Atendiendo al cuidado de las partes blandas: aplicación de la técnica de Cross-Finger

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 2 – Junio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº2:191

Autor principal (primer firmante): Jorge García Fuentes

Fecha recepción: 31 de mayo, 2020

Fecha aceptación: 22 de junio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(2):191

Autor principal: Jorge García Fuentes

Coautores: María Royo Agustín, Ángel Castro Sauras, Alejandro Cesar Urgel Granados, Agustín Rillo Lázaro, Miguel Sánchez Ortiz, Vicente Sánchez Ramos.

CENTRO SANITARIO: Hospital General Obispo Polanco (Teruel)

publica-TFG-libro-ISBN

INTRODUCCIÓN

La patología traumática de los dedos de la mano representa un evento relativamente frecuente entre las urgencias que se atienden en nuestro medio, y suele estar asociada con pérdida de tejido en la zona afecta, por lo que se requiere una temprana reconstrucción de las partes blandas. Un manejo inadecuado de estas lesiones puede llevar a una pérdida funcional o amputación. Los injertos pediculados locales son opciones fiables a día de hoy para cubrir esta pérdida tisular.

Aunque estas técnicas no suelen requerir microcirugía, el cirujano debe ser competente en manejo de tejidos y tener conocimiento sobre la compleja anatomía de la mano. Si bien no todas las potenciales complicaciones posteriores pueden ser asociadas a la cirugía, el conocimiento de estas puede reducir los riesgos a asumir. No obstante, siempre debemos informar al paciente tanto de estas como de los resultados esperables previamente a la cirugía (1-3).

PRESENTACIÓN DEL CASO

Mujer de 64 años que acude al servicio de Urgencias debido a herida abierta con pérdida de sustancia tras corte con motosierra a la altura de F2 del 5º dedo de mano, asociada a déficit funcional de flexión de dedo afecto. También presentaba herida a nivel de eminencia tenar ipsilateral sin complicación adicional. No se observó afectación ósea en la lesión producida. Tras la exploración de la herida bajo anestesia local, se decidió ingreso para tratamiento quirúrgico definitivo.

1-herida-incisa-mano

Figura 1: Lesión presentada por la paciente a la llegada a Urgencias.

Cuando se realizó exploración de la zona afecta en quirófano bajo anestesia local troncular, se observó que la paciente presentaba sección de tendones flexores en zona 2 de 5º dedo de mano derecha, así como lesión del nervio colateral cubital de 5º dedo de mano derecha. También se observó la pérdida de polea A4 homodigital. Dada la situación, se decidió como solución a la pérdida tisular presentada por la paciente, proceder a la cobertura del defecto cutáneo mediante un colgajo heterodigital tipo Cross-Finger e injerto libre en zona donante de piel volar de la muñeca. Esto fue acompañado por reparación del flexor profundo del 5 dedo con doble marco de Kessler y sutura epitendinosa continua.

2-tratamiento-colgajo-herida-incisa-mano
3-tecnica-cross-finger-tratamiento-colgajo-herida

Figuras 2 y 3: Resultado postquirúrgico de técnicas de cobertura efectuadas tipo Cross-Finger.

Posteriormente, la evolución de las heridas quirúrgicas fue satisfactoria, con buen trofismo distal y un adecuado prendimiento del colgajo colocado. La paciente generó una ligera deformidad en cuerda de arco del tendón afecto debido a la lesión de la polea y presentó una escara de menos de 2 mm en zona volar de articulación interfalángica distal con proceso de curación correcto.

A las 4 semanas, se procedió a nueva cirugía en la que se procedió a la sección del pedículo del colgajo, desbridamiento de restos cutáneos y eliminación de puntos de sutura residuales. La paciente ha presentado una buena evolución posterior sin que se hayan presentado nuevas complicaciones relacionadas con el proceso.

DISCUSIÓN

Describimos el caso de una adecuada cobertura cutánea de un defecto de partes blandas mediante las técnicas quirúrgicas a nuestra disposición. El uso del colgajo heterodigital con técnica Cross-Finger parece mostrarse una técnica muy a tener en cuenta para, tras resolver la afectación tendinosa, el correcto manejo de la lesión de partes blandas, especialmente en la zona volar del dedo, permitiendo además su uso como colgajo de avance o rotacional.

También existe la variante del cross-finger reverso para la cobertura de defectos dorsales. Está asociada además con el objetivo de una adecuada recuperación funcional de una de las zonas más complejas de nuestro sistema musculoesquelético, sin que se aprecien complicaciones relevantes posteriores al tratamiento. (1,3,4)

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bashir MM, Sohail M, Shami HB. Traumatic Wounds of the Upper Extremity: Coverage Strategies. Hand Clin. 2018;34(1):61-74.
  2. Karjalainen T, Jokihaara J. A Review and Meta-analysis of Adverse Events Related to Local Flap Reconstruction for Digital Soft Tissue Defects. Hand Clin. Febrero de 2020;36(1):107-21.
  3. Chong C-W, Lin C-H, Lin Y-T, Hsu C-C, Chen S-H. Refining the cross-finger flap: Considerations of flap in setting, aesthetics and donor site morbidity. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery. 1 de Noviembre de 2017;71.
  4. Aydin HU, Savvidou C, Ozyurekoglu T. Comparison of Homodigital Dorsolateral Flap and Cross-Finger Flap for the Reconstruction of Pulp Defects. J Hand Surg Am. julio de 2019;44(7): 616.e1-616.e7.
close

BOLETÍN DE NOVEDADES

Datos opcionales:

(En ocasiones enviamos información específica para una zona o categoría concreta)

He leído y acepto la Política de Privacidad *

Ver Política de Privacidad y Aviso legal

Su dirección de e-mail solo se utilizará para enviarle nuestra newsletter, así como información sobre las novedades de la revista y Editorial Ocronos. Puede utilizar el enlace integrado en la newsletter para cancelar la suscripción en cualquier momento.