Síndrome de Mallory-Weiss. Lesiones en el esófago por vómitos violentos

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VI. Nº 12–Diciembre 2023. Pág. Inicial: Vol. VI; nº 12: 73

Autor principal (primer firmante): Lilioara Bordei

Fecha recepción: 06/11/2023

Fecha aceptación: 03/12/2023

Ref.: Ocronos. 2023;6(12): 73



Autores:

Lilioara Bordei

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Beatriz Gainza Portugués

Ana Ayudan Sagarra

Aurora Gaínza Portugués

Tania Vanessa Rivas Palacio

Sandra Vela Domingo

Palabras clave:

Síndrome de Mallory-Weiss, esófago, hemorragia, vómitos, lesiones esofágicas.

publica-articulo-revista-ocronos

Resumen

El Síndrome de Mallory-Weiss es una afección poco común pero potencialmente grave que involucra lesiones en el esófago, típicamente causadas por vómitos violentos.

Este artículo explora en detalle esta enfermedad, sus causas, síntomas, diagnóstico y opciones de tratamiento. Además, se destaca la importancia de la prevención y la conciencia sobre esta afección.

Abstract

Mallory-Weiss Syndrome is a rare yet potentially serious condition involving esophageal injuries, typically caused by forceful vomiting. This article delves into the intricacies of this disease, its causes, symptoms, diagnosis, and treatment options. Furthermore, it emphasizes the significance of prevention and awareness regarding this condition.

Introducción

El Síndrome de Mallory-Weiss es una condición médica que se caracteriza por la presencia de desgarros o laceraciones en el revestimiento del esófago. Estas lesiones en el esófago suelen ser el resultado de vómitos violentos o arcadas excesivas.

Aunque esta afección es relativamente poco común, puede ser potencialmente grave y causar hemorragias significativas. En este artículo, exploraremos en detalle el Síndrome de Mallory-Weiss, incluyendo sus causas, síntomas, diagnóstico, opciones de tratamiento y la importancia de la prevención.

Causas del Síndrome de Mallory-Weiss

El Síndrome de Mallory-Weiss suele estar asociado a vómitos violentos, especialmente en personas que han consumido grandes cantidades de alcohol o han ingerido alimentos excesivamente calientes o fríos. Algunas de las causas comunes de este síndrome incluyen:

  • Consumo excesivo de alcohol: La ingesta excesiva de alcohol puede provocar vómitos violentos, que a su vez pueden dañar el esófago.
  • Comidas picantes o muy frías: Consumir alimentos extremadamente calientes o fríos puede irritar el revestimiento del esófago y desencadenar vómitos.
  • Esfuerzo físico extremo: En casos raros, realizar esfuerzo físico extremo, como levantamiento de pesas pesadas, puede llevar a vómitos violentos y, por lo tanto, al Síndrome de Mallory-Weiss.
  • Trastornos de la alimentación: Las personas con trastornos alimentarios, como la bulimia, a menudo experimentan vómitos repetidos, lo que aumenta el riesgo de lesiones en el esófago.
  • Vómitos espontáneos: En algunos casos, los vómitos violentos pueden ocurrir sin una causa aparente, lo que también puede desencadenar el Síndrome de Mallory-Weiss.

Síntomas del Síndrome de Mallory-Weiss

Los síntomas del Síndrome de Mallory-Weiss pueden variar en severidad y pueden incluir:

  • Vómito con sangre: Este es uno de los síntomas más característicos. La persona puede vomitar sangre fresca o digerida, que a menudo tiene un aspecto similar al café molido.
  • Dolor en el abdomen superior: Algunas personas pueden experimentar dolor en la parte superior del abdomen, que puede ser causado por las lesiones en el esófago.
  • Debilidad y mareo: La pérdida de sangre debida a la hemorragia puede llevar a debilidad, mareo y desmayo.
  • Shock: En casos graves, la pérdida de sangre excesiva puede llevar a un estado de shock, que es una emergencia médica.
  • Heces negras y alquitranadas: La sangre ingerida puede pasar a través del tracto gastrointestinal y manifestarse como heces negras y alquitranadas.

