Textiloma intraabdominal de 26 años de evolución. Reporte de un caso

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 1–Enero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 1: 199

Autor principal (primer firmante): Itzel Alejandra Hernández Fabela

Fecha recepción: 05/01/2024

Fecha aceptación: 09/01/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(1): 199

Autores:

Hernández Fabela Itzel Alejandra. Diego Pérez Montes José Ignacio, Cruz Pérez Rafael, Lanzarín Muñoz Eduardo Andrés.

Categoría profesional

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Médicos residentes de Cirugía General

Resumen

El término textiloma o gossyfiboma es usado para la condición donde una gasa o compresa es dejada accidentalmente en la cavidad. La prevalencia actual es difícil de determinar debido a la falta de reportes, debido al miedo de repercusiones legales. Las consecuencias del textiloma son cruciales tanto para el cirujano como para el paciente.

Las situaciones en las que predominan los textilomas incluyen cirugía de urgencia, cambios quirúrgicos no previstos, fatiga del equipo quirúrgico, miembros del equipo con poca experiencia, hemorragia profusa, índice de masa corporal alto y cirugías de empaquetamiento para hemostasia. La causa más importante es la inadecuada atención a la cuenta de gasas y textiles.

Los síntomas pueden ser inespecíficos y leves, por lo que el problema tarda en diagnosticarse meses o incluso años.

El intervalo entre la cirugía inicial y la manifestación de la enfermedad varía desde 6 meses hasta 5 años. Puede imitar un hematoma, un absceso, principalmente cuando hay presencia de burbujas de aire, quiste, empiema loculado, enfermedades infecciosas o incluso tumores malignos en los estudios de imagen.

El textiloma puede ser mal diagnosticado como un tumor maligno, seudotumor y tumor de estroma gastrointestinal llevando a estudios innecesarios.

El mejor tratamiento para el textiloma es la exploración quirúrgica, incluso si el paciente permanece asintomático.

publica-articulo-revista-ocronos

Sin embargo, en casos raros puede pasar la migración espontánea a la luz intestinal con posterior expulsión por el ano durante la defecación.

Palabras clave

Textiloma. Gossyfiboma. Textil

Introducción

Los textilomas son una de las poco comunes pero importantes complicaciones de cirugía. Su incidencia se considera desde 1 en 1000 hasta 1 en cada 10,000 cirugías.

El término textiloma o gossyfiboma es usado para la condición donde una gasa o compresa es dejada accidentalmente en la cavidad. Este término es derivado del latín “Gossypium” que significa algodón, y el sufijo “oma” que significa tumor o crecimiento.

Los materiales olvidados en cavidades abdominales son instrumentos quirúrgicos, piezas de materiales de uso quirúrgicos y más comúnmente materiales textiles.

La prevalencia actual es difícil de determinar debido a la falta de reportes, debido al miedo de repercusiones legales. Las consecuencias del textiloma son cruciales tanto para el cirujano como para el paciente.

Hay posibilidades de olvidar material textil después de cualquier cirugía, incluyendo abdominal, ginecológica, ortopédica, cardiaca, torácica e incluso de mama, y pueden ubicarse en la cavidad torácica, pélvica y pleural, pero más comúnmente en la abdominal, principalmente por cirugías infra abdominales.

El paciente puede presentar una variedad de síntomas, desde el dolor, masa palpable, vómito, constipación, diarrea, pérdida de peso, distensión abdominal y tenesmo, etc.

Las situaciones en las que predominan los textilomas incluyen cirugía de urgencia, cambios quirúrgicos no previstos, fatiga del equipo quirúrgico, miembros del equipo con poca experiencia, hemorragia profusa, índice de masa corporal alto y cirugías de empaquetamiento para hemostasia. La causa más importante es la inadecuada atención a la cuenta de gasas y textiles.

El cuerpo reacciona diferente a las gasas quirúrgicas. Inmediatamente después de la cirugía, puede ocasionar reacción inflamatoria y posterior infección bacteriana.

La infección puede llevar a formación de diferentes tipos de fístulas. Si es aséptica, puede llevar a adherencias y formación de cápsula, con posterior formación de granuloma. Infrecuentemente, puede migrar hacia el intestino sin dejar apertura en la pared intestinal. En algunas ocasiones, puede no pasar de la válvula ileocecal y ocasionar obstrucción intestinal.

