Riesgos relacionados con los puestos con pantallas de visualización de datos

Con el avance de la tecnología, se han informatizado muchos procesos de trabajo en el ámbito sanitario como la digitalización de historias clínicas, radiografías, analíticas, procesos de esterilización, etc. Por ello, es muy frecuente el uso de equipos informáticos u otro tipo de pantallas de visualización en la mayoría de las unidades de los hospitales o centros de salud y no solo en los puestos meramente administrativos como son las consultas médicas o de enfermería, farmacia, almacenes, laboratorios, esterilización, quirófanos.

Autores: Laura Rodríguez Piñera, María del Mar Rodríguez Piñera, Estefanía Secades Castaño, Pablo   Portilla Sánchez

La normativa que regula este riesgo ergonómico es el R.D. 488/1997, de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización.

Un puesto de trabajo con equipos que incluyen Pantalla de visualización de Datos (PVD) es aquel que está constituido por un equipo con PVD provisto de teclado o dispositivo de introducción de datos, de un programa, de accesorios ofimáticos, de un asiento y mesa de trabajo y el entorno.

No todo trabajador que tiene una Pantalla de visualización de Datos (PVD) en su puesto de trabajo tiene tal consideración. Se considera trabajador de equipos con PVD cualquier trabajador que habitualmente y durante una parte relevante de su trabajo utilice un equipo con PVD. De una forma más precisa podemos decir que:

  • Se consideran trabajadores de equipos con PVD los que superan 4 horas/día o 20 horas/semana de trabajo efectivo con dichos equipos.
  • No se consideran trabajadores de equipos con PVD los que trabajan menos de 2 horas/día o 10 horas/semana con estos equipos.
  • Si se consideran trabajadores de equipos con PVD los que trabajando con estos equipos entre 2 a 4 horas/día o 10 a 20 horas/semana cumplan al menos cinco de estos requisitos:
    • Depender del equipo con PVD para hacer su trabajo sin tener medios alternativos.
    • No poder decidir voluntariamente sobre el uso del equipo con PVD.
    • Necesitar formación o experiencia específica en el uso del quipo exigidos por la empresa para realizar el trabajo.
    • Utilizar equipos con PVD durante periodos continuados de 1 hora o más.
    • Utilizar equipos con PVD a diario o casi a diario de la forma descrita en el punto anterior.
    • Que la obtención rápida de información a través de la PVD sea un requisito importante del trabajo.
    • Que las tareas exijan nivel alto de atención debido a las consecuencias que un error del operador puede desencadenar.

Los efectos sobre la salud del trabajo con Pantalla de visualización de Datos (PVD) son:

  • Fatiga visual.
  • Fatiga muscular. Disminución de la capacidad física del individuo debida, bien a una tensión muscular estática, dinámica o repetitiva, bien a una tensión excesiva del conjunto del organismo o bien a un esfuerzo excesivo del sistema psicomotor. Suele provocar cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, tendinitis en muñecas que pueden derivar si no se cumplen las condiciones adecuadas en las enfermedades profesionales como la Tendinitis de Quervain o síndrome del túnel carpiano.
  • Fatiga o carga mental: Debida al esfuerzo intelectual excesivo y provoca síntomas variados como cefalea, palpitaciones, diarrea, nerviosismo, insomnio, sueño agitado, etc.

Si el trabajo implica un mayor esfuerzo intelectual que físico hablaremos de «carga mental». El desarrollo tecnológico conlleva, al mismo tiempo que una reducción paulatina de la actividad física en muchos puestos de trabajo, la creación de nuevos puestos en los que predomina la actividad mental (control de procesos automáticos, informatización…) como es el caso de los puestos administrativos.

La carga mental está determinada por la cantidad y el tipo de información que debe tratarse en un puesto de trabajo. Un trabajo intelectual implica que el cerebro recibe unos estímulos a los que debe dar respuesta, lo que supone una actividad cognitiva.

