Enfermedades nosocomiales: qué son y cómo prevenirlas

Incluido en la revista Ocronos. Vol. VII. N.º 6–Junio 2024. Pág. Inicial: Vol. VII; N.º 6: 1077

Autor principal (primer firmante): Natalia Ruiz Ortiz

Fecha recepción: 28/05/2024

Fecha aceptación: 25/06/2024

Ref.: Ocronos. 2024;7(6): 1077

Autores:

Natalia Ruiz (TSID)

María Liesa Azanza (Fisioterapeuta)

Publica TFG cuadrado 1200 x 1200

Lidia Nadal Avellanas (Técnico Informática)

Regina Pardo Sánchez (Enfermera)

Irene Figuer Enciso (Fisioterapeuta)

Carlos Enrique Rastrero (Celador)

Categoría profesional: TSID, Fisioterapia, Técnico Informática, Enfermería y Celador.

Resumen

Las infecciones intrahospitalarias o enfermedades nosocomiales son enfermedades adquiridas por el paciente o el personal que trabaja dentro de un centro sanitario. Son muy frecuentes, aunque existen medidas de prevención que disminuyen su presencia.

Estas darán lugar a consecuencias tanto a nivel sanitario, como económico y social.

publica-articulo-revista-ocronos

Las formas más habituales de manifestación son: la neumonía, la infección de vías urinarias y las infecciones quirúrgicas o sanguíneas. En la mayoría de los casos, son producidas por pacientes infectados o mala praxis por parte del personal sanitario.

Por todo ello, es importante conocer las causas y sus consecuencias, y establecer todas aquellas medidas de prevención que ayuden a evitar su incidencia en el mayor número de casos posibles.

Palabras clave: Infección, Contagio, Prevención, Seguridad.

Resultados

¿Qué es una infección nosocomial?

Se denomina enfermedad nosocomial a cualquier afección o enfermedad microbiológica o clínicamente reconocible que afecte al paciente y que haya sido adquirida durante su estancia en un centro sanitario, es decir, el paciente no la tenía presente antes de su ingreso. Suele afectar al 5% de los ingresados.

Serán recogidas como enfermedad nosocomial aquellas infecciones que aparezca después de las 72 horas de la admisión o durante los 30 días después del alta.

No solo se reconocen las afecciones a pacientes, también se incluyen aquellas infecciones contraídas por el personal sanitario y no sanitario como consecuencia de su actividad profesional.

Sus síntomas y signos variarán dependiendo de la enfermedad contraída, sin embargo, en la mayoría de los casos manifiestan malestar, fiebre elevada, escalofríos, dolor e inflamación.

Estas enfermedades adquiridas son un problema que debe ser objeto de preocupación, ya que pueden derivar en peligros potenciales e innecesarios para la salud de los pacientes.

Factores de riesgo y causas

El riesgo de infección se eleva en:

  • Lactantes.
  • Personas de edad avanzada.
  • Personas inmunodeprimidas.
  • Personas portadoras de sondas intravenosas, drenaje urinario, respiración asistida, etc.

Este tipo de infecciones suele estar causado por:

  • Bacterias: por resistencia a antibióticos. Destacan especies pertenecientes al género Staphylococcus, Enterobacteriaceae, Acinetobacter y Pseudomonas.
  • Hongos: relacionado con el uso de vías centrales y catéteres urinarios. Destacan la Cándida (cuarto patógeno más frecuente en las enfermedades nosocomiales) y Aspergillus.
  • Virus: son los menos frecuentes. Destacan: la hepatitis B y C, y el VIH. Contagios producidos por malas prácticas con agujas.

Las formas más habituales de manifestación de una enfermedad nosocomial son: la neumonía, la infección de vías urinarias y las infecciones quirúrgicas o sanguíneas.

El contagio suele darse por el contacto entre pacientes infectados o mala praxis: procedimientos invasivos o contaminación instrumental. Aunque el material puede estar desinfectado, los gérmenes son multirresistentes. Por ello, estos patógenos pueden producir el contagio como consecuencia de un personal mal formado en seguridad, medidas de protección y manejo de instrumental.

Tratamiento y prevención

El tratamiento dependerá del tipo de infección y/o microorganismo que esté causando la nueva infección. Sin embargo, el mejor tratamiento es el establecimiento de medidas de prevención y control que eviten el continuo desarrollo de estas enfermedades.

Se estima que la aplicación de programas que prevengan las infecciones intrahospitalarias o nosocomiales puede evitar el 65% de los casos de infecciones urinarias y el 55% de las neumonías e infecciones quirúrgicas.

Algunas de las medidas más sencillas para prevenir las infecciones nosocomiales son:

  • Lavado de manos del personal sanitario y no sanitario implicado.
  • Uso de guantes y mascarilla como barrera de prevención principal.
  • Empleo del aislamiento en casos necesarios.
  • Esterilización del material quirúrgico.
  • Desinfección y lavado del uniforme y ropa de cama.
  • Vacunación.
  • Formación correcta y adecuada del personal en materia de prevención y seguridad laboral.

Conclusiones

Las enfermedades nosocomiales o intrahospitalarias son mucho más frecuentes de lo que parece, afectan tanto a pacientes durante su ingreso como al personal que les atiende. Su presencia provoca riesgos tanto sociales como económicos.

Evitar tanto su presencia como propagación es una tarea fundamental del personal sanitario, siendo básico el cumplimiento de las medidas de prevención establecidas por los responsables de cada servicio.

Bibliografía

  1. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?scri pt=sci_arttext&pid=S1688-1249202000070 0060
  2. https://postgradomedicina.com/inf ecciones-nosocomiales-tipos-causas/
  3. https://papelmatic.com/infecciones-noso comiales-que-son-y-como-nos-afectan/
  4. https://www.gob.mx/salud/artículos/infe cciones-nosocomiales
  5. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?scr ipt=sci_arttext&pid=S1728-591720160003 00001
  6. https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/ temas-especiales/atenci%C3%B3n-hospita laria/infecciones- adquiridas-en-el-hospital