Técnicas usadas por el celador para la movilización de pacientes

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 8–Agosto 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº8: 110

Autor principal (primer firmante): María Garicano Tarragüel

Fecha recepción: 16 de julio, 2023

Fecha aceptación: 13 de agosto, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(8) 110

Autores: María Garicano Tarragüel, José Carlos González Ruiz, Antonio González Badorrey, Ignacio de Luis Ezquerro.

Categoría: celador

Resumen

Una de las funciones principales que el celador debe realizar bajo la dependencia del personal sanitario es la movilización de los pacientes.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Una función de asistencia que requiere movimientos determinados por parte del celador para ayudar a los pacientes con capacidad de movimiento reducida para realizar su traslado o movilización en diferentes superficies.

Objetivo: Conocer cómo realizar las técnicas de movilización en el desempeño ocupacional del celador en relación a pacientes que presentan una capacidad de movimiento reducida.

Metodología: Búsqueda bibliográfica reciente sobre movilizaciones y técnicas de movilización en el personal no sanitario.

Resultados: Conocer cómo una movilización realizada de forma adaptada a las necesidades del paciente y en dependencia a las pautas del personal sanitario previene posibles complicaciones durante el proceso de recuperación de las diversas patologías que una paciente puede padecer.

Conclusión: La importancia de conocer cómo movilizar a cada paciente en función de su patología y la técnica adecuada según sus necesidades favorecerán la disminución de posibles riesgos adheridos a la movilización e incrementará la comodidad del paciente en función de las características del mismo.

Palabras clave: celador, técnicas, movilización, traslado.

Introducción

En el artículo 14.2 del Estatuto del Personal No Sanitario, se enumera una serie de funciones que realiza el celador y cuya principal línea de desempeño se fundamenta en la asistencia al personal sanitario, siendo éste el responsable de favorecer su participación en las tareas a través de sus pautas 1.

publica-articulo-revista-ocronos

Es decir, el personal no sanitario como el celador, basa la mayor parte de sus funciones en el auxilio o ayuda al personal previamente citado, con el objetivo principal de favorecer la movilidad de los pacientes que, por su patología, se encuentra reducida.

Por ello, es necesario que el celador colabore en la movilización para realizar determinados movimientos, en función de las necesidades que el personal facultativo solicite 1.

La mayoría de las personas que acuden a centros hospitalarios o que se encuentran internados en los mismos, presentan una disminución en sus capacidades debido a la patología que presentan, por ello, necesitan ayuda del personal sanitario y no sanitario para realizar determinados movimientos, ya sea para la exploración, valoración o intervención.

Dichos movimientos hay que realizarlos de una forma específica, evitando posibles riesgos adheridos y con el seguimiento de unas determinadas pautas, por lo que, el celador, será la persona encargada de ayudar al paciente a realizarlos en función a dichas pautas y a las necesidades que requiera el paciente 2.

Estas movilizaciones requieren técnicas específicas para colocar y poner adecuadamente al paciente en diferentes superficies como la cama, camillas, silla de ruedas u otras ayudas técnicas que el propio paciente pueda necesitar 2,3.

No obstante, para realizar este tipo de movilizaciones, el celador se forma en cómo realizarlas de forma adecuada, para ello, a continuación, vamos a citar las normas básicas para llevar a cabo cualquier tipo de movilización con los diferentes pacientes 4.

Normas básicas

  • Seguir instrucciones del personal sanitario.
  • Preservar en todo momento la intimidad del paciente.
  • Adoptar las medidas de higiene necesarias en cada caso.
  • Evitar movimientos bruscos durante las movilizaciones.
  • Anticipar los movimientos que se van a realizar, preparando la zona de trabajo previo al movimiento y organizando el entorno en función a las necesidades que tengamos.
  • Gestionar la movilización con ambos miembros inferiores.
  • No dejar espacio entre celador y paciente, disminuyendo el esfuerzo a realizar y manteniendo la zona vertebral erguida.
  • Priorizar el deslizar al paciente, no empujar ni levantar.
  • Cuando sea posible, coordinarse entre dos personas para realizar las movilizaciones.
  • Garantizar en todo momento la seguridad del paciente 3,4.

Una vez tengamos en cuenta las normas básicas, será necesario informar al paciente del procedimiento que vamos a llevar a cabo, ya que, de esta forma, podrá colaborar cuando se lo comuniquemos (si es posible) y sobre todo, transmitirle tranquilidad y seguridad 4.

Previamente a la movilización, será necesario seguir unos pasos para poder gestionar la movilización de forma adaptada a las necesidades del paciente, con prevención y evitando posibles riesgos innecesarios. Para ello, deberemos seguir los siguientes pasos 3,4:

  1. Presentarnos al paciente, comunicarle quienes somos y nuestro cometido.
  2. Informar al paciente de lo que vamos a realizar, pedir su colaboración (si puede) y trasmitirle tranquilidad.
  3. Organizar el espacio en función de la movilización o transferencia a realizar.
  4. Preparar el material necesario para realizar la movilización.
  5. Colocar la cama/silla en la posición que nos favorezca la realización de la tarea.
  6. Frenar cama/ silla.
  7. Tener especial cuidado con posibles drenajes, vías, etc. que nos pueda complicar la movilización.
  8. Adoptar la postura corporal necesaria para el tiempo de movilización 3.

