Icono del sitio Ocronos – Editorial Científico-Técnica

Revisión bibliográfica: cáncer de mama

cancer-mama

cancer-mama

Incluido en la revista Ocronos. Vol. III. Nº 3 – Julio 2020. Pág. Inicial: Vol. III;nº3:286

Autor principal (primer firmante): Eva Pelegrín Hernando

Fecha recepción: 26 de junio, 2020

Fecha aceptación: 18 de julio, 2020

Ref.: Ocronos. 2020;3(3):286

Autores:

Eva Pelegrín Hernando, Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España

Laura Marín Giménez, Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.

Palabras clave: cancer de mama, prevención cancer, screening.

Key words: breast cancer, cancer prevention, screening.

Resumen

El cáncer de mama es el segundo más frecuente en el mundo y el que más se da en mujeres. Estudios previos demuestran un aumento en la supervivencia de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en los últimos años.

En la realización de este trabajo nos hemos planteado los objetivos de: Objetivo principal: Realizar una revisión bibliográfica sobre el cáncer de mama. Objetivos específicos:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre un 30% y un 50% de los casos de cáncer son evitables.

Actualmente cerca de un tercio de las muertes por cáncer se deben a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: consumo de tabaco y alcohol, índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras y falta de actividad física.

Tras la realización de esta revisión bibliográfica, podemos confirmar lo importante que es que las mujeres reciban los conocimientos adecuados para la prevención del cáncer de mama.

Para ello es necesario que los servicios de prevención informen y localicen a la población diana para la realización de los programas de cribado del cáncer.

Abstract

Breast cancer is the second most frequent in the world and the one that occurs more in women. Previous studies show an increase in the survival of women diagnosed with breast cancer in recent years.

In carrying out this work, we have set ourselves the objectives of:

Main objective: To carry out a bibliographic review on breast cancer. Specific objectives:

The World Health Organization (WHO) estimates that between 30% and 50% of cancer cases are preventable.

Currently about a third of cancer deaths are due to the five main behavioral and dietary risk factors: tobacco and alcohol consumption, high body mass index, reduced intake of fruits and vegetables, and lack of physical activity.

After completing this literature review, we can confirm how important it is that women receive adequate knowledge for the prevention of breast cancer.

For this it is necessary that the prevention services inform and locate the target population for the implementation of cancer screening programs.

Objetivos

Objetivo principal: Realizar una revisión bibliográfica sobre el cáncer de mama.

Objetivos específicos:

Metodología

Este trabajo consiste en una revisión integrada, basada en una búsqueda bibliográfica en diferentes bases de datos y páginas webs oficiales, de las que hemos obtenido una serie de artículos de los cuales hemos recogido la información.

Desarrollo

“El cáncer de mama es el segundo más frecuente en el mundo y el que más se da en mujeres, con la presencia de 1,67 millones de casos nuevos. En 2012 supuso el 25 % de todos los cánceres, y se prevé para el año 2030 más de 596.000 nuevos casos y un aumento de 142.100 muertes por cáncer de mama.” (1)

“Estudios previos demuestran un aumento en la supervivencia de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en los últimos años. Diversas investigaciones sostienen que el aumento de la supervivencia se debe a los avances en la detección temprana y a las mejoras en el tratamiento. Este aumento supone un número cada vez mayor de pacientes que se enfrentan a un seguimiento de posibles recaídas y de efectos secundarios del tratamiento de la enfermedad, lo que se traduce en un supuesto aumento del uso de los servicios sanitarios.” (2)

Por todo ello en este trabajo nos hemos centrado en los factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama y en diferentes medidas preventivas para evitar su desarrollo.

Factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de mama

Edad

El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta a medida que la mujer envejece y, en la mayoría de los casos, la enfermedad se desarrolla en mujeres de más de 50 años.

Antecedentes personales de cáncer de mama

Una mujer que ha tenido cáncer en una mama presenta un riesgo más elevado de presentar un nuevo cáncer en cualquiera de las mamas.

Antecedentes familiares de cáncer de mama

El cáncer de mama puede ser hereditario si su familia tiene una o más de las siguientes características:

Menstruación temprana y menopausia tardía

Las mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 11 o 12 años, o llegaron a la menopausia después de los 55 años tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Edad o duración del embarazo

Las mujeres que tuvieron su primer embarazo después de los 35 años o las que nunca tuvieron un embarazo a término corren más riesgo de padecer cáncer de mama. El embarazo puede ayudar a proteger contra el cáncer de mama porque empuja a las células mamarias hacia la última fase de maduración.

Terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia

El uso de la terapia hormonal con estrógeno y progestina después de la menopausia, a veces denominada terapia hormonal posmenopáusica o terapia hormonal de reemplazo, en los  últimos 5 años o durante varios años, aumenta el riesgo de que una mujer tenga cáncer de mama.