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Las medidas preventivas recomendadas para el personal administrativo son:

  • Adecuar las exigencias de carga mental de trabajo a las capacidades de respuesta de la persona y posibilitar el movimiento corporal y mental.
  • Para prevenir los problemas de sobrecarga mental que pueden derivarse de las aplicaciones o programas informáticos, estos deben ser fáciles de manejar, “amigables” y suficientemente flexibles para adaptarse a usuarios con diferente grado de experiencia.
  • El nivel de atención requerido para el desarrollo de la tarea no debe ser elevado, es decir, debe mantenerse la atención menos de la mitad del tiempo de ejecución de la actividad o sólo de forma esporádica.
  • Utilizar métodos que simplifiquen el tratamiento de la información y la organización del trabajo.
  • Para ello es recomendable analizar los métodos de trabajo valorando su eficacia y contenido, con el objetivo de simplificarlos reduciendo así la carga mental.
  • Considerar el nivel de experiencia y formación (que requieren dichas tareas). Deberá preverse un tiempo suficiente de aprendizaje y de reciclaje, siempre que se introduzcan cambios operativos u organizativos.
  • Otras recomendaciones generales para evitar la carga mental:
    • Organizar el tiempo de reposo en función de la tarea
    • Procurar que los factores ambientales estén dentro de los parámetros de confort
    • Adecuar mobiliario de trabajo a la tarea a realizar, cumpliendo requisitos ergonómicos
    • Rotación de puestos de trabajo, alternando tareas que conlleven mayor exigencia mental o repetitividad con otras que no lo sean tanto.
    • Realizar pausas espontáneamente a lo largo de la jornada laboral
    • Otorgar cierta autonomía y responsabilidad a cada trabajador
    • Formación e información sobre las nuevas tecnologías, métodos de trabajo, y entrenamiento adecuado, de manera que pueda manejar las aplicaciones con soltura.
    • Establecer los sistemas de la información sencilla y uniforme
    • Mejorar los sistemas de comunicación y su fluidez.

El uso del equipo no debe ser una fuente de riesgo para los trabajadores administrativos.

El mobiliario del puesto de trabajo también está directamente relacionado con los problemas posturales que aparecen en este tipo de trabajo. El mantenimiento de posturas estáticas continuadas que se da en esta actividad, como ya hemos comentado, puede originar alteraciones que se agravan notablemente si se adoptan posturas incorrectas. Es importante controlar las características de dicho mobiliario:

  • La mesa
    • Debe tener dimensiones que permitan colocar la pantalla a más de 40 cm. y dejar un espacio de al menos 10 cm. delante para el teclado.
    • Debe estar acabada en aspecto mate para minimizar los reflejos y su color no debe ser excesivamente claro ni oscuro.
    • Deben ser de baja transmisión térmica y carecer de esquinas o aristas agudas.
    • El espacio deberá ser suficiente para permitir a los trabajadores una posición cómoda.
    • El espacio  para las piernas será suficiente para permitir a los trabajadores una posición cómoda  (mínimo 70 x 70).
  • Portadocumentos o atril.
    • Recomendamos cuando se trabaje de manera habitual con documentos.
    • Debe estar situado a una distancia y altura similar a la de la pantalla para reducir los esfuerzos de acomodación visual y los movimientos de giro de la cabeza. (45-55 cm)
    • Debe ser ajustables en altura, inclinación, y distancia.
    • Debe ser opaco y con unas superficies de baja reflectancia.
    • Debe tener suficiente resistencia y estabilidad para soportar el peso de los documentos sin oscilaciones.
  • La Silla
    • La altura del asiento debe ser ajustable.
    • El respaldo será ajustable en altura e inclinación, tendrá una suave prominencia para dar apoyo a la zona lumbar.
    • La profundidad del asiento será regulable para que el usuario pueda utilizar el respaldo sin que el borde del asiento le presione las piernas.
    • Los mecanismos de ajuste serán fácilmente manejables en posición de sentado y construidos a prueba de cambios no intencionados.
    • Es recomendable que las sillas tengan cinco apoyos para el suelo.
    • Deberán incluir ruedas cuando se trabaje sobre superficies muy amplias. Las ruedas deben adecuadas al tipo de suelo existente con el fin de evitar desplazamientos involuntarios.

