Paracentesis 

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 7–Julio 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº7: 132

Autor principal (primer firmante): Jessica Enguita Muñoz

Fecha recepción: 28 de junio, 2022

Fecha aceptación: 25 de julio, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(7) 132

Autores

  1. Jessica Enguita Muñoz
  2. Verónica Bazaco Saz
  3. Diana Beatriz Barón Molina
  4. María Belén Ruiz Serrano
  5. Soledad Alba Pérez
  6. Adoración Saiz Gracia

Categoría

  • TCAE

Palabras clave

Liquido ascítico / Paracentesis / Seroso / Cavidad peritoneal

¿Qué es la paracentesis?

La paracentesis es también conocida como laparocentesis o paracentesis abdominal, es un procedimiento terapéutico caracterizado por una punción quirúrgica hecha en una cavidad orgánica para eliminar o evacuar la serosidad acumulada, normalmente se realiza por una acumulación en la cavidad peritoneal, el líquido que se extrae se denomina liquido ascítico.

Causas del acumulo del líquido ascítico

El líquido ascítico se produce por la presión alta en los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal) y niveles bajos de una proteína llamada albumina. Generalmente todas las enfermedades que pueden causar daño hepático grave pueden llevar al acumulo del líquido ascítico en la cavidad peritoneal.

La causa más común del acumulo de líquido en la cavidad peritoneal es la siguiente:

  • Hepatopatía

Otras enfermedades no relacionadas con el hígado que provocan ascitis son:

  • Cáncer
  • Insuficiencia Cardiaca
  • Insuficiencia renal
  • Pancreatitis
  • Tuberculosis

Síntomas de la ascitis

Normalmente las cantidades pequeñas de líquido dentro del abdomen no suelen producir síntomas. Las cantidades moderadas pueden aumentar el perímetro de la cintura y con ello un aumento de peso. Si el abdomen contiene una gran cantidad de líquido, puede aparecer hinchazón abdominal (distensión) y malestar. La distensión abdominal produce presión sobre el estómago, lo que lleva a una pérdida de apetito, incluso puede llegar a oprimir los pulmones creando una dificultad respiratoria (Apnea).

Complicaciones de la ascitis

A veces puede llegarse a producir una peritonitis bacteriana espontanea (infección del líquido ascítico que se desarrolla sin motivo aparente). Esta infección es frecuente en personas con cirrosis especialmente los alcohólicos. Si no se trata, esta infección puede ser mortal, la supervivencia depende de que se instaure un tratamiento rápido con antibióticos adecuados.

Diagnóstico de la ascitis y tratamiento

Lo primero se realizará una evaluación médica por palpación, el medico golpea ligeramente el abdomen, el líquido siempre producirá un sonido sordo. El medico solo podrá detectar el acumulo de líquido ascítico si su acumulo es aproximadamente un litro o superior por palpación.

Si el médico sospecha de una posible ascitis o de cuál es su causa puede hacer una ecografía o una tomografía computarizada del hígado y la vesícula biliar.

Una vez encontrado el líquido en la cavidad abdominal se procederá a la extracción por paracentesis y se enviará una muestra al laboratorio de microbiología para determinar la causa del acumulo de líquido ascítico en la cavidad peritoneal.

Paracentesis

  1. Se debe explicar detalladamente el procedimiento al paciente y obtener el consentimiento informado por escrito.
  2. Se indicará al paciente que vacié la vejiga por micción espontanea.
  3. Colocar al paciente en la cama con la cabeza en un ángulo entre 45 a 90º.
  4. Localizaran el lugar de la punción entre la línea media del ombligo y el pubis alrededor de dos centímetros por debajo del ombligo.
  5. Se procederá a la limpieza de la zona de la punción con antiséptico y a colocar un campo estéril para trabajar en la zona deseada, también se puede ayudar el médico a localizar la zona de la punción por palpación o mediante un ecógrafo.
  6. Usando una aguja de diámetro 25, crearan un habón de anestésico local sobre el punto de inserción, cambiaran a una aguja más grande e inyectaran anestesia cada vez más profunda hasta llegar al peritoneo.
  7. Para la paracentesis terapéutica se debe seleccionar una aguja del calibre 14 o 18, la aguja se inserta utilizando el método de trayecto Z, que se puede realizar de varias maneras una de ellas seria, tirar de la piel, insertar la aguja perpendicularmente y mantener esta tracción hasta que la aguja toque la cavidad peritoneal.
  8. La aguja se inserta lentamente para ayudar a evitar la perforación del intestino y se aplica aspiración intermitente para evitar la entrada en un vaso sanguíneo.
  9. Una vez llega al peritoneo la aguja se inserta y se aspira suavemente el líquido ascítico, en donde se pueden llegar a extraer entre 5 a 8 litros sin riesgo para el paciente.
  10. Una vez realizara la extracción se retira la aguja y se aplica presión en la zona de la punción.

Bibliografía

  1. Thomsen T. Shaffer R. White B. Paracentesis. N Engl J Med 2006;
  2. Ginés P, Cabrera J, Guevara M et al. Documento de consejo sobre el tratamiento de la ascitis, la hiponatremia dilucional y síndrome hepatorrenal en la cirrosis hepática. Gastroenterol Hepatol 2004;
  3. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de salud y Bienestar Social. Manual de procedimientos Generales de Enfermería. En: Hospital Universitario Virgen del Rocío, editor Sevilla; Junio del 2012.
Salir de la versión móvil