El sistema respiratorio y sus principales afecciones

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 114

Autor principal (primer firmante): María Teresa Martin Arranz

Fecha recepción: 14/01/2024

Fecha aceptación: 10/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 114

Autores:

María Teresa Martin Arranz TCAE Centro de Mayores Romareda

Nixa Ivania Espinoza Moreno TCAE Centro de Mayores Romareda

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre TCAE Hospital Clínico Lozano Blesa

Claudia Yarlene Rodríguez Moreno TCAE Hospital Miguel Servet

Rossana Pinto Villavicencio TCAE Hospital Miguel Servet

Dinca Faniesa Catín Medina TCAE C.R.P Nuestra señora del Pilar

Resumen

El aparato respiratorio humano es el conjunto de órganos y estructuras que participan en la respiración, es decir, en la obtención de oxígeno del ambiente y la eliminación de dióxido de carbono.

Palabras clave:

Aparato respiratorio; enfermedad pulmonar, pulmones, vía aérea.

publica-articulo-revista-ocronos

Introducción

El aparato respiratorio humano es el conjunto de órganos y estructuras que participan en la respiración, es decir, en la obtención de oxígeno del ambiente y la eliminación de dióxido de carbono.

Está compuesto por las siguientes partes:

  1. Vías respiratorias superiores: Incluyen las fosas nasales, la boca, la faringe y la laringe. Estas estructuras permiten el paso del aire hacia los pulmones.
  2. Vías respiratorias inferiores: Incluyen la tráquea, los bronquios y los bronquiolos. La tráquea es un conducto que se divide en dos bronquios principales, los cuales se ramifican en bronquios más pequeños llamados bronquiolos. Estas estructuras conducen el aire hacia los pulmones.
  3. Pulmones: Son los órganos principales del sistema respiratorio. Hay dos pulmones, uno a cada lado del pecho. Están protegidos por la caja torácica y se encargan de realizar el intercambio de gases entre el aire y la sangre. Los pulmones están formados por pequeñas bolsas de aire llamadas alvéolos, donde se produce el intercambio gaseoso.
  4. Diafragma: Es un músculo ubicado debajo de los pulmones que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. El diafragma juega un papel importante en la respiración, ya que se contrae y se relaja para permitir la entrada y salida de aire de los pulmones.
  5. Músculos respiratorios: Además del diafragma, otros músculos participan en la respiración. Los músculos intercostales, ubicados entre las costillas, se contraen y se relajan para expandir y contraer la caja torácica, lo que facilita la entrada y salida de aire de los pulmones.

La respiración se lleva a cabo en dos etapas: la inspiración y la espiración. Durante la inspiración, los músculos respiratorios se contraen, el diafragma se aplana y la caja torácica se expande, lo que permite que el aire entre en los pulmones.

Durante la espiración, los músculos respiratorios se relajan, el diafragma se curva y la caja torácica se contrae, lo que expulsa el aire de los pulmones.

Patologías frecuentes del aparato respiratorio

El aparato respiratorio puede verse afectado por diversas enfermedades.

Algunas de las principales enfermedades del aparato respiratorio son:

  • Asma: Es una enfermedad crónica que causa inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, lo que dificulta la respiración. Los síntomas incluyen sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): Es una enfermedad progresiva que afecta los pulmones y dificulta la respiración. La EPOC incluye la bronquitis crónica, que causa inflamación de los bronquios, y el enfisema, que daña los alvéolos pulmonares. Los síntomas incluyen tos crónica, dificultad para respirar y producción de esputo.
  • Neumonía: Es una infección que afecta los pulmones, generalmente causada por bacterias, virus u hongos. Los síntomas incluyen fiebre, tos con flema, dificultad para respirar, dolor en el pecho y fatiga.
  • Enfermedad pulmonar intersticial: Es un grupo de enfermedades que afectan los tejidos y las estructuras de soporte de los pulmones. Estas enfermedades causan cicatrización y rigidez de los pulmones, lo que dificulta la respiración. Los síntomas incluyen tos seca, dificultad para respirar y fatiga.
  • Cáncer de pulmón: Es un tipo de cáncer que se origina en los pulmones, generalmente debido al consumo de tabaco. Los síntomas pueden incluir tos persistente, dificultad para respirar, dolor en el pecho, pérdida de peso y tos con sangre.
  • Enfermedades respiratorias infecciosas: Incluyen enfermedades como la gripe, el resfriado común, la tuberculosis y la bronquiolitis. Estas enfermedades son causadas por virus o bacterias y pueden afectar diferentes partes del sistema respiratorio.
  • Fibrosis pulmonar: Es una enfermedad en la que los tejidos pulmonares se vuelven cicatrizados y rígidos, lo que dificulta la respiración. Los síntomas incluyen tos seca, dificultad para respirar, fatiga y pérdida de peso.

Estas son solo algunas de las principales enfermedades del aparato respiratorio. Es importante consultar a un médico si se experimentan síntomas respiratorios persistentes o preocupantes, ya que un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden ayudar a controlar estas enfermedades y mejorar la calidad de vida.

Conclusiones

El aparato respiratorio humano es vital para la vida, ya que proporciona el oxígeno necesario para el funcionamiento de todas las células del cuerpo y elimina el dióxido de carbono, un producto de desecho del metabolismo celular.

Un funcionamiento adecuado del sistema respiratorio es esencial para mantener la salud y el bienestar.

Bibliografía

  1. E. Tardío, E. Sánchez. Bases anatómicas, fisiológicas e inmunológicas del aparato respiratorio. Manual de Neumología Pediátrica, Sociedad Española de Neumología Pediátrica, 2011.
  2. West MD, PhD, DSC. Fisiología respiratoria 9° edición John B 2012.