Terapia neural como tratamiento en parálisis de Bell: a propósito de un caso

Celica – Loja – Ecuador

OBJETIVO GENERAL

Reportar el caso de una paciente adulta mayor con diagnóstico de parálisis de Bell, tratada mediante Terapia Neural, en el Centro de Salud B de IESS de Celica. Agosto 2019.

AUTORES

  • Patricio Gregorio Ayora Hidalgo. Doctor Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Diplomado en Terapia Centro de Salud B del IESS de Celica.
  • Luis Alejandro Poma Ramón

Médico General. Centro de Salud B del IESS de Celica.

BASES TEÓRICAS

Parálisis Facial

La parálisis del nervio facial es un problema muy común que involucra la parálisis de cualquier estructura inervada por el nervio facial.

La vía del nervio facial es larga y relativamente intrincada, por lo que hay una serie de causas que pueden provocar la parálisis del nervio facial. La más común es la parálisis de Bell, una enfermedad de causa desconocida que solo puede diagnosticarse por exclusión.

Parálisis de Bell, es la causa más común de parálisis aguda del nervio facial. No se conoce la causa, aunque se ha asociado con la infección por herpes simple. La parálisis de Bell puede desarrollarse durante varios días y puede durar varios meses, en la mayoría de los casos recuperándose espontáneamente. Comúnmente, se diagnostica de forma clínica en pacientes sin factores de riesgo por otras causas y sin otros signos neurológicos. La recuperación puede retrasarse en los ancianos o en aquellos con una parálisis completa y no llegar a una resolución del 100%.

Fisiopatología

La parálisis facial se produce cuando el nervio que controla los músculos faciales esta inflamado o comprimido, sin embargo, se desconoce qué es lo que causa daño. La mayoría de científicos cree que una infección viral (comúnmente herpes virus) causa el trastorno.

Se cree que el nervio facial se inflama como reacción a la infección causando presión en el canal de Falopio y llevando a un infarto (muerte de las células nerviosas debido al suministro insuficiente de sangre y oxigeno). En algunos casos leves solo hay daño en la vaina de mielina del nervio.

publica-TFG-libro-ISBN

La vaina de mielina es el recubrimiento graso, el cual funciona como un aislante de las fibras nerviosas del cerebro

Diagnóstico

El inicio es súbito y los síntomas típicos inician en un máximo de unos pocos días. Los síntomas pueden incluir dolor en el oído y/o retroauricular, debilidad o parestesias del lado afectado de la cara, usualmente con algún déficit objetivo en el examen neurológico, hiperacusia y alteraciones del gusto sobre la parte ipsilateral anterior de la lengua.

A la exploración física se encuentran los siguientes datos clínicos: ausencia de pliegues frontales, incremento de la apertura palpebral, exposición de globo ocular incluso durante el cierre palpebral, ausencia de pliegue naso geniano, descenso del ángulo de los labios, dificultad al elevar la ceja, arrugar la nariz, apretar los labios, abocinar la boca para soplar o silbar, oclusión palpebral completa.

a evaluación oftalmológica de parálisis de Bell debe incluir: función elevadora del parpado superior, cierre del párpado superior, lagoftalmos, presencia de ectropión, retracción del párpado inferior, inyección conjuntival, sensibilidad corneal, desepitelización puntiforme de la córnea.

Tratamiento

Estudios dobles ciego, aleatorizados, reportan una ganancia significativa de la función motora del nervio facial manejados con prednisona en las primeras 72 horas de inicio durante 10 días de tratamiento mostrando una recuperación del 83% en los primeros tres meses y 94.4% a los 9 meses.

Agentes antivirales como aciclovir o valaciclovir no deben de ser usados de manera rutinaria para el tratamiento y debe considerarse su costo-efectividad, ya que ningún estudio de clase I demostró una mejoría significativa con el uso de antivirales en comparación con placebo.

Ensayos clínicos de moderada calidad concluyen que no hay beneficio adicional con la combinación de antivirales y corticoesteroides comparado con corticoesteroides solos o placebo en el manejo de parálisis de Bell.

Prevención del daño corneal: se recomienda uso de lentes con protección solar, administración frecuente de gotas y ungüentos lubricantes, mantener la humedad corneal usando lentes de contacto, parchar u ocluir el ojo, uso de toxina botulínica, tarsorrafia temporal o permanente en casos severos

Terapia neural

La terapia neural es un tipo de práctica médica que consiste en la inyección en determinadas zonas del cuerpo, de un anestésico local PROCAÍNA también llamado medicamento imperial en concentraciones bajas y que producen tanto resultados terapéuticos (no anestésicos) como diagnósticos.

