Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Síndrome burnout

sindrome-burnout

Incluido en la revista Ocronos. Vol. IV. Nº 10–Octubre 2021. Pág. Inicial: Vol. IV; nº10: 74

Autor principal (primer firmante): María Antonia González González

Fecha recepción: 23 de Septiembre, 2021

Fecha aceptación: 9 de Octubre, 2021

Ref.: Ocronos. 2021;4(10) 74

Autoras: María Antonia González González, Lucía Carreira Fernández, María del Carmen Fernández Flórez

El término «burnout» fue acuñado por primera vez en 1974 por Herbert Freudenberger, en su libro “Burnout: The High Cost of High Achievement”, también denominado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo, es un trastorno emocional que está vinculado con el ámbito laboral, el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. Puede tener consecuencias muy graves, tanto a nivel físico como psicológico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha procedido al reconocimiento oficial del burnout o “síndrome de estar quemado” o de desgaste profesional como enfermedad tras la ratificación de la revisión número 11 de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y

Problemas de Salud Conexos (CIE-11), aprobada el pasado año y cuya entrada en vigor se ha fijado para el próximo 1 de enero de 2022. Los síntomas más comunes son depresión y ansiedad, motivos de la gran mayoría de las bajas laborales.

El síndrome de burnout suele aparecer, en la mayoría de los casos, en las personas que han elegido su oficio de manera vocacional. Aunque al principio las manifestaciones y el malestar sólo se extienden a la vida laboral, finalmente también llegan a alcanzar, en casi todas las situaciones, la vida social y familiar del trabajador afectado.

Causas

El empleado que está expuesto de manera continua a, entre otros, altos niveles de estrés, carga de trabajo excesiva, poca autonomía, malas relaciones en el trabajo y ausencia de apoyo en su entorno, falta de formación para desempeñar las tareas, etc., puede llegar a padecer un estrés crónico que acabe provocando el burnout. Por ese motivo, el vínculo entre el estrés y el burnout es muy fuerte.

Todos los trabajadores tienen unas expectativas respecto a su actividad laboral que muchas veces no se ajustan a la realidad cotidiana y provocan que la adaptación a esa realidad se produzca de forma más lenta.

Síntomas

Las principales manifestaciones de este síndrome son:

Prevención

La prevención del síndrome del trabajador quemado debe comenzar en la empresa del empleado.

Para ello deben mejorar la organización y proveer de herramientas necesarias para que el trabajador pueda realizar sus tareas de forma adecuada y no tenga tanta sobrecarga laboral, adquiriendo también el trabajador por su parte una actitud asertiva.

Tipos

El síndrome del trabajador quemado puede dividirse en dos tipos:

  1. Burnout activo: El empleado mantiene una conducta asertiva. Se relaciona con elementos externos a la profesión.
  2. Burnout pasivo: Suele tener sentimientos de apatía y se relaciona con factores internos psicosociales.

Diagnóstico

Para poder diagnosticar el síndrome, los especialistas tienen que conocer los síntomas de la patología y realizar una entrevista clínica con el empleado que les permita averiguar si existe la sospecha de padecer la enfermedad. Además, conviene que el profesional conozca cómo es su situación dentro de la empresa y cómo está organizado el trabajo.

Consecuencias

El síndrome de burnout se caracteriza porque es un proceso que va creciendo de manera progresiva si no se toman medidas para impedirlo.

Esto puede provocar que el desgaste laboral evolucione y alcance otros aspectos como los ideales y la percepción de los logros. A medida que avanza, el trabajador puede tener dificultades para resolver problemas y ejecutar tareas que antes le resultaban sencillas.

La frustración comenzará a estar presente de manera constante, permanecerá en un estado continuo de agotamiento y los síntomas podrán evolucionar a estados más graves. En algunos casos, los trabajadores pueden llegar a abusar de los psicofármacos, del alcohol y las drogas.

Por último, algunos pueden llegar a tener síntomas depresivos, de psicosis e incluso tener ideas de suicidio.

Tratamiento

Las estrategias para tratar el burnout van encaminadas a reducir los niveles de estrés y ansiedad. Para empezar, puede seguir las siguientes medidas:

Bibliografía

  1. https://cuidateplus.marca. com/enfermedades/psiquiatricas/ sindrome-de-burnout.html
  2. http://www.medicosypacientes. com/articulo/la-oms-reconoce -como-enfermedad-el- burnout-o-sindrome- de-estar-quemado
  3. https://psicologiaymente. com/organizaciones/ burnout-sindrome- del-quemado
Salir de la versión móvil