riesgos-puestos-pantallas-visualización-datos-PVD

  • El reposapiés
    • Será necesario en casos donde no se pueda regular la altura de la mesa y la altura del asiento no permita al usuario los pies en el suelo.
    • Tendrá una inclinación ajustable entre 0º y 15º sobre el plano horizontal.
    • Sus dimensiones mínimas serán de 45 cm de ancho por 35 cm. de profundad.
    • Sus superficies será antideslizantes, tanto en la zona de apoyo de los pies como en el área de apoyo en el suelo.
  • Teclado:
    • El teclado es un dispositivo de introducción de datos. Las características del teclado pueden influir en la adopción de posturas incorrectas que pueden dar lugar a que el operador sufra alteraciones de la columna cervical y dorsal, miembro superiores y hombros. Para prevenir estos riesgos el diseño del teclado debe cumplir los siguientes requisitos:
    • Debe ser independiente  y con movilidad respecto del resto del equipo, que permita ser reubicado por el usuario.
    • El cuerpo debe ser plano: la tercera fila del teclado no debe sobrepasar la altura de 3 cm respecto a su base de apoyo y la inclinación del mismo debe estar comprendida entre 0º y 25º respecto a la horizontal.
    • Si existe soporte para las manos este debe ser de al menos de 10 cm. Si no existe soporte debe haber un espacio similar en la mesa delate del teclado. Este espacio “reposamanos” es muy importante para reducir la tensión estática en los brazos y la espalda del usuario.
    • Los símbolos de las teclas deben estar imprimidos en tono claro sobre fondo oscuro para que sean bien legibles.
    • Se recomienda que las principales secciones del teclado (Bloque alfanumérico, numérico, teclas del cursor y teclas de funciones) estén claramente delimitadas y separadas entre sí por una distancia de, al menos, la mitad de la anchura de una tecla.

teclado-higiene-postural

Respecto a las características del entorno de trabajo tendrán que ser:

    • El puesto de trabajo deberá tener una dimensión suficiente y estar acondicionado de tal manera que haya espacio para permitir los cambios de postura y movimientos de trabajo.
  • La Iluminación:
    • Iluminación general y la iluminación especial (lámparas de trabajo), cuando sea necesaria, deberán garantizar unos niveles adecuados de iluminación y unas relaciones adecuadas de luminancias entre la pantalla y su entorno, habida cuenta del carácter del trabajo, de las necesidades visuales del usuario y del tipo de pantalla utilizado. La mayoría de las actuales pantallas de visualización, con tratamiento antirreflejo y mayor rango de regulación del contraste, permiten utilizar un nivel de iluminación de 500 lux, que es el mínimo recomendable para la lectura y escritura de impresos y otras tareas habituales de oficina.
    • La iluminación central debe ser indirecta y no debe situarse en el campo de visión de las personas. La luz debe llegar a la superficie con un ángulo de ± 45°.
    • No utilizar fluorescentes desprovistos de difusores o rejillas.
    • Los puestos de trabajo deben estar entre las filas de las luminarias del techo, nunca cobre el operador.
  • Condiciones termohigrométricas

Para trabajos sedentarios, como es este caso, según el RD. 486/1997, de lugares de trabajo la temperatura debe mantenerse entre los 17o y 27 o C, y respecto a la humedad entre el 30 y 70%.

Las condiciones climáticas de los lugares de trabajo constituyen un factor que influye directamente en el bienestar y en la ejecución de las tareas, por lo que deben ser contempladas en el acondicionamiento de los puestos de trabajo con pantallas de visualización.