A diferencia de actuar como un agente meramente anestésico, en la terapia neural el objetivo primordial es la restauración de los potenciales eléctricos de la membrana celular, donde el potencial de reposo de la membrana celular se encuentra alterado en mayor o menor medida en todas las patologías, ya que se han vuelto menos electronegativas, en comparación con lo que se observa en las células sanas. Estos trastornos eléctricos son llamados campos interferentes y son áreas con bajo potencial eléctrico que al emitir señales confusas al sistema nervios hacen que el cuerpo reaccione de forma inapropiada, generando la aparición de diferentes dolores y enfermedades, que en la mayoría de los casos están alejadas de la parte del cuerpo que está experimentando los síntomas.

La aplicación de la procaína sobre el sistema nervioso vegetativo, desencadena acciones locales como a distancia y sirve como tratamiento para estas enfermedades y dolencias, ya que, si se recupera el potencial de reposo de la membrana celular, retornan las funciones normales de la membrana celular y se mantiene la salud y la función orgánica. Con la terapia neural se estimulan todas las acciones que el propio cuerpo posee para autocurarse.

Modus de acción de la terapia neural

Cada célula equivaldría a una pequeñísima batería de potasio con un potencial de 40 a 90 milivoltios. Cada estimulo hace caer el potencial (despolarización) y normalmente la célula lo recupera de inmediato (repolarización). La energía necesaria para ello, procede mayoritariamente del metabolismo del exigen. Si los estímulos irritantes son muy frecuentes o muy fuertes, la célula pierde la capacidad de responder ante estos, por lo que se encontrará en un estado de despolarización permanente, debilitada y enferma.

Los anestésicos locales poseen un alto potencial energético, alrededor de 290 milivoltios, al ser inyectados en microdosis en las zonas de irritación, despolarizadas, tiene la capacidad de repolarizar y estabilizar el potencial de membrana de las células afectadas, permitiéndoles así recuperarse y estabilizar el sistema neurovegetativo.

La procaína interrumpe la capacidad de conducción de los nervios de tal manera que ya no pueden ser llevados impulsos irritativos por vía nerval a la central.

CASO CLÍNICO

Se trata de un paciente femenina crónica adulta mayor de 75 años de edad de procedencia rural derivada del IESS campesino El molino, es atendida en Centro de Salud B del IESS de Celica; con antecedentes de poli artrosis, hipertensión arterial, lleva tratamiento regular con enalapril 20 mg 1 tab diaria refiere en horas de la madrugada presentar dolor de cabeza escala EVA 8/10, visión borrosa zumbido de oídos dolor en mandíbula y detrás de la oreja, epifora, sialorrea desviación de comisura labial.

  • Antecedentes patológicos personales: hipertensión arterial descompensada, poli
  • antecedentes patológicos familiares: no refiere Examen Físico

Cara: deviación de comisura labial, resequedad ocular, hipoestesia en músculos de la cara, sialorrea.

Mucosas: normocoloreadas y húmedas.

Cardiovascular: ruidos rítmicos audibles no soplos ta: 140 /90 mmhg Soma: hemiparesia del lado afectado

SNC: pérdida de la sensibilidad táctica térmica y dolorosa del lado afectado Impresión Diagnostica: PARÁLISIS DE BELL CIE10 (g510)

Tratamiento

  • Terapia física y rehabilitación.
  • Utilización de gafas
  • Tobramicina mas dexametasona colirio 1 gota cada 8 horas x 10 días
  • Oclusión del ojo afectado
  • Prednisona de 20 mg diaria x 5 días luego 10 mg diaria x 20 días
  • Aciclovir 1 tab 800 mg cada 4 horas (respetando la noche) por 10 días
  • Iniciar con Terapia Neural en nervio facial: Terapia Neural
  • Insumos: procaína al 1%, solución cloruro de sodio 0.9%, aguja N°

Procedimiento

Localizar los puntos de infiltración, que corresponden a diferentes partes del trayecto del nervio facial, (puntos negros). Existen puntos de referencia para ayudar a localizar la zona precisa donde se va a realizar la punción, (puntos rojos).

Se prepara una solución compuesta por 2.5 ml de procaína al 1% mas 2.5ml de ClNa 0.9%. Una vez localizado el punto adecuado se procede a infiltrar con la aguja a 90°, 0.5ml de la solución mencionada en cada punto, hasta que se forme una pequeña pápula (este procedimiento cada sesión)

Conclusiones

  • Se logra resolutiva de paciente de 75% en 8
  • Se refiere a interconsulta con terapia Física y rehabilitación en Unidad Ambulatoria.
  • Se solicita valoración de Psicología clínica de
  • Se modificó escala Eva del dolor, de 8/10 a 2 /10
  • Se recuperó movilidad y sensibilidad táctica térmica y dolorosa de

Anexos – Terapia neural como tratamiento en parálisis de Bell. A propósito de un caso

Anexos – Terapia neural como tratamiento en parálisis de Bell. A propósito de un caso