Importancia de la higiene de manos en el personal no sanitario de centros hospitalarios

Incluido en la revista Ocronos. Vol. V. Nº 11–Noviembre 2022. Pág. Inicial: Vol. V; nº11: 268

Autor principal (primer firmante): Ignacio González Jaureguízar

Fecha recepción: 8 de noviembre, 2022

Fecha aceptación: 25 de noviembre, 2022

Ref.: Ocronos. 2022;5(11) 268

Autor: Ignacio González Jaureguízar

Introducción

Las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes durante la atención sanitaria. Las infecciones adquiridas durante la estancia en un hospital y que no estaban presentes ni en el período de incubación ni en el momento del ingreso y que ocurren más de 48 horas después del ingreso suelen considerarse nosocomiales.

Son varias las razones por las que ha aumentado el riesgo de adquirir una infección nosocomial. El incremento de la población anciana, el mayor número de personas sometidas a trasplantes, el aumento de recién nacidos prematuros y la aparición de nuevos tratamientos inmunosupresores, entre otras causas. Además de los variados y novedosos tratamientos que junto con el aumento de la movilidad de pacientes (atención domiciliaria, unidades de corta estancia, hospitales de día, cirugía ambulatoria, etc.).

publica-TFG-libro-ISBN

Esto implica una mayor movilidad del paciente y facilita la transmisión de patógenos de un centro a otro y de los centros asistenciales a la comunidad, siendo esto especialmente problemático ante la aparición de nuevas cepas multirresistentes.

El lavado de manos es una sencilla acción que evita la propagación de enfermedades infecciosas. Reseñar que miles de personas mueren diariamente por infecciones contraídas mientras reciben atención sanitaria.

Es importante adherirnos a las buenas prácticas en el entorno sanitario, actualmente existe una preocupación añadida en este sentido, debido a las actuales circunstancias epidemiológicas a nivel mundial. Es pues, una buena ocasión para que se siga actuando de manera responsable y no dejar de lado los protocolos adquiridos en este sentido.

Teniendo en cuenta la función del personal sanitario que consiste en restaurar la salud, la higiene de manos creará un ambiente terapéutico seguro que fomentará dicha restauración.

Objetivos

  • Conocer cómo y cuándo llevar a cabo esta acción por parte del personal sanitario.
  • Concienciar de la importancia del lavado de manos.

Metodología

Para realizar este trabajo se ha recurrido a diversas páginas informativas, tanto de corporaciones y empresas privadas relacionadas con la sanidad como a organismos internacionales que velan por la salud. Partiendo de la búsqueda de información más general (que ha servido para la mejor comprensión de la importancia del lavado de manos) se ha ido delimitando dicha información al personal no sanitario.

Palabras clave utilizadas: “Lavado de manos”, “Higiene” y “Hospital”

Resultados

Con toda la documentación que adquirimos comprobamos que para reducir los riesgos de la transmisión de enfermedades por microorganismos las personas tienen que lavarse muy bien las manos y utilizar siempre guantes.

Hacerlo con agua y jabón, o con gel hidroalcohólico antes del contacto con cualquier objeto, superficie alimento, o pacientes del hospital. Si es en una planta cuidado con los fluidos las secreciones, las heces y la piel del enfermo.

Lavarse bien las manos antes y después de quitarse los guantes, esto se considera primordial para evitar enfermedades. Las zonas más propensas son las axilas las ingles, la faringe las fosas nasales y por supuesto las manos. Se recomienda dedicar al lavado de manos 40 o 60 segundos para un resultado óptimo.

Estudios demuestran que se asocia la infección con la falta de personal trabajador y excesiva carga de trabajo, con lo cual una solución muy rápida y eficaz es la de utilizar gel hidroalcohólico, es tiempo que el personal se gana. Las superficies de mesas que estén contaminadas también son un foco de transmisión cruzada.

Evitar falta de materiales como lavabos, jabones, papel de manos, etc. Los cuidados de la piel también es una recomendación de la OMS, ya que cuando la piel está íntegra y no tiene grietas ni heridas es una barrera frente a la infección.

Los profesionales que tengan dermatitis de contacto o heridas deberán protegerse bien. Haciendo un balance de las personas que mejor cumplen las normas de higiene, estas son el personal sanitario como enfermeras, médicos técnicos en cuidados de Enfermería y todas las categorías restantes que hay.

Otros trabajadores por falta de motivación de trabajo personal o de lo que sea, tienen una actitud más incorrecta.

Discusión – Conclusión

Revisando toda la información llegó a creer que el lavado de manos es la base de una buena desinfección de las mismas, aunque seguimos sin hacerlo bien del todo en la mayoría de los sitios, a veces por falta de tiempo otras por holgazanería. Los cuidados de la piel también hay que hacer hincapié en ellos recomendación de la OMS, ya que una piel íntegra y bien cuidada no presenta ninguna grieta ni herida por lo tanto considero que es una buena barrera contra la infección. Debemos convencernos de que hay que cuidarse mucho, por nuestra salud que es lo primero y por la salud de los demás.

Bibliografía

  1. https://seguridaddelpaciente. es/resources/contenidos/docs/ archivos/josep_vaque.pdf
  2. https://www.enfermeria21. com/revistas/ridec/articulo/ 27120/importancia- de-la-higiene-de-manos-en-el-ambito- sanitario/
  3. https://apps.who.int/iris/ bitstream/handle/10665/102537/ WHO_IER_PSP_2009.02_spa.pdf
  4. Sociedad española de medicina preventiva, salud pública e higiene, Estudio EPINE-.2013. Estudio de prevalencia de las infecciones nosocomiales en España. Informe global de España (Resumen); 2013 May-Jun. 38 P.
  5. Abelairas Cadahia C, Dopico López. Lavado de manos; Revisión y actualización. Metas Enferm 2007; 10 (7): 14-8
  6. Organización Mundial de la Salud. Directrices de la OMS sobre higiene de las manos en la atención sanitaria. Ginebra: OMS; 2005. Disponible: http://www.who. int/ patientsafety /information_centre/ Spanish_HH_Gui delines.pdf.