Posteriormente a la movilización, deberemos tener en cuenta la acomodación realizada al paciente, la colocación de los drenajes/vías y verificar que se encuentra seguro 4.

Para realizar las diferentes movilizaciones, deberemos tener en cuenta que disponemos de diferentes dispositivos y materiales que pueden ayudarnos en la misma, por ejemplo: sábanas, entremetidas, grúas, arneses, discos giratorios, transfer, etc 3.

Además, a continuación, vamos a enumerar las posibles movilizaciones que podemos realizar con los pacientes:

  1. Movimiento del paciente hacia la cabecera de la cama.
  2. Movimiento del paciente hacia el lateral de la cama.
  3. Giro del paciente encamado de decúbito supino a decúbito lateral.
  4. Sentar o incorporar al paciente en cama.
  5. Transferencia de la cama al sillón o silla de ruedas y viceversa.
  6. Transferencia de cama a camilla.
  7. Transferencia de decúbito supino a sedestación o a bipedestación 3.

Todas ellas, variará el procedimiento en función de las personas que la realicen con el paciente, preferiblemente se recomienda con dos celadores y, sobre todo, del nivel de colaboración que presenta el paciente. No obstante, todas estas movilizaciones y transferencias serán pautadas y dependerán de la guía del personal facultativo 3,4.

Objetivo

Promover la importancia de prevenir posibles complicaciones en los pacientes a través de las funciones de asistencia del celador, en relación a las técnicas de movilización de los pacientes.

Metodología

Revisión bibliográfica de los últimos años en diferentes bases de datos relacionados con el puesto de celador, sus funciones y en concreto, técnicas de movilización en pacientes.

Se han recopilado diferentes artículos de investigación, manuales y estudios en bases de datos relacionados con técnicas de movilización en relación a la función del personal no sanitario, celadores.

Resultados

La importancia de una buena formación del celador, así como del seguimiento de las recomendaciones y pautas del personal sanitario, favorecerán la realización de las transferencias y movilizaciones por parte del celador.

Si el celador sigue las normas básicas citadas previamente, así como los pasos recomendados, el éxito de la movilización estará asegurado, realizando así un movimiento que, favorecerá el posicionamiento del paciente y reducirá los posibles riesgos inherentes derivados de la tarea.

La formación del celador en la técnica a realizar, así como en su ergonomía postural y el manejo del paciente, forman tres puntos clave para llevar a cabo la movilización de los mismos.

Además, como hemos podido comprobar, existen diversidad de movilizaciones y tipos de patologías, por lo que el celador, deberá adaptar sus conocimientos a ambos requisitos en función de la pauta proporcionada por el personal sanitario.

Ya que, debemos tener en cuenta que, las movilizaciones forman parte importante dentro del proceso de tratamiento del paciente.

Conclusión

El conocimiento de diferentes técnicas de movilidad y transferencias en diferentes tipos de patologías, proporciona la clave para el personal no sanitario; ya que, una de sus principales funciones es la asistencia a personas con movilidad reducida.

Una buena formación y dirección por parte del personal no sanitario, favorecerá la realización de las técnicas de forma adaptada a las necesidades de los pacientes.

Además, un factor clave es la prevención de posibles riesgos, control del entorno donde se va a desempeñar la técnica, tener en cuenta el tipo de participación que puede realizar el paciente y, sobre todo, no privar de información y anticipar qué es lo que se va a hacer, para darle seguridad a la persona que va a realizar ese movimiento con el celador.

Bibliografía

  1. Ministerio de trabajo. Orden del 5/7/1971 del Estatuto del Personal no Sanitario [Internet]. BOE nº 174; 1971 [consultado el 25 de mayo del 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/boe/dias/1971/07/22/p dfs/A12015-12024.pdf
  2. Casariego Magadán C, Martínez Díaz N. Técnicas de movilización y transferencias realizadas por celadores. Revista Ocronos [Internet]. 2020 [consultado el 6 de junio de 2023]. Disponible en: https://revistamedica.com/tecnicas-movil izacion-transferencias- celadores/
  3. Servicio Andaluz de Salud. Técnicas de movilización de pacientes para trabajadores del SAS. Consejería de Salud [consultado el 7 de junio de 2023]. Disponible en: https://www.sspa.juntadeandalucia.es/ser vicioandaluzdesalud/sites/default/file s/sincf iles/wsas-media-mediafile_sasdocumento/2 019/celad_lectura_06.pdf
  4. Servicio de Salud de Castilla la Mancha. Normas de trabajo seguro: movilización de pacientes [Internet]. SESCAM [consultado el 8 de junio de 2023]. Disponible en: https://sanidad.castillalamancha.es/site s/sescam.castillalamancha.es/files/doc umento s/pdf/20131015/12_-_normas_de_trabajo_se guro_-_movilizacion_de_pacientes.pdf