Síndrome de burnout y estrategias para prevenirlo y afrontarlo

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 237

Autor principal (primer firmante): Raquel Pérez Torcal

Fecha recepción: 07/05/2024

Fecha aceptación: 04/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 237

Autores y categoría profesional:

Perez Torcal, Raquel. Graduada en Enfermería

Mallen Perez, Ainhoa. Graduada en Enfermería.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Martell Blanco, Maylin. Graduada en Enfermería.

Salvador Moreno, Noemi. Graduada en Enfermería.

Guerrero Martínez, Antonia. Graduada en Enfermería.

Rubio Sánchez, Cristina. Graduada en Fisioterapia.

Resumen

El síndrome de burnout fue reconocido por la OMS como un factor de riesgo laboral. Se trata de un afrontamiento inadecuado del estrés laboral que se cronifica en el tiempo y aparece un estado de agotamiento físico, emocional y mental. Es un proceso multifactorial y complejo, en el que se ven involucrados tanto factores personales como laborales, tiene una amplia variedad de sintomatología que abarca síntomas físicos como psicológicos, y puede afectar de forma grave tanto a la salud del trabajador como a la empresa. Por ello, es importante saber reconocer el síndrome para poder prevenirlo, y en aquellos casos que fuera necesario tomar las medidas necesarias para tratar sus síntomas.

Introducción

El síndrome de burnout o síndrome del trabajador quemado es un afrontamiento inadecuado del estrés laboral que se cronifica en el tiempo y aparece un estado de agotamiento físico, emocional y mental, con actitudes y sentimientos negativos propios y hacia el entorno laboral, apareciendo progresivamente una pérdida de interés por sus tareas laborales, llegando a alterar la autoestima y personalidad del trabajador. 1, 2

Existen diversas definiciones, pero la más utilizada es la de C. Maslach: “es una forma inadecuada de afrontar el estrés crónico, cuyos rasgos principales son el agotamiento emocional, la despersonalización y la disminución del desempeño personal”. También P. Gil-Monte lo define como: «una respuesta al estrés laboral crónico integrada por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el propio rol profesional, así como por la vivencia de encontrarse agotado». 2, 3

publica-articulo-revista-ocronos

La epidemiologia del síndrome de burnout varía según la población y la profesión, en general, se ha observado un aumento en su prevalencia en los últimos años. Especialmente las profesiones que más expuestas están son las que implican cuidado y ayuda a los demás, como la salud, la educación o el servicio social, ya que suelen estar más expuestas debido a las altas demandas emocionales y el estrés crónico asociado. Sin embargo, puede ocurrir en cualquier entorno laboral y afectar a trabajadores de otros campos, y darse en todo tipo de trabajadores, independientemente de su sector y responsabilidad (incluidos directivos/propietarios). Existe mayor riesgo en aquellos que están expuestas a situaciones de altos niveles de estrés y demanda laboral durante periodos prolongados, enfrentándose a altas cargas de trabajo y presión constante, y/o hay una gran discrepancia entre las expectativas laborales del trabajador y la realidad de las tareas, además de relaciones laborales conflictivas. 1, 2, 4

En el año 2000 el síndrome de burnout fue reconocido por la OMS como un factor de riesgo laboral. Es un proceso multifactorial y complejo en el que no solo se ve involucrado el estrés, si no que va más allá e intervienen diferentes factores de riesgo, tanto personales como de la empresa. 1, 2, 4

  1. Factores personales: baja tolerancia a la frustración y al estrés, sufrir cambios o circunstancias vitales estresantes, existencia de un desequilibrio en la vida del trabajador, ya sea en su entorno familiar o de amistad. También es un factor a tener en cuenta la edad, el género, y rasgos de personalidad como por ejemplo la competitividad, impaciencia, hiperexigencia y perfeccionismo.
  2. Factores laborales: falta de apoyo organizacional o mala organización y pocos recursos, la sobrecarga de trabajo y la falta de control sobre el propio trabajo por una inadecuada formación profesional, falta de liderazgo en la empresa y pobre estimulación, sobredimensionamiento de funciones y responsabilidades, mal ambiente laboral y falta de apoyo de los compañeros de trabajo y aislamiento, crisis en el desarrollo de la carrera profesional, pobres condiciones económicas, falta de orientación profesional, etc.

Respecto a su diagnóstico, se puede realizar a través de diferentes cuestionarios, siendo el más utilizado  el  Maslach Burnout Inventory  (MBI),  pero  también  encontramos Copenhagen Burnout Inventory (CBI), Oldenburg Burnout Inventory (OLBI), Cuestionario para la Evaluación del Síndrome de Quemarse en el Trabajo, cada uno de ellos evalúan aspectos diferentes en relación a los componentes clásicos del síndrome. 2

Aparece de forma gradual, y puede ser cíclica, es decir, se puede repetir en una misma persona varias veces en su proceso vital. Los 3 componentes básicos son: 1, 2, 5

  • Agotamiento emocional y físico
  • Despersonalización y cinismo
  • Disminución de la realización personal y rendimiento en el trabajo.

