Síndrome de Wellens: Una infrecuencia cardiaca de peligro

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 5–Mayo 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº5: 210-2

Autor principal (primer firmante): Santiago Andrés Vintimilla Pesántez

Fecha recepción: 21 de mayo, 2021

Fecha aceptación: 25 de mayo, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(5): 210-2

Autor:

Santiago Andrés Vintimilla Pesántez 1

1 Médico Rural del Hospital Misereor de Gualaquiza

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Resumen

El síndrome de Wellens es un síndrome coronario agudo, con gran riesgo de enfermedad isquémica miocárdica y que amenaza la vida. Cabe recalcar que no siempre un proceso agudo, y puede manifestarse en periodos de semanas y su desenlace es un Infarto Agudo Inminente de Miocardio de la pared anterior.

El objetivo de esta investigación radica en la importancia de detección de esta patología de manera oportuna, debido a que, aun siendo infrecuente, tiene una alta mortalidad en pacientes que lo presentan y no tienen una detección precoz.

Palabras clave:

SÍNDROME DE WELLENS.

ONDAS T INVERTIDAS.

REVASCULARIZACIÓN CORONARIA.

INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO.

publica-articulo-revista-ocronos

Abstract

Wellens´s síndrome is an acute coronary síndrome, what has a high risk of myocardial ischemic and treats the life. It´s important to mention that It´s not often an acute process, it can show us in weeks and the final step is the Myocardial Infarction on the anterior wall.

The objective of this review remains in the importance about timely detection of this pathology, due to the fact that, although this pathology is not frequent, it has a high mortality rate in patients that present it and they are not detected properly.

Key words

WELLENS´S SYNDROME

INVERTED T WAVES

CORONARY REVASCULARIZATION

ACUTE MYOCARDIAL INFARCTION

Introducción

El síndrome de Wellens es la presencia de dolor torácico, más cambios de la onda T en las derivaciones precordiales; a esto se le añade cambios mínimos o nulos de los marcadores de daño del miocardio, ausencia de ondas Q y la progresión de onda R en las derivaciones precordiales; junto con mínima elevación o nula elevación del segmento ST.

Brevemente, los cambios electrocardiográficos pueden manifestarse, inclusive sin dolor torácico; además, existen 2 patrones en el electrocardiograma que se pueden identificar: la más frecuente es la presencia de ondas T negativas, conocida como tipo 1, con una frecuencia del 76%, y evidenciable en V2 – V3 en la mayoría de los casos de Síndrome de Wellens; el otro patrón electrocardiográfico es la tipo 2, donde se encuentran ondas T isodifásicas (1)(2). Este síndrome se correlaciona con estenosis severa proximal de la Arteria Descendente Anterior (3)(4)(5).

Esta patología es un periodo previo de Infarto Agudo de Miocardio que se asocian con obstrucciones en la Arteria Descendente Anterior Izquierda, en el segmento proximal (6)(7).

Las causas del síndrome de Wellens son similares a cualquier afección que cause cardiopatía cardíaca, tales como:

  • Placa aterosclerótica
  • Vasoespasmo de arteria coronaria
  • Hipoxia
  • Aumento de la demanda cardíaca (8).

Los factores de riesgo del Síndrome de Wellens son idénticos a los de un síndrome coronario agudo, tales como: Diabetes Mellitus, Hipertensión, edad avanzada e historia familiar de enfermedad coronaria, hipercolesterolemia, hiperlipidemia y síndrome metabólico (9)(10).

Desarrollo de la enfermedad

El síndrome de Wellens resulta de una obstrucción temporal de la arteria coronaria descendente anterior, generalmente causado por la ruptura de una placa aterosclerótica que conduce a la oclusión de la misma, con posterior lisis del coágulo u otra interrupción de la oclusión antes de que se haya producido un infarto de miocardio completo. Los cambios en el electrocardiograma del síndrome de Wellens se presumen que es generado por espasmo de la arteria coronaria. Otra hipótesis es causada por isquemia-reperfusión transmural repetitiva que conduce a edema miocárdico.

El espectro de esta patología es muy amplio, y su conocimiento y alta sospecha clínica para su diagnóstico, especialmente en sus presentaciones raras de ondas T bifásicas es la clave para evitar consecuencias catastróficas. Los criterios para el diagnóstico son: historia previa de dolor torácico, sin elevación de marcadores cardiacos o elevación 2 veces el límite normal de los valores referenciales, segmento ST isoeléctrico o ligeramente elevado, sin ondas Q precordiales, sin pérdida de las ondas R en derivaciones precordiales, y ondas T simétricamente invertidas o, menos común, ondas T bifásicas en derivaciones precordiales (11).

