Estudio sobre la influencia de los suplementos nutricionales orales en la prevención y mejora de las ulceras por presión

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 5–Mayo 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 5: 1106

Autor principal (primer firmante): Helena del Mar Fuertes Úbeda

Fecha recepción: 02/05/2024

Fecha aceptación: 29/05/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(5): 1106

Autores:

  1. Helena del Mar Fuertes Úbeda. Enfermera. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.
  2. Daniel Gómez Sánchez. Enfermero. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.
  3. Alicia Sánchez Maldonado. Enfermera. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.
  4. Ángeles Ceballos Linares. Enfermera. Hospital Obispo Polanco de Teruel.
  5. María Belén Álvarez Salas. Enfermera. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.
  6. Miriam Jiménez Benedit. Enfermera. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

Resumen

Las lesiones por presión forman hoy en día uno de los principales problemas sanitarios por las implicaciones que suscitan en las diferentes áreas: social, económica, asistencial y judicial. No solo constituyen un agravamiento en el estado de salud del paciente, tanto físico como psicológico, sino que se traduce en muchos casos, en un alargamiento de su estancia hospitalaria y en mayor requerimiento técnico y personal.

En la actualidad, las lesiones por presión son uno de los indicadores más utilizados para medir la profesionalidad y calidad asistencial, sobre todo del profesional de Enfermería, máximos responsables en este ámbito.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Así, la aparición de estas se relaciona negativamente con la calidad de atención al paciente.

Según investigaciones recientes, el 95% de las lesiones por presión podrían evitarse por lo que la prevención jugaría un papel clave en la no aparición de éstas y en el desarrollo de nuevas lesiones. La prevención por tanto mejoraría la calidad de vida del paciente y supondría un ahorro (personal y económico) para las instituciones.

Uno de los factores más importantes en la aparición de las úlceras por presión es la nutrición del paciente. Aunque el uso de suplementos nutricionales de alto contenido proteico ha sido recomendado para facilitar la recuperación y cicatrización de las úlceras, existe una falta de evidencia que apoye estas recomendaciones. Por ello, la presente investigación plantea la conveniencia de usar suplementos nutricionales orales (que incluyan arginina, vitamina C y zinc) como método preventivo y curativo en las úlceras por presión.

Los resultados de nuestro estudio indican los beneficios clínicos y económicos de estos suplementos, no obstante, se debe tener en cuenta que este tratamiento debe ser complementario a un dieta equilibrada y no sustitutivo de la misma.

Palabras clave:

Ulceras por presión; suplementos proteicos para las ulceras por presión; ulceras por presión y arginina y vitamina C con zinc.

Abstract

Presure injuries are today one of the main health problems due to the implications they raise in different áreas: social, economic,healthcare and judicial. Not only do they constitute a worsening of the patient’s health status, both physical and psychological, but inmany cases it translates into a lengthening of their hospital stay greater technical and personal requirements.

publica-articulo-revista-ocronos

Currently, pressure injuries are one of the most used indicators to measure the professionalism and quality of care, especially of the nursing profesional, the most responsable in this field. Thus, the appearance of these is negatively related to the quality of patient care.

According to recent research, 95% of pressure injures could be avoided, so prevention would play a Key role in preventing them from appearing and in the development of new injuries. Prevention would therefore improve the patient’s quality of life and would mean savings (personal and economic) for the institutions.

One of the most important factors in the appearance of pressure ulcers is the patient’s nutritioon.

Although the use of high protein nutritional supplements has been recommended to facilitate recovery and healing of ulcers, there is a lack of evidence to support these recommendations. Therefore, this research suggests the covenience of using oral nutritional supplements (that include arginine, vitamine C and zinc) as a preventive and curative method for pressure ulcers.

The results of our study indicate the clinical and economic benefits of these supplentents, however, it must be taken into account that this treatment must be complementary to a balanced diet and not a substitute for it.

Keywords:

Pressure ulcers; protein supplements for pressure ulcers; pressure ulcers and arginine ans vitamin C with zinc.

Introducción

Las lesiones por presión (LPP) constituyen un importante problema asistencial y un desafío para la Salud Pública, dada su prevalencia y el impacto en la salud y en la calidad de vida de los pacientes.