Todo ello puede llevar a padecer tanto problemas físicos y mentales (por ejemplo, cansancio, fatiga crónica, dolores de cabeza y de espalda, problemas digestivos y de alimentación, ansiedad, depresión, ira, frustración, adicciones, cambios de personalidad y en los hábitos de higiene, y sueño, desorganización, etc.), y problemas en las relaciones interpersonales tanto con los compañeros de trabajo, con la familia como con los amigos debido al estrés y la irritabilidad.

Presenta 4 fases con diferentes grados de intensidad, yendo desde síntomas leves hasta síntomas más graves: 1, 2

  • Leve: quejas vagas, cansancio, dificultad para levantarse a la mañana.
  • Moderado: cinismo, aislamiento, suspicacia, negativismo.
  • Tumba: enlentecimiento, automedicación con psicofármacos, ausentismo, aversión, abuso de alcohol o drogas.
  • Extremo: aislamiento muy marcado, colapso, cuadros psiquiátricos, suicidios.

Aunque este síndrome no solo tiene consecuencias para el trabajador, sino que la empresa u organización para la que trabaja también se ve afectada. Conforme avanza progresivamente, se sufre una pérdida de interés y pensamientos negativos hacia su trabajo, no pudiendo realizar las tareas correctamente, disminuyendo su compromiso, productividad, eficacia y rendimiento en el trabajo, dando un servicio de menor calidad y aumentando el grado de absentismo laboral y ausencias injustificadas, lo que afecta a los productos/servicios, pudiendo aumentar las quejas y reclamaciones, y llevaría a pérdidas económicas y fallos en los objetivos de la empresa. 4, 6

Es importante reconocer los factores de riesgos, promover medidas de prevención y manejo del estrés, así como reconocer los síntomas de forma temprana y buscar ayuda si es necesario para evitar complicaciones.

Objetivos

Objetivo general:

Realizar una revisión bibliográfica sobre el síndrome de burnout, y estrategias para prevenirlo y afrontarlo.

Metodología

Para llevar a cabo la revisión, se realizó una búsqueda bibliográfica en las bases de datos PUBMED y Google Scholar, además de páginas webs oficiales y de evidencia médica.

Las principales limitaciones fue el límite de tiempo, con un periodo de 10 años, y artículos completos gratuitos y de acceso abierto, en revistas clínicas básicas y de Enfermería. Se tuvieron en cuenta artículos en inglés y español.

Las palabras clave que se han utilizado: síndrome de burnout, estrés laboral. Utilizando como operadores boléanos “AND” y “OR”.

Discusión

Como se ha nombrado previamente, la importancia del síndrome de burnout radica en su impacto tanto en la salud y el bienestar de los individuos como en el rendimiento laboral y calidad de los servicios ofrecidos. Puede conducir a problemas de salud física y mental, siendo un proceso progresivo y gradual, yendo desde síntomas leves a síntomas más graves, en el que se ve alterada la calidad de vida de las personas, hasta tal punto que puede llegar a producir problemas de adicciones, y poner en riesgo su vida ya que puede producir el suicidio. Además, puede afectar negativamente la satisfacción laboral, la productividad y la calidad del trabajo realizado.

Por todo ello es importante detectar factores de riesgo, reconocer y abordar el síndrome de burnout, siendo crucial para promover entornos laborales saludables y productivos, prevenir el deterioro de la salud de los trabajadores y mejorar la eficacia organizacional.

Tanto las medidas que se recomiendan adoptar de forma preventiva como terapéutica para aprender a manejar el estrés en el entorno laboral son similares.

Estrategias para prevenirlo

Su prevención implica tomar medidas tanto a nivel individual, organizacional, e interpersonal, ya que este no se debe a un único factor ni agente. Algunas estrategias incluyen: 4, 6, 7

A nivel organizacional

  • Promover un clima laboral saludable: las organizaciones pueden implementar políticas y programas que fomenten un ambiente de trabajo positivo, que incluyan programas de acogida (onboarding) para enseñar cuales son los objetivos, organización y formas de trabajar, y definir las responsabilidades del empleado desde el primer momento, jornadas de formación continua, Realizar una evaluación continua de los recursos que dispone el trabajador y las cargas de trabajo, así como de los riesgos psicosociales, Fomentar la autonomía y confianza del empleado, y reconocimiento del desempeño, flexibilidad laboral y apoyo emocional.

A nivel individual

  • Fomentar el autocuidado: priorizar el bienestar personal mediante técnicas de manejo del estrés, ejercicio regular, alimentación saludable y descanso.
  • Establecer límites: aprender a decir no, y establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal para desconectar y evitar el agotamiento.
  • Buscar apoyo: Fomentar y mantener una red de apoyo social, para realizar actividades de ocio que permita desconectar del trabajo, y/o buscar ayuda de amigos, familiares, o profesionales de la salud mental cuando sea necesario.
  • Gestión del tiempo: organizar el tiempo de manera eficiente, estableciendo prioridades y delegando tareas cuando sea posible, permitiendo realizar pausas durante la jornada laboral.
  • Capacitación en el manejo del estrés: ofrecer formación en técnicas de manejo del estrés, resolución de problemas y resiliencia para ayudar a desarrollar habilidades para hacer frente a las demandas laborales.

