Síndrome de X frágil. Abordaje genético y terapéutico

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 28

Autor principal (primer firmante): Ana Cristina Pueyo Solsona

Fecha recepción: 08/01/2024

Fecha aceptación: 04/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 28

Autores:

Ana Cristina Pueyo Solsona

Belén de Miguel Castón

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Erica Marín Rayego

Narjiss Ferrer Sahli

Alejandra De la Torre Herreria

Daniel Peña Vicastillo

Palabras clave:

Síndrome de X Frágil, mutación genética, tratamiento, terapia génica, trastorno del desarrollo.

Resumen

El Síndrome de X Frágil es una enfermedad genética hereditaria que afecta el cromosoma X y está asociada con discapacidades intelectuales y del desarrollo.

publica-articulo-revista-ocronos

Este artículo proporciona una visión general detallada del Síndrome de X Frágil, su causa genética, manifestaciones clínicas, enfoques terapéuticos actuales y las investigaciones más recientes en terapia génica para abordar esta condición.

Abstract

Fragile X Syndrome is a hereditary genetic disorder affecting the X chromosome and is associated with intellectual and developmental disabilities.

This article provides a detailed overview of Fragile X Syndrome, its genetic cause, clinical manifestations, current therapeutic approaches, and the latest research in gene therapy to address this condition.

Introducción al Síndrome de X Frágil

El Síndrome de X Frágil (SXF) es una condición genética hereditaria que afecta el cromosoma X y es una de las principales causas hereditarias de discapacidad intelectual y trastornos del desarrollo. Esta afección recibe su nombre debido a una mutación en el gen FMR1 (Fragile X Mental Retardation 1) que lleva a una región de repeticiones anormales de secuencias de tripletes de CGG en el ADN.

Estas repeticiones ampliadas pueden interferir con la expresión normal del gen y producir una proteína llamada FMRP (Proteína Relacionada al Retraso Mental del Cromosoma X), cuya ausencia o deficiencia está asociada con los síntomas característicos del Síndrome de X Frágil.

El SXF es una condición genética ligada al cromosoma X y afecta principalmente a varones, ya que generalmente heredan un solo cromosoma X. Sin embargo, las mujeres con una copia mutada del gen FMR1 pueden ser portadoras y pueden presentar síntomas en algunos casos.

La frecuencia del Síndrome de X Frágil es de aproximadamente 1 de cada 4,000 a 5,000 varones y 1 de cada 7,000 a 8,000 mujeres en la población general.

El diagnóstico de esta afección se realiza a través de pruebas genéticas, como el análisis de ADN, que identifican la expansión de repeticiones de CGG en el gen FMR1. Estas pruebas también pueden realizarse en mujeres para identificar el estado de portadora.

Importancia del gen FMR1 y su relación con la proteína FMRP

El gen FMR1 es crucial en la producción de la proteína FMRP, la cual desempeña un papel fundamental en la función cerebral normal. La proteína FMRP se encuentra en las neuronas y está involucrada en la regulación de la síntesis de proteínas en el cerebro, así como en la formación y el fortalecimiento de las conexiones entre las células nerviosas (sinapsis). Estos procesos son esenciales para la función cerebral normal y el desarrollo cognitivo.

La mutación en el gen FMR1, que resulta en la expansión de repeticiones de CGG, interrumpe la producción de la proteína FMRP o reduce su actividad funcional.

Esta deficiencia de FMRP conlleva a una serie de alteraciones en el funcionamiento cerebral, lo que puede causar discapacidad intelectual, trastornos del lenguaje, problemas de aprendizaje, comportamientos repetitivos y dificultades sociales y emocionales en las personas afectadas por el Síndrome de X Frágil.

El entendimiento de la relación entre el gen FMR1 y la proteína FMRP es crucial para comprender las bases genéticas y moleculares de esta condición, así como para el desarrollo de estrategias terapéuticas dirigidas a abordar las deficiencias en la función de la proteína FMRP en el cerebro de los individuos afectados por el Síndrome de X Frágil.

