Enfermería y la técnica Mölndal en Atención Primaria

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 2–Febrero 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº2: 248.2

Autor principal (primer firmante): Sonia Sánchez Aragó

Fecha recepción: 30 de enero, 2023 

Fecha aceptación: 26 de febrero, 2023 

Ref.: Ocronos. 2023;6(2) 248.2

Autores

  1. Sonia Sánchez Aragó. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Silvia Gil Sebastián. Diplomado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Laura Lasheras Abadías. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  4. Victoria Clavero Ruiz. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  5. Pilar Romeo Tenorio. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Pablo Luis Rodríguez Cavero. Grado en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

Resumen

Definimos herida quirúrgica aguda como la disrupción de la integridad cutánea, llevada a cabo en ambiente de asepsia, con objetivos terapéuticos y/o reparadores, realizada por personal sanitario, en actos urgentes o programados.

La técnica Mölndal, fue descrita por primera vez por Agnetha Folestad. La técnica Mölndal es una práctica clínica recomendable por su fácil ejecución y seguimiento en Atención Primaria, tanto en la consulta como en el domicilio y por sus múltiples beneficios demostrados en Atención Especializada. Sin embargo, hay pocos estudios que avalen esta técnica en el ámbito de Atención Primaria.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Introducción

Definimos herida quirúrgica aguda como la disrupción de la integridad cutánea, llevada a cabo en ambiente de asepsia, con objetivos terapéuticos y/o reparadores, realizada por personal sanitario, en actos urgentes o programados.

A lo largo de estos años, se han estado introduciendo mejoras en la curación y cuidados de la herida quirúrgica aguda, con el fin de favorecer la cicatrización, prevenir complicaciones (infección, aparición de flictenas en la piel perilesional, maceración o dehiscencia) y aportar comodidad y autonomía a los pacientes.

La técnica Mölndal, fue descrita por primera vez por Agnetha Folestad. Esta técnica tiene como finalidad el evitar complicaciones en el proceso de cicatrización de heridas quirúrgicas, promover el confort en el paciente (reduciendo los cambios de apósito y permitiendo una higiene corporal sin limitación debida a la herida quirúrgica) y optimizar los recursos sanitarios (mejorando el coste efectividad, disminuyendo el tiempo y carga de trabajo de Enfermería).

Objetivo

  • Describir esta técnica, así como sus ventajas e inconvenientes frente a la cura tradicional en el ámbito de Atención Primaria.
  • Formar a los profesionales sanitarios de Atención Primaria sobre el uso de la técnica Mölndal.

Metodología

Se realiza una revisión sistemática en Cochrane Library, Medline, PubMed, Scielo y Cuiden.

Al realizar la búsqueda se utilizan los siguientes criterios de inclusión: publicaciones en los últimos 10 años, en idioma inglés y español relacionados con el tema usando las palabras clave: Técnica Mölndal, herida quirúrgica, atención primaria, apósito postoperatorio, Enfermería.

Posteriormente se realiza un proceso de exclusión para los artículos no relacionados. Al finalizar el proceso se seleccionan un total de 22 artículos; con lo que se procedió a una recopilación, revisión y organización bibliográfica para la realización de este artículo.

Resultados

La atención intrahospitalaria ha sufrido cambios en estos últimos tiempos y se ha visto obligada a disminuir la estancia del paciente al mínimo necesario, lo que implica un incremento de los cuidados de heridas quirúrgicas en Atención Primaria.

publica-articulo-revista-ocronos

La Técnica Mölndal consiste en una cura estéril en ambiente húmedo, que cubre, fija y protege la herida con una fibra de hidrocoloide bajo un film de poliuretano transparente.