Diagnóstico y manejo terapéutico

Las manifestaciones clínicas pueden asemejarse a un cuadro de Angina Inestable, acompañado de disnea, diaforesis, nausea/vómito, presíncope/síncope; sin embargo, la posibilidad de esta patología aumenta cuando el paciente presenta factores de riesgo cardiovascular (12). En el patrón electrocardiográfico, se pueden evidenciar anormalidades de la onda T en las derivaciones anteriores, invertidas, profundas y simétricas en las derivaciones V2 y V3; aunque ocasionalmente se puede encontrar en las derivaciones V1, V4, V5 y V6, u ondas T bifásicas en las derivaciones V2 y V3 y el segmento ST ligeramente elevado o isoeléctrico (13). Un diagnóstico y una intervención precoz conlleva a buenos resultados (14)(15)(16).

El manejo farmacológico de esta patología no es suficiente, debido a que el 75% de los pacientes con este síndrome desarrollarán Infarto Agudo de Miocardio de la pared anterior. Un punto importante es no llevar al paciente a realizar una prueba de estrés, porque puede provocar un Infarto Agudo de Miocardio de la pared anterior (17).

Una vez reconocido este síndrome, las medidas generales, tales como uso de nitratos, y betabloqueadores y uso de terapia antiplaquetaria con inhibidores de los receptores P2Y12, debe ser iniciado en emergencia, coordinación con Cardiología para tratamiento con Angiografía Coronaria invasiva y seguido de revascularización coronaria. Aunque los cambios de la onda T en pacientes con Síndrome de Wellens son observados en pacientes asintomáticos, y aunque responden adecuadamente al manejo farmacológico, al final terminan requiriendo revascularización. Si se evidencia una oclusión significativa de la arteria descendente anterior, la Intervencionismo Coronario Percutáneo o la cirugía bypass coronaria deberían realizarse para prevenir infarto agudo anterior de miocardio. Cuando solo se maneja esta patología con terapia a base de medicamentos únicamente, el 75% de los pacientes con este síndrome desarrollan infarto de la pared anterior dentro de 1 semana (18)(19).

Conclusiones

Esta patología tiene un impacto importante en pacientes con presencia de comorbilidades, y que, además, tiene una presentación previa con cambios electrocardiográficos no tan sutiles, por lo cual, es imperativo considerar el ingreso a pacientes con presencia de Angina Inestable y la realización de un electrocardiograma, debido a que, con esto, las manifestaciones clínicas y la presencia de comorbilidades, se puede diagnosticar esta patología y tratar de manera oportuna; por lo que, el diagnóstico tanto clínico y electrocardiográfico definirá el diagnóstico precoz y manejo adecuado y oportuno.

IMÁGENES A CONSIDERAR

Figure 1. Electrocardiograma de Síndrome de Wellens, tipo 1, con inversión de onda T en V2, V3, V4 y V5.

1-electrocardiograma-sindrome-wellens-tipo-1

Fuente: Martínez-Losas, Viana-Tejedor, Freitas-Ferraz, & Ruiz-Mateos. Síndrome de Wellens (1)

Figura 2. Electrocardiograma demostrando el patrón de Síndrome de Wellens en derivaciones V1 – V6, con mayor profundidad en V2 y V3.

2-electrocardiograma-sindrome-wellens-derivaciones-V1-V6

Fuente: Miner B, Hart EH. StatPearls Publishing (8).

Figura 3. Electrocardiograma con demostración de inversión de onda T de V2 a V5

3-electrocardiograma-sindrome-wellens-inversion-onda-T-V2-V5

Fuente: Udechukwu N, Shrestha P, Zeeshan M, Donato A. Wellens’ syndrome: a close call (20).

Contribución del autor

Vintimilla S: Concepción y diseño del autor. Recolección de datos, revisión bibliográfica, escritura y análisis del artículo con lectura y aprobación de la versión final.

Información del autor

Santiago Andrés Vintimilla Pesántez: Médico Rural del Hospital Misereor – Gualaquiza. ORCID: https://orcid.org/ 0000-0003-1450-6128

Disponibilidad de datos

Los datos fueron recolectados de revistas y bibliotecas virtuales y está a disposición.

Declaración de intereses

El autor no reporta conflicto de intereses.

Agradecimientos

A mi mamá, mi papá, tíos, abuelos, al doctor Aguirre; y a todos quienes no creyeron en mí, porque eso me impulsó a demostrarles que sí se puede.

Autorización de publicación

El autor autoriza su publicación en la Revista Ocronos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.       Martínez-Losas P, Viana-Tejedor A, Freitas-Ferraz A, Ruiz-Mateos B. Síndrome de Wellens. SEMERGEN – Medicina de Familia. 2015; 41(7): p. 2.

