Las TIC y el trabajo de Enfermería

tic-enfermeria-nuevas-tecnologias

RESUMEN

El cuidado enfermero desarrolla conocimientos específicos a través de la investigación, se apoya en la tecnología y en las técnicas educativas y de gestión y tiene la calidad asistencial como objetivo fundamental. Por otro lado, existen una serie de dispositivos que permiten intercambiar información y hacen posible la comunicación entre las personas, que son las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que en los últimos años han dado lugar a un nuevo tipo de sociedad cuyo motor es la información. En torno a esta, han surgido profesiones y trabajos nuevos, o se han readaptado las profesiones existentes, entre ellas la Enfermería.

Autora: María Isabel Arandojo Morales. Doctora por la Universidad Complutense de Madrid

Puesto y lugar de trabajo: Enfermera. Servicio Médico del Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada” de la Guardia Civil. Valdemoro, Madrid.

El enfermero actual ha desarrollado nuevos conocimientos y ha de adquirir las habilidades necesarias para ejercer su labor dentro de los nuevos campos de actividad profesional, donde se han integrado ya las TIC, que se presentan como una gran oportunidad de desarrollo.

PALABRAS CLAVE

Enfermería, TIC, Enfermería informática, Enfermería y nuevas tecnologías.

INTRODUCCIÓN

La Enfermería, como profesión, integra la atención que se presta a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y los cuidados de las personas enfermas y discapacitadas (1), lo que se puede realizar a través de cuatro funciones esenciales: gestión, docencia, investigación y cuidado. En cualquiera de ellas pueden utilizarse las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Debido a su uso, la práctica de Enfermería se ha visto modificada en cuanto a los equipos y materiales, la movilización de las personas, los sistemas de registros o los sistemas de control para las constantes fisiológicas, entre otros (2), además de que cada vez se hace más uso de la teleenfermería, monitoreo remoto y salud móvil aplicada al cuidado. Los beneficios positivos de su uso se extienden tanto a los pacientes y ciudadanos en general, como a los propios profesionales de salud.

Las TIC se han revelado como instrumentos que refuerzan, ayudan y mejoran el actual modelo sanitario y son los enfermeros los que ha comenzado a hacer uso de ellas a fin de garantizar la atención, cobertura y continuidad de los cuidados, mejorar los procesos de comunicación y lograr adecuar los recursos sanitarios disponibles a las demandas existentes (3).

publica-TFG-libro-ISBN

ENFERMERÍA DOCENTE

La práctica de la Enfermería actual exige una constante actualización en el dominio de conocimientos y habilidades. En consecuencia, se hace necesaria una formación no limitada a un período, en el cual se aprenden las destrezas elementales necesarias para desenvolverse a perpetuidad en el terreno social y laboral, sino una formación continuada a lo largo de toda la vida. En la actual sociedad del conocimiento, considerada como una sociedad del aprendizaje, la educación y la formación se convierten en factores clave (4) y la capacidad de utilizar la información y la tecnología es una necesidad generalizada en la educación enfermera.

Una cantidad cada vez mayor de los procesos educativos se realiza a través de internet, ya que se han creado entornos que abren la posibilidad de desarrollar nuevas experiencias comunicativas, expresivas y educativas, posibilitando la realización de diferentes actividades no imaginables hasta hace poco tiempo. Así, a las modalidades tradicionales de enseñanza presencial y a distancia, se les suma la enseñanza online o virtual, que usa redes telemáticas para conducir y realizar las actividades de enseñanza‐aprendizaje y ofrece en tiempo real servicios administrativos (5).

Pero no hay que olvidar que la Enfermería es una profesión eminentemente práctica. Las prácticas son un periodo de formación que supone la incursión del alumno en la vida profesional porque se desarrollan en contextos laborales en los que los estudiantes trabajan como profesionales de su sector, tanto en escenarios de trabajo reales como simulados (6). Es en estos últimos donde se desarrolla lo que se conoce como “simulación clínica” que es la recreación de un escenario que representa un acontecimiento real, con la finalidad de practicar, aprender, evaluar, probar o adquirir conocimientos de sistemas o actuaciones humanas. Las actividades docentes desarrolladas en este sentido utilizan simuladores para estimular y favorecer el aprendizaje, recreando en lo posible un escenario clínico más o menos complejo (7).

