¿Qué sabemos acerca de los riesgos y beneficios del vapeo en comparación con el tabaquismo?

El uso de cigarrillos electrónicos (también conocidos como vapeo) ha aumentado en popularidad en los últimos años. Según el Centers for Disease Control and Prevention (CDC), el uso de cigarrillos electrónicos aumentó significativamente entre 2021 y 2022.

En comparación con el tabaquismo convencional, el vapeo se considera generalmente menos dañino para la salud. Sin embargo, aún existen preocupaciones sobre los posibles riesgos a largo plazo del vapeo, ya que es relativamente nuevo y la investigación sobre sus efectos todavía está en curso.

El vapeo y el tabaquismo: ¿Qué dice la ciencia?

Es difícil determinar con precisión cuántos fumadores hay en el mundo actualmente debido a la variabilidad en el uso del tabaco en diferentes países y a la falta de datos actualizados en algunos lugares. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo sigue siendo un problema de salud pública importante a nivel mundial.

Tabaco: Altamente adictivo y con más de 13 mil millones de usuarios en todo el mundo

El tabaco es una planta que contiene una sustancia química llamada nicotina, que es altamente adictiva. La nicotina es una droga que actúa sobre el sistema nervioso central y el sistema circulatorio, y puede tener efectos estimulantes y relajantes.

Cuando se inhala el humo del tabaco, la nicotina se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo a través de los pulmones. Una vez en el torrente sanguíneo, la nicotina se distribuye por todo el cuerpo y puede afectar a varios sistemas y órganos.

La nicotina estimula la liberación de ciertas sustancias químicas en el cerebro, incluyendo dopamina, una hormona de la recompensa que se relaciona con la sensación de placer y el refuerzo de la conducta. Esta liberación de dopamina puede contribuir a la sensación de adicción que experimentan muchos fumadores.

Aunque no se perciban de primera instancia sus daños, lo cierto es que la nicotina es altamente tóxica cuando se experimenta una sobredosis. Una sobredosis de nicotina puede ocurrir cuando se consume una cantidad excesiva de nicotina en un corto período de tiempo los síntomas pueden ir desde mareos y náuseas, hasta convulsiones, hipertensión arterial o incluso la muerte.

El alquitrán es una sustancia viscosa y oleosa que se produce cuando el tabaco se quema durante el proceso de fumar. El alquitrán es otro de los componentes principales del humo del tabaco y es altamente tóxico.

publica-TFG-libro-ISBN

El alquitrán del tabaco contiene una amplia variedad de sustancias químicas dañinas, incluyendo monóxido de carbono, anhídrido carbónico, benceno, benzo[a]pireno y otros compuestos químicos conocidos como hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs). Estas sustancias químicas pueden ser dañinas para la salud humana y pueden aumentar el riesgo de enfermedades graves, como el cáncer, enfermedades cardíacas y respiratorias.

En 2019, la OMS estimó que había alrededor de 13 mil millones de fumadores adultos en el mundo, lo que representa alrededor del 20% de la población adulta mundial. Según la OMS, el tabaquismo es la principal causa evitable de muerte y enfermedad en todo el mundo, y es responsable de aproximadamente 7 millones de muertes por año.

El tabaquismo también está relacionado con una amplia variedad de enfermedades graves, incluyendo enfermedad cardíaca, cáncer de pulmón y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Cigarrillo electrónico: Generalmente seguro y con 55 millones de usuarios en todo el mundo

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan mediante el calentamiento de una sustancia comúnmente llamada e-líquido, la cual al calentarse a altas temperaturas se vaporiza, y es este vapor el que inhalan los usuarios en sustitución del humo del tabaco.

Los e-líquidos están compuestos por propilenglicol, glicerina vegetal y aromas.

El propilenglicol es una sustancia química utilizada como humectante en los e-líquidos de vapeo. También se utiliza como excipiente en medicamentos y en alimentos como el helado y la mayonesa. El propilenglicol es generalmente considerado seguro para su uso en pequeñas cantidades, y la mayoría de las personas no experimentan efectos adversos al utilizar productos que contienen propilenglicol. Sin embargo, algunas personas pueden tener reacciones alérgicas al propilenglicol, y se ha reportado que puede causar irritación de la piel y de las membranas mucosas.

La glicerina vegetal, por otra parte, es una sustancia química derivada de las grasas vegetales y se utiliza como reforzante del aroma en los e-líquidos de vapeo. También se utiliza en productos de cuidado personal, como cremas y lociones, y en alimentos como pasteles y galletas. La glicerina vegetal es generalmente considerada segura para su uso en pequeñas cantidades, y la mayoría de las personas no experimentan efectos adversos al utilizar productos que contienen glicerina vegetal.

riesgos-beneficios-vapeo-tabaquismo

Además de estos ingredientes y los aromas, los e-líquidos pueden contener nicotina, aunque existen regulaciones sobre las cantidades máximas admitidas en cada formato de e-líquido, evitando lo máximo posible una sobredosis de este compuesto.

En 2021, la OMS estimó que había alrededor de 55 millones de personas que utilizaban cigarrillos electrónicos en todo el mundo. Sin embargo, debido a la rapidez con la que ha cambiado el panorama del vapeo en los últimos años, es posible que esta cifra haya cambiado desde entonces, pues vapear para dejar de fumar se ha convertido en la principal razón de que muchas más personas continúen iniciándose en el vapeo. 

Y aunque el vapeo no contiene tabaco y, por lo tanto, no produce el mismo tipo de humo tóxico que el tabaquismo, todavía puede contener sustancias químicas y otros componentes que pueden ser dañinos para la salud.

Un claro ejemplo de esto es el EVALI, que es el acrónimo de «Lesión Pulmonar Asociada al Vapeo”. Se trata de una afección respiratoria grave que se ha asociado con el uso de cigarrillos electrónicos.

EVALI se presentó por primera vez en los Estados Unidos a mediados de 2019 y se caracteriza por síntomas respiratorios graves, como falta de aire, tos, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Los pacientes con EVALI también pueden presentar síntomas sistémicos, como fiebre y fatiga. La mayoría de los casos de EVALI se han asociado con el uso de cigarrillos electrónicos que contienen THC (tetrahidrocannabinol), uno de los principios activos del cannabis, o con el uso de cigarrillos electrónicos que contienen una variedad de sustancias químicas, incluyendo vitaminas y sabores.

Desafortunadamente, EVALI ha sido responsable de varias muertes en los Estados Unidos. Según el Centers for Disease Control and Prevention (CDC), desde la aparición de EVALI a mediados de 2019, se han reportado más de 2,800 casos de EVALI y 68 muertes en todo el país. No se han reportado muertes en Europa, debido a las estrictas regulaciones establecidas en la Unión Europea, que impiden cualquier aditivo como suplementos, vitaminas, aminoácidos, cannabinoides, etc. en los e-líquidos para vapear.