. Huijer Abu-Saad H. Dracup K. Gorgels T. van Ree J. Effects of education and support on self-care and resource utilization in patients with heart failureEur. Heart J. 1999
  5. McAlister F. A. Stewart S. Ferrua S. McMurray J.J. Multidisciplinary strategies for the management of heart failure patients at high risk for admission: a systematic review of randomized trials J. Am. Coll. Cardiol. 2004
  6. Rich M.W, Gray D. B, Beckham V, Wittenberg C, Luther P. Effect of a multidisciplinary intervention on medication compliance in elderly patients with congestive heart failureAm. J. Med. 1996
  7. Capomolla S, Febo O, Ceresa M, Caporotondi A, Guazzotti G. La Rovere M. Cost/utility ratio in chronic heart failure: comparison between heart failure management program delivered by day‐hospital and usual careJ. Am. Coll. Cardiol. 2002
  8. Flythe JE, Hilbert J, Kshirsagar A, Gilet CA. Psychosocial factors and 30-day hospital readmission among individuals receiving maintenance dialysis: a prospective study. Am J Nephrol. 2017;45(5):400–408.
  9. El-Majzoub S, Mucsi I, Li M, Moussaoui G, Lipman ML, Looper KJ, Novak M, Rej S. Psychosocial distress and health service utilization in patients undergoing hemodialysis: a prospective study. Psychosomatics. 2018
  10. Reeves S, Pelone F, Harrison R, Goldman J, Zwarenstein M. Interprofessional collaboration to improve professional practice and healthcare outcomes. Cochrane Database Syst Rev. 2017 Jun 22;6(6)
Salir de la versión móvil