Anticonceptivos orales o pastillas anticonceptivas

Algunos estudios sugieren que los anticonceptivos orales aumentan levemente el riesgo de padecer cáncer de mama, mientras que otros no han mostrado relación entre el uso de anticonceptivos orales para prevenir el embarazo y el desarrollo de cáncer de mama.

Raza y origen étnico

Las mujeres de raza blanca tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres de raza negra, pero entre las mujeres menores de 45 años, la enfermedad es más frecuente en las mujeres de raza negra que en las mujeres jóvenes de raza blanca. Las mujeres de raza negra también tienen más probabilidades de morir a causa de la enfermedad.

Factores del estilo de vida

Al igual que con otros tipos de cáncer, los estudios continúan mostrando que diversos factores del estilo de vida pueden contribuir al desarrollo de cáncer de mama.

Factores socioeconómicos

Las mujeres más adineradas de todos los grupos raciales y étnicos tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama que las mujeres menos adineradas de los mismos grupos. Se desconocen los motivos de estas diferencias. Pero estas diferencias pueden deberse a variaciones en la dieta, las exposiciones ambientales y otros factores de riesgo, como la densidad de la mama

Exposición a la radiación a temprana edad

La exposición a radiación ionizante a edades tempranas puede aumentar el riesgo de que la mujer contraiga cáncer de mama.” (3)

Prevención primaria

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que entre un 30% y un 50% de los casos de cáncer son evitables.

Actualmente cerca de un tercio de las muertes por cáncer se deben a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: consumo de tabaco y alcohol, índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras y falta de actividad física. El Código Europeo contra el Cáncer recoge 12 recomendaciones a este respecto.

12 recomendaciones del Código Europeo contra el Cáncer de mama

  1. No fume. No consuma ningún tipo de tabaco
  2. Haga que su hogar esté libre de humo. Apoye las políticas libres de humo en su lugar de trabajo
  3. Mantenga un peso saludable
  4. Haga ejercicio a diario. Limite el tiempo que pasa sentado
  5. Coma saludablemente: Consuma gran cantidad de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, limite los alimentos hipercalóricos (ricos en azúcar o grasa) y evite las bebidas     azucaradas, evite la carne procesada; limite el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal
  6. Limite el consumo de alcohol, aunque lo mejor para la prevención del cáncer es evitar las bebidas alcohólicas
  7. Evite una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños. Utilice protección solar. No use cabinas de rayos UVA
  8. En el trabajo, protéjase de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral
  9. Averigüe si está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en su domicilio y tome medidas para reducirlos

10. Para las mujeres:

11. Asegúrese de que sus hijos participen en los programas de vacunación para:

12.Participe en programas organizados de cribado del cáncer:

Fuente: cancer.net [Internet]. Disponible en: https://www.cancer. net/es/tipos-de- c%C3%A1ncer/ c%C3%A1ncer- de-mama/factores- de-riesgo-y-pre venci%C3%B3n

La prevención primaria consiste en reducir o evitar la exposición a factores relacionados claramente con la aparición de cáncer, también incluye actividades de promoción de la salud, y no sólo evitar exposición a factores cancerígenos.

Tabaco

El tabaco es el responsable del 30% de la mortalidad producida por cáncer, siendo su factor exógeno de riesgo más importante y la primera causa aislada de morbi- mortalidad evitable.

Alcohol

El consumo de alcohol juega un papel causal en el desarrollo de los carcinomas escamosos de la cavidad oral, faringe, laringe y esófago (estos tumores presentan la mayor evidencia disponible) y en los cánceres de hígado, colon, recto y mama femenina.

Actividad física, peso y dieta

El sobrepeso y la obesidad son responsables del 20% del total de casos de cáncer a nivel mundial

Exposición solar

La radiación ultravioleta (RUV) es el agente carcinógeno más importante en los diferentes tipos de cáncer de piel. La podemos recibir a través de fuentes naturales (exposición al sol) o a través de exposiciones a fuentes artificiales (cabinas de rayos UVA). Actualmente la prevención primaria del cáncer de piel mediante la fotoprotección o la reducción de las exposiciones solares es la mejor arma para el control del problema. Es aconsejable evitar la exposición solar alrededor de mediodía, emplear ropa-sombrero-gafas para reducir la exposición corporal a la luz solar, y utilizar áreas de sombra con el mismo objetivo.

Exposición ocupacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los factores ambientales (incluyendo tanto los riesgos ocupacionales como ambientales) generan en promedio un 19% del cáncer a nivel global. Entre los muchos factores de riesgo ambientales y ocupacionales para el cáncer que se conocen o se sospechan, los hay naturales, como el arsénico, el radón, o la radiación solar, y una mayoría de artificiales, producto de las actividades humanas, como las dioxinas, las radiaciones electromagnéticas o la contaminación atmosférica urbana.

