Riesgo biológico, ¿qué es y cómo podemos prevenirlo?

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 1080

Autor principal (primer firmante): María Liesa Azanza

Fecha recepción: 28/05/2024

Fecha aceptación: 25/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 1080

María Liesa Azanza (Fisioterapeuta)

Regina Pardo Sánchez (Enfermera)

Lidia Nadal Avellanas (Técnico Informática)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Natalia Ruiz Ortiz (Técnico en Radiodiagnóstico)

Irene Figuer Enciso (Fisioterapeuta)

Carlos Enrique Rastrero (Celador)

Palabras clave: riesgo biológico, prevención

Resumen

Se define riesgo biológico como la posible exposición a microorganismos que puedan dar lugar a enfermedades motivadas por la actividad laboral. Los mecanismos de transmisión son: por vía respiratoria, vía digestiva, vía sanguínea, piel o mucosas.

Objetivo

El objetivo de este trabajo es ayudar entender que es un riesgo biológico, qué medidas adoptar para prevenirlo y explicar una serie de recomendaciones.

Introducción

Es uno de los principales riesgos laborales a los que están expuestos los trabajadores en el ámbito de la salud, afectando a todas las categorías, principalmente a aquellas que está en contacto directo con los enfermos, además del personal de laboratorio que se encarga de procesar las muestras contaminadas o posiblemente contaminadas.

publica-articulo-revista-ocronos

El Real Decreto 664/1997, del 12 de mayo, contempla dos categorías en los contaminantes biológicos:

  • Agentes biológicos vivos: incluyendo bacterias, hongos, parásitos y virus.
  • Productos derivados de los mismos

Hay determinados características de los microorganismos que influyen en la posibilidad de infección, estas características son: la virulencia, la infectividad y la cantidad de material infeccioso.

Cadena de transmisión

A parte de la infección, puede haber transmisión de esta, para que esto ocurra se debe dar 3 elementos que componen lo que llamamos cadena de transmisión:

  • Fuente infecciosa: personas con enfermedad aguda que pueden o no presentar síntomas, colonizadas por el agente infeccioso.
  • Huésped susceptible: persona que puede desarrollar la enfermedad, o crear una relación simbiótica en la que sólo son portadores asintomáticos.
  • Vía de transmisión: encontramos cinco vías de transmisión:
    • Transmisión por contacto: es la que más se produce en enfermedades nosocomiales hospitalarias. Dentro de esta, se pueden distinguir:
      1. Por contacto directo: cuando se produce un contacto muy estrecho con el paciente, por ejemplo, en las movilizaciones.
      2. Por contacto indirecto: la que se produce a través de un material, por ejemplo, con instrumentos contaminados.
    • Transmisión por gotitas: se generan a través de la tos, estornudo, hablando…
    • Transmisión por aire: se facilita su transmisión a través de las corrientes de aire.
    • Transmisión por vehículo común: a través de objetos contaminados, como puede ser el agua.
    • Transmisión por vectores: cuando los animales pueden llegar a transmitir los microorganismos, por ejemplo, las ratas. Está no se suele producir en el ámbito hospitalario.

Las principales enfermedades a los que están expuestos los trabajadores en el ámbito hospitalario son: VIH, VHB, rotavirus, salmonella, tuberculosis, gripe, sarampión, herpes simple, herpes varicela-zoster, conjuntivitis vírica… Aunque hay que destacar el riesgo de infección del virus de la hepatitis B, cuyo riesgo de tenerla es de 3 a 10 veces más que en la población general.

Medidas preventivas generales

Dentro de las medidas preventivas generales, encontramos:

  • Lavado de manos efectivo, no menos de 20 segundos de fricción con jabón antes y después de tocar al paciente. Para secarnos utilizaremos toallas desechables.
  • Tapar cortes y heridas.
  • Utilizar guantes.
  • No usar anillos ni joyas.

Medidas preventivas específicas

Dentro de las medidas encontramos estables una serie de barreras:

  • Barrera física: propuestas para evitar el contacto. Estas barreras pueden ser la utilización de guantes, pantallas faciales, mascarillas, el uso de cabinas de seguridad biológica…
  • Barrera biológica: la utilización de quimio, vacunas, y alguna inmunoglobulina
  • Barrera química: la utilización de desinfectantes como glutaraldehído, hipoclorito sódico, radiaciones ionizantes.

Recomendaciones

  • Vacunarse de la hepatitis B.
  • Si existe una exposición accidental en una herida abierta, se debe limpiar rápido y adecuadamente, desinfectando y cubriendo la herida con un apósito.
  • Se deben comunicar los accidentes lo más rápido a quien corresponda y aplicar el protocolo que se debe.

Bibliografía

  1. Servicio de prevención de riesgos laborales del servicio riojano de salud. riesgos biológicos (accidentes biológicos). [citado el 18 de mayo de 2024]. disponible en: https://www.riojasalud.es/servicios/prev encion-riesgos-laborales/artículos/rie sgos- biologicos-accidentes-biologicos#:~:text =%C2%BFQu%C3%A9%20es%20el%20Riesgo%20B iol%C3%B3gico,%2 C%20sangu%C3%ADnea%2C%20piel%20o%20mucos as.
  2. Guerrero Sánchez, CR. Riesgos Biológicos en el Personal sanitario. [Trabajo fin de grado]. Almería: Universidad de Almería; 2013. Disponible en: https://repositorio.ual.es/bitstream/han dle/10835/2531/TrabajoGuerreroSanchezCar menRosa.pdf;jsessionid=A738EEF8F41BE24D5 31916ADBFE814CB?sequence=6
  3. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos. Madrid: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHIT); mayo 2014. Disponible en: https://www.insst.es/documents/94886/960 76/agen_bio.pdf/f2f4067d-d489-4186- b5cd-994abd1505d9
  4. Navaz Sánchez, P. Rev Adm Sanit [Internet] 2004 [consultado el 18 de mayo de 2024]; 2(4):663-672. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-revis ta-administracion- sanitaria-siglo-xxi-261-pdf-13070134