Inicialmente se aplica en el quirófano tras el cierre de la herida quirúrgica por primera intención pero sus aplicaciones pueden ser más extensas, tal y como se concluye en el estudio publicado por López R, sobre una revisión bibliográfica de protocolos de aplicación de la técnica Mölndal para heridas quirúrgicas y drenajes en general, se describe lo que en opinión de los autores es considerado el mejor procedimiento para la aplicación de esta técnica, llegando a la conclusión de que la técnica Mölndal puede hacerse extensible a todo tipo de heridas quirúrgicas, como puede ser el caso de la cirugía limpia- contaminada o contaminada, bajo vigilancia estricta.

En otro estudio realizado por Jimenez, MP se pudo evidenciar que los pacientes curados bajo esta técnica redujeron la utilización de otros niveles asistenciales, como por ejemplo Atención Primaria y también se destacó que todos los beneficios mencionados se verían incrementados si la cura Mölndal fuese aplicada en ambiente estéril desde el mismo quirófano, como corresponde a la técnica original. Por una parte, el número de curas por proceso disminuiría aún más, y por otra, la asepsia disminuiría los riesgos y aumentaría la seguridad en el paciente.

En atención primaria apenas se han encontrado estudios que avalen y proporcionen datos sobre la utilización y los resultados de uso de esta técnica en este ámbito.

Los beneficios de la técnica Mölndal serían:

  • Menor riesgo de infección, reducción de edemas y flictenas en zona perilesional y de maceración de heridas
  • Disminución de hematomas y sangrados
  • Baja el coste y la carga asistencial
  • Alivio del dolor y mayor implicación en el seguimiento del proceso curativo
  • Aumento del confort y la comodidad del paciente permitiéndole mayor autonomía
  • Se puede aplicar en el cuidado de heridas no quirúrgicas (ulcerativas, quemaduras, traumáticas…)

Los inconvenientes de la de la técnica Mölndal serían:

  • Sobresaturación de la hidrofibra
  • Despegue del film de poliuretano
  • Si el paciente no puede acudir al centro de salud la revisión diaria deberá hacerse en domicilio con el consiguiente desplazamiento del profesional
  • Valoración subjetiva por parte del paciente.

Conclusiones

La técnica Mölndal es una práctica clínica recomendable por su fácil ejecución y seguimiento en Atención Primaria, tanto en la consulta como en el domicilio y por sus múltiples beneficios demostrados en Atención Especializada.

Sin embargo, hay pocos estudios que avalen esta técnica en el ámbito de Atención Primaria. Por tanto, se debería implicar más a los profesionales de Atención Primaria en su conocimiento e instauración, ya que a pesar de los años que se lleva aplicando, muchos de nuestros profesionales desconocen el nombre de la misma y sus numerosos beneficios, tanto en heridas quirúrgicas, como en no quirúrgicas.

Bibliografía

  1. De los Reyes, Ramón López, et al. «Aplicación de la técnica Mölndal en la cicatrización de heridas quirúrgicas agudas e incisiones de drenajes.» Enfermería Dermatológica. 2014;8(21):7- 14.
  2. Fernández, Mª Purificación Jiménez. «Cambio de cura tradicional a cura Mölndal en una unidad de Enfermería quirúrgica.» Enfermería Dermatológica. 2016;10(29):19-26.
  3. Blesa-Pons MA, Martínez-La Torre MI, García-Fores P, Abellán-Lucas S, García-Chenoll A, Carrillo de Albornoz-Bernabeu G. Cuidado 22. de las heridas tras la cirugía ortopédica y traumatológica con la técnica Mölndal. Enfermería Integral. 2008; 84: 45-7. [Acceso 09/12/2022]. Disponible en: http://www.enfervalencia.org/ei/84/REVISTA-EI-84.pdf
  4. García-Cendón, Raquel. «Estudio antes-después sobre el uso de la técnica Mölndal.» Rev. Rol enferm.2019:46-54.
  5. Núñez Romero, Raquel. «Beneficios e inconvenientes de la utilización de la cura Mölndal frente a la cura simple en la herida quirúrgica». 2017.