En Enfermería, la simulación ha estado presente desde hace varios años mediante el uso de maniquíes estáticos, maniquíes para resucitación y modelos anatómicos para la práctica de destrezas entre otros. Sin embargo, la simulación de alta fidelidad es un área relativamente nueva en la formación de Enfermería y otras profesiones de la salud, donde se integra la tecnología con monitores de simulación y ordenadores (8).

ENFERMERÍA GESTORA

Los sistemas de servicios de salud hacen frente a las demandas propias de los nuevos tiempos cambiando su organización y su gestión. Se intensifica y desarrolla la atención sociosanitaria, pero también tiene mucho que ver el uso de las tecnologías y su influencia en la sistematización y generalización de la información, en los registros y en las aplicaciones para desarrollar nuevos sistemas de gestión, de diagnóstico y de seguimiento en los procesos terapéuticos y de cuidados (9).

Tanto en la salud pública y atención primaria como en la atención especializada, el enfermero desempeña funciones de gerencia, siendo líder del equipo de Enfermería, administrando las unidades de salud y responsabilizándose por los recursos materiales y humanos (10). Actualmente, puede hacer uso de aplicaciones informáticas que le son de un gran valor, no únicamente por la gran accesibilidad y rapidez con la que puede disponer de los datos generados por los procesos asistenciales de los profesionales, sino también y, sobre todo, porque permiten la interrelación, compartiendo datos entre las diversas aplicaciones y evitando transcripciones. Estas aplicaciones aportan muchas ventajas en aspectos como comunicación (Intranet, internet o el correo electrónico), explotación de los resultados o gestión de recursos (humanos y materiales) (3).

Existe una gran diversidad de aplicaciones informáticas, programas o software para la gestión clínica. Son diferentes entre los distintos países, entre distintas comunidades y entre distintos centros. Cada una recibe su nombre y no hay ninguna que aparentemente sea igual que la otra. Pero con cada una, con su nombre y su apariencia, se consigue gestionar de forma óptima y eficiente la creciente complejidad de la asistencia sanitaria, que viene condicionada por tres variables: la contención del gasto, la mejora continua de la calidad y la seguridad del paciente (11). La integración de estas aplicaciones, trabajando sobre el mismo conjunto de datos y compartiéndolos, ha supuesto un paso adelante hacia la optimización de los recursos dedicados a la gestión y al aprovechamiento del auténtico potencial que brinda la informática a una profesión como la Enfermería (3).

ENFERMERÍA INVESTIGADORA

La investigación de Enfermería es necesaria para generar nuevos conocimientos y hacer avanzar la ciencia, evaluar la práctica y servicios actuales y aportar pruebas que influyan en la formación, la práctica, la investigación y la gestión de Enfermería (12), lo que se traduce en mejorar el cuidado brindado a los pacientes, en el fortalecimiento del desarrollo de la profesión y en la percepción pública de la Enfermería. Afortunadamente, los enfermeros cada vez son más conscientes de la necesidad de realizar su práctica en base a la investigación. Se prueban nuevas teorías o se experimentan nuevos cuidados, técnicas y procedimientos, tareas que, realizadas independientemente y exteriorizadas hacia los usuarios e instituciones entre otros, permiten avanzar hacia el desarrollo de la disciplina e independencia de la profesión (13).

Gracias a la realización de estudios de investigación hechos por los profesionales y al análisis de sus resultados, se puede extraer la mejor evidencia científica, lo que ha dado lugar a lo que se conoce como “Enfermería Basada en la Evidencia”. Una práctica basada en la evidencia promueve resultados de calidad y rentables para los pacientes y sus familias, para los profesionales y para el sistema sanitario (14).