Conllevan, asimismo, un aumento muy considerable en los costes económicos de los servicios sanitarios, traducido en los elevados gastos de elementos de curación, aumento de las estancias hospitalarias, tiempo de atención de profesionales, sobre todo el de Enfermería; así como el aumento de procesos y demandas legales, máximo cuando se ha estimado que al menos el 95% de las mismas son evitables.

Debido a estos factores, las LPP suponen en la actualidad, uno de los apartados más importantes para los profesionales sanitarios, en especial Enfermería, donde estas lesiones, son uno de los principales indicadores de calidad del cuidado ofrecido, su aparición determina la efectividad del cuidado de la piel. Así, la OMS utiliza “la incidencia de las ulceras por presión” como uno de los indicadores para evaluar la calidad asistencial de un país. El mejor cuidado de las LPP es su prevención pues el desarrollo de estas supone la precipitación de otros problemas, por lo que cualquier esfuerzo debe ir en esta línea. Las ulceras por presión suelen agravar el pronóstico de los pacientes, elevar el riesgo de infecciones y complicaciones y dilatar la asistencia hospitalaria.

No obstante, aunque es el personal de Enfermería quien debe tomar la iniciativa como responsable de los cuidados en el abordaje integral de las lesiones por presión, tanto en la prevención como en el tratamiento de estas, todos los profesionales sanitarios desde un punto de vista integral deben involucrarse conjuntamente en esta labor asistencial, como docente.

Hipótesis y objetivos

  • Hipótesis: “Los suplementos nutricionales orales (arginina, zinc y vitamina C) previenen y mejoran la cura de las lesiones por presión”
  • Objetivo” Revisión bibliográfica sobre los suplementos nutricionales orales que den respuesta a la hipótesis planteada”

La revisión bibliográfica de la presente investigación se ha realizado mediante las siguientes bases de datos: Science Direct, Google Scholar, PubMed y Scielo. Preferiblemente se escogieron meta-análisis por tener una mayor validez, relevancia y aplicabilidad y se seleccionaron artículos incluidos en revistas científicas con un factor de impacto considerable. En segundo lugar, se realizó la búsqueda en la base de datos de Google Scholar.

Resultados

Artículo 1

Van Anholt y colaboradores realizaron un estudio para valorar si el incremento del contenido de proteínas (en concreto la Arginina) y otros micronutrientes enriquecidos mejoraban la cicatrización de las LPP en pacientes no desnutridos (con índice de masa corporal (IMC) de 18.5 kg/m2 en adelante), administrándole durante 8 semanas al grupo experimental complejos proteicos y al grupo control placebo. Después de la realización del estudio, se llega a la conclusión de que los complejos proteicos principalmente la arginina, zinc y antioxidantes aceleraban la cicatrización de las lesiones por presión (LPP), además de disminuir el tiempo en el cambio de los apósitos por parte del personal de Enfermería, reduciendo así de manera considerable los costes de personal.

Artículo 2

Jos M.G.A y colaboradores, realizaron un estudio cuyo objetivo era verificar la existencia de una relación directa entre la administración de suplementos nutricionales orales (ONS) y la prevención y cuidado de LPP. Tras la revisión de estos artículos se concluye que a través de la administración de ONS sí se mejora la curación de las lesiones por presión (se logra disminuir el tamaño de estas de forma considerable y el exudado de las LPP infectadas). No obstante, en los pacientes en riesgo de padecer LPP está relación no fue tan clara por lo que al contrario que la curación, la prevención no quedó demostrada.

Artículo 3

R. H. Houwing y cinco investigadores más realizaron un estudio aleatorio, doble ciego. Al grupo control se le administró placebo con el fin de evaluar el riesgo de desarrollar lesiones por presión en pacientes con una fractura de cadera. Los pacientes fueron elegidos aleatoriamente para recibir el tratamiento o el placebo, además de su dieta regular. El suplemento utilizado en el estudio era un suplemento alimenticio de alto valor proteico enriquecido con arginina, zinc y antioxidantes.

Ciento tres pacientes cumplieron con los criterios de selección y se incluyeron en el estudio. Cincuenta y dos de los pacientes fueron elegidos aleatoriamente para recibir placebo y 51 para recibir suplementos.

Aunque el número de pacientes de nuestro estudio es insuficiente para sacar conclusiones definitivas, los resultados sugieren que el uso profiláctico de un suplemento nutricional enriquecido con proteínas, arginina, zinc y antioxidantes posiblemente contribuye a un retraso en la aparición y la progresión de lesiones por presión en pacientes con fracturas de cadera en riesgo de desarrollar LPP.