Por ello, la guía del INSHT de PVD, recomienda que la temperatura operativa sea mantenida dentro del siguiente rango:

publica-articulo-revista-ocronos

En época de verano…….23º a 26ºC

En época de invierno…..20º a 24ºC

La sequedad de los ojos y mucosas se puede prevenir manteniendo la humedad relativa entre el 45% y el 65%, para cualquiera de las temperaturas comprendidas dentro de dicho rango.

El servicio de prevención del centro hospitalario o del centro de salud deberá ocuparse de formar e informar a los trabajadores de los riesgos asociados a la sobrecarga postural, y las medidas ergonómicas aplicar.  Además de realizar una vigilancia de la salud respecto a los riesgos derivados del uso de PVD´s.

Otras recomendaciones generales sobre Pantallas de Visualización de Datos son:

  • Mantener una correcta postura de trabajo, se deberá regular la altura de la silla, hasta tener una altura adecuada: será aquella que sentado sobre el plano del asiento, queden los codos a la altura del plano de trabajo con las piernas flexionadas a 90º, los pies deben descansar sobre el suelo o un reposapiés y la espalda correctamente apoyada en el respaldo.
  • Ajustar el apoyo lumbar y la inclinación del respaldo que deberá ser inferior a 115º.
  • Se deberán mantener los hombros, antebrazos, muñecas y manos en una posición relajada.
  • Mantener la pantalla y teclado lo más enfrente posible del usuario.
  • Distancia de 10 cm de separación entre el teclado y borde de la mesa.
  • La distancia visual óptima (del ojo a la pantalla) será de 60 ± 15 cm.
  • Borde superior del monitor a la altura horizontal de los ojos, ya que la cabeza no estará inclinada más de 20º.
  • La pantalla, el teclado y los documentos escritos deben encontrarse a una distancia similar de los ojos (entre 45 y 55 cm.), para evitar fatiga visual.
  • Para trabajos sentados, la pantalla debe estar entre 10º y 60º por debajo de la horizontal de los ojos del operador.
  • El antebrazo y la mano deben permanecer alineados. Si procede, utilizar un reposamuñecas.
  • Mantener el ángulo de brezo y antebrazo por encima de 90º.
  • Los muslos deben permanecer horizontales, con los pies bien apoyados en el suelo.
  • Se recomienda no cruzar las piernas.
  • Se dejará espacio suficiente para las piernas debajo de la mesa, de manera que se mantendrá espacio libre, sin objetos que obstaculicen o hagan flexionar las piernas.
  • Evitar deslumbramientos en la pantalla.
  • Colocar la pantalla en perpendicular a las ventanas.
  • Ubicar, orientar y graduar correctamente la pantalla.
  • Desviar las pantallas de las entradas de luz.
  • No copiar documentos introducidos en fundas de plástico.
  • alizar ejercicios de estiramientos de la espalda, brazos, hombro, cuello, y ojos.
  • Es conveniente realizar pausas para contrarrestar la fatiga física y mental. Las tareas monótonas no deberán superar las 4:30 horas de trabajo efectivo en pantalla. La duración de las pausas debe ser de aproximadamente 10 minutos después de 1 hora y 40 minutos de trabajo continuado. Hay que intentar alternar las tareas y funcione; así como alternar el contenido de trabajo.
  • En las tareas de elevada carga informativa es conveniente realizar pausas regulares de 10 a 20m. Después de dos horas de trabajo continuo. Éstas pueden dejarse a discreción del trabajador. Dejar de utilizar el ordenador no se considera pausa de descanso; hace falta ir a salas de descanso o cambiar de tarea.
  • Mantener los cables fuera de las zonas de paso o protegidos con canaletas.
  • Desenchufar los equipos sin tirar de los cables.
  • Para evitar contactos eléctricos, no manipule en el interior de los equipos ni los desmonte.

postura-pantalla-ordenador-higiene