En los últimos años, todos los avances que se han producido en el ámbito de la investigación están directamente ligados con la implantación y el uso de herramientas informáticas, desde la búsqueda de información, gestión de la documentación, el manejo de bases de datos, el análisis de los mismos, el desarrollo de proyectos multicéntricos, etc. Además, las TIC permiten establecer colaboraciones entre equipos de investigación de una manera fluida, dinámica y rápida mejorando de manera ostensible la comunicación de los nuevos hallazgos científicos (15).

Existen diversas aplicaciones y plataformas que tratan de ayudar a los investigadores en su quehacer diario, ofreciéndoles diferentes herramientas para gestionar sus flujos de trabajo, facilitarles la búsqueda de información pertinente o brindarles nuevos medios para comunicar sus hallazgos. A este movimiento se le ha denominado Ciencia 2.0, y se le puede definir como el conjunto de servicios y aplicaciones basados en la colaboración y la participación del usuario dentro del campo científico (16). Las herramientas y aplicaciones en torno a la llamada Web 2.0 están destinadas a mejorar la comunicación y el conocimiento basándose en el trabajo colectivo para crear nuevos contenidos, reutilizarlos, actualizarlos y enriquecerlos con opiniones y valoraciones, el acceso libre a la información y la posibilidad de establecer relaciones sociales (17).

ENFERMERÍA ASISTENCIAL

Desde los años 60, la tecnología se ha desarrollado vertiginosamente ocupando todos los campos de la Enfermería. Los ordenadores, tablets y teléfonos móviles han ido reemplazando lentamente el registro en papel que realizan los profesionales de salud. Durante este periodo, los enfermeros han contribuido a la adquisición, diseño e implementación de estas tecnologías. El gran desarrollo de las TIC ha facilitado la integración de los datos, información y conocimiento para el apoyo en la toma de decisiones de los profesionales de Enfermería sobre el cuidado de los pacientes (18).

Los cuidados implican principalmente el uso del proceso de Enfermería, una filosofía común a todos los profesionales enfermeros que incluye varias etapas: valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación. Cada una de ellas supone el interactuar físicamente con el paciente, así como la gestión de sus necesidades y documentar todo lo que se ha hecho con él (19) y para ello existen aplicaciones y programas que permiten al enfermero visibilizar su trabajo registrando todo el proceso de atención al paciente a través de la utilización de clasificaciones internacionales codificadas de diagnósticos, intervenciones y resultados, como son las de la North American Nursing Diagnosis Association (NANDA – Asociación Norteamericana de Diagnósticos de Enfermería), la Nursing Interventions Classification (NIC – Clasificación de Intervenciones de Enfermería) y la Nursing Outcomes Classification (NOC – Clasificación de Resultados de Enfermería). Además, estas aplicaciones también se utilizan para gestionar la documentación, la comunicación entre los turnos, departamentos o instalaciones y la construcción de una base de datos de información (19).

Las TIC también favorecen el acceso a los sistemas de salud a todos los núcleos poblacionales de las zonas rurales más alejadas y peor comunicadas, ya que ofrecen la posibilidad de acercar los recursos asistenciales a los ciudadanos de difícil acceso territorial con un coste relativamente sostenible y en tiempo real (20). Esto abre un campo importante en la atención primaria y en todos los ámbitos asistenciales, al no ser necesario estar en la misma ubicación física que el paciente para prestarle los cuidados que necesita, mediante las llamadas “teleenfermería”, “teleasistencia” o “telesalud” (literalmente Enfermería, asistencia y salud a distancia) que se pueden plantear además como una estrategia, un nuevo formato de atención para, entre otras cosas, el seguimiento de grupos de riesgo o como complemento a la visita domiciliaria, reforzando también el autocuidado del paciente.