Artículo 4

Pierre Singer MD, realizó un estudio en la unidad de cuidados intensivos con el propósito de conocer la relación existente entre la nutrición (con aporte proteico y calórico) en la producción de LPP. El autor parte de que la desnutrición es uno de los factores involucrados en el desarrollo de las úlceras, así cuanto mayor sea el déficit de calorías y proteínas, mayor será el desarrollo de la LPP y el riesgo de padecerla.

El autor concluyó que el consumo calórico y de proteína adicional prevenía la probabilidad de desarrollar LPP.

Artículo 5

La demostración por medio de un estudio retrospectivo realizado en un hospital geriátrico en Missouri (USA) de que existe relación entre el estado nutricional de una persona y la aparición de úlceras por presión, lleva a D. Thomas y a sus colaboradores a plantearse la reversibilidad del proceso, es decir, investigar si un estado nutricional óptimo, evitaría la aparición de las úlceras o la curación de estas una vez que han aparecido.

Los nutrientes a estudio son: proteínas, suplementos vitamínicos de vitaminas C, A y E y Zinc.

  • En cuanto a las proteínas, el estudio indica que una ingesta mayor a la recomendada mejora la curación de las úlceras, aunque no se puede establecer una cifra de consumo óptimo ya que confirman también que el exceso produce deshidratación en algunos casos. Pero no se llega a la misma conclusión cuando el estudio se aplica a arginina o glutamina.
  • En cuanto a suplementos vitamínicos, al estudiar el aporte extra de vitamina C, mediante un estudio ciego en 88 pacientes, se concluye que a mayor ingesta se produce mayor superficie de cicatrización en un mismo periodo de tiempo.

Otras conclusiones a las que se llega en el artículo son:

  • La vitamina A mejora la cicatrización en pacientes tratados con corticosteroides.
  • La vitamina E no influye en la cicatrización.
  • En cuanto al zinc, tras el incremento de niveles durante 12 semanas, no se observa mejora en la cicatrización.

Artículo 6

Stratton y colaboradores llevan a cabo una revisión sistemática y una meta-análisis para analizar el impacto que la nutrición enteral supone en la incidencia y cura de las lesiones por presión. Para cumplir con este objetivo revisaron 15 estudios.

Los resultados muestran que los ONS (250-300 kcal con una duración de 2-26 semanas) se asociaron con una disminución significativa en la incidencia de desarrollo de las LPP en pacientes con un alto riesgo en relación con aquellos a los que se le sometía a un cuidado rutinario.

Los estudios individuales mostraron una tendencia hacia la mejora en el proceso de cura de las LPP existentes. En conclusión, la revisión sistemática muestra que el aporte nutricional enteral, particularmente los complementos nutricionales orales pueden reducir significativamente el riesgo de desarrollar úlceras por presión (alrededor de un 25%).

La mayoría de los pacientes con LPP crónicas sufren de alteraciones en los micronutrientes. Las comidas realizadas habitualmente no cubren los requerimientos de energía, mientras que los suplementos orales cubren los requerimientos básicos de los micronutrientes y compensan la energía insuficiente y la ingesta de proteínas, justificándose su uso en pacientes ancianos hospitalizados.

Discusión

La mayor parte de los casos revisados ratifican la hipótesis planteada sobre la efectividad de los aportes nutricionales en los pacientes con lesiones por presión en cuanto a la cicatrización de este tipo de lesiones. Los resultados muestran la mejora significativa en pacientes con aporte proteico en tratamiento de larga duración, es decir, se obtienen mejores resultados cuanto más tiempo se les administra el suplemento nutricional.

Esta observación también se ve reflejada en el artículo de Anholt, donde tras las 8 semanas de duración del estudio, se aprecia la disminución del diámetro de la LPP en el grupo con aporte nutricional, en comparación con el grupo control sometido a placebo.

Los artículos que investigan la prevención de las lesiones por presión no llegan a una conclusión significativa, ya que el tratamiento no fue administrado con antelación suficiente para poder valorar la evolución de los factores que afectan al desarrollo de las úlceras.

