Sobrecarga de trabajo tras la pandemia en el sistema sanitario Aragonés

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 9–Septiembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº9: 195

Autor principal (primer firmante): Carlos García Ruiz

Fecha recepción: 19 de agosto, 2023

Fecha aceptación: 16 de septiembre, 2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(9) 195

Autores/as:

  1. Carlos García Ruiz (Celador).
  2. Francisco Delgado Quintana (Celador).
  3. Carlos Enrique Rastrero (Celador)
  4. Nuey Montero Sanz (TCAE).
  5. Diego Jeria Ordóñez (Enfermero)
  6. Irene Figuer Enciso (Fisioterapeuta).

Palabras clave: Carga de trabajo, pandemia, falta de profesionales, falta de enfermeros/as, estrés laboral, mal ambiente de trabajo

Resumen

La crisis sanitaria provocada por la pandemia ha puesto a prueba la capacidad de respuesta del sistema sanitario aragonés, que ha tenido que adaptarse a una situación excepcional que ha exigido un gran esfuerzo a todos los profesionales sanitarios y no sanitarios.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Desde el ámbito rural hasta el urbano, desde la atención primaria hasta la hospitalaria, se ha evidenciado la necesidad de reforzar las plantillas y los recursos materiales para garantizar una asistencia de calidad a la población.

Sin embargo, esta necesidad no se distribuye de forma homogénea entre los distintos colectivos profesionales. Así, se observa una escasez de enfermeras/os, médicos y auxiliares de Enfermería en determinadas zonas y especialidades, mientras que para otros colectivos no sanitarios hay suficiente personal disponible, aunque con dificultades para cubrir algunos puestos.

Introducción

La pandemia de COVID-19 ha supuesto un gran desafío para el sistema sanitario y para los profesionales que trabajan en él.

Entre ellos, los enfermeros y enfermeras han tenido que hacer frente a una carga de trabajo extraordinaria, a la falta de recursos humanos y materiales, al riesgo de contagio y a las consecuencias psicológicas de la crisis.

Todo ello ha generado un elevado nivel de estrés laboral y un mal ambiente de trabajo en muchos centros sanitarios.

En este artículo, se analizan las causas y los efectos de esta situación, así como las posibles soluciones para mejorar las condiciones laborales de los enfermeros y enfermeras en el contexto de la pandemia.

Método

Comparativa bibliográfica actualizada.

publica-articulo-revista-ocronos

Asunto

La pandemia ha supuesto un reto sin precedentes para el sector sanitario aragonés, que ha tenido que hacer frente a una sobre carga de trabajo que ha afectado a todos los colectivos de trabajadores, desde el consultorio más remoto hasta el hospital más puntero se a visto que es necesario reforzar las plantillas de trabajadores, y, por ende, invertir más recursos en el sector sanitario. Esta demanda de nuevos trabajadores no afecta de igual manera a cada colectivo.

Por ejemplo, enfermeras/os no hay suficientes, así mismo faltan médicos e incluso auxiliares de Enfermería para ciertos lugares. Mientras, para los colectivos no sanitarios por ahora, hay suficientes trabajadores en la reserva, aunque hay problemas para cubrir ciertos lugares.

Lo que ha ocurrido después de la pandemia es justamente que no hay suficientes profesionales, y por ello, la carga de trabajo es doble.

Se complica aún más porque demográficamente Aragón está muy envejecido, y como consecuencia, mayor demanda de los servicios sanitarios, y a esto hay que sumar los mismos efectos de la pandemia sobre la salud en la sociedad porque todavía se está calibrando el cómo ha afectado esta pandemia a la salud humana.

Una de las soluciones que han puesto en práctica los gestores sanitarios, sobre todo con el colectivo de Enfermería que es el más problemas hay para cubrir puestos de trabajo es el trabajo en jornadas de 12 horas ya que así se ahorran personal para trabajar en los turnos de trabajo.

Cabe decir, que en algunos casos han sido los mismos trabajadores enfermeros/as los que han solicitado este cambio y en otros casos ha sido tomada la decisión por los gestores.

En cuanto a médicos, la cosa está clara han demandado más salario por asumir mayor carga de trabajo y medidas especiales, sobre todo incentivos salariales, para cubrir lugares poco atractivos laboralmente como son los pueblos más despoblados y envejecidos.

Hasta aquí, esto ha sido como una fotografía descriptiva de lo que ocurre en el sector sanitario aragonés hoy en día.

Ahora vamos a ver las consecuencias de esta nueva realidad sanitaria:

  • Falta de profesionales: Una de las consecuencias es simplemente que sigue existiendo el principal problema que es la falta de profesionales sanitarios.

Las medidas que se toman (12 horas de trabajo e incentivos salariales) son un parche.

