Salud laboral: técnicas de prevención y concepto

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. Nº 2–Febrero 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; nº 2: 90

Autor principal (primer firmante): Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre

Fecha recepción: 13/01/2024

Fecha aceptación: 08/02/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(2): 90

Autores:

Franchesca del Socorro Tercero Izaguirre TCAE Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

María Teresa Martin Arranz TCAE.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Rossana Pinto Villavicencio TCAE Hospital Miguel Servet.

Nixa Ivania Espinoza Moreno TCAE Centro de Mayores Romareda.

Claudia Yarlene Rodríguez Moreno TCAE Hospital Miguel Servet

Dinca Faniesa Catín Medina TCAE C.R.P Nuestra Señora del Pilar.

Palabras clave:

Salud laboral, prevención de riesgos, accidente biológico

Introducción

La salud laboral, también conocida como salud ocupacional o salud en el trabajo, se refiere al conjunto de actividades y medidas destinadas a promover, mantener y mejorar el bienestar físico, mental y social de los trabajadores en su entorno laboral. El concepto de salud laboral aborda la relación entre el trabajo y la salud, reconociendo la importancia de crear condiciones laborales seguras y saludables.

publica-articulo-revista-ocronos

Entre los aspectos que abarca la salud laboral se encuentran la prevención de accidentes y enfermedades profesionales, la ergonomía para adaptar el entorno de trabajo a las características del trabajador, la gestión de factores psicosociales que puedan afectar la salud mental, la promoción de estilos de vida saludables en el ámbito laboral, y la formación y concienciación sobre temas de seguridad y salud.

Técnicas de prevención de riesgos

La prevención de riesgos laborales implica la identificación, evaluación y control de los riesgos que pueden surgir en el entorno laboral con el objetivo de evitar accidentes, enfermedades profesionales y mejorar la seguridad y salud de los trabajadores.

Aquí hay algunas técnicas comunes utilizadas para la prevención de riesgos laborales:

  • Evaluación de riesgos: Realizar evaluaciones periódicas para identificar y analizar los riesgos presentes en el lugar de trabajo. Esto implica la identificación de peligros, la evaluación de la exposición de los trabajadores y la determinación del nivel de riesgo asociado.
  • Control de riesgos: Implementar medidas para controlar o reducir los riesgos identificados. Esto puede incluir cambios en los procesos de trabajo, el uso de equipo de protección personal (EPP), mejoras en la infraestructura, o la introducción de tecnologías más seguras.
  • Formación y concienciación: Proporcionar formación adecuada a los trabajadores sobre los riesgos asociados con sus tareas, así como sobre las medidas preventivas y de seguridad que deben seguir. La concienciación es fundamental para fomentar una cultura de seguridad en la organización.
  • Ergonomía: Adaptar el entorno de trabajo y las condiciones laborales a las capacidades y necesidades de los trabajadores. Esto incluye el diseño de espacios de trabajo ergonómicos para prevenir lesiones musculoesqueléticas y mejorar el confort.
  • Programas de salud y bienestar: Implementar programas que fomenten estilos de vida saludables, promoviendo la actividad física, la alimentación balanceada y la gestión del estrés. Un estilo de vida saludable contribuye a reducir la probabilidad de enfermedades y accidentes.
  • Mantenimiento preventivo: Realizar inspecciones y mantenimientos regulares de maquinaria, equipos y sistemas para prevenir fallos y reducir la posibilidad de accidentes relacionados con el mal funcionamiento de equipos.
  • Normativas y cumplimiento legal: Asegurarse de cumplir con las normativas y regulaciones de salud y seguridad laboral establecidas por las autoridades competentes. Esto puede incluir la implementación de protocolos específicos y la realización de auditorías internas.
  • Investigación de incidentes: Analizar cualquier incidente o accidente ocurrido para identificar las causas subyacentes y tomar medidas correctivas para prevenir recurrencias.