Por otro lado, Web Social y la creciente presencia de enfermeros en este medio, están permitiendo la creación de blogs, perfiles enfermeros en redes sociales como Facebook o Twitter o comunidades virtuales… Los enfermeros opinan, comentan, debaten e informan, con lo que también generan y comparten conocimiento, permitiendo que se mantengan actualizados, que creen redes de contactos profesionales, que tengan acceso a recursos y documentos de interés y que participen en debates de actualidad (21).

Los profesionales de la salud también se integran en redes para obtener información de sus pares con los que comparten conocimiento y experiencias con el fin de prestar al paciente la mejor asistencia posible y el tratamiento más adecuado (22). Son las llamadas “Redes de Trabajo”, que no sólo se basan en comunicarse a través de internet, sino que podrían considerarse un escalón superior al incluir en ellas a personas, instituciones y organizaciones.

Hoy día, en España, al igual que en otros países, Internet y las aplicaciones móviles (apps) son la principal vía de: acceso a la información científica, formación, contacto con otros profesionales, consulta, difusión de información y herramienta para promocionar la salud. Las apps relacionadas con la salud, forman parte de lo que se denomina mHealth (Mobile Health), salud móvil o mSalud, que puede definirse como la generación, recopilación o diseminación de información sobre salud a través de dispositivos móviles con conexión inalámbrica (telefonía móvil, tablets, dispositivos de monitorización de pacientes, etc.) y tiene el objetivo de conectar a todos los participantes de los procesos sanitarios para mejorar la atención asistencial, incluyendo a pacientes, profesionales de la salud, farmacéuticos, anunciantes y proveedores entre otros (23).

Las apps utilizadas en el sector de la salud son un tipo de software para dispositivos inteligentes que pueden dedicarse a cualquier temática posible, aunque ya existen muchas de ellas específicamente dedicadas al sector de la Enfermería. Pueden conectarse a dispositivos médicos o sensores (colocados en brazaletes o relojes), sistemas de asesoramiento personalizados, sistemas de recordatorio de medicación… La gran ventaja de las apps es que pueden usarse junto al paciente, consultar en el momento en que se necesita, se instalan y sincronizan en diferentes dispositivos y pueden almacenar los contenidos consultados por lo que, a través de la conexión a internet, permiten acceder a la información, seleccionarla, almacenarla y compartirla (24).

Por tanto, las TIC contribuyen a ofrecer unos cuidados más personalizados y a gestionar mejor el tiempo, con lo que se puede reducir la dedicación a procesos administrativos y proporcionar una mayor continuidad asistencial entre los niveles implicados en los cuidados (25).

CONSIDERACIONES FINALES

Las tecnologías aplicadas en el cuidado humano representan un nuevo paradigma para la Enfermería en el siglo XXI, que ofrece métodos y técnicas para la conservación y mantenimiento de la vida y además promueve la autonomía, haciendo visible el lenguaje de Enfermería en su práctica profesional (26). En definitiva, se trata de un modelo de trabajo con soporte telemático (que usa tanto sistemas informáticos como de telecomunicaciones), que poco a poco se va introduciendo en el campo de la atención primaria y especializada, de la docencia, de la investigación y de la gestión enfermera, y que es complementario al modelo presencial, innovando los cuidados prestados a la población del siglo XXI y dotando de más valor al trabajo enfermero actual.

Las TIC enriquecen enormemente el proceso de la comunicación, pero a menudo, utilizar una nueva tecnología requiere adquirir nuevos conocimientos y, de la misma manera, con frecuencia una nueva investigación necesita una tecnología nueva. Por este motivo, es necesario que el enfermero desarrolle también las competencias necesarias para desenvolverse adecuadamente en este nuevo contexto sociotecnológico, que implica el uso adecuado de las TIC, el acceso a la información y el conocimiento en salud y su gestión o la generación y difusión de nuevo conocimiento (27).