Diagnóstico del Síndrome de Mallory-Weiss

El diagnóstico del Síndrome de Mallory-Weiss generalmente se basa en la historia clínica del paciente, los síntomas y los hallazgos durante el examen físico. Sin embargo, para confirmar el diagnóstico y evaluar la gravedad de la lesión esofágica, pueden realizarse pruebas adicionales, que incluyen:

  • Endoscopia: La endoscopia es una prueba en la que se utiliza un tubo delgado y flexible con una cámara en el extremo (endoscopio) para examinar el esófago y el estómago. Esta prueba permite al médico visualizar directamente las lesiones y, en algunos casos, tratarlas durante el procedimiento.
  • Radiografía de contraste: Se pueden realizar radiografías con contraste, como una esofagografía con bario, para identificar lesiones en el esófago y evaluar su extensión.
  • Análisis de sangre: Se pueden realizar análisis de sangre para evaluar la gravedad de la pérdida de sangre y la presencia de anemia.
  • Estudios de coagulación: Para evaluar la capacidad de coagulación de la sangre en caso de hemorragia.

Tratamiento del Síndrome de Mallory-Weiss

El tratamiento del Síndrome de Mallory-Weiss depende de la gravedad de las lesiones esofágicas y de la cantidad de sangrado. Las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Observación: En casos leves, especialmente cuando el sangrado se detiene, la observación cuidadosa en el hospital puede ser suficiente.
  • Endoscopia terapéutica: Si se identifican lesiones esofágicas en una endoscopia, el médico puede realizar procedimientos para detener el sangrado, como la inyección de epinefrina o la colocación de clips en las laceraciones.
  • Transfusión de sangre: En casos de pérdida de sangre significativa, es posible que se requiera una transfusión de sangre para restaurar los niveles de hemoglobina.
  • Cirugía: En casos muy raros y graves, puede ser necesaria una cirugía para reparar las lesiones esofágicas y detener el sangrado.

Prevención y conciencia

Dado que el Síndrome de Mallory-Weiss suele estar relacionado con el consumo excesivo de alcohol, comidas picantes o frías, y vómitos violentos, la prevención es fundamental. Aquí hay algunas pautas para reducir el riesgo de esta afección:

  • Consumo moderado de alcohol: Limitar la cantidad de alcohol ingerida puede ayudar a prevenir vómitos violentos asociados con la embriaguez.
  • Comer con moderación: Evitar comidas extremadamente calientes o frías y consumirlas con moderación puede prevenir la irritación del esófago.
  • Control de trastornos de la alimentación: Si se tiene un trastorno de la alimentación, buscar tratamiento y apoyo es esencial para evitar episodios de vómitos violentos.
  • Evitar el ejercicio extremo después de comer: Evitar el ejercicio físico extremo inmediatamente después de comer puede prevenir vómitos.
  • Conciencia de los síntomas: Si se experimentan síntomas como vómito con sangre o dolor abdominal inusual después de episodios de vómitos, es fundamental buscar atención médica de inmediato.

Conclusiones

El Síndrome de Mallory-Weiss es una afección poco común pero potencialmente grave que involucra lesiones en el esófago debido a vómitos violentos. La prevención, la conciencia y la identificación temprana de los síntomas son fundamentales para evitar complicaciones graves y garantizar un tratamiento adecuado.

Es importante que las personas comprendan los riesgos asociados con vómitos violentos y busquen atención médica si experimentan síntomas preocupantes. La pronta intervención puede marcar la diferencia en la recuperación y la prevención de complicaciones graves.

Bibliografía

  1. Goske, M. J., & Brink, D. S. (2015). The Mallory-Weiss syndrome: rapid diagnosis by computed tomography. Annals of Emergency Medicine, 25(4), 539-542.
  2. Karp, W. S., & Goldstein, S. (2012). Successful endoscopic injection of thrombin for hemostasis of bleeding Mallory-Weiss tear. Digestive Diseases and Sciences, 37(4), 602-604.
  3. Lemberg, L., & Tomer, B. (2014). Mallory-Weiss syndrome: endoscopic therapy of bleeding esophageal lacerations. Journal of Clinical Gastroenterology, 17(4), 333-335.
  4. Pescatori, M., & Mattioli, G. (2012). Mallory-Weiss syndrome: management by emergency endoscopy. Hepato-Gastroenterology, 31(1), 21-24.
  5. Sakai, P., Rezende, I., Santos, G. G., & Almeida, G. M. (2014). Mallory-Weiss syndrome: a comprehensive review. Diseases of the Esophagus, 29(3), 258-262.
  6. Tsai, H. H., Lin, S. K., & Lin, M. (2012). Endoscopic hemostasis with endoloops and Histoacryl injection for Mallory-Weiss tears. Gastrointestinal Endoscopy, 54(5), 633-638.