  • Cansancio y estrés laboral: El establecimiento de jornadas de trabajo a 12 horas desde el punto de vista del gestor ahorra en gastos de personal, pero genera problemas de conciliación familiar, mayor cansancio pese a que hay más días libres, pero la recuperación del cuerpo y la mente es más lenta que en los turnos de 8 horas.

Produce, además, estrés laboral sobre todo cuando se complica la jornada laboral de 12 horas.

Otro tema con las 12 horas de jornada es también, que los gremios más físicos tienen estrés porque no llegan y se producen lesiones que desembocan en bajas médicas.

Pero igual pasa con los gremios menos físicos y más mentales que igualmente se genera cansancio, estrés y baja laboral.

  • Rotura del trabajo en equipo: Con la jornada de 12 horas se produce una falta de asistencia continuada en la asistencia sanitaria de los pacientes de una forma armónica y de calidad por los profesionales pues se da el caso que hay mucha rotación de personal durante la semanas por lo que el trato al paciente se automatiza, y siendo por supuesto, trato profesional, pero es no es tan cercano y humano.

Y lo mismo ocurre entre los compañeros en el turno, al a ver gran variabilidad de personal entre los gremios no se produce el efecto del trabajo en equipo, el resultado es profesional, pero es poco armónico e impersonal generando incomunicación.

Cuando surge algún problema, que al final era algo que se solía solucionar en equipo ahora genera un problema que suele cronificarse.

Todo ello, produce una falta de buen ambiente laboral pues se genera la no implicación con el trabajo del trabajador, o sea, lo que se dice, el trabajador viene cumple y se va.

  • Falta de buen ambiente laboral: Desde el punto de vista del gestor, tal vez todo esta situación es ventajosa porque, uno, hay un ahorro de gastos de personal y, dos, el trabajo diario sale adelante sin que nadie genere problemas.

Pero esto no se estabiliza en el tiempo, lo que ocurre a la alarga es que dan mayores bajas laborales, estrés laboral, problemas que no se resuelven por que se produce una incomunicación entre el personal, al final todo explota.

Qué ocurre pues, hay mayor rotación de personal nadie quiere trabajar en un lugar con mal ambiente laboral.

Cabe decir también que no es lo mismo el trabajo de un celador, una enfermera, un auxiliar de Enfermería o un médico. La carga de trabajo de cada gremio es diferente y el hacer jornadas de 12 horas produce efectos diferentes dependiendo del colectivo.

Tal vez médicos y enfermeras serían más proclives a jornadas de 12 horas, pero en celadores y auxiliares de Enfermería no es lo mismo, si eres joven soportas mayor carga que si ya tienes cierta edad.

Conclusiones

La pandemia ha supuesto un gran desafío para el sistema sanitario, que ha tenido que adaptarse rápidamente a una situación sin precedentes.

El aumento de la demanda asistencial ha exigido una reorganización de los recursos humanos y materiales, así como una optimización de los procesos y los protocolos.

El objetivo es garantizar una atención de calidad, eficiente y segura, tanto para los pacientes como para los profesionales. Estos últimos han demostrado una gran capacidad de resiliencia y compromiso, pero también se enfrentan a condiciones de trabajo difíciles y estresantes.

Por ello, es necesario establecer medidas que favorezcan el equilibrio entre la carga de trabajo y el bienestar laboral, teniendo en cuenta las características específicas de cada puesto, centro y colectivo profesional.

Bibliografía

  1. Estrés laboral en los enfermeros/as asociado a la pandemia COVID-19. Autor/ra: Nayra González Mesa. https://riull.ull.es/xmlui/bitstream/han dle/915/28875/Estres%20laboral%20en%20 los%20enfermerosas%20asociado%20a%20la %20pandemia%20COVID-19.pdf?sequence=1
  2. Medición de productividad y benchmarking en hospitales de la comunidad autónoma de Aragón A García Giménez, L Navarro Elola – 2012 – zaguan.unizar.es
  3. Evaluación del estrés laboral y burnout en los servicios de urgencia extrahospitalaria. Autores: Mónica Bernaldo de Quirós-Aragón y Francisco Javier Labrador-Encinas. (Universidad Complutense de Madrid, España). http://aepc.es/ijchp/artículos_pdf/ijchp -223.pdf
  4. Redacción Médica. Las enfermeras españolas prefieren turnos de 12 horas por dos motivos clave. Autores: Tania Calahorra. https://www.redaccionmedica.com/seccione s/enfermeria/las-enfermeras- espanolas-prefieren-turnos-de-12-horas-p or-dos-motivos-clave-4816
  5. Enfermería 21. (2023). Los turnos de 12 horas en Enfermería vs turnos de 7 u 8 horas. https://www.enfermeria21.com/diario-dice n/enfermeras-turnos-de-12-horas-en-hos pitales-que- perjudican-seriamente-la-salud-DDIMPORT- 039339/