Sobrecarga en la atención primaria

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 301

Autor principal (primer firmante): Jenny Paola Castro Alvarez

Fecha recepción: 1 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 28 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 301

Autores

  1. Jenny Paola Castro Alvarez (Auxiliar administrativo)
  2. Gloria Revuelta Escuté (Auxiliar administrativo)

Introducción

Definimos la Atención Primaria como la primera atención que ofrece el Sistema Sanitario Público a la población, que deberá actuar junto con la Atención Hospitalaria en cooperación para realizar actividades relativas a la promoción y prevención de la salud y asistencia sanitaria esencial y garantice la accesibilidad de los recursos a la población.

Es el primer nivel asistencial, que sirve de enlace entre el mismo y la comunidad. Su estructura y dotación de recursos materiales y humanos deberán ser suficientes para atender todas las funciones y dar así respuesta a todas las necesidades sanitarias y sociales de la Zona de Salud.

publica-TFG-libro-ISBN

Todo esto mencionado anteriormente ha estado en peligro debido a la pandemia que sufrimos en 2019, lo que provocó que la atención primaria haya tenido que adaptarse a la nueva situación de una manera improvisada, sin apenas conocimientos, ni recursos.

Objetivo

El objetivo es analizar cuáles han sido los principales cambios organizativos, estructurales y de personal en la atención primaria. Así como analizar las consecuencias para pacientes, usuarios y profesionales. También conocer si se han aprovechado los conocimientos adquiridos durante la pandemia y si es posible mantener las medidas adoptadas para mejorar aún más la Atención Primaria.

Palabras clave: Atención primaria, servicios sanitarios, sobrecarga.

Resumen

Antes de la pandemia la atención Primaria ya lidiaba con una sobrecarga de trabajo creciente y unos recursos humanos y materiales insuficientes pero con la llegada de esta, fue aún más notable. A la vez que atendían a los pacientes con COVID-19, los profesionales sanitarios seguían atendiendo a los que presentaban otras patologías, incluyendo casos urgentes, no solo telefónica sino presencialmente con el riesgo que ello conllevaba.

Esta presión asistencial fue asumida por los profesionales en un entorno epidemiológico rápidamente cambiante y con gran incertidumbre acerca de la enfermedad. Además, inicialmente los profesionales no contaron con material de protección suficiente, ni una información adecuada.

Esta compleja situación tuvo un impacto negativo sobre los pacientes, el control de la pandemia, los profesionales y el conjunto del sistema.

Tampoco ayudó el hecho de que en algunos casos no se reforzara el personal en la atención primario si no que se debilitara, trasladando personal a otros centros en vez de promover la contratación de más personal e incluso cerrando centros de salud.

La prioridad por atender a pacientes con síntomas de COVID-19, junto con la falta de accesibilidad para acudir a los centros sanitarios han provocado retrasos en el diagnóstico y tratamiento de otros problemas de salud, lo que ha generado una cierta desconfianza por parte de la población hacia su sistema sanitario.

Conclusión

Después de analizar los datos y obtener la información, queda de manifiesto la gran responsabilidad que tuvieron que asumir los profesionales en una situación incontrolable, con gran incertidumbre y sin apenas conocimientos científicos acerca de la enfermedad. Se encontraron en un escenario donde ni siquiera contaban con material, ni protección adecuados, sin pautas, ni protocolos claramente establecidos y con una descoordinación por parte de las administraciones en cuanto a información y recursos.

En definitiva el colapso de la atención primaria, con una sobrecarga en los servicios provocando un impacto negativo en todo el sistema sanitario.

Blindar la Atención Primaria deber ser la máxima prioridad por parte de las administraciones para poder hacer frente a esta y a futuras emergencias. Para ello, es primordial que se doten de los recursos necesarios y así poder seguir ofreciendo un servicio a los pacientes y usuarios, seguro, accesible y de calidad.

Bibliografía

  1. https://www.sciencedirect. com/science/article/pii/
  2. https://www.elsevier.es/ es-revista-atencion- primaria-27
  3. https://www.boe.es/ eli/es-as/l/2019/03/29/7/con