La figura del terapeuta ocupacional en unidades geriátricas de agudos

Introducción

La unidad geriátrica de agudos (UGA) da tratamiento a todas aquellas personas mayores de 65 años cuyo objetivo es el de impedir su deterioro funcional y mental. La intervención del terapeuta ocupacional va dirigida a fomentar la independencia del paciente en su vida diaria y, cuando no sea posible, enseñar a adaptar sus déficit, para conseguir su máximo grado de autonomía personal.

Autoras:

Paula Martínez Montoya

Myriam Marcos Fernández

El terapeuta ocupacional apoya la participación del paciente en las ocupaciones diarias y trata habilidades específicas para esta participación, lo que puede prevenir la dependencia, y mantener o aumentar la independencia.

Para ello, se llevará a cabo, un tratamiento integral del sujeto, analizándolo de forma global, abarcando todas las áreas en las que se precise recuperación según la gravedad de la discapacidad, teniendo en cuenta sus necesidades, las de su familia y su entorno para reducir al mínimo las secuelas funcionales y reeducar al paciente en las tareas de la vida diaria.

Objetivos generales

Identificar y valorar las funciones a realizar por parte del terapeuta en una unidad de agudos, para cumplir con los siguientes cometidos:

  • Identificar a los pacientes que podrán beneficiarse del programa.
  • Otorgar la máxima independencia en sus acciones básicas de la vida diaria (ABVD).
  • Impedir la pérdida de capacidades funcionales. Prevenir posibles síndromes confusionales agudos durante la hospitalización.

Objetivos específicos

  • Detectar deterioro funcional secundario a la hospitalización.
  • Detectar e intervenir sobre los problemas cognitivos y conductuales del paciente.
  • Incrementar la satisfacción con los cuidados sanitarios.
  • Integrar a la familia como parte del proceso terapéutico.
  • Fomentar el mayor grado de independencia posible tanto en las ABVD como en las AIVD.
  • Conseguir el mayor grado posible de movilidad funcional tanto de miembros superiores como de miembros inferiores.
  • Fomentar el mayor grado de autonomía en la marcha.
  • Evitar y/o reducir en la medida de lo posible el deterioro cognitivo.
  • Disminuir el uso de contenciones mecánicas (muñequeras, cinturones de cama, petos de sillas de ruedas, barandillas…).
  • Prescribir e instruir a pacientes y familiares acerca del manejo de los productos de apoyo.
  • Adaptar y/o asesorar acerca de la adecuación del entorno al paciente.
  • Reducir las barreras arquitectónicas que repercuten en la independencia del paciente en el entorno hospitalario y en el hogar.

Metodología

Los datos científicos obtenidos son el resultado de una consulta de materiales bibliográficos actualizados recogidos a través de PubMed y Medline. En lo que respecta a los resultados son basados en el trabajo llevado a cabo en una unidad geriátrica de agudos.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Las líneas estratégicas a seguir por el terapeuta serán:

  • Garantizar una atención sanitaria de calidad, basada en la evidencia científica actual y adaptada a las necesidades reales de la población geriátrica.
  • Implementar sistemáticas de trabajo basadas en vías clínicas e indicadores de calidad.
  • Formación continuada de los profesionales implicados.

Cartera de servicios.

  • Modalidad asistencial y unidades de intervención.
  • Seguimiento durante la hospitalización en la UGA.
  • Control clínico y recuperación funcional en la UGA.
  • Programa de ejercicio físico.
  • Valoración funcional y de la movilidad.
  • Detección de necesidades y problemas de intervención.
  • Estimulación cognitiva.
  • Recuperación funcional.
  • Mejoría de la situación afectiva.
  • Comunicación directa entre paciente- familiar y el personal asistencial.

Las funciones del terapeuta ocupacional serán:

  • Realizar la valoración funcional de los pacientes subsidiarios mediante el índice de Barthel, Lawton y SPPB.
  • Establecer objetivos y prioridades.
  • Iniciar el tratamiento funcional de forma precoz cuando la condición clínica lo permita.
  • Recuperar y/o mantener la mayor independencia funcional posible e intentar asegurar su permanencia en el entorno más adecuado para ella, poniendo en juego sus capacidades senso-perceptivas, motoras, cognitivas y psico-afectivas.
  • Fomentar el establecimiento de rutinas en las acciones básicas de la vida diaria (ABVD) y en el ciclo vigilia-sueño.
  • Reentrenar la marcha en la medida de lo posible.
  • Enseñar a la familia y/o al cuidador el manejo del paciente en el domicilio.
  • Valorar y asesorar en el uso de ayudas técnicas y entrenamiento en su uso.
  • Valorar, modificar y adecuar el entorno.
  • Asistir a reuniones del equipo y participar en la preparación del alta.
  • Educar a las familias y/o a los cuidadores y a los profesionales en el fomento de la independencia de los pacientes durante la estancia hospitalaria.

Resultados

Mediante una Valoración Geriátrica Integral y a través del uso de diversas escalas de valoración funcional, se trabajará con aquellos pacientes donde sea posible cumplir los objetivos citados anteriormente.

Los resultados obtenidos a través de la implantación de un programa de movilidad física nos instan a pensar que un largo período de encamamiento (o reposo) es un gran problema a tener en cuenta en dichos pacientes. Y, que por el contrario, un programa activo llevado a cabo por el servicio de Terapia Ocupacional ofrece grandes resultados.

Conclusiones

El terapeuta ocupacional abarcará en su intervención todas las áreas en las que precise de tratamiento. Para ello, tendrá en cuenta sus propias necesidades, las de su familia y su entorno para tratar de conseguir el reducir al mínimo sus secuelas a nivel funcional y reeducar al paciente en todas las tareas de la vida diaria necesarias para su independencia.

Bibliografía

  1. JJ, G. (2008). El proceso de terapia ocupacional en la unidad geriátrica de agudos del HCUCh. Hospital clinico universitario de Chile, 347-355.
  2. Suarez F, Oterino D, Peiró S, García F. (2000). Estado de salud de las personas ancianas y hospitalización en servicios geriátricos, médicos y quirúrgicos. Estudio poblacional en Toledo. Rev Esp de Salud Pública; 74: 149-161.
  3. Zelada MA, S. R. (2009). Reduction of functional deterioration during hospitalization in an acute geriatric unit. Arch Gerontol Geritr, 35-39.