Riesgos laborales específicos del sector sanitario desde la perspectiva del TCE

RESUMEN

Si todos los trabajadores del sector sanitario en particular y de cualquiera en general, tuviésemos en cuenta la información que hay a nuestro alcance acerca los riesgos existentes en nuestro lugar de trabajo, éstos se reducirían y por consecuente mejoraría la salud laboral.

Dentro del sector sanitario encontramos muchos tipos de riesgos y muy diferentes. Éstos incluyen algunos como los químicos, biológicos, físicos, psicosociales, ergonómicos, para la maternidad y reproducción,  los daños a la salud  y la nocturnidad y la turnicidad, los cuales expondremos.

AUTORES

Adriana Bueno Prieto, Inmaculada Isabel García García, Mª Vanesa Díaz Fernández, Alba López Melero.

PALABRAS CLAVE

Riesgos laborales, riesgos sector sanitario, riesgo biológico, riesgo químico, riesgo salud laboral.

INTRODUCCIÓN

Es de suma importancia tener en cuenta todos los riesgos laborales existentes para así, evitar muchos de ellos.

Podemos prevenir accidentes laborales a causa de caídas, contactos eléctricos, golpes, salpicaduras, pinchazos, cortes…; enfermedades derivadas del trabajo a causa de agentes químicos, biológicos o físicos…; y demás daños a la salud derivados de una mala prevención específica de los riesgos laborales asociados al ámbito sanitario en el caso que nos ocupa.

Cada uno de los riesgos que describiremos a continuación supone un daño a la salud del trabajador que bien sea inmediata o a largo plazo puede suponer un gran problema.

publica-TFG-libro-ISBN

Además de los tipos de agentes existentes y sus correspondientes consecuencias individuales, también generan problemas a las mujeres respecto al embarazo, tanto el poder quedarse embarazada como el desarrollo del mismo.

Por último, están los cambios de turno y la nocturnidad, los cuales afectan en gran medida a los trabajadores en rendimiento, y psicológica y anímicamente.

RIESGOS BIOLÓGICOS

Incluyen bacterias, hongos, virus, parásitos, cultivos celulares de animales o humanos, productos de recombinación, esporas…

Se clasifican en diferentes grupos:

Grupo 1: Agentes con poca probabilidad de ocasionar enfermedades.

Grupo 2: Pueden ser causantes de enfermedades en seres humanos y ser peligrosos para los trabajadores.

Grupo 3: Pueden ser causantes de enfermedades graves en humanos y al igual que el grupo 2, son peligrosos para los trabajadores y además tienen riesgo de propagación a la colectividad y suele existir un tratamiento o profilaxis efectivos.

Grupo 4: Pueden ser causantes de enfermedades graves en humanos y al igual que el grupo 2 y 3, son peligrosos para los trabajadores y además tienen un alto riesgo de propagación colectiva y no existe generalmente profilaxis ni tratamientos efectivos.

Tienen varias vías de entrada:

  • Respiratoria
  • Digestiva
  • Dérmica
  • Parenteral

RIESGOS QUÍMICOS

Éstos riesgos incluyen las sustancias  químicas que incluyen residuos químicos, y químicos peligrosos que pueden provocar enfermedades crónico-degenerativas a largo plazo.

Las sustancias químicas más comunes en el ámbito sanitario son:

  • Agentes anestésicos inhalatorios
  • Agentes esterilizantes
  • Alcoholes
  • Aldehídos
  • Citostáticos
  • Disruptores endocrinos
  • Metales
  • Residuos sanitarios
  • Amianto y otros productos

RIESGOS FÍSICOS

En este apartado encontramos riesgos como pueden ser la vibración y el ruido, aunque cabe destacar dentro del ámbito sanitario la exposición a radiaciones y a energía electromagnética.

Hay dos tipos de radiaciones las ionizantes y las no ionizantes.

RIESGOS ERGONÓMICOS

Incluyen sobre todo lesiones osteomusculares y alteraciones musculoesqueléticas y las principales causas de estas lesiones dentro de nuestro sector son:

  • Manipulación manual de cargas
  • Higiene postural
  • Movimientos forzados
  • Sedentarismo
  • Movimientos imprevistos
  • Uso de pantallas

OTROS TIPOS DE RIESGOS TALES COMO PSICOSOCIALES, NOCTURNIDAD Y TURNICIDAD Y REPRODUCCIÓN Y MATERNIDAD

  • Los riesgos psicosociales incluyen por ejemplo:

Exceso de exigencias psicológicas, falta de posibilidades de desarrollo e influencia, falta calidad de liderazgo y de apoyo social, escasez de compensaciones y conciliación familiar.

  • La nocturnidad y turnicidad se caracterizan por lo siguiente:

Alteración de ritmos biológicos con el cambio horario, para desarrollar la jornada laboral empleará mayor esfuerzo, el requerimiento de esfuerzo y nivel de trabajo suele ser el mismo independientemente del turno, hay que distribuir las comidas, descanso, vida familiar y demás en torno al horario laboral y finalmente llevaremos un ritmo de vida muy diferente al de nuestro entorno familiar y social.

  • Para la reproducción y maternidad suponen un problema:

Todos y cada uno de los riesgos que hemos visto, ya que por estrés u otras enfermedades puede ser más difícil lograr el embarazo y que por otro tipo de agentes se puede poner en riesgo el mismo.

CONCLUSIONES

Dedicándonos al mundo sanitario y teniendo como tenemos a nuestro alcance toda la información necesaria a dia de hoy para ser conscientes tanto de los riesgos existentes como de las maneras de prevención y actuación en cada uno de ellos, deberíamos prestarles más atención, desde el punto de vista de los TCE uno de los riesgos más destacados es el ergonómico ya que gran parte de nuestra labor consiste en movilizar.

BIBLIOGRAFÍA

Riesgos del Trabajo del Personal Sanitario. J.J. Gestal Otero. Ed. Interamericana. McGraw-Hill. 2003.

Guía de Radiaciones Ionizantes y No Ionizantes. Secretaría de Salud Laboral de CCOO de Castilla y León. 2006.

Guía de Prevención de Riesgos Laborales en el Sector Sanitario. Secretaría de Salud Laboral de CCOO de Madrid. 2007.

La Prevención de Riesgos en los Lugares de Trabajo. ISTAS. 2007.