Lactancia materna

Las mujeres que amamantan a sus bebés durante un periodo prolongado de tiempo tienen menor riesgo de cáncer de mama, comparado con las mujeres que no lactan. Cuanto más tiempo de lactancia, mayor protección contra el cáncer de mama. La reducción de riesgo es aproximadamente 4% por cada 12 meses acumulados de lactancia materna. Esto se suma a la reducción de riesgo conocida por tener un bebé. Por otra parte, la lactancia materna prolongada ayuda a la mujer a reducir la ganancia de peso a largo plazo, además promueve el retorno al peso anterior al embarazo.

Terapia hormonal sustitutiva

El uso de este tratamiento, aumenta el riesgo de algunos tipos de cáncer como son el cáncer de mama, el cáncer de endometrio y el cáncer de ovario. El patrón de riesgo de cáncer depende del tipo de terapia, es decir, de la composición hormonal de la misma (estrógenos sólo o en combinación con progestágenos). Los estudios han demostrado que el aumento de riesgo de cáncer de mama asociado a tratamiento hormonal de estrógenos y progesterona se produce después de unos años de tratamiento y se mantiene elevado durante al menos cinco años después de la discontinuación de la terapia, aunque el riesgo comienza a disminuir poco después de la retirada del mismo.

La educación sanitaria de la población supone en prevención secundaria dar a conocer los signos precoces del cáncer.

El principal objetivo de la educación sanitaria en relación a la prevención secundaria es la sensibilización de la población y reforzar la participación activa de los médicos de Atención Primaria en la información pública.

Otra de las formas para realizar un diagnóstico precoz es mediante la detección selectiva clínica o búsqueda de casos (case-finding) o cribado de carácter oportunista, que se realiza en personas asintomáticas que acuden por cualquier otra razón al sistema sanitario.

El cribado poblacional, detección selectiva de la población, screening o diagnóstico precoz puede definirse como el conjunto de actividades aplicadas a grandes poblaciones no seleccionadas que tiene como objetivo detectar la enfermedad antes de que se manifieste clínicamente y así poder iniciar el tratamiento de forma precoz con el fin de mejorar el pronóstico.

Prevención secundaria en el cáncer de Mama

Autoexploración

Ha sido propuesta como prueba de cribado pero no hay evidencia de que reduzca la mortalidad a pesar de que en muchas ocasiones el diagnóstico de cáncer entre las mujeres que habían practicado la autoexploración se efectuaba en estadios más precoces.

Si una mujer elige la autoexploración periódica, debería recibir instrucciones en cuanto la técnica, que sería revisada en los exámenes médicos rutinarios.

Exploración clínica

Es recomendable como parte de la exploración física rutinaria en mujeres entre 20-39 años cada 3 años como mínimo. Las mujeres mayores de 40 años deberían ser exploradas anualmente durante controles médicos periódicos.

Mamografía

Su efecto

protector se ha confirmado para las mujeres en edades comprendidas entre los 50 y 69 años. La recomendación actual es la realización de una mamografía de forma bienal en mujeres entre 50 y 69 años basándose en la relación entre riesgos y beneficios.” (4)

Conclusiones

Aunque diversos estudios demuestran un aumento en la supervivencia de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama en los últimos años, este cáncer sigue siendo el que más se da en las mujeres.

Tras la realización de esta revisión bibliográfica, podemos confirmar lo importante que es que las mujeres reciban los conocimientos adecuados para la prevención del cáncer de mama. Estos conocimientos deben incluir el saber detectar precozmente signos y síntomas que hagan sospechar de un posible cáncer y el conocimiento de los programas de cribado del cáncer de mama a los que se deben acudir las mujeres para evitar su desarrollo o realizar un diagnóstico temprano.

Para ello es necesario que el Ministerio de Sanidad realice campañas informativas en los medios de comunicación y que los servicios de prevención informen y localicen a la población diana para la realización de los programas de cribado del cáncer.

Bibliografía

  1. C. L. Buitrago Martín., J. Orlando Pacheco., D. Carolina Estrada.,C. Mario Acevedo. Caracterización del dolor en las pacientes con cáncer de mama que asisten a la Unidad de Oncología del Hospital San José. Colombia. 2018. Disponible en: http://scielo.isciii.es/ pdf/dolor/v26n4/ 1134-8046-dolor- 26-04-00221.pdf
  2. Determinantes sociales y clínicos del uso de servicios sanitarios en mujeres con cáncer de mama (Cohorte DAMA). Social and clinical determinants of the use of health services in women with breast cancer (Cohort DAMA). Revista Gac Sanit 33 (5). 2020. Disponible en: https: //www.scielosp.org/article/gs/2019.v33n5/434-441/
  3. cancer.net [Internet]. Disponible en: https: //www.cancer.net/es/ tipos-de- c%C3%A1ncer/c %C3%A1ncer-de-mama/factores -de-riesgo-y- prevenci%C3%B3n
  4. seom.org [Internet]. Disponible en: https: //seom. org/informacion- sobre-el-cancer/ prevencion- cancer? start=3
Salir de la versión móvil