BIBLIOGRAFÍA

  1. International Council of Nurses. Definition of Nursing [Internet]. Geneva (Switzerland): ICN; 2018 [Actualizado 11/12/2017; Acceso 04/04/2018]. Disponible en: http://www.icn.ch/who-we-are/icn-definition-of-nursing/.
  2. Oberto Bentancourt DI. Técnica y tecnología para el cuidado humano en la Enfermería contemporánea [Tesis]. Valencia (Venezuela): Universidad de Carabobo; 2014.
  3. Arandojo Morales MI. Nuevas tecnologías y nuevos retos para el profesional de Enfermería. Index Enferm [Internet]. 2016 [Acceso 04/04/2018]; 25 (1-2):38-41. Disponible en: http://scielo.isciii.es/ pdf/index/v25n1-2/ teorizaciones1.pdf.
  1. Terrazas Pastor R, Silva Murillo R. La educación y la sociedad del conocimiento. Perspectivas [Internet]. 2013 [Acceso 02/04/2018]; 32:145-68. Disponible en: http://www.scielo.org.bo/ pdf/rp/n32/n32a05.pdf
  1. Arandojo Morales MI, Martín Conty JL. Las TIC en la Enfermería docente. ENE, Revista de Enfermería [Internet]. 2017 [Acceso 04/04/2018]; 11 (2). Disponible en: http://www.ene-enfermeria.org/ojs/ index.php/ENE/article /view/700/TIC.
  2. Leal Costa C, Díaz Agea JL, Rojo Rojo A, Juguera Rodríguez L, López Arroyo MJ. Practicum y simulación clínica en el Grado de Enfermería, una experiencia de innovación docente. REDU: Revista de Docencia Universitaria. 2014;12 (2):421-51.
  3. Juguera Rodríguez L, Díaz Agea JL, Pérez Lapuente ML, Leal Costa C, Rojo Rojo A, Echevarría Pérez P. La simulación clínica como herramienta pedagógica. Percepción de los alumnos de Grado en Enfermería en la UCAM (Universidad Católica San Antonio de Murcia). Enfermería Global [Internet]. 2014 [Acceso 03/04/2018]; 33:175-90. Disponible en: http://scielo.isciii.es/ pdf/eg/v13n33/ docencia3.pdf.
  1. Sundler AJ, Pettersson A, Berglund M. Undergraduate nursing students’ experiences when examining nursing skills in clinical simulation laboratories with high-fidelity patient simulators: A phenomenological research study. Nurse Education Today [Internet]. 2015 [Acceso 03/04/2018]; 35 (12):1257-61. Disponible en: https://www.sciencedirect.com /science/article/ pii/S0260691715001628
  2. Esteve Ortega M, García Mantas A. Contribución de la Enfermeria en la Gestión clínica. En: Unidades Docentes de la Escuela Nacional de Sanidad [Internet]. Madrid: Escuela Nacional de Sanidad; 2014 [Acceso 04/04/2018]. Unidad didáctica 13.4. Disponible en: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/ bibliuned:500951/n13.4_ Contribuci__n_de_la_enfermera _en_la_gesti__n_cl__nica.pdf.
  3. Marcellino de Melo Lanzoni G, Hörner Schlindwein Meirelles B. Leadership of the nurse: an integrative literature review. Rev Latino-Am Enfermagem [Internet]. 2011 [Acceso 04/04/2018]; 19 (3):651-8. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/ rlae/v19n3/26.pdf.
  4. Arandojo Morales I. e-nfermería. Las nuevas tecnologías al servicio de la Enfermería del siglo XXI [Tesis]. Madrid: Universidad Complutense. Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología; 2017.
  5. International Council of Nurses. Nursing research: a tool for action [Internet]. Geneva: ICN; 2009 [Acceso 04/04/2018]. Disponible en: http://www.icn.ch/ images/stories/documents/ publications/fact_sheets/ 18a_FS-Nursing_ Research.pdf.