En el ámbito sanitario, sanidad es de vital importancia debido a la naturaleza de las actividades desarrolladas y a la exposición a diversos riesgos inherentes a este entorno.

Consideraciones específicas en Sanidad

Podemos destacar algunas consideraciones específicas relacionadas con la salud laboral en el sector de la sanidad:

  1. Exposición a agentes biológicos: Los trabajadores de la salud a menudo están expuestos a agentes biológicos, como virus, bacterias y otros patógenos, debido al contacto directo con pacientes. La implementación de medidas de bioseguridad, el uso adecuado de equipos de protección personal (EPP) y la formación sobre la prevención de infecciones son esenciales.
  2. Carga física y emocional: El personal sanitario puede enfrentarse a cargas físicas y emocionales significativas debido a la naturaleza demandante del trabajo. La ergonomía en el diseño de los espacios de trabajo, la gestión del estrés y la promoción de la salud mental son aspectos cruciales para garantizar el bienestar de los trabajadores.
  3. Sustancias químicas y medicamentos: En entornos de atención médica, el manejo de sustancias químicas y medicamentos es común. Es importante implementar medidas de seguridad para evitar exposiciones no deseadas, proporcionar capacitación adecuada y garantizar la disponibilidad de información sobre los riesgos asociados.
  4. Prevención de riesgos biológicos: La vacunación y medidas de prevención específicas pueden ser necesarias para proteger a los trabajadores de la salud contra enfermedades infecciosas, especialmente en entornos donde hay mayor riesgo de transmisión.
  5. Gestión de residuos sanitarios: La correcta gestión de los residuos sanitarios, que a menudo incluyen materiales biológicos y productos contaminados, es esencial para prevenir la propagación de enfermedades y proteger al personal y al medio ambiente.
  6. Formación continua: La capacitación continua en temas de seguridad y salud laboral es crucial para el personal sanitario. Esto incluye actualizaciones sobre protocolos de seguridad, manejo de equipos médicos y técnicas de prevención.
  7. Planificación de la carga de trabajo: La gestión efectiva de la carga de trabajo y la programación de turnos que eviten la fatiga contribuyen a mantener un entorno laboral seguro y a preservar la calidad de la atención proporcionada.
  8. Gestión de la información y comunicación: La comunicación efectiva sobre riesgos y procedimientos de seguridad, así como la gestión adecuada de la información médica, son aspectos esenciales en la salud laboral en el sector sanitario.

Conclusión

La aplicación efectiva de estas técnicas anteriormente nombradas, contribuye a crear un entorno laboral más seguro y saludable, mejorando la calidad de vida de los trabajadores y reduciendo los costos asociados a accidentes y enfermedades laborales. La implementación de prácticas de salud laboral en el ámbito de la sanidad no solo protege a los trabajadores, sino que también tiene un impacto directo en la calidad de la atención médica ofrecida a los pacientes.

Las organizaciones suelen implementar programas de salud laboral para cumplir con normativas, mejorar la calidad de vida de los empleados, aumentar la productividad y reducir los costos asociados a enfermedades y accidentes laborales. La salud laboral es un componente esencial del bienestar general de los trabajadores y contribuye a la sostenibilidad y el éxito a largo plazo de las empresas.

Bibliografía

  1. Ruiz-Frutos, C., García, AM, Delclós, J., & Benavides, FG (2007). Salud laboral: conceptos y técnicas para la prevención de riesgos laborales. Revista española de salud pública, 81 (3), 327–328. https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid= S1135-57272007000300009&script=sci_art text
  2. Mirón Canelo, JA, Alonso Sardón, M., & Iglesias de Sena, H. (2010). Metodología de investigación en Salud Laboral. Medicina y seguridad del trabajo, 56 (221), 347–365. https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid= S0465-546X2010000400009&script=sci_art text
  3. Salud laboral. (2017, 9 de mayo). Comunidad de Madrid. https://www.comunidad.madrid/servicios/s alud/salud-laboral