2.       Ghizzoni G, Sciatti E, Vizzardi E, Bonadei I, Fabbricatore D, Metra M. Wellens’ syndrome: a case report with atypical features. Monaldi Archives for Chest Disease. 2019;89(3) p. 3. doi:10.4081/ monaldi.2019.1093

3.       Torelli E, Sardeo F, Nuzzo E, Cicchinelli S, Petrucci M, Pignataro G, et al. Wellens Syndrome without chest pain, is it possible? European Review for Medical and Pharmacological Sciences. 2020; 24(14): p. 4.

4.       Al-Assaf O, Abdulghani M, Musa A, AlJallaf M. Wellen’s Syndrome: The Life-Threatening Diagnosis. Circulation. 2019;140(22):1851-1852. doi:10.1161/ CIRCULATIONAHA. 119.043780

5.       Ozdemir S, Cimilli Ozturk T, Eyinc Y, Onur OE, Keskin M. Wellens’ Syndrome – Report of two cases. Turkish Journal of Emergency Medicine. 2016;15(4):179-181. Publicado el 11 de Marzo de 2016. doi:10.1016/ j.tjem.2014.07.002

6.       Flores Umanzor EJ, Vannini L, San Antonio R, Sanchez Somonte P, Martín-Yuste V. Wellens’ syndrome. Ilustración Médica. Barcelona: University of Barcelona, Cardiology Department, Hospital Clinic.; 8 Junio 2016.10.1007/s11739-016-1483-x.

7.       Das D, Almajed NS. Wellens syndrome. Canadian Medical Association Journal. 2016; 188(7), p. 1.

8.       Miner B, Hart EH. StatPearls Publishing. [Online]; 2019. Acceso 21 de Diciembrede 2019. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK482490/.

9.       Chen Ym, Song x. Wellens’ syndrome: a life-saving diagnosis. Revisión Bibliográfica. Beijing: General Hospital of Chinese, Department of Cardiology.10.5830/ CVJA-2019-010.

10.     Wang Jy, Chen H, Su X, Zhang Zp. Wellens’ syndrome in a 22-year-old man. Reporte de Caso. Wuhan: Wuhan Asia heart hospital, Department of Cardiology. 10.1016/j.ajem.2015.09.043.

11.     Coutinho Cruz, Luiz I, Ferreira L, Cruz Ferreira R. Wellens’ Syndrome: A Bad Omen. Revisión Bibliografíca. Lisbon: Centro Hospitalar de Lisboa Central, Cardiology Department / Internal Medicine Department.10. 1159/000455911.

12.     Kyaw K, Latt H, Myint Aung SS, MinTun N, Phoo WY, Yin HH. Atypical Presentation of Acute Coronary Syndrome and Importance of Wellens’ Syndrome. The American Journal of Case Reports. 2018; 19: p. 4.

13.     Karen M. Marzlin; Wellens Syndrome. AACN Advanced Critical Care. Publicado el 15 de Septiembre de 2018; 29 (3): 360–364. doi: https://doi.org/ 10.4037/aacnacc2018289.

14.     Mai H, Lan X, Lu D, Zhang Y, Zhang A, Zhang T. Wellens’ Syndrome with a proximal left anterior descending artery occlusion. Reporte de Caso. Guangdong: Guangzhou Overseas Chinese Hospital, Department of internal neurology / Department of internal cardiology.10.1002/ccr3.479.

15.     Liu M, Han C, Ke J, et al. Wellenoid T-wave is an important indicator for severe coronary artery stenosis. International Journal of Cardiology. 2016;209:22-23. doi:10.1016/ j.ijcard.2016.02.036.

16.     Rosales-Castillo A, Plaza-Carrera J. Wellens’ syndrome. Síndrome de Wellens. Revista Clínica Española. 2017;217(8):491. doi:10.1016/ j.rce.2017.07.002

17.     Ashraf F. Wellens syndrome, a predictor of critical left anterior descending artery stenosis. British Medical Journal. 2016;(1): p. 2.

18.     Ramires, T. G., Sant’Anna, J., Pais, J., & Picarra, B. C. (2018). Wellens’ syndrome: a pattern to remember. British Medical Journal: case reports, 2018, bcr2018224582. https://doi.org/ 10.1136/bcr-2018-224582.

19.     Wang X, Sun J, Feng Z, Gao Y, Sun C, Li G. Two case reports of Wellens’ syndrome. Journal of International Medical Research. 2018; 46(11): 4845-4851. doi:10.1177/ 0300060518800857

20.     Udechukwu N, Shrestha P, Zeeshan M, Donato A. Wellens’ syndrome: a close call. British Medical Journal. 2018;: p. 3.