A nivel interpersonal

  • Fomentar una dinámica grupal saludable y comunicación abierta: fomentar una comunicación abierta y honesta en el lugar de trabajo para abordar problemas y preocupaciones de manera constructiva, fomentar el trabajo en equipo, establecer sistemas participativos e implementar dinámicas grupales, y fomentar la escucha activa, formar a los directivos/jefes de departamentos sobre liderazgo y gestión de equipos, fomentar el vínculo social con actividades fuera del entorno laboral, como comidas, asistencia a congresos, excursiones, convenciones de empresa, etc.

Tratamiento

Su tratamiento generalmente conlleva un enfoque multidisciplinar que aborde tanto los síntomas físicos como psicológicos. Para ello es importante identificar las condiciones de trabajo deficientes y modificarlas. En casos de exposición prolongada puede ser necesario reubicar al trabajador, y buscar apoyo psicológico. 2, 3, 4, 6, 7

  • Intervención psicológica: la terapia puede ayudar a los individuos a identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos negativos asociados, y rectificar los hábitos adquiridos, y buscar un equilibrio entre su vida personal y profesional.
  • Red de apoyo emocional: buscar el apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo puede ser fundamental para ayudar a manejar el estrés y desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas.
  • Estrategias de manejo del estrés: aprender técnicas para disminuir el estrés y la ansiedad y promover el bienestar emocional como la relajación, meditación, mindfulness u otro tipo de prácticas puede ser de ayuda.
  • Cambio en el entorno laboral: si es posible, realizar cambios en el entorno laboral como reducir la carga de trabajo, aumentar el apoyo de compañeros y superiores, y establecer límites claros entre el trabajo y la vida personal, fomentar una buena atmosfera de equipo, y realizar una formación continua.
  • Descanso y autocuidado: tomarse tiempo para descansar, desconectar del trabajo, y cuidar de sí mismo, como hacer ejercicio físico y una buena alimentación es fundamental para recuperarse.
  • Medicación: en algunos casos, es necesario tratamiento médico para tratar los síntomas específicos asociados con el burnout, como la depresión o la ansiedad.

La prevención y tratamiento del síndrome de burnout es posible, se puede prevenir, minimizar y eliminar los factores de riesgo que lo provocan. Si se realiza un análisis y evaluación continua tanto al trabajador como al entorno laboral, se pueden evitar daños a la salud, y mantener o recuperar a un trabajador eficiente y motivado, por lo que tanto el entorno laboral, como social y familiar se verán beneficiados.

Conclusión

El síndrome de burnout puede afectar tanto a la calidad de vida del trabajador, de tal modo que puede llevar a sufrir adicciones e incluso poner en riesgo la vida del trabajador pudiendo provocar su suicidio. Pero no solo eso, sino que también tiene consecuencias para la empresa, ya que el trabajador tendrá una actitud más negativa hacia su entorno laboral, no realizando sus tareas correctamente, dando un servicio de menor calidad lo que llevaría a pérdidas económicas para la empresa.

Por ello, es importante realizar una evaluación continua para detectar los factores de riesgo, y sintomatología asociada en el trabajador, para poder prevenirlo, o en su caso tratarlo, creando un entorno laboral saludable, y por ende un trabajador comprometido y motivado con su labor.

Bibliografía

  1. Quirón prevención [Internet]: Síntomas del síndrome de burnout, ¿Cómo identificarlo? [última actualización julio 2018, visitado 2 abril 2024]. Disponible en: https://www.quironprevencion.com/blogs/e s/prevenidos/sintomas-síndrome-burnout- identificarlo#:~:text=El%20s%C3%ADndrome %20de%20burnout%20o,personalidad%2 0y%20autoestima%20del%20trabajador.
  2. Saborío Morales L, Hidalgo Murillo LF. Síndrome de burnout. Medicina. pierna. Costa Rica; 2015; 32(1): 119-124.
  3. Lovo J. Síndrome de burnout: un problema moderno. Revista entorno; 2021; 70: 110- 120.
  4. UNIR [Internet]: Como prevenir el síndrome de burnout [ última actualización octubre 2023, visitado el 1 abril 2024] Disponible en: https://www.unir.net/ingenieria/revista/ prevenir-síndrome-burnout/
  5. Mayo clinic [Internet]: Desgaste laboral: como detectarlo y tomar medidas. [última actualización marzo 2024; acceso 1 abirl 2024] Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/healthy-li festyle/adult-health/in-depth/burnout/ art- 20046642
  6. Asana [Internet]: Que es el burnout: Como identificarlo y prevenir el desgaste laboral [última actualización marzo 2024, visitado el 2 abril 2024] Disponible en: https://asana.com/es/resources/what-is-b urnout
  7. UE-OSHA [Internet]: Comprender y prevenir el agotamiento laboral [última actualización mayo 2022, visitado 3 abril 2024] Disponible en: https://oshwiki.osha.europa.eu/en/themes /understanding-and-preventing-worker- burnout