Tipos de enemas y administración

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 6–Junio 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº6: 261

Autor principal (primer firmante): M.ª Jesús Calvo Vicente

Fecha recepción: 24 de mayo, 2023

Fecha aceptación: 21 de junio, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(6) 261

Autores

  1. Mª Jesús Calvo Vicente
  2. María Josefa Cervera Oliver
  3. Gloria Valiente Casas
  4. Ana Elba Azara Gamundi
  5. Marta Mondary Alonso
  6. Ana Isabel Mainar Lázaro

Categoría: TCAE

Palabras clave: Enemas, tipos y clasificación.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

Un enema consiste en introducir una solución acuosa en por el recto. Esta práctica se hace con distintos objetivos. Para limpiar el intestino para distintas pruebas, administrar medicaciones, o aliviar el estreñimiento y que se produzca la evacuación de las heces.

Cada uno de los distintos objetivos se corresponde con distintos tipos de enemas. En concreto dos, los enemas de limpieza y los de retención.

En este artículo haremos un repaso de los dos y hablaremos de su forma de administración y causas más frecuentes por las que se administran.

Enemas de limpieza

La función de este tipo de enemas es limpiar o vaciar el colon, actúan mediante la irritación del colon, es el más utilizado en clínica.

Existen varias composiciones de esta clase de enemas, unos son de agua con jabón, con aceites, otros contienen agua y sales, otra agua y glicerinas. Cada uno de estos enemas tiene una cantidad de agua distinta y una proporción de sustancia también distinta.

Así pues, se utilizará medio litro de agua y la proporción de sal será una cucharadita, de glicerina la proporción será 80 gramos por cada litro de agua (para medio litro serán 40 gramos), los de aceite serían dos cucharadas de aceite por cada medio litro de agua.

También se hacen con agua sola y otros que contienen lactulosa.

publica-articulo-revista-ocronos

Las cantidades a administrar también están reguladas se miden en centímetros cúbicos siendo unos 80 para niños y 250 para adultos. Se administran a una temperatura de 37.5 grados.

Para ser efectivos han de retenerse unos minutos dentro siendo recomendable mínimo de cinco a diez minutos. Este tipo de enemas no son indicados con existe obstrucción intestinal y alguna otra patología. Son prescritos por el médico, por lo que si está prescrito debe administrarse en tiempo y forma pautados.

Para la administración de este tipo de enemas es necesario, tener la solución acuosa preparada con el tipo de enema pautado, una sonda rectal, mucha vaselina para evitar irritaciones.

También es necesario preparar la cama con muchos empapadores y un pañal que se le colocara al paciente. Ya que a veces, les resulta imposible retenerlo y no llegan al baño para evacuar.

Estos enemas de limpieza existen distintos tipos para lograr la efectividad que se desea.

En este tipo de enemas se encuentran los jabonosos, los salinos y los comerciales o desechables como el “micralax”. Todos los oleosos que ablandan las heces y facilitan la evacuación intestinal.

Enemas de retención

Este tipo de enema su función no es la limpieza sino más bien el tratamiento, tienen principios activos que han de ser absorbidos por el intestino, ese es el motivo por lo que el tiempo de retención es superior que el de los anteriores está sobre los treinta minutos, y la cantidad de líquido introducido es de 150 mililitros.

Para la administración de este enema hay que preparar al enfermo la cama y el medicamento a administrar.

En la preparación de la cama como en el anterior hay que cubrirla con muchos cuadrantes, al enfermo se ha de colocar un pañal sin sujetar, el paciente se ha de colocar tumbado del lado izquierdo con la pierna derecha flexionada, se le explica el procedimiento de administración del enema y se procede a la introducción del mismo.

Para la administración se ha de lubricar bien la cánula o sonda del enema, Si el enema se introduce por sonda o prolongador es muy importante purgarlo antes de introducir la solución para evitar aires indeseados.

Conclusión

Como hemos vistos anteriormente existen distintos tipos de enemas que se han de administrar según su patología u objetivo de los mismos.

Los TCAE son los encargados de administrar los enemas al paciente y de registrar si son efectivos o no.

Es muy importante que los TCAE sepan preparar, distinguir y saber administrar todos y cada uno de estos enemas. Ya que como ya hemos dicho la colocación de los mismos forma parte de las funciones de los TCAE.

Bibliografía

  1. Investigación, R. (2021). Técnica de administración de enema por parte del TCAE. RSI – Revista Sanitaria de Investigación https://revistasanitariadeinvestigacion. com/tecnica- de-administracion-de-enema-por-parte-del – TCAE/#:~:text=Existen%203%20tipos%20de%2 0enemas,retenci%C3%B3n%20(administraci %C3%B3n%20de%20medicaci%C3%B3n).
  2. Revista, & Ocronos, R. (2022). Tipos de enemas y administración. Editorial Científico-Técnica. https://revistamedica.com/tipos-de-enema s-y-administracion/