Cuando la gasa viaja a la luz intestinal sin punto de entrada o cicatriz obvia, puede llevar a formación de fístula entre la masa y la luz intestinal u otros órganos como vejiga urinaria. El fenómeno de transmigración y formación de fístula es debido a la inflamación y presión del intestino, resultando en necrosis de la pared del mismo a ese punto, con posterior cierre del defecto.

La historia de la cirugía previa es obligatoria para el diagnóstico del textiloma en cualquier sitio. Entre las diferentes formas de presentación se encuentran cólico abdominal, náusea, vómito, constipación, diarrea o masa abdominal.

Otro importante aspecto de los textilomas es que el inicio de los síntomas puede ser temprano o significativamente tarde, tanto como años después.

Algunos artículos de revisión reportan el tiempo promedio de diagnóstico de un textiloma de 6.9 años, con 38% de los casos siendo descubiertos en el primer año. Sin embargo, existen precedentes de autores que reportan una gasa en cavidad durante 52 años sin síntomas.

Los síntomas pueden ser inespecíficos y leves, por lo que el problema tarda en diagnosticarse meses o incluso años. El intervalo entre la cirugía inicial y la manifestación de la enfermedad varía desde 6 meses hasta 5 años.

Puede imitar un hematoma, un absceso, principalmente cuando hay presencia de burbujas de aire, quiste, empiema loculado, enfermedades infecciosas o incluso tumores malignos en los estudios de imagen.

El textiloma puede ser mal diagnosticado como un tumor maligno, seudotumor y tumor de estroma gastrointestinal llevando a estudios innecesarios.

Objetivo general

Analizar la incidencia, los factores de riesgo, las manifestaciones clínicas, los métodos de diagnóstico por imagen y las implicaciones para la salud del textiloma como hallazgo incidental en pacientes sometidos a cirugía abdominal, con el propósito de mejorar la detección temprana, el manejo clínico y la prevención de esta complicación posquirúrgica.

Objetivos específicos

Determinar la incidencia de textilomas como hallazgos incidentales en pacientes sometidos a cirugía abdominal, considerando diferentes tipos de procedimientos quirúrgicos y el tiempo transcurrido desde la operación.

Establecer protocolos o guías de manejo para la identificación y tratamiento de textilomas incidentales, enfocados en la extracción quirúrgica o la gestión conservadora, considerando los riesgos y beneficios en la salud del paciente.

Desarrollar estrategias preventivas para reducir la incidencia de textilomas, tales como la mejora en la contabilidad de los materiales quirúrgicos, la capacitación del personal médico y quirúrgico, y la implementación de controles postoperatorios específicos.

Estudiar el impacto psicológico y económico en los pacientes y el sistema de salud debido a la aparición de textilomas como hallazgos incidentales, incluyendo el tiempo de hospitalización adicional, los costos de reintervención y el impacto en la calidad de vida del paciente.

Métodos

En esta ocasión, se presenta un paciente femenino de 65 años de edad, con antecedente de diabetes e hipertensión arterial sistémica de larga evolución y una cirugía ginecológica hace 26 años, tipo cesárea, con masa palpable asintomática posterior a la misma.

Se mantiene sin tratamiento ni protocolo de estudio durante aproximadamente 23 años, cuando empieza con síntomas inespecíficos, como náusea y vómito por periodos intermitentes, además de intolerancia a la vía oral progresiva, con pérdida de peso de aproximadamente 5 kg en los últimos meses.

Se realiza tomografía abdominal que muestra masa abdominal de gran volumen, de 14 cm en su diámetro más largo, con intensidad compatible con material radio opaco.

Resultados

Se reporta el caso de una paciente femenina de 65 años que consultó por síntomas gastrointestinales vagos y persistentes, incluyendo malestar abdominal difuso, náuseas y cambios en los hábitos intestinales, luego de haberse sometido a una cirugía ginecológica 26 años atrás.

Los estudios de imagen, que incluyeron una tomografía computarizada abdominal, revelaron la presencia de una masa con características atípicas, ubicada en la cavidad abdominal, en las proximidades del área quirúrgica previa.

Dada la sospecha clínica y los hallazgos de imagen, se decidió intervenir quirúrgicamente. Durante la exploración quirúrgica, se confirmó la presencia de un cuerpo extraño encapsulado, identificado como un textiloma encapsulado en hemi abdomen izquierdo con múltiples adherencias a duodeno y epiplón. Se procedió a la extracción completa del material.