En el estudio llevado a cabo por Singer, se parte de la base de que es necesario un buen aporte nutricional. Donde se refleja que, para una buena prevención, además del estado nutricional óptimo mencionado anteriormente, es beneficioso administrar un aporte calórico y proteico. Una vez instaurada la lesión por presión, en el proceso de curación, se destaca que aparte de una nutrición proteica y calórica se añade la ingesta de vitaminas y oligoelementos. En el aspecto de cicatrización destaca la administración de arginina y vitamina A.

Conclusiones

Los estudios han demostrado que suplementos nutricionales orales formados por Arginina, zinc y la vitamina C, influyen directa y positivamente en la aceleración de la cicatrización de las lesiones por presión.

En el área de la prevención estos resultados no han resultado estadísticamente significativos, no obstante, el aporte previo de una dieta calórica y proteica muestra efectos beneficiosos en los pacientes afectados por úlceras por presión.

Es importante destacar que, en los artículos revisados, los pacientes tienen el mismo perfil, pacientes en su mayoría ancianos con LPP o riesgo de padecerlas, habiéndose desechado pacientes con otras patologías. Lo que lleva a pensar en la posibilidad de una revisión en la que se analizaran estudios con este tipo de pacientes y poder contrastar los resultados de la aplicación de estos suplementos en ellos.

Bibliografía

  1. Estudios Nacionales de Prevalencia de UPP-GNEAUPP [Internet]. Gneaupp.info. [citado 9 abril 2024]. Disponible en: https://gneaupp.info/seccion/biblioteca- alhambra/publicaciones- biblioteca-alhambra/estudios-nacionales- de-prevañencia-de-upp/
  2. Gutiérrez FF. (1993). Prevenir las úlceras por presión es garantizar la calidad asistencial. Enfermería Científica, 140, 7-1.
  3. María Carolina Ortega Vargas, María Guadalupe Suarez Vázquez. Manual de evaluación de la calidad del servicio de Enfermería: estrategias para su aplicación. Ed. Médica Panamericana, 30/05/2009 – 240 páginas.
  4. Lecha M, Claret R, Arnaiz A, Guía de Enfermería dermatológica, Nexus Médica. Barcelona. 2008.
  5. Manual de prevención y tratamiento de las úlceras por presión. Disponible en http://www.saludmultimedia.net/guests/gn eaupp_files/manual_valdecilla.pdf
  6. Van Anholt RD, Sobotka L, Meijer EP, Heyman H, Groen HW, Topinkova E, et al. Specific nutritional support accelerates pressure ulcer healing and reduces wound care intensity in non- malnourished patients. Nutrition 2010; 26:867–72
  7. Jos M.G.A. Schols, Hilde Heyman, Erwin P. Meijer. Nutritional support in the treatment and prevention of pressure ulcers: An overview of studies with an arginine enriched Oral Nutritional Supplement. Journal of Tissue Viability, vol. 18, no 32, 2009
  8. Desneves K J, Todorovic B E, Cassar A, & Crowe T C. (2005). Treatment withsupplementary arginine, vitamin C and zinc in patients with pressure ulcers: a randomised controlled trial. Clinical Nutrition (Edinburgh, Scotland), 24(6 (Print)), 979-987.
  9. Houwing, R., Rozendaal,M.,WoutersWesseling, W., Beulens, J.W. J., Buskens, E., & Haalboom, J. (2003). A randomised, doubleblind assessment of the effect of nutritional supplementation on the prevention of pressure ulcers in hipfracture patients. Clinical Nutrition, 22(4), 401–405.
  10. Pierre Singer MD. Nutritional Care to Prevent and Heal Pressure Ulcers. IMAJ 2002:4; 713- 16.
  11. Thomas, DR. Improving the outcome of pressure ulcers with nutritional intervention: review of the evidence. Nutrition 2001; 17:121-125
  12. Cawood AL, Elia M, Stratton RJ.Systematic review and meta-analysis of the effects of high protein oral nutritional supplements. Ageing Research Reviews. 2011 Dec 22; 11 (2):278-296
  13. Stratton RJ, Ek A-C, Engfer M, Moore Z, Rigby P, Wolfe R, et al. Enteral nutritional support in prevention and treatment of pressure ulcers: a systematic review and meta-analysis. Ageing Research Reviews 2005; 4:422–450.
  14. Raffoul W, Far MS, Cayeux MC y cols. Nutritional status in nine patients with chronic low- limb ulcers and pressure ulcers: importance of oral supplements. Nutrition 2006; 22(1):82-8.