Manifestaciones clínicas y características del Síndrome de X Frágil

El Síndrome de X Frágil (SXF) presenta una amplia variedad de manifestaciones clínicas que pueden afectar el desarrollo cognitivo, el comportamiento y las características físicas de las personas afectadas. Estas manifestaciones pueden variar significativamente entre individuos, desde síntomas leves hasta formas más graves de la condición.

Algunas de las características clínicas comunes del SXF incluyen:

Discapacidad intelectual

Gravedad puede variar desde un retraso cognitivo leve hasta discapacidad intelectual moderada o severa. Los afectados pueden tener dificultades en el aprendizaje, comprensión y en la adquisición de habilidades académicas.

Trastornos del comportamiento

Las personas con SXF pueden presentar una serie de trastornos del comportamiento. Estos pueden incluir hiperactividad, impulsividad, dificultades para mantener la atención (trastorno por déficit de atención e hiperactividad – TDAH), ansiedad, problemas sensoriales (hipersensibilidad a los estímulos sensoriales), y dificultades en las interacciones sociales, como trastorno del espectro autista (TEA) en algunos casos.

Características físicas

Existen ciertas características físicas que pueden ser observadas en personas con SXF, aunque no están presentes en todos los casos.

Algunas de estas características pueden incluir orejas grandes y prominentes, frente amplia y mandíbula prominente, articulaciones laxas, pie plano, hiperlaxitud en las articulaciones y problemas en el habla.

Variabilidad en la expresión clínica

Es importante destacar que la expresión clínica del Síndrome de X Frágil puede variar considerablemente entre individuos. Algunos pueden tener síntomas más leves y sutiles que pueden no ser diagnosticados hasta la edad adulta, mientras que otros pueden presentar discapacidades intelectuales y del desarrollo más significativas que se detectan desde temprana edad.

Esta variabilidad puede dificultar el diagnóstico y el manejo clínico, ya que los síntomas pueden ser diferentes en cada individuo afectado.

La amplia gama de manifestaciones clínicas en el Síndrome de X Frágil subraya la complejidad de esta condición genética y destaca la importancia de una evaluación médica integral y un enfoque multidisciplinario para el diagnóstico, tratamiento y manejo de las personas afectadas.

Un equipo médico especializado puede ayudar a identificar y abordar las necesidades específicas de cada persona con SXF, adaptando estrategias terapéuticas y de apoyo a sus necesidades individuales.

Conclusiones generales

El Síndrome de X Frágil presenta desafíos significativos en la salud y el desarrollo cognitivo de las personas afectadas. A pesar de los tratamientos actuales que se centran en el manejo de los síntomas, la terapia génica ha surgido como un campo prometedor para abordar la causa subyacente del trastorno.

Los avances en la investigación genética y la terapia génica ofrecen esperanzas de futuros tratamientos más específicos y efectivos para mejorar la calidad de vida de quienes viven con esta condición genética.

Bibliografía

  1. Hagerman RJ, Hagerman PJ. Fragile X Syndrome: Diagnosis, Treatment and Research. 3rd ed. Baltimore: The Johns Hopkins University Press; 2002.
  2. Lozano R, Azarang A, Wilaisakditipakorn T, Hagerman RJ. Fragile X Syndrome: A Review of Clinical Management. Intractable Rare Dis Res. 2016;5(3):145-57.
  3. National Fragile X Foundation. Fragile X Syndrome [Internet]. Disponible en: https:// fragilex.org/
  4. O’Donnell WT, Warren ST. A decade of molecular studies of fragile X syndrome. Annu Rev Neurosci. 2002;25:315-38.
  5. Rousseau F, Rouillard P, Morel M-L, Khandjian EW, Morgan K. Prevalence of carriers of premutation-size alleles of the FMRI gene—and implications for the population genetics of the fragile X syndrome. Am J Hum Genet. 1995;57(5):1006-18.
  6. Tassone F, Hagerman RJ, Iklé DN, Dyer PN, Lampe M, Willemsen R, et al. FMRP expression as a potential prognostic indicator in fragile X syndrome. Am J Med Genet. 1999;84(3):250-61.