Posterior a la extracción, la paciente presentó mejoría progresiva de sus síntomas gastrointestinales. Se le dio seguimiento postoperatorio para controlar su evolución clínica y asegurar la ausencia de complicaciones.

Este caso ilustra la importancia de considerar la posibilidad de textilomas como causa de síntomas gastrointestinales inespecíficos en pacientes con antecedentes de cirugía abdominal. Resalta la relevancia de la evaluación por imagen detallada para el diagnóstico preciso y la necesidad de una intervención quirúrgica para la extracción del cuerpo extraño en casos de textilomas.

Discusión

Diferentes estudios de imagen usados para diagnóstico es la radiografía simple, ultrasonido y tomografía computarizada. La radiografía simple y el ultrasonido son útiles si el contenido olvidado contiene material radio opaco. La tomografía computarizada es la manera más segura de hacer el diagnóstico.

El ultrasonido es un estudio fácil y accesible de diagnóstico, su uso predomina en exploraciones intra abdominales, aunque también puede ser de ayuda en presencia de textilomas extra abdominales. Sin embargo, puede no ser suficiente para evaluar los órganos abdominales en casos como en íleo.

La tomografía computarizada es útil para el diagnóstico diferencial de íleo, de esta manera se puede distinguir la presencia de una lesión obstructiva o adherencias por cirugías previas.

El mejor tratamiento para el textiloma es la exploración quirúrgica, incluso si el paciente permanece asintomático. Sin embargo, en casos raros puede pasar la migración espontánea a la luz intestinal con posterior expulsión por el ano durante la defecación.

Algunas medidas para prevenir el textiloma es el conteo de gasas doble, al inicio del procedimiento quirúrgico y antes del cierre de la cavidad abdominal, y deberá ser por al menos dos personas. Es mejor usar gasas con marcador radio opaco.

Conclusiones

El hallazgo de un textiloma intraabdominal con una evolución de 26 años resalta la capacidad de los cuerpos extraños textiles de permanecer en el cuerpo humano durante períodos prolongados sin ser detectados clínicamente.

Su presentación clínica puede ser insidiosa, con síntomas gastrointestinales vagos y persistentes, lo que dificulta su diagnóstico precoz y puede llevar a un retraso en la intervención adecuada.

Los estudios de imagen, como la tomografía computarizada o la resonancia magnética, son fundamentales para identificar cuerpos extraños intraabdominales y establecer un diagnóstico preciso, especialmente en pacientes con sintomatología abdominal inespecífica y antecedentes quirúrgicos.

En casos de textilomas intraabdominales sintomáticos o con sospecha diagnóstica, la extracción quirúrgica completa del cuerpo extraño es fundamental para evitar complicaciones a largo plazo, como abscesos, obstrucciones o reacciones tisulares crónicas, Tras la extracción del textiloma, un seguimiento clínico y radiológico periódico es esencial para garantizar la resolución completa de los síntomas y descartar la presencia de complicaciones secundarias a la cirugía.

Anexos – Textiloma intraabdominal de 26 años de evolución. Reporte de un caso.pdf

Bibliografía

  1. Tayeh C, Baraké H, Zeidan S, et al. Retained surgical sponge (gossypiboma) 26 years after nephrectomy. Urol Case Rep. 2019;27:100946. doi:10.1016/j.eucr.2019.100946.
  2. Ghosh P, Strong D, Hutson WR. Giant gossypiboma mimicking a pelvic mass. J Radiol Case Rep. 2013;7(8):9-17. doi:10.3941/jrcr.v7i8.1382.
  3. Kim YN, Choi SY, Lee JN. Surgical sponge retained for 23 years following cesarean section mimicking an ovarian tumor: a case report. Medicine (Baltimore). 2019;98(3):e13944. doi:10.1097/MD.0000000000013944.
  4. Cevriog lu AS, Karaman K, Karaman A, et al. Retained surgical sponge (gossypiboma) after 26 years: a rare cause of acute abdomen. Int J Surg Case Rep. 2015;10:81-83. doi:10.1016/j.ijscr.2015.03.036.
  5. Sargar K, Krishnamoorthy S, Turel MK. Retained surgical sponge: a case report with review of literature. J Clin Diagn Res. 2017;11(5):PD01-PD02. doi:10.7860/JCDR/2017/27942.9823.