  1. Varela Curto MD, Sanjurjo Gómez ML, Blanco García FJ. La investigación en Enfermería. Rol de la Enfermería. Enfuro [Internet]. 2012 [Acceso 03/04/2018]; 121:19-21. Disponible en: http://enfuro.es/images/ Revistas%20ENFURO/ Enfuro121.pdf.
  1. Burns N, Grove SK. Introducción a la investigación en Enfermería y a la práctica basada en la evidencia. En: Investigación en Enfermería Desarrollo de la práctica enfermera basada en la evidencia. 5ª ed: Elsevier Saunders; 2012. p. 2-31.
  2. Herrera Proenza AE. INFORENF 2013. «La tecnología nunca podrá sustituir la labor enfermera, pero puede contribuir a un cuidado más completo y adaptado». Metas de Enfermería. 2013;16 (3):33-4.
  3. Fernández Nodarse F. Ciencia 2.0 y red cubana de Ciencia. En: VIII Congreso Internacional de Tecnologías y Contenidos Multimedia. La Habana, Cuba; 19 a 23 de marzo de 2018. XVII Convención y Feria Internacional Informática 2018.
  4. Aleixandre Benavent R. Fuentes de información en ciencias de la salud en Internet. [email protected] [Internet]. 2011 [Acceso 13/03/2017]; 12 (33):112-20. Disponible en: http://www.medtrad.org/ panacea/IndiceGeneral/ n33-Ponencias-Aleiandre.pdf.
  1. Caballero E. Enfermería Informática, una mirada desde la gestión del cuidado. Visión de Enfermería Actualizada. 2012; 8 (32).
  2. Daniel GO, Oyetunde MO. Nursing informatics: A key to improving nursing practice in Nigeria. Int J Nurs Midwifery. 2013; 5 (5):90-8.
  3. Carnicero Giménez de Azcárate J, Fernández Cellier A, Rojas de la Escalera D, (coords). Manual de salud electrónica para directivos de servicios y sistemas de salud. Volumen II: Aplicaciones de las TIC a la atención primaria de salud [Internet]. Santiago de Chile: Naciones Unidas; 2014 [Acceso 04/04/2018]. Disponible en: https://repositorio.cepal.org/ bitstream/handle/ 11362/37058/ S2013311_es.pdf.
  1. Carrión Jiménez A, Núñez Ortiz C. Presencia enfermera en la Comunidad Virtual Sanitaria. Metas de Enferm [Internet]. 2011 [Acceso 03/04/2018]; 14 (6):3. Disponible en: https://www. enfermeria21.com/ revistas-articulo/
  1. Fernández Silano M. La Salud 2.0 y la atención de la salud en la era digital. Rev Med Risaralda [Internet]. 2014 [Acceso 04/04/2018]; 20 (1):41-6. Disponible en: https://dialnet.unirioja. es/servlet/articulo?codigo= 5030393
  1. Ramírez C. Nuevas tecnologías en Sanidad: el mHealth y las Apps de salud. Los grandes aliados de la Enfermería. Tribuna Sanitaria. 2013; 270:4-6.
  2. García Rojo M. mHealth (Salud móvil). Sociedad Española de Informática y Salud. 2015; nº 110:6-7.
  3. Arandojo Morales MI. New Technologies in the Health Sector. Nurse Care Open Acces J [Internet]. 2017 [Acceso 14/07/2017]; 3 (3):00073. Disponible en: http://medcraveonline. com/NCOAJ/NCOAJ-03-00073.pdf.
  1. Parada JB, Paradas T. El manejo de la tecnología en el cuidado humano en Enfermería. Una visión desde la ética Portalesmedicos.com [Internet]. 2015 [Acceso 04/04/2018]. Disponible en: https://www.revista- portalesmedicos.com /revista-medica/ cuidado-humano-en-enfermeria/
  1. Choque Larrauri R. Las nuevas competencias TIC en el personal de los servicios de salud. Revista de Comunicación y Salud [Internet]. 2011 [Acceso 04/04/2018]; 1 (2):47-60. Disponible en: http://revistade comunicacionysalud. org/index.